GABRIEL JARABA blog

Icono

Una mirada periodística universalista

La violencia contra las mujeres, reminiscencia de un oscurantismo secular y expresión de la degradación moral colectiva

giner-de-los-ríos

Día tras día, año tras año: los feminicidios en España son un goteo que señala, como macabro reloj, el transcurso y persistencia de la barbarie humana. Son crímenes machistas, sin duda alguna, pero los causa algo más que el mero machismo, un factor que se encuentra más allá del rol dominante de un sexo sobre otro. Son la expresión genuína de una podredumbre que afecta al pueblo español en el mismo núcleo de su ser colectivo.

Esta no es una atribución excesiva. Los feminicidios son tal expresión del mismo modo que la incapacidad del pueblo estadounidense para normalizar sus relaciones raciales es el resultado de una pesada carga histórica; ahí es nada construir un país que llega a ser la primera potencia del mundo sobre las espaldas de mano de obra esclava tras el asesinato genocida de la población originaria.  En el mismo sentido, la expresión violenta del odio contra la mujer es una reminiscencia de todo un pasado cultural que cargamos todos sobre nuestras espaldas.

Esa carga colectiva no disminuye la responsabilidad machista en este y otros comportamientos que le son propios. Pero nos indica que no cabe reducir los feminicidios españoles a una mera cuestión “de género”, como parecen creer las instituciones, de gobierno y otras. La violencia contra las mujeres es una violencia contrarrevolucionaria: se trata de una reacción desesperada ante la única revolución del siglo XX que ha triunfado, la revolución feminista. La emergencia de la mujer, en todos los campos de la vida, ha dejado descolocado al hombre ensimismado en un modo de vida que resulta obsoleto y el cual parece definir por completo lo que él considera su identidad, y esa desesperación hace aflorar algo primitivo, que ya se hallaba ahí, en el fondo de un modo de ser que va más allá de su persona y sexo.

Se dice que el gran pecado capital de los españoles es la envidia. Falso: es el desprecio. Véase el desprecio con que las clases dirigentes y sus representantes políticos hoy en el poder se dirigen a la ciudadanía; ese tono insolente y despectivo aprendido en sus familias, que solía usarse para tratar al personal de servicio y a las clases subalternas. El mismo desprecio que emplean los discutidores dogmáticos incapaces de atender a las razones de los otros, sea cual sea su clase social. Es un desprecio radicado en un oscurantismo secular, que persiste y sigue invadiéndolo todo.

Ese amasijo de emociones perturbadas y vicios inveterados subsiste en la superficie de una sociedad que considero sujeto de una grave degradación moral. Quien desee conocer en qué consiste esa degradación sólo tiene que leer los libros del recientemente desaparecido Rafael Chirbes, en ellos está todo. La cleptocracia que gobierna España no ha ascendido sola al poder sino impulsada por el voto de los electores. Y esa casta dirigente es más que una clase extractiva: es la expresión última de un recorrido histórico español en el que no ha triunfado ninguna reforma cívica, no ha existido ninguna regeneración moral. Todos los intentos de democratizar España, desde por lo menos Jovellanos o las Cortes de Cádiz, pasando por la primera y la segunda repúblicas, incluyeron el empeño de transformar el país no solamente en su forma de gobierno y estructuras políticas sino en el modo profundo de vivir la vida, tanto la colectiva como la personal. El desapego de la gente respecto a la actual constitución y asimismo la reticencia a reformarla por parte del partido en el gobierno denotan que el último intento regenerador se halla profundamente comprometido, si no caducado.

No ha habido nunca moral colectiva en España, excepto en los grupos reformistas y revolucionarios, y en momentos de fuerte tensión de cambio. Tampoco ha existido siquiera una moral religiosa, por elemental o incluso derechista que fuera. El nacionalcatolicismo fue una parte más de un inmenso sistema de control, una ideología pensada para el combate (y que sigue en él) que cubría la profunda corrupción sobre la que se sostenía el franquismo y el experimento neocapitalista que albergó en su seno. Bajo la beatería y la superstición pseudorreligiosa ha persistido, década tras década, la ausencia de una responsabilidad moral personal. La ausencia de una sólida corriente cristiana fruto de la Reforma protestante es igualmente significativa, y mucho más que tantos periodistas lerdos endilguen a Angela Merkel el adjetivo de “calvinista” a modo de –cómo no– epíteto despreciativo. Otro gallo nos cantara si entre nosotros reinara la exigente ética calvinista y la sólida moral luterana. Son estas tradiciones espirituales las que se encuentran, junto con el poder del movimiento obrero, en la base de la longeva socialdemocracia de los países nórdicos, así como el metodismo y el anglicanismo progresista se hallan en el nacimiento y la historia del laborismo británico, por no citar el presbiterianismo escocés que está en la base de sus reivindicaciones actuales.

Una tradición ética religiosa reformada, así como un catolicismo progresista, no se oponen a una ética laica civil sino que la complementan y la refuerzan, si existe un sentido democrático que vaya más allá de las formas de gobierno o los sistemas de voto. Los progresistas laicos, agnósticos y ateos españoles no han contado con el sostén de lo que pudo haber sido un cristianismo reformado, y estoy pensando en Giner de los Ríos, por ejemplo. El hundimiento del franquismo institucional ha dejado intacto al franquismo sociológico, histórico y cultural, que subsiste en el gobierno pero en no pocos sectores de la sociedad civil. Y es así como la inmoralidad franquista rebrota en el país, desaparecidas las estructuras del franquismo institucionalizado pero intacta la huella que dejó en la población: desprecio por el otro, provecho personal a toda costa, violencia como recurso en la acción.

La violencia contra las mujeres no es la violencia del franquismo institucionalizado sino la reminiscencia de siglos de desprecio y negación del otro. Esta violencia se ejerce de manera individual pero es una tendencia colectiva. Ahora son objeto de ella las mujeres porque sus ejercientes han crecido y se han desarrollado entre formas superficialmente modernas –consumo, materialismo, prosperidad momentánea– bajo las que se esconden actitudes seculares. Y cuando esas seguridades momentáneas, ese culto al provecho personal cueste lo que cueste se desvanecen, aflora una desazón que se expresa también de manera secular.

No, no todos los hombres que ven en peligro su concepción de la vida agreden y matan a las mujeres. Pero se echa en falta una reacción grupal por parte de la población masculina que vaya más allá del lamento y la condena puntual. Quizás la hubiera si la ciudadanía fuera consciente de que la raíz de esa violencia reside en una amoralidad colectiva que hay que desterrar de una vez por todas. No sólo por los crímenes sino porque su persistencia nos mantiene a todos esclavos.

Ilustración: Francisco Giner de los Ríos, por David Madilla.

Archivado en: Ciudadanía, ,

La Barcelona actual o el perquè de tot plegat

bcn

La vida no només és irònica i paradoxal sinó cruel. Ves per on és amb el partit dels botiguers manant a l’alcaldia que el comerç tradicional de Barcelona s’enfonsa. Per la llei dels lloguers però també perquè moltes estructures polítiques vigents estaven pensades per la governança d’una altra societat. Vaig sentir dir un dia a Joan Majó quan era ministre d’Indústria que l’escola prepara la gent per a una societat que ja no existeix; podriem dir que els partits i les institucions actuals pretenen organitzar les restes del que ja comença a ser una altra cosa. Les botigues tradicionals, allò que impedeix que una ciutat sigui un “no lloc” (Marc Auge) van desapareixent mentre Convergència i Unió en versió municipal és impotent per aturar el degoteig; si el PSC, fins i tot amb ICV, estigués al seu lloc, els passaria el mateix. Hi ha un nom que, com el fantasma de Canterville, és sempre present per recordar-nos que Barcelona és una ciutat on si vols anar en sèrio contra el gangsterisme especulatiu t’assaltaran el pis i t’amenaçaran de mort; Itziar González Virós, regidora de Ciutat Vella elegida independent a la llista del PSC i filla de l’eminent constitucionalista Josep Antoni González Casanova i la gran rectora de la UPF Rosa Virós.

Xavier Trias és una bellíssima persona que ha vist, perplex, com l’acusaven d’amagar diners a l’hisenda pública, justament anys després que a la ciutat dels prodigis s’obrés el miracle de fer possible el porciolisme –o alló que el porciolisme tenia de possible– gràcies a l’esquerra governant en coalició. No crec que Trias sigui més impotent davant els fets consumats que Hereu o, ai, Clos. En tot cas, ell no ha signat les coses que ells, Maragall i Serra van signar cadascú en el seu moment, cosa que l’honoraria si no fos perquè cada persona viu com pot el seu temps i la seva circumstància. Però el moment històric contemporani de la Gran Encisera fou quan l’esquerra va trobar amb els Jocs Olímpics l’oportunitat que el zeitgest demanava: el pacte entre les èlits barcelonines (els hereus de Miquel Mateu) i els líders democràtics de l’oposició al tardofranquisme. Tirar endavant un model de ciutat expansiva que no posés en qüestió l’estructura de classe del poder de la ciutat mentre s’esponjava el teixit urbà i es creaven nous serveis i espais ciutadans, cosa que permetia la quadratura del cercle: fer la ciutat més habitable mentre els qui han de guanyar (molts) diners en guanyaven (més que mai) sense la lletjor porciolista com a llufa.

El preu de l’operació l’estem veient ara. Fa dues dècades la gent sentia que havia recuperat la ciutat: rondes, platges, vila olímpica, nous serveis, transports, parcs i espais urbans recuperats. S’expressava a les noves festes populars l’alegria de sentir-se novament protagonistes de la vida de la ciutat. Però alhora les associacions de veïns, reivindicatives i organitzadores dels ciutadans a l’entorn de les lluites, anaven essent substituïdes per centres cívics municipals, en els quals la gent era considerada com a mera receptora de serveis i atencions. Els moviments d’Ada Colau i simil.lars són la rebelió tardana contra aquell procés que es va anar escolant sense ressistència.

Ara és massa tard. Les dinàmiques que fan de la ciutat el que acaba essent estan fora de control democràtic. El turisme és la indústria hegemònica a una ciutat que, als anys olímpics, volia ser capdavantera en innovació tecnològica i creativitat i es troba que als dosmildeu, els espais del Poble Nou que s’havien de dedicar a la creació d’empreses i al desenvolupament tecnològic s’amaguen rera els solars on els immigrants precaris emmagatzemen ferralla.L’estampa de la Guàrdia Urbana prohibint una modesta revetlla a Palo Alto és una cruel caricatura del procés.

Fa vint anys, aquell despotisme il.lustrat era despotisme però democràtic, un possibilisme que mirava d’arrencar beneficis per a la col.lectivitat d’entre els beneficis privats que la dinàmica de renovació ciutadana afavoria. Ara, ni això. Els guanys del turisme van a la butxaca dels hotelers i de les multinacionals de roba de marca estandaritzada; no per cert al seu personal mal pagat, tractat a baqueta i contractat de mala manera. Uns i altres empresaris semblen cada dia més un cartel que, si no del.liberadament si gràcies a la inèrcia de les coses, imposa la seva llei privada al rovell de l’ou de l’interès públic.

Tot passejant pel centre de Barcelona anava rumiant tot això plegat i em preguntava dues coses. Una: per què entre tot aquest personal d’hoteleria mal pagat i mal preparat que treballa als mil i uns locals de tapes no hi ha ningú capaç de fer una truita de patates com Déu mana? Una altra: tot aquest fotimer de botigues de roba venen realment prou roba com per justificar el volum i l’extensió del seu negoci? Perquè probablement si algú volgués blanquejar diners –i el diner a blanquejar en grans quantitats ja sabem de quins negocis surt– no podria trobar una tapadora legal més apropiada. Perquè la millor manera d’amagar una cosa és, com ens va ensenyar Edgar Allan Poe, posar-la ben a la vista. I així s’explicaria tot.

Archivado en: Ciudadanía,

Ada Colau: el veritable rostre

Mentre la BBC ofereix  una entrevista amb Ada Colau, difonent la personalitat i les raons de l’activista contra els desnonaments, al nostre país hem de recòrrer a una petita publicació per saber d’ella quelcom més que les informacions d’urgència i els tòpics propiciats per les rutines del periodisme. I ara podem descubrir qui és en realitat Ada gràcies a Espai de Llibertat, la revista de la Fundació Francesc Ferrer i Guàrdia, dedicada al pensament polític i social i centrada en el lliurepensament.

Leer el resto de esta entrada »

Archivado en: Ciudadanía

Tom Paine, torna!

tom paine

Doncs jo em pensava que als països democràtics hi havia divisió de poders. La sentència del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya per la qual imposa un 25 per cent d’hores lectives en castellà a unes escoles demostra tota una altra cosa. Els ciutadans ja poden elegir diputats per sufragi universal, els parlaments ja poden anar legislant, els governs ja poden anar executant les lleis: en un moment determinat, quan cal i si cal, un altre poder no electe pot anul.lar totes i cadascuna de les accions democràtiques precedents i imposar la seva pròpia concepció de determinades polítiques a seguir en qüestions d’interès general i fonamental, obligant per via judicial a la seva aplicació per part de la ciutadania.

A partir d’aquesta constatació es poden fer tota mena de consideracions de caire polític, jurídic, legal, filosòfic i social que contextualitzin i matisin els fets. Aquests fets, però, són tossuts: a Catalunya hi ha un poder no elegit pels ciutadans que quan convé pren decisions que afecten directament la vida d’aquests i modifiquen les polítiques que els seus representants lliurement elegits han decidit mitjançant el joc pluralosta entre majories i minories representades. I quan les tesis d’una minoria, degudament representada però en proporció inferior segons el nombre de vots rebuts, obtenen gràcies a una decisió d’aquest poder no electe, l’aplicació pràctica i executiva, ens trobem amb el fet nu i cru que al nostre país hi ha un poder –del qual no es pot dir que sigui ocult sinó tot el contrari– que té la potestat de contrarestar les decisions democràtiques preses pels representants dels ciutadans. I això té un nom molt concret i palès que no esmentaré aquí.

La primera revolució democràtica independentista de la història va ser la dels Estats Units d’Amèrica, que reclamaven a la corona britànica “no taxation without representation”. Jo sempre destaco que aquell procès d’independència no es basava en qüestions identitàries, lingüístiques o culturals sinó en la sensació creixent de ser objectes de greuge i injustícia i de limitació del desenvolupament. Tenim ara, a Catalunya, un fet que ens suggereix tornar a examinar aquella revolució independentista triomfant i pensar sobre què implica la invalidació de la representació de manera parcial a càrrec d’un poder no electe. Podria ser la política d’aplicar gradual i intermitentment un 6 d’octubre suau i en dosis homeopàtiques pero sense preocupació de que “se note el efecto” per tal que tothom sàpigui a què atenir-se.

Il.lustració: Tom Paine, antecedent i pare del pensament lliurepensador revolucionari,

Archivado en: Ciudadanía, , ,

La leyenda de Harun al Rashid y la resurrección de Kiril I

sandalias

Leo que la presidenta de Brasil, Dilma Roussef, se escapa de sus escoltas para correr en moto por la ciudad. Como decía el mártir de Reading, la naturaleza imita al arte: mi primera inoculación de sensibilidad cinematográfica, aún en mi tierna infancia, fue causada por una Audrey Hepburn trotando por Roma en una Vespa pilotada por Gregory Peck; era la princesa Anna, que quería vivir la vida de la gente corriente. Tras la segunda guerra mundial, las gentes de la realeza cambiaron los modos aristocráticos por otros burgueses:  ropa cómoda, coches, motos y barcos deportivos. La primera “plebeya” en acceder a una casa real fue la española Fabiola de Mora y Aragón, al casarse con Balduino, rey de los belgas, cuya boda fue quizás el primer reality show de la cultura pop de la postguerra en nuestro país, y ella, una Lady Di avant la lettre y con mejor fortuna. Existió el precedente de la Grace Kelly hollywoodiana convertida, en 1956, en princesa de Mónaco.

El poderoso que se escabulle de su entorno protegido para mezclarse con el pueblo ha llegado a alcanzar la categoría de mito, es decir, de referencia arquetípica recurrente que encierra una enseñanza de vida. Ese mito se extendió por el mundo a partir de la leyenda del califa Harun al Rashid,  popularizada por Las Mil y Una Noches. El califa era un gobernante todopoderoso, justo y bueno, que recorre disfrazado los mercados y las plazas de su reino para escuchar de primera mano los agravios que sus súbditos reciben de los administradores venales o ineficientes.  Harun, embozado, afina el oído y, de vuelta en palacio, reprende al administrador infiel, a veces descubriendo su verdadera identidad ante los atónitos plebeyos (como se ve, las raíces de la dualidad Superman-Clark Kent son más antiguas y ambiguas de lo que parece). En todo gobernante populista se esconde un Harun al Rashid en potencia, y así, el mito resurge periódicamente, con Fidel y con Chávez, también con el Juan Carlos otrora campechano en moto, el Suárez de las partidas de dómino en Cebreros o  el José Múgica uruguayo, llano y accesible en su ranchito. No en los casos de De Gaulle, Giscard d’Estaing, Helmut Schmidt o Konrad Adenauer. Tampoco, y es curioso observarlo, con Obama, frío y hasta  hierático incluso cuando quiere parecer casero y familiar.

Quizás el culmen del hieratismo principesco en el siglo XX fue Eugenio Pacelli, el papa Pío XII, sucedido por Angelo Roncalli, Juan XXIII, un finísimo diplomático que gustaba aparecer como un pastor lombardo, natural de un pueblo de nombre tan significativo al respecto como Sotto il Monte. También significativamente fue apelado “el  papa bueno”, probablemente porque se consideraba que los hubo malos. El año que murió el papa Juan, Morris West escribió su novela Las sandalias del pescador, en la que presentaba la fantasía prospectiva de un papa “llegado del frío” preocupado por el hambre en el tercer mundo y el riesgo de ruptura violenta del equilibrio del terror entre las superpotencias. El papa que realmente llegó del este no fue como West había imaginado o deseado. Pero la versión cinematográfica de la historia, en la que Anthony Quinn se pierde por las calles del Trastevere enfundado en un gabán que apenas oculta su clergyman, anticipaba en realidad al actual Francisco, alojado fuera del palacio papal y oficiando misa cada mañana con los empleados de la modesta residencia de Santa Marta.

¿Será Jorge Mario Bergoglio el verdadero Kiril I, el papa venido del fin del mundo, capaz de desencadenar la fuerza de la buena voluntad en los corazones de piedra de los poderosos? Aún no lo sabemos pero lo que ha demostrado ha sido el poder del mito de Harun al Rashid, y con ello, lo profundo del interrogante que albergan los corazones de los hombres tocados inconscientemente por ese arquetipo. En estos tiempos ásperos y crueles, mientras Dilma Roussef, otrora guerrillera revolucionaria, pasea en moto como una princesa Anna en absoluto ingenua, los poderosos del mundo no se molestan en sacar partido de la imagen del gobernante próximo, sabedores de que ni siquiera esa apariencia podría humanizarles. Tampoco las masas desesperanzadas y perplejas vuelven sus ojos hacia ellos en espera de un gesto. Rajoy, presidente de un país que adora el populismo (“qué buen vasallo sería…”) ni siquiera se plantea dejar de ejercer su hieratismo dejando que sus subordinados, unos en versión Rottenmeyer y otros en clave hooligan pechen con el rebote de las consecuencias de sus actos. Quizás Francisco destaca porque es el único que se permite tales gestos, y la respuesta ante ellos probablemente sea fruto de tal nivel de desesperanza. Pero es significativo que aún resista ese hilo tenue de confianza en la buena voluntad, que no es un sentimiento endeble y pegajoso sino la confianza en el poder de la acción humana para transformar la realidad, de manera directa, fehaciente y sin constructos conceptuales que puedan servir de escondrijo.

(Queda, de fondo, la paradoja: para poder ejercer esos gestos es condición hacerlo desde el poder, a menudo absoluto. Sin tal potestad la actitud compasiva y en pro de la justicia pierde su magia, es un gesto de impotencia más. Solamente el califa omnímodo puede devenir algo más que denunciador de lo torcido. Que las masas actuales no vuelvan una mirada esperanzada hacia el poder es significativo de la situación actual; que algunos lo hagan en dirección a Santa Marta aún lo es mucho más).

Archivado en: Ciudadanía, , , ,

Llanos de Luna y Tito B. Diagonal, o la naturaleza imita al arte

estadella

El gran Oscar Wilde acuñó una famosa frase que suelo utilizar a menudo para tratar de describir lo que resulta casi indescriptible: la naturaleza imita al arte. La mirada aguda del mártir de Reading le hizo pronunciar algo más que boutades. Tuvo la intuición genial de que percibimos la realidad no tal como es sino como nos la muestra nuestra mente, que es constructora de sentido y, en ese juego de espejos entre la creación natural y la creación humana existe un diálogo que va más allá de lo a menudo sospechado.

La contundente verdad de aquella frase nos aparece ahora, en toda su crudeza, en unas declaraciones de la delegada del gobierno en Barcelona, Llanos de Luna, en la que ha venido a decir que “es necesario que haya ricos y pijos, porque son los que gastan dinero”. Lo ha dicho totalmente en serio, convencida de que pronunciaba una verdad del barquero, y sin caer en la ingenuidad que tal afirmación encierra. Poca gente hay más tacaña que los ricos, que lo son precisamente porque no gastan más de lo imprescindible, y poco gasto existe más selectivo que el de los pijos, que no alcanza a la producción y servicios producidos por las clases modestas o medias sino que ingresa en las arcas de gente a su vez rica. Un servidor ha conocido unos cuantos ricos y pijos en su vida y no me han invitado nunca ni siquiera a un café. Por citar una conocida figura que auna las dos condiciones citadas por la delegada, Montserrat Caballé, los periodistas más viejos del lugar recuerdan que cuando iban a entrevistarla, la diva rebuscaba en el mueble bar de su domicilio entre los licores de gran calidad hasta dar con la botella de Terry, de la cual servía media copita al reportero.

El episodio nos devuelve, súbitamente, la figura del gran Tito B. Diagonal, genial creación del radiofonista Jordi Estadella, que hizo las delicias de los oyentes de Radio Juventud de Barcelona en los años 70. Jordi, poseedor de un fino sentido del humor, como tantos compañeros suyos en aquella emisora, creó el personaje de Tito B. Diagonal, encarnación arquetípica del pijo barcelonés, criado en la atmósfera de Sandor, Círculo Ecuestre, Boliche y el Bikini de la primera época, que decía en voz alta y a las claras lo que otros Titos reales callaban, en una época en que la cultura progresista había alcanzado una momentánea hegemonía en la escena pública, durante el franquismo y la primera transición. Salidas como su reclamación de un carril Solo Lamborghini para contrastar el trazado entonces incipiente del carril Solo Bus fueron clamorosas, por citar una que recuerdo a vuelapluma. Tito nos hacía reir porque el descaro de Estadella desvelaba la verdadera mentalidad de quienes tenían la paella por el mango pero lo disimulaban.

Quién le iba a decir a mi querido Jordi que llegaría un tiempo en que lo que su personaje decía en coña sería pronunciado en serio por las autoridades. No sólo la letra sino la música: véase la prosodia y entonación del ministro Cristóbal Montoro, trasunto sonoro de la voz de aquel personaje radiofónico.

Por cierto, que la señora delegada reveló su íntimo pensamiento cuando asistía al trofeo de tenis Conde de Godó, verdadero escenario digno de una aventura de Tito B. Diagonal. Así que no me discutan la justeza de la frase de Oscar Wilde.

 

Archivado en: Ciudadanía, ,

Feliç Diada!

Feliç Diada Nacional i Patriòtica de Catalunya. Reclamem els nostres drets nacionals i socials. Per una Catalunya lliure de l’imperialisme espanyol, del capital apàtrida, dels servidors del diner en lloc del poble i dels enemics de la democràcia i la tolerància. Socialisme i llibertat! I un record emocionat per a les víctimes de tants 11 S: Salvador Allende, president socialista i maçó de Xile, Víctor Jara i tots els repressaliats per Pinochet; les víctimes innocents de l’atac a les Torres Bessones de Nova York, treballadors de despatxos, de la neteja, manteniment i serveis, pares i mares de família. Víctimes en totes dues jornades luctuoses dels enemics de la llibertat, igual que els catalans.

Archivado en: Ciudadanía

El agua moja y en la sombra da el fresco

Las autoridades competentes, raudas ellas, han decretado el alerta por el excesivo calor y han hecho públicas las recomendaciones necesarias para la protección de la ciudadanía.

En primer lugar, andar por la sombra. La sombra es esa parte donde el sol no da de lleno y, si uno se sitúa en ella, se siente algo más fresco, o no directamente quemado por los rayos de Febo. Se aconseja, pues, evitar la insolación directa aprovechando las zonas de sombra.

En segundo lugar, ponerse una gorra. Cuando hace sol lo más conveniente es cubrirse. Al colocar un elemento entre la luz del sol y la cabeza, se proyecta una sombra sobre ésta, obteniéndose efectos semejantes a los explicados en la anterior recomendación.

En tercero, beber agua. Beber agua es como antes se llamaba a la acción de hidratarse. El agua hidrata las células y proporciona sensación de frescor, humedeciendo la garganta y suavizando la sequedad de las vías respiratorias. La frescura del aire en la sombra y la ingestión de agua son la estrategia más completa para combatir el calor.

Trabajadores sociales recorrerán las calles de la ciudad y, si ven a una persona acalorada o haciendo ejercicio físico, se aproximarán a ella y le recomendarán que haga uso de las tres medidas citadas. Si se trata de una persona mayor o un indigente, le harán entrega gratuíta de una botella de agua y le recomendarán que se acerque hasta un local municipal provisto de aire acondicionado. Los trabajadores sociales están capacitados para distinguir cuando una persona avistada puede comprarse ella misma la botella de agua o no.

Estas recomendaciones no han surgido de mi pobre mente enferma sino que pertenecen a un anuncio del ayuntamiento de Barcelona y las declaraciones de un responsable municipal que escuché ayer por Catalunya Ràdio. Yo creía que el anterior gobierno de la Generalitat había colmado las posibilidades que ofrece el paternalismo hecho comunicación pública, pero veo que la estupidez que brota en los circuitos cerrados institucionales no conoce fronteras políticas.

Júlia Costa comenta lo mismo en Passeu per l’ombra!

Archivado en: Ciudadanía

El robo en el supermercado y la moral obrera

Hijo de familia obrera, enormemente modesta, siendo mi padre militante comunista y combatiente republicano, he sido educado en una estricta moral propia de las clases trabajadoras. Esa moral se basaba –y el pretérito es a posta– en una autoconciencia de una honradez insobornable. Consistía en que el hecho de ser trabajador confiere dignidad, equiparable a cualquier otra; que ser pobre no es ser

ignorante sino que implica el compromiso de ilustrarse; que se nos distingue por nuestra educación para con el prójimo, que surge de la conciencia de la igualdad, que no permite tratar a nadie como inferior o superior, y que el trabajador no toma nada que no le haya sido dado ni que no haya ganado con su esfuerzo, así se muera de hambre. Para esta moral obrera, robar gallinas para comer, o robarlas para que coman otros, queda fuera de la ética de clase.
Vista la reciente vulneración de éste último punto, lamento que tantas personas de buena fe aplaudan lo que se presenta como una acción solidaria y no es más que un triste gesto.

Archivado en: Ciudadanía,

No me preocupa la crisis económica

No me preocupa la crisis económica, me preocupa la crisis moral que estamos experimentando. La experimentamos incluso quienes nos rebelamos contra la imposición antidemocrática del neoliberalismo de estado por la via del diktat y los hechos consumados. Sabemos que nuestros gobernantes son un antiejemplo y que actúan desde el cinismo y la ineptitud. Pero no nos damos cuenta de que no existe un cinturón sanitario moral entre gobernantes y gobernados (entre otras razones porque nos gobiernan quienes han sido elegidos por nosotros para ello). El ser humano no actúa reflexivamente como se intenta hacer creer desde la utopía ilustrada sino que se mueve por impulsos emocionales, propios del ser social que es y que por tanto funciona por empatía y contagio. El zeitgest (espíritu del tiempo) cuenta más de lo que se cree, y colectivos humanos muy amplios acaban actuando grupalmente creyendo que lo hacen por decisión individual.

Desde hace tiempo sostengo que uno de los problemas raíz de España y de Cataluña es la ausencia de una cultura protestante influyente. No es un accidente histórico sino el resultado del furibundo combate que la reacción nacionalcatólica llevó a cabo en todo el siglo XIX contra cualquier disidencia, señalando como objetivos principales el protestantismo y la masonería, con unas formas, un lenguaje y unas acciones que fueron todo un avance, stricto sensu, de lo que en el siglo XX sería el nazifascismo. La ausencia de cultura protestante y la necesidad de escapar individualmente al ahogo totalitario ha creado individualistas insolidarios en lugar de personalistas democráticos. El individualismo insolidario español se disfraza de indignación y de populismo pero busca una solución para sí, inmediata e irreflexivamente: eso es lo que explica que en este país se haya votado al gobierno actual y al mismo tiempo se desarrolle una corriente de rebelión contra él.

Los que nos gobiernan están mostrando sus antecedentes fascistas y nacionalcatólicos detrás de su afán por imponer el neoliberalismo de estado, sin que se perciba rastro del verdadero liberalismo que es el núcleo constitutivo de la democracia. Los gobernados enseñan el tradicional espíritu de revuelta popular –que sirve tanto para resistir a los facciosos el 18 de julio de 1936 como para reclamar el regreso del rey felón en 1814– entre el que sí destacan vestigios de la lucha antifranquista que fue una lucha unitaria y popular.

La justeza de la indignación actual no me es garantía de la rectitud moral de muchos de quienes la ostentan. La de quienes son objeto de indignación la conozco de sobras. Pero las emociones de rabia y frustración que se extienden entre la ciudadanía sí me preocupan. Son justas pero no se construye nada a partir de ellas. La prueba es que no existe ninguna acción conjunta, organizada y coordinada, para salir de este estado de cosas. Me pregunto cuáles serán las cifras de participación en las manifestaciones de mañana, y me pregunto también qué porcentaje de votos sacaría el PP si se presentara a elecciones mañana mismo. Las respuestas a ambas preguntas me parecen inquietantes.

Es necesaria una regeneración moral de la ciudadanía, que no pasa únicamente por la protesta. Si la indignación no desemboca en un movimiento político que revierta la situación en las Cortes y el Gobierno, esa indignación no sirve para nada. Bien, sí sirve: una indignación sin traducción en cambio político sirve para abonar el terreno a un populismo antidemocrático. Es cruel decirlo, pero hay que recordar que el movimiento anticorrupción italiano dinamizó la situación que dio paso a Berlusconi.

La regeneración moral que necesitamos pasa pues por la politización real y no la de boquilla. El magnífico ejemplo de organización y movilización de los mineros asturianos no es nada sin un movimiento político que lo sustente, digan lo que digan los espíritus libertarios. Pero pasa también por una regeneración personal, por un acto de voluntad que convierta la desazón, el desánimo y el temor en energías creativas que movilicen también en el sentido individual además del colectivo. Es una oportunidad para cambiar, para mejorar, para aprender, para liberarse de desechos emocionales y rutinas funestas. Si nos indignamos contra la situación económica y política pero no emprendemos una transformación personal es que no hemos entendido nada. Y esa transformación personal es más urgente todavía cuando compruebo que en muchas personas la indignación está dando paso al odio, ese viejo espectro español que nos ha arrojado una y otra vez a la cuneta de la historia. Existe odio en algunos sectores y gente que se muestra satisfecha de odiar. El odio no es motor de cambio político alguno, las revoluciones no se hacen con odio sino con estrategia. El odio es un veneno que destruye todo lo que hay a su alrededor y aniquila a quien se permite experimentarlo. Y existen personajes con ansias de liderar que viven un peligroso ensueño megalómano y prometeico –la alusión al personaje es a posta– que ejercitarán la prestidigitación de hacer creer que es coherencia ética lo que es simplemente odio y amargura.

No se trata de cambiar para regresar a la anterior situación sino para acceder a otra nueva. Y esa nueva situación que deseamos –porque la deseamos, ¿verdad?– solamente puede ganarse con la transformación personal y la colectiva. Lo diré con claridad: hasta ahora hemos llevado una vida mediocre, en la que cierto acceso al consumo nos ha mantenido en un ensueño. Nuestra producción industrial es mediocre, nuestros servicios son mediocres, nuestra educación es mediocre. Hemos sido un país de personas mediocres porque no hemos sido capaces de generar un personalismo democrático sino un individualismo vacío. La falta de responsabilización personal fruto de la ausencia de cultura protestante nos ha hecho mediocres, y ahora nos presenta desorientados ante la actual situación, incapaces de actuar con eficiencia. La opinión publicada y la prensa en su conjunto aluden, en un descomunal alarde de ignorancia, a la actitud de Angela Merkel como “luterana”, despreciativamente. Aún persiste la inquisición y el nacionalcatolicismo en bocas de quienes se dicen progresistas. Lo que demuestra la enorme tarea que nos queda por delante.

(Ilustración: Martín Lutero, padre de la reforma protestante).

Archivado en: Ciudadanía, , ,

L’ÚLTIM AL MEU MICROBLOG MEDIUM

EL FASCISMO QUE SE RESISTE A MORIR
Cada hombre es hijo de sus actos y padre de sus palabras; en esa constatación radica el concepto de democracia en sentido antropológico. Uno responde por lo que dice y por lo que hace, y esa es la razón de la justicia. Y qué expresión más depurada de la fuerza que constituye la palabra más el acto que una sentencia judicial, pues ese documento es palabra que actúa y que obliga.
Tal quintaesencialidad democrática de la sentencia judicial compromete sobremanera con la radicalidad democrática a quien las redacta y emite, por la razón arriba expuesta. No debería pues haber fascistas en la judicatura pero haberlos, haylos. Sería fácil depurar a los fascistas de entre las filas de quienes están facultados para sentenciar, pero el condicional es aquí obligado porque quienes deberían cumplir con ese imperativo cuentan también con ellos en sus correspondientes estructuras.
Llegamos así al crudo hecho de que ciertas sentencias judiciales sean expresión de un fascismo no ya latente sino explícito en la forma y en el fondo. Que causen escándalo entre la ciudadanía es saludable; lo hacen porque nuestra sociedad es democrática y la intrusión fascista en la sociedad abierta resulta chirriante. Y porque ponen de relieve que una palabra que actúa y obliga justificando el fascismo que nuestro país sufrió durante cuarenta años no sólo es ilícita sino ilegal y socialmente lesiva, y por lo tanto debe ser erradicada de una vez por todas. Así de simple y todo lo demás son excusas. Excusas del fascismo que se resiste a morir.
Follow Me on Pinterest

EL MEU DARRER LLIBRE

"¡Hazlo con tu smartphone!" és el darrer llibre que he publicat, un manual que vol descobrir la gran quantitat de possibilitats que té el telèfon mòbil per a sol.lucionar problemes i per a treure'n partit a fons. A la gent gran, que encara li vé cara amunt acostumar-se als estris digitals, l'ajudarà a perdre-hi la por, i als més joves els mostrarà que el mòbil pot ser una eina de diversió, aprenentatge i descoberta del món que va més enllà del petit grup d'amics del Whatsap.
El llibre ens introdueix al concepte de "vida mòbil" amb el qual designo la via d'evolució de l'actual era de la comunicació, per tal que veiem que no es tracta només de gadgets tecnològics sinò de formes de vida cada cop més model.lades per la cultura de la comunicació digital.

ELS LLIBRES QUE HE PUBLICAT

“YouTuber. Cómo crear vídeos de impacto y triunfar con ellos en internet”, de recent publicació, és un manual pràctic de producció, realització i distribució de vídeos en xarxa. Apareix arran el fenòmen dels “youtubers”, els joves creadors que s'han fet famosos amb l'èxit viral dels seuss vídeos, de manera que han esdevingut un fet comunicacional i cultural molt notable i al'hora una forma d'expressió generacional.
Clicant sobre la imatge de la coberta del llibre trobaràs el resum del contingut i l'índex, i molta més informació complementària.
"Twitter para periodistas" és un manual adreçat als professionals de la informació i als estudiants de periodisme, que pretén aplanar-los el camí per a que obtinguin el més gran profit d'aquesta plataforma de comunicació, a benefici d'un periodisme solvent al servei de la ciutadania crítica. Hi ha orientacions sobre com utilitzar Twitter, consells útils, bones pràctiques i propostes estratègiques, en un text didàctic, pràctic i molt estructurat que són immediatament aplicables. La claredat i la graduació de les passes a seguir facilita que qualsevol persona pugui fer-se de seguida amb el domini de Twitter. "Twitter para periodistas" està publicat per Edicions UOC, l'editorial de la Universitat Oberta de Catalunya, en paper i ebook.
Aquest va ser el meu primer llibre, "Periodismo en internet. Cómo escribir y pubicar contenidos de calidad en la red", publicat en la col.lecció Ma non troppo, d'edicions Robinbook. El llibre, que inaugura la sèrie Taller de Comunicación, és un manual pràctic, d'aplicació immediata, pensat per a estudiants de periodisme, joves comunicadors i totes les persones que desitgen tenir un paper proactiu i creatiu a internet.
Periodismo en internet permet comprendre les últimes tendències de la informació a la xarxa i incorporar ràpidament habilitats i eines per a fer-hi un bon paper. S'hi expliquen les bases de l'escriptura periodística, la creació de continguts multimèdia i la manera de construïr i promocionar el propi cibermitjà, així com la gestió de la intervenció en les xarxes socials. És un llibre de nivell universitari pensat i escrit per a que pugui ésser assimilat i dut a la pràctica per tothom.
Continguts i més informació; com adquirir-lo en línia.
"Ideas para aprender a aprender. Manual de innovación educativa y tecnología" és un llibre d'autoria col.lectiva en el qual publico un article, Las herramientas no son útiles, en el qual incorporo alguns punts de vista sobre docència i tecnologia al conjunt dels treballs, orientats a ajudar als professors a incorporar les tasques de la educomunicació a la seva feina. "Ideas para aprender a aprender" és un manual útil que exposa el més nou en la comunicació i educació aplicada a les aules.
El llibre electrònic "Escribir para la red" és una col.lecció d'articles de diversos professors de periodisme d'arreu del món hispanoamericà que representa l'aportació més recent a la teoria i pràctica del ciberperiodisme. En ell publico "Periodismo sólo en tuits, ciberperiodismo esencial", que tracta sobre com fer periodisme amb Twitter i recomana les millors pràctiques. Us podeu descarregar l'exemplar gratuït en PDF clicant sobre la imatge de la coberta.
He estat editor, amb Joan-Francesc Pont Clemente, del nº 20 de la revista Cultura Masónica, un monogràfic dedicat al Rite Escocès Antic i Acceptat de la francmaçoneria, titulat "El corazón cívico y simbólico del Rito Escocés". En ell publico l'article "Las dualidades del Kadosh, el blanco y el negro y las hojas de la escalera". Aquest monogràfic és un volum que aplega un seguit d'autors de gran prestigi maçònic i gran qualitat filosòfica mitjançant la lectura del qual es pot percebre com aquesta tradició maçònica té molt a dir de cara a les preocupacions actuals referents a la democràcia, la pau i la justícia.
Viajar, sentir y pensar es una colección de relatos de viajes, editada por José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor, que reúne a destacados escritores dedicados al género viajero y en la que se incluye un trabajo mío, “El odio. ¡Colombia vive!”, en el que refiero mi estancia en Colombia, a inicios de 1990.
El nº 11 de la revista Cultura Masónica es un monográfico titulado Masonería y religión en el que aparece un artículo de Gabriel Jaraba titulado "Más allá de la creencia: la realidad de una espiritualidad liberal y democrática", en el que se revisa la existencia de una espiritualidad liberal adogmática y sus puntos de encuentro con la francmasonería, desde la teosofía hasta el movimiento transpersonal pasando por el unitarismo universalista. Otros autores: Amando Hurtado, Anna Mir, Brahim Drici, Javier Otaola, Jean-Michel Rénaud, Joan-Francesc Pont Clemente, José Mantero, Parsifal, Pedro Álvarez Lázaro, Vicenç Molina.
El nº 14 de la revista Cultura Masónica es un monográfico titulado Masonería y política en el que aparece un artículo de Gabriel Jaraba titulado "Doscientos años después: esto no es una crisis, es una contrarrevolución antidemocrática", en el que se propone que los masones combatan los intentos de revertir los logros del estado del bienestar y la reducción de la calidad democrática de las sociedades. Otros autores: Juan Alberdi, Leandro Álvarez Rey, Nicolás Brihuega, Santiago Castellà, María del Carmen Fernández Albéndiz, Juan Gómez Macías, iván Herrera Michel, Amando Hurtado, Elbio Laxalte, Enric Olivé Serret, Javier Otaola, Ricardo Serna, Joaquim Vilalta.

COL.LABORO A:

AIKA. Diario de Innovación y Tecnología en Educación

FOCUSED Revista sobre educación y medios

SÓC PROFESSOR I INVESTIGADOR A:

CATEDRA INTERNACIONAL UNESCO UNAOC UNITWIN D’ALFABETITZACIÓ MEDIÀTICA I DIVERSITAT CULTURAL

Professor i Secretari Internacional per al Diàleg Intercultural

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

Professor de periodisme i comunicació

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Professor I investigador

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

Professor

MASTER EN GESTION DE LA COMUNICACION POLITICA Y ELECTORAL

Professor

MASTER EN PERIODISMO DE VIAJES

Professor i tutor

CÁTEDRA RTVE-UAB

Investigador

OBSERVATORIO PARA LA INNOVACION DE LOS INFORMATIVOS EN LA SOCIEDAD DIGITAL

Colaborador

MENTOR

Corresponsal a Espanya

INSTITUT DE PSICOLOGIA TRANSPERSONAL DE BARCELONA

Formador i coordinador de la formació

LLIBRES RECOMANATS

Recomano aquests llibres perquè m'agraden i crec que poden ser útils al lector d'aquest blog. Clicant sobre les imatges de les cobertes trobareu més informació. Als llibres de comunicació hi trobareu la descàrrega gratuïta.

CIÈNCIES SOCIALS

Detrás del pasamontañas. 20 años del proyecto de autonomía del EZLN. Santiago Giraldo et. al. UNO ed.

PERIODISME I COMUNICACIÓ

Internet para periodistas. Silvia Cobo. Ed. UOC

ESCRIPTURA I CREATIVITAT

El viaje del escritor. El cine, el guión y las estructuras míticas para escritores. Christopher Vogler. Robinbook.

El gozo de escribir. Nathalie Goldberg. La Liebre de Marzo.

Escritura sexy. Lluís Pastor. Ed. UOC

El rayo y el trueno. Pasión y oficio de escribir. Nathalie Goldberg. La Liebre de Marzo.

DIVULGACIÓ CIENTÍFICA

Los pájaros se orientan con física cuántica. Jorge Blaschke. Ma non troppo

Los gatos sueñan con física cuántica. Jorge Blaschke. Ma non troppo

Diálogos con científicos y sabios. Renée Weber. La Liebre de Marzo.

ARTS INTERNES

El camino del Qigong. Kenneth Cohen. La Liebre de Marzo.

Claves del Yoga. Teoría y práctica. Danilo Hernández. La Liebre de Marzo.

LLIBRES DE COMUNICACIÓ GRATIS

The Data Journalism Handbook. Jonathan Grey et al. Edición en línea

Web 2.0. Antonio Fumero y Genís Roca. Fundación Orange. Descarga gratuíta.

Periodismo ciudadano. La evolución positiva de la comunicación. Oscar Espiritusanto, Paula Gonzalo Rodríguez. Ariel Fundación Telefónica. Descarga gratis

Empowerment through media education. J.M. Pérez Tornero, S. Tayie, U. Carlsson, G. Jacquinot-Delaunay.. Clearinghouse. Descarga gratis

Fundaciones y fundamentos del estudio de la comunicación. Raúl Fuentes, Carlos Vidales. CAEIP. Descarga gratis.

Ferramentas para análisi de qualidade no ciberjornalismo. Marcos Palacios (ed.). LabComs. Descarga gratis.

Reflexiones, periodismo y redes sociales. Varios autores. Descarga gratis.

Trabaja diferente. Redes sociales y comunidades profesionales. VV. AA. Generaltat de Catalunya

Tienes 5 segundos. Gestión de contenidos digitales. Juan C. Camus. Descarga gratis

Planeta web 2.0. Cristóbal Cobo Romaní, Hugo Pardo Kuklinsli. Descarga gratis.

La gran guía de los blogs. Rosa Jiménez Cano y Francisco Polo. Descarga gratuíta.

Periodismo 2.0. Una guía de alfabetización digital. Mark Briggs. Knight Citizen News Network. Descarga gratis.

CONNECTAT TOTHORA

Em trobareu en connexió permanent a la xarxa, a més d'a aquest blog. Llegiu en els mòduls adjunts el que publico a Twitter i a Medium i trobeu-me a Facebook, Google+, Linkedin i Quora. I si em necessiteu, contacteu-me a gabrieljaraba at gmail dot com

EL MEU TWITTER

BENVINGUTS AL MEU BLOG PERSONAL

Sóc un periodista senior en exercici des de 1967, amb experiència en premsa, ràdio, televisió i internet. Actualment serveixo com a professor a la Càtedra Internacional UNESCO d'Educació en Informació i Mitjans i Diversitat Cultural, com a Secretar Internacional per al Diàleg Intercultural, i al Gabinet de Comunicació i Educació de la Universitat Autònoma de Barcelona,, en el qual sóc investigador i docent. Formo part de l'Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona, en el qual sóc co-director de la formació en psicologia transpersonal que s'hi imparteix, i posseeixo la certificació europea en la matèria, concedida per l'European Transpersonal Association.
GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Saül Gordillo, un dels pioners de la web 2.0 a Catalunya i director de Catalunya Ràdio, manté un ranking de periodistes i comunicadors catalans, llistat de referència que recull més d’un miler de professionals classificats segons el seu nombre de seguidors a Twitter i la seva quota d’influència a Klout. Jo hi figuro en el lloc 1.020 amb 1.524 tuitaires seguidors i un 47 de quota d’influència a Klout. Veure-ho clicant al logo de SG.
Dades del llistat anterior

EUROPEAN TRANSPERSONAL ASSOCIATION

SUPREMO CONSEJO MASÓNICO DE ESPAÑA

GRAN LOGIA SIMBOLICA ESPAÑOLA

AMNISTIA INTERNACIONAL

BUENA VOLUNTAD MUNDIAL

EL FUNDAMENTO ESPIRITUAL DE LAS NACIONES UNIDAS

MÉS WEBSITES MEUS

A Aquest blog publico les meves reflexions i informacions sobre les meves activitats i les qüestions que m'interessen. La documentació central sobre el que faig la trobareu a GABRIEL JARABA ONLINE, web que a més publica diàriament informació d'actualitat. A MASONERIA CÍVICA publico temes maçònics, i a UNIVERSALIS, qüestions humanistes, espirituals i transpersonals. MIra els seus RSS tot seguit:
marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 61 seguidores