archivos

Comunicación

Esta categoría contiene 55 entradas

“Herramientas digitales para comunicadores”, un libro universitario para estar al día en comunicación digital (descarga gratis)

Acaba de aparecer el libro digital Herramientas digitales para comunicadores, bajo la dirección del profesor Santiago Tejedor y la coordinación de un equipo de docentes del Departamento de Periodismo y Ciencias de la Comunicación de la UAB, ha reunido 28 ensayos de docentes e investigadores de todo el mundo y ha elaborado un directorio de 60 herramientas agrupadas en cinco grandes categorías. El libro es de distribución gratuita (en PDF)  pues el interés de los editores es que todos los profesores, estudiantes e investigadores que lo deseen puedan disponer de una completísima obra que les ayude en tareas de  búsqueda, conceptualización, producción y distribución de contenidos en el ciberespacio.

Podéis descargar gratis Herramientas digitales para comunicadores (PDF) en el enlace que hay al pie de este post. El libro incluye un trabajo mío, Comunicación más allá de la tecnología: retos y tareas, que figura en la página 57.

La publicación se divide en dos grandes bloques. Por un lado, se han reunido un total de 28 ensayos elaborados por periodistas, profesores e investigadores de diferentes medios y univerisdades de Iberoamérica. Cada uno de ellos reflexiona sobre dos conceptos: tecnología y comunicación, con total libertad y desde perspectivas y enfoques tan diferentes como complementarios. La variedad de perfiles es extensa y a la vez actual, pues en un campo en el que se innova con tanta rapidez es frecuente que obras de este tipo queden obsoletas. La amplitud de temáticas y la diversidad de los aportes palian esa posibilidad.

En una segunda parte la obra presenta un total de 60 herramientas clasificadas en cinco grandes apartados: Buscar, Analizar, Escribir, Visualizar y, finalmente, Colaborar y Organizar. Este trabajo es el resultado de una minuciosa búsqueda y un detallado análisis a cargo de un grupo de estudiantes –de diferentes procedencias y perfiles– que durante meses han escudriñado la Red en busca de los recursos, las plataformas y los instrumentos que podrían integrar un hipótetico (y siempre inacabado) directorio para comunicadores digitales.

Herramientas digitales para comunicadores será útil también para quienes no se dedican profesionalmente a la comunicación ni a la academia pero son usuarios críticos de la red y desean estar al día en lo que sucede en su entorno, profundizar en sus conocimientos y renovar su mirada crítica.

Descargar el libro gratis en PDF:

herramientas_para_comunicadores_digitales

Fake news, manual de resistencia contra la política de la mentira

GABRIEL JARABA

La gente habla de las fake news con sorpresa y admiración; así como diciendo mira qué cosa, como si desde que el mundo es mundo el ser humano no se hubiera dedicado siempre a mentir y engañar. A las puertas de la segunda década del siglo XXI nos sorprendemos de que los medios difundan informaciones no fiables, madre de Dios, cuando, precisamente, las modernas ciencias de la comunicación nacen en el siglo XX para estudiar la manipulación de las masas por parte del totalitarismo mediante la seducción y el engaño.

Ahora se centran en estudiar cómo la tecnología complica más la cosa. La confluencia de comunicación y cibernética pasa hoy por la inteligencia artificial, que no sólo es un sistema hipercibernético para la gestión de las cosas in absentia humana, sino que está concebido para que un observador no pueda identificar la acción maquinal tras la apariencia de conducta humana.

Si seguimos la ley de hierro del pensamiento crítico, “piensa mal y acertarás”, nos daremos cuenta de que el objetivo de la inteligencia artificial no es tanto la gestión sin mediación humana, sino la simulación de una presencia y acción humana que permitan torcer la reacción de acuerdo con los intereses de quien la introduce. De modo que bajemos los humos: las fake news no son más que un leve aperitivo del plato fuerte que nos espera en el festín que los poderes preparan a costa de la libertad y con factura a cargo de los ciudadanos.

A menudo se presentan las fake news como un problema periodístico, informativo y comunicacional, cuando son un problema político. De hecho el concepto se traduce erróneamente: no se trata de “noticias falsas”, sino de pseudonotícias engañosas presentadas fraudulentamente con la intención de engañar y desinformar. Y esta intención no nace de entre el público receptor de la información, sino de los núcleos centrales del poder.

Es Donald Trump quien empieza a hacer circular la expresión fake news para aludir, de manera pervertida, a las informaciones desfavorables que sobre él publican los grandes medios estadounidenses, desde The New York Times hasta la CNN , y lo hace para desprestigiarlos o, como mínimo, esparcir dudas sobre su solvencia informativa. Fake News es, pues, un aspecto reciente de las estrategias de desinformación bastante practicadas durante el siglo XX en la comunicación de masas.

Autoomunicación de masas

Pero la comunicación del siglo XXI es más compleja que la del siglo XX. Lo que Manuel Castells ha teorizado como “autocomunicación de masas” -para aludir el papel proactivo de los ciudadanos en la generación y distribución de información mediante redes y medios digitales- es lo que ha conferido una fuerza inédita a las fake News promovidas desde el poder político.

Ocurre así un efecto perverso en la llamada “alquimia de las multitudes”, aludida por Francis Pisani y Dominique Piotet para designar la acumulación de saberes propiciado por la autocomunicación de masas: en lugar de fomentar la promoción del conocimiento, se deforma la realidad por parte de quienes deberían ejercer su derecho a emitir y recibir información verosímil.

Y es entonces cuando surgen diferentes entidades comprometidas con la información democrática, con la Unesco a la cabeza, que promueven campañas de concienciación sobre el riesgo de las fake news. Proponen la educación de la ciudadanía respecto a la identificación correcta de las fuentes y fiabilidad de las informaciones, la responsabilidad de no difundir noticias falsas, y el uso inteligente de la comunicación para defender el derecho democrático a la información y su profundización.

La Unesco lleva adelante una amplia e intensa actividad alrededor de otro nuevo concepto: alfabetización mediática y digital (MILID, en sus siglas en inglés). Las fake news son el centro de esta iniciativa, pero el problema es que la educación mediática sucede en el seno de la educación general, y ésta no sólo produce formación e instrucción, sino también analfabetismo funcional: personas que saben leer pero no entienden lo que leen.

Y ahora es cuando encontramos a la madre del cordero: no es en una capacidad perversamente oculta en las redes sociales o en la autocomunicación de masas donde se encuentra el caldo de cultivo para las fake news, sino en dos lugares muy concretos: la confluencia de la acción deliberada de poderes políticos, económicos y estratégicos para hurtar a la ciudadanía la información fiable a la que tienen derecho, y en las defectuosas políticas educativas de los gobiernos que no posibilitan el sustrato cognitivo necesario para el ejercicio de la ciudadanía democrática.

Carguen las culpas a otros

Educadores, activistas y profesionales de la comunicación inciden en el campo de acción de las fake news de abonar los perjuicios previamente causados por otros. Pero en Europa tenemos una manera curiosa de actuar: culpamos a las democracias de la UE de las desgracias de los refugiados que quieren acceder a ellas, en lugar de culpar a los gobiernos criminales que han convertido sus países en campos de batalla y cementerios; nos escandalizamos ante el ascenso de fuerzas populistas y fascistas como si su predominio fuera inevitable, en lugar de ensanchar unas democracias fuertes en las que vivir sea ilusionante. No ha sido necesario ningúna fake new para llegar a esta mentalidad regresiva que se cree progresista y es uno de los más poderosos lastres que impide progresar a un continente que es por ahora la más destacada isla de libertad.

No es necesario pedir a periodistas, comunicadores, educadores y medios cuentas de las fake news sino que hay que buscar su origen en el poder y el dinero. La tarea de educar al público se carga sobre comunicadores y educadores, pero no son ellos los responsables, simplemente aparecen para abonar los estragos causados por otros.

El estado español tiene un panorama comunicacional que se caracteriza por una prensa impresa que es de partido pero no se declara como tal. Lo es no sólo porque toma posiciones editoriales coincidentes con estrategias partidarias, sino porque son propiedad de los bancos que financian las campañas y deudas de los partidos. Medios y partidos deben, al mismo tiempo, su existencia a las entidades bancarias. Aquí empieza y termina el recorrido de cualquier discusión sobre credibilidad informativa en nuestra sociedad.

Elucubrar sobre insidias relacionadas con fake news en este panorama parece ingenuo pero en realidad es el intento de desviar la responsabilidad a los escenarios digitales de la autocomunicación de masas. Y esto ocurre porque la prensa de partido, cada vez menos interesante para el lector informado, encuentra competencia en unos medios digitales que, por más despropósitos que cometan, nunca podrán descapitalizar del todo a unos grupos mediáticos que en otro tiempo fueron grandes negocios en beneficio de delirantes estrategias audiovisual-financieras.

Algunos de estos digitales están llegando rápidamente a la irrelevancia por estar reproduciendo la misma fatídica alianza entre poder editorial, bancario y partidario, pero más descarada y con la desvergüenza de intentar recoger los nichos de público sembrados por otros medios, ahora en recesión. Trump sale a dar la cara en Twitter y moviliza a sus trolls par forzar a la realidad a parecerse a lo que dice, dejando que los bancos jueguen con las astronómicas deudas de los medios a los que desea doblar.

No es que nos hagan falta más y mejores educadores en comunicación, que los necesitamos; no es que los periodistas tengan que contribuir a la alfabetización mediática, que deben hacerlo; lo que se necesitan son editores de prensa dignos de este nombre, capaces de publicar información independiente. En un país donde la fake new más gorda la promovieron el propio presidente del gobierno y el ministro del interior un 11 de marzo de 2004.

Publicación original: Catalunya Plural

 

Este verano estoy en Funiversity, primer campus internacional de comunicación, educación y periodismo

El próximo julio, del 8 al 12, llevaremos a cabo en la Universidad Autónoma de Barcelona una experiencia innovadora: Funiversity, palabra que resulta de la unión de”fun” (divertido) y “university” y que alude al intento de avanzar hacia una enseñanza superior que implique más a alumnos y docentes en un aprendizaje estimulante, motivador y aprovechado de manera excelente. Desde que se creó la universidad en Bolonia en tiempos del medioevo el concepto de docencia universitaria no ha variado prácticamente, mientras que la cultura a la que pertenece el hecho universitario ha sufrido varias revoluciones. Cuando hablamos de innovar en educación hemos de incluir también a la universidad en ese empeño.

Funiversity es  el primer campus internacional que une la comunicación y el periodismo para aprender de manera divertida y reúne a alumnos, profesores e investigadores de todas partes del mundo. La propuesta esredefinir la educación, repensar la universidad, los exámenes, el aula, el rol del docente y del discente. El objetivo es convertir, durante una semana, un campus universitario en una experiencia divertida. Para esto, se ha creado un programa integrado por cuatro “espacios”: diálogos, senado, talleres y actividades especiales.

Tengo el privilegio de ser uno de los profesores que participarán en esta primera Funiversity, al lado de personajes de la talla de Salvador “Pocho” Ottobre, José Manuel Pérez Tornero, Santiago Giraldo, Ricardo Carniel, Sally Tayie, José María Perceval, José Ygoa, Cristina Pulido, Xavier Ortuño, Marta Portalés,  David Revelles, Jesús Martínez, David Rull, Laura Cervi, Emiliano Iglesia y Jordi Serrallonga, bajo la dirección de Santiago Tejedor y Lluís Pastor.

Trataré de aportar no sólo mi experiencia en competencias comunicacionales sino lo que pueda sobre mi capacidad de romper esquemas, proponer nuevos entornos de aprendizaje, pensar de modo diferente e introducir elementos distorsionadores de las rutinas y los hábitos. Y ello será para mí no sólo una oportunidad para enseñar y aprender a la vez sino para recargar pilas después de una experiencia de vida que ha resultado ser contundente y aleccionadora.

Lo que haremos:

Ver el programa de actividades: diálogos, debates, talleres, tormentas de ideas y safaris.

El motivo:

En España, uno de cada tres alumnos se aburre en la escuela y abandona los estudios.

Información completa e inscripciones:

Campus Funiversity

Para saber más sobre nuestra filosofía:

El libro Funiversity, los medios de comunicación cambian la universidad, por Lluís Pastor

 

 

Rosalía es Mick Jagger o el triunfo de lo evidente

Cuánto tiempo ha pasado desde que un fenómeno musical no se convertía en un fenómeno sociológico? ¿Desde los Backstreet Boys? ¿O desde Lady Gaga? ¿Puede aplicarse esa categoría a lo conseguido hace más de treinta años por Los Pecos o ahora mismo por Els Catarres? De hecho, “fenómeno sociológico” es una etiqueta estúpida –o un significante vacío, por decirlo a lo fino— que empleamos para designar algo que no entendemos, más allá incluso de la cultura popular. Dejaron de considerar “fenómeno sociológico” a los Beatles cuando la calidad en que se basaba su éxito ahorró cualquier otra explicación; hubieran llamado lo mismo a Charlie Chaplin cuando comenzó a popularizar un humor visual (aún no audio) de no ser porque la cultura pop global se encontraba en sus balbuceos en forma de cine cómico mudo (y a veces me pregunto si lo pop, precisamente, no empezó con él).

De hecho, “fenómeno sociológico” aplicado a un hecho cultural pop quiere decir que alguien triunfa por razones que no alcanzamos a comprender, por eso aquello está íntimamente vinculado con esto: el “fenómeno sociológico” comienza con el éxito, un éxito inesperado e inexplicado (aunque pueda explicarse perfectamente por mor de la calidad del artista o de su capacidad de coherencia con el estado de ánimo o zeitgeist de las masas. El “fenómeno sociológico” es un zeitgeist que no se es capaz de percibir).

Así que cuando llamamos “fenómeno sociológico” a algo es que no nos explicamos por qué diantres tiene tanto éxito, ya que no atisbamos los elementos que encierra para ser celebrado por tanta gente. Quizás entonces debiéramos reparar en que es en nosotros donde debemos buscar las razones de nuestra incomprensión y no en el objeto incomprendido. Porque tal perplejidad dice más de quien la experimenta que de lo que la produce.

No es muy buena, es buenísima

Sólo con escuchar unos momentos a Rosalía uno se da cuenta de que es buena. De hecho no es muy buena, es buenísima, excelente. Y para darse cuenta de ello basta con tener orejas y no dos pedazos de madera pegados a la cabeza con la sólida cola del prejuicio o de la mala voluntad. Porque  quien conozca un poco la industria de la música sabe que no es suficiente grabar con una multinacional como Sony para vender miles de discos, que un artista de su calibre no se fabrica en un laboratorio y que ser atractivo no es lo mismo que ser un montaje, pues esa cualidad no se compra en la farmacia ni te la adjudican terceros (setenta años después del éxito arrollador de Elvis Presley apena tener que recordar esto). Quienes se empeñan en creer cierto lo anterior son los que tienen una visión romántica, anticuada y falsa del artista, según la cual los grandes genios nunca llegan a ser conocidos y se consumen en el anonimato, con lo que quienes triunfan necesariamente tienen que ser impostores. “¿Ese Mozart? Hum, no debe de ser tan bueno cuando gusta a tanta gente”. No es problema de Rosalía ni de la comprensión de su arte y su valía, es problema de quien asiste al impacto de su presencia pensando “ese Mozart…”. El “fenómeno sociológico” son ellos, no la artista.

Estando de acuerdo con que el éxito de Rosalía no es el de la “Macarena” de Los del Río o el del “Opá, ví a hasé un corrá”, del Koala, podremos observar que la artista no es un producto fabricado pero tampoco un brote espontáneo. Se trata de una joven dotada de una voz consistente, bien timbrada y expresiva que se ha ido fogueando durante muchos años de estudio, primero en el Taller de Músics y luego en la Escola Superior de Música de Catalunya. No son estos lugares donde se pueda ir a sestear o hacer campana de clase sino dos centros formativos superiores altamente cualificados y exigentes, donde no sólo se trabaja la técnica sino el pensamiento. El Taller fue fundado por una de las mentes más claras  de la música en Catalunya, Luis Cabrera, cuyos argumentos sobre la cultura musical son imprescindibles en cualquier consideración sólida de este arte en nuestro país; la ESMUC es una universidad musical más que un conservatorio y lo más cercano a instituciones como la Berklee School of Music que en nuestro país se ha producido. Rosalía no ha surgido de un canturreo improvisado en los suburbios sino del mejor caldo de cultivo posible que se puede dar en la Catalunya ciudad.

Y eso requiere años de trabajo y estudio, paciencia, voluntad y disciplina, y mucha humildad para corregir errores y construir bases sólidas. Los buenos artistas surgen hoy de lugares como estos y no de la carencia y el hambre –con todos los respetos para tal origen–, la filiación de progenitores famosos o la mera fortuna favorecida por la publicidad: piensen en la breve duración o escasa solidez de las carreras musicales producidas por ciertos programas de televisión y compárenlas con otras dos artistas femeninas nacidas de entornos urbanos y formativos semejantes a los de Rosalía: Silvia Pérez Cruz y Andrea Motis, dos referentes de gran calidad en ese marco generacional, cultural y social.

Veamos la historia del blues para comprender

Se me ocurre un símil que puede ser útil para comprender el caso de nuestra cantante, ante las dudas respecto a la relación entre raíces, innovación, evolución, cambio cultural y modernidad. Lo podemos hallar en la historia de la música de los siglos XIX y XX y es el antecedente radical de lo que luego se ha dado en llamar rock. Es la referencia obligada cuando alguien se pregunte si lo que hace Rosalía es flamenco o no, cuando se trate de averiguar la “pureza” de su arte o de entender el sentido de su evolución. Este antecedente claro y significativo es la evolución del blues en Estados Unidos, de música folklórica espontánea e intuitiva surgida en los entornos de la esclavitud de los negros a marco de base y referencia para las músicas rítmicas ampliamente popularizadas en todas las capas de la población.

Lo que pasa con la música de Rosalía es lo que sucedió con el tránsito del blues rural al blues urbano: una música forzosamente étnica y local primero, localizada en la cuenca del Mississipi, que se trasladó años después a los entornos urbanos industriales de Chicago y Detroit. Fue música de esclavos analfabetos con gran sensibilidad musical, pasó a ser folklore por derecho propio, generó una lucrativa industria de discos y radiodifusión étnicas y se convirtió en la raíz, origen y base de las músicas rítmicas globales del siglo XX. Se puede seguir un hilo musical, cultural e histórico retrospectivo desde el grupo de rock de garaje de los 80, por el pop y rock de los 60, por John Coltrane y Louis Armstrong y llegar a los mismísimos pies de Blind Lemon Jefferson percibiendo la continuidad en términos de sensibilidad e historia. El creador del rock verdadero no fue Elvis Presley sino Sister Rosetta Tharpe; busquen vídeos suyos en You Tube, exactamente “Up above my head”,  escuchen cómo canta y toca, cómo viste, como se mueve, cómo se peina y tírense por el balcón.

Blues es Big Bill Broonzy y Sonny Terry pero también John Lee Hooker y Muddy Waters; la polémica sobre la pureza de ese cante quedó resuelta en aquel entorno geográfico, antropológico y artístico hace tres cuartos de siglo. Si escuchamos con atención lo que canta Rosalía hallaremos el flamenco como base pero otras derivaciones y expresiones que no lo desnaturalizan –como el blues urbano no lo hacía con el rural—sino que lo hacen evolucionar y adaptarse a nuevas sensibilidades. Cuando la “música negra” devino comercial en su propio entorno étnico surgieron sellos discográficos locales que comercializaron productos de blues rural “para negros” pero fue solamente cuando la industria discográfica de masas incorporó el blues o el post-blues –desde Chess o Stax records hasta Tamla Motown o Atlantic—que la ruptura de la etnicidad comercial permitió a aquella música “auténtica” crecer más allá de lo racial.

¿Alguien se imagina acusando de “apropiación cultural” a los miles de músicos de jazz que pueblan el planeta entero? ¿Hay alguien todavía tan ignorante que sea capaz de defender semejantes cosas con una evidencia histórica de tal calibre? Sobre todo cuando en el mismo flamenco se ha dado una evolución semejante hasta el punto de que nadie se atrevería a decir que Enrique Morente no forma parte de esa corriente artística. Digámoslo claro: ser acusado de “apropiación cultural” quiere decir salirse del redil que controla una elite dominante ideológicamente y a veces, económicamente. Sin esa evolución del blues al rock, sin ese entrecruzamiento incesante de influencias, la música hoy sería un yermo.

Un caso parecido: los Beatles

Hace unos 60 años pudimos observar un fenómeno parecido al de Rosalía en lo que concierne al éxito de un estilo en el que se integraban, bajo el paradigma del rock y el pop, músicas de orígenes muy diversos: los Beatles. Sus primeros éxitos de ventas fueron “Love me do” y “Please please me”, canciones de composición propia, pero encuadradas en un repertorio en el que interpretaban rhythm and blues hijo del blues urbano (“Rock and roll music” y “Roll over Beethoven”, Chuck Berry), rockabilly surgido del country más rítmico (“Matchbox”, Carl Perkins), soul y doo-woop (“Baby it’s you”, The Shirelles), rock negro y soul (“Long tall sally”, Little Richard), rock and roll primigenio de los 50 (“Words of love”, Buddy Holly), jazz melódico (“A taste of honey”, Bobby Scott), rock soul negro de la Tamla Motown (“Money”, Barrett Strong,“Please mr. Postman”, The Marvelettes), y tantos otros temas.

A manera de declaración de principios, en el momento en que estalló el gran éxito de los Beatles como estrellas globales del ultimísimo rock, su guitarra solista, George Harrison,  lucía una guitarra Gretsch modelo Gentleman Country, la que usaba el clásico artista del country and western Chet Atkins, que ya era mayor entonces; a eso se le llama hacer honor a unas raíces y no apropiarse indebidamente de la música campestre histórica americana. De modo que esa confluencia de influencias en torno a una música rítmica y lírica a la vez, que en su conjunto se realizaba en una síntesis superior que aparecía como algo muy nuevo era lo mismo que ahora parece sorprender a tantos. Rosalía hace hoy lo que dos o tres generaciones antes hicieron los Beatles.

Lo que sucede es que Rosalía no le debe nada a nadie ni se siente obligada a hacerse perdonar por nadie. No quisiera pecar de irrespetuoso, pero me parece notar que algunos artistas flamencos jóvenes, surgidos en la misma Catalunya, cargan aún a estas alturas con ciertos reparos en este sentido –lo que antes se llamaban “respetos humanos”—o deseos de hacerse aceptar por ciertas ortodoxias, lo que, visto con perspectiva, acaba por lastrar, o si se quiere, connotar con ciertos modos y sabores sus respectivos magníficos estilos.

En este sentido destaca la absoluta libertad que se percibe al escuchar a Rosalía,una mujer joven, urbana, educada y progresista que piensa y se comporta como una ciudadana catalana del siglo XXI y no como una candidata a heredera o continuadora de una tradición, honrosa por supuesto, pero cuyo lugar es otro. No me imagino a Mick Jagger o Keith Richards preocupados por tener como trasfondo sónico o expresivo a Howlin’ Wolf o al mismísimo Muddy Waters de quien obtuvieron su nombre artístico. Rosalía es Mick Jagger, para concluir con el asunto y entendernos de una vez.

Artistas y ciudadanos reales en un país real

Clarificada esta cuestión, dudo si adentrarme en el berenjenal de si lo que canta Rosalia Vila i Tobella es cultura catalana. No recurriré a símiles literarios porque en esos entornos se dispara con el calibre del obús Berta y la gentileza de su bramido, por lo que me limitaré a decir que si no lo es lo que hacía Gato Pérez –será útil revisar la película del cineasta nacionalista Ventura Pons sobre el artista—entonces no habría más que hablar… si no existieran obras como “Cants oblidats. El llegat dels cantadors gitanos catalans”, el proyecto ganador del premio de la Fundació Puig-Porret 2014, protagonizado por Joan Clota y Montse Cortés, que se concede durante el Mercat de Música Viva de Vic.

Hace exactamente 50 años que una artista tan connotada en los últimos años como Núria Feliu fue acusada ya de traidora cuando grabó sus primeros discos en castellano con la firma Hispavox, después de haber ganado en 1967 el Gran Premi del Disc Català: “Venuda!”, le gritaban por la calle, y yo oí tal improperio con estas orejas que se ha de comer la tierra. La polémica monolingüismo-bilingüismo tiñó durante todo su recorrido los años dorados de la nova cançó catalana, y la perspectiva histórica nos muestra ahora que el asunto no era el idioma sino la posición partidista: el máximo defensor del uso exclusivo del catalán en la canción, Raimon, resulta ser repudiado ahora por quienes han tenido a bien clarificar de una vez por todas las pretensiones lingüísticas y culturales que han acabado siendo, finalmente, otra cosa. No es cuestión de idioma, cultura, autenticidad o valía, lo que aquí se plantea es salirse o no del redil y rehusar el control de alguien a quien la música, el arte y la cultura le importan un pimiento.

En realidad, el fenómeno sociológico es que la gente de un país europeo occidental, en plena segunda década del siglo XXI, se sorprenda de que una mujer joven natural de una zona urbana postindustrial, nacida y criada en una nueva democracia y en el corazón de la Unión Europea, se comporte como tal. Por eso hemos conseguido y propuesto un sistema de educación pública, otro de sanidad universal y un entorno cívico de acceso a la cultura nada desdeñable a nivel municipal, comarcal, provincial y nacional, por eso las generaciones anteriores lucharon, presionaron y aspiraron a tener un país normal poblado por personas normales, donde nuestras hijas más jóvenes, nuestras Rosalías, puedan estudiar música o medicina, economía o física, peluquería o gastronomía, y vivir una vida en libertad, bienestar y cultura.

Y una sociedad capaz de hacer posible todo eso, en la Europa de las libertades a la que aspiran a acceder miles de desheredados de la Tierra, es necesariamente una sociedad compleja, en el sentido dado al término por el sociólogo Edgar Morin,sociedad de matices, de relaciones causa efecto difíciles de percibir, de modos de convivencia y relación entre ciudadanos diferentes, en las que la homogeneidad cultural, y no digamos étnica, se diluye o por lo menos adopta formas permeables.

En las sociedades complejas y evolucionadas no existen barreras insalvables ni fronteras delimitadas entre las culturas, y si las hay o si se tiende a que las haya, algo va mal. El interrogante de porqué Rosalía es como es y canta como canta significa nada menos que quien lo plantea no ha entendido el país en el que vive,el país actual y no el de hace ochenta años. El éxito de Rosalía es el triunfo de lo evidente, como el de Silvia Pérez Cruz o Andrea Motis, como lo ha sido el de Raimon, Maria del Mar Bonet, Joan Manuel Serrat, Mayte Martín, Francesc Pi de la Serra, Miguel Poveda, Quimi Portet, Sergio Dalma, Sisa, Xesco Boix, Llorenç Santamaria o Emili Vendrell. El éxito de artistas reales, innovadores, evolucionados, que nunca se produce solo sino siempre de la mano de su público, los ciudadanos reales de un país real en un tiempo actual. Sonroja tener que escribirlo.

Publicación original: Catalunya Plural

Rosa María Mateo, un puñetazo contra el inmovilismo suicida de la televisión

El día que Rosa María Mateo, administradora única provisional de RTVE dio un puñetazo verbal sobre la mesa en su comparecencia ante la comisión de control del ente público (verbal pero puñetazo al fin y al cabo) todos los profesionales que hemos trabajado en la televisión nos sentimos, perdonen por la expresión, vengados. La periodista Mateo vino a decir lo que dijo una vez el presidente de la primera república, Estanislao Figueres, “estoy hasta los cojones de todos nosotros” pero con mejores modos y en segunda persona del plural. Y al decirlo resumió con claridad meridiana el principio y el fin de todas las políticas públicas de comunicación relativas a la televisión y la radio que son capaces de concebir los políticos de las Españas, y digamos de paso, de las Catalunyas.

Mateo describió el punto en que confluyen esas políticas en un momento de su intervención que recoge un vídeo muy difundido, y que reproduzco aquí:

“Yo vengo aquí a decir la verdad, y cuando digo la verdad, es la verdad. Y cuando digo que soy independiente, soy independiente y nadie me ha de dar órdenes. Nadie, porque no se lo consiento. Yo creo que a todos ustedes, y ya me perdonarán, les importa muy poco la televisión pública, sólo les importa cuando la pueden controlar. Y eso es intolerable, esto ha pasado desde que yo entré el año 66, con el dictador aún vivo y entonces lo que había era censura. Y después ha habido manipulación. Los trabajadores de TVE estamos un poco cansados de todos los políticos. Ustedes me han dicho, señores del Partido Popular, que yo he entrado en esta cámara por un golpe de dedo. He de decirles que el golpe de dedo fue el señor Sánchez al que sólo han votado ustedes. No me ha llamado por teléfono Podemos, no soy podemita, no soy socialista, no soy nada, soy una ciudadana que tiene unas creencias determinadas, y sobre todo una ciudadana que cree en la libertad de los seres humanos”.

No me dirán que no se quedó descansada.

El derecho democrático a la información está en juego

La batalla por unos medios de comunicación públicos que sirvan al interés de los ciudadanos y su derecho democrático a recibir y emitir información veraz y fiable no puede ser un rifirrafe más en comisión parlamentaria. A estas alturas, la necesidad de ese servicio es, no ya evidente, sino escandalosamente urgente en un país en el que la prensa se ha convertido en su totalidad en prensa de partido, como en el siglo XIX y los inicios del XX, aunque con la particularidad de no declararse como tal, para mayor escarnio público. Por eso es imperativo que los medios públicos cumplan con su obligación fundacional y constitucional de ser garantes de los derechos cívicos relativos a la información. Mateo es consciente de tales necesidades y obligaciones y se pone al frente de la tarea en tanto que, oh rareza, profesional de TVE nombrada para ello.

Obsesionados con el control político de la radiotelevisión pública, los políticos, todos ellos sin excepción, han perdido de vista no sólo la complejidad de su situación sino la gravedad del caso. Confían tanto en el enorme poder de la estructura y audiencia de RTVE que la creen a salvo del extraordinario tsunami comunicacional que estamos viviendo sin casi darnos cuenta. Porque no nos encontramos ante una crisis de la prensa impresa o la dificultad de afrontar las fake news o pseudonoticias engañosas. Nos hallamos ante el inicio del trastocamiento completo de la comunicación en todo el mundo y de la mutación completa de la estructura informativa global y sus relaciones con la sociedad, en la medida que es la propia democracia la que se va a conmover hasta sus cimientos.

Los destinatarios del rapapolvo de Rosa María Mateo están mentalmente en los años 80 y 90, a excepción de que las licencias para las cadenas privadas ya han sido repartidas, con lo que todo el pescado está vendido y sólo queda amarrar al pez gordo del sector público. Tanto se ha retrocedido en este sentido que incluso nos hemos acostumbrado a creer que la televisión privada está exenta de obligaciones públicas, cuando existe una diferencia harto sensible entre las condiciones en que las televisiones privadas desarrollan su negocio y aquellas en las que lo llevan a cabo los periódicos editados por particulares.

Esa diferencia es muy concreta y singular: los diarios privados son impresos en papel adquirido por las empresas y distribuidos por medios que ellas pagan; las radios y televisiones privadas emiten, en cambio, gracias a la utilización del espacio radioeléctrico, que es un bien público, en absoluto privado y no privatizable, sino usado bajo concesión; sus ondas salen al aire después de que las empresas han obtenido la licencia del Estado para utilizar el espacio radioeléctrico público, es decir que consiguen ganancias que van a bolsillos privados por emplear un bien público que es de todos, un espacio que debe ser necesariamente administrado y regulado mediante normas de interés público y su cumplimiento legal. Y esto conlleva obligaciones referentes al derecho público a la información. Busquen ustedes signos de preocupación al respecto en los organismos parlamentarios por lo que hacen la COPE o La Sexta y átenme ustedes esa mosca por el rabo.

Sin embargo, he aquí que la gestión de la televisión por parte de los últimos gobiernos de España, tanto de derecha como de izquierda, ha conducido a un duopolio de facto en el sector privado ante lo cual no hay voz pública que rechiste, y ha mantenido a la radiotelevisión pública constreñida a un modelo de gestión estatalista y dirigista. Ese modelo es tan regresivo que ni siquiera ha evolucionado –por decirlo de algún modo— hacia el modelo italiano de los 80, la “lottizacione” o reparto de la programación de emisoras y canales entre las diferentes fuerzas parlamentarias. A observar que ese es el último estadio del recorrido de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió, a la que se traslada automáticamente el estado de la relación de fuerzas entre las formaciones independentistas gobernantes (en la Cataluña de los 90 se consideraba que la “lottizacione” era el medio más eficaz para taponar cualquier vía de salida para la ventilación pluralista de la RTV pública, y ahora todos lo aceptan como un sino ineluctable más).

El dinosaurio no siempre estará allí

Lo que está en juego respecto a la televisión en España no es ya dirimir el modo de controlar la televisión pública y de seguir el recorrido de la televisión privada para que no se produzcan trapacerías financieras; no es un problema de cuotas de influencia de partidos y su reflejo en el consejo de administración y la comisión de control parlamentario, por parte pública, ni del número y alcance de las licencias de las cadenas privadas y la composición de su propiedad. El asunto es algo que no se huelen ni políticos ni comentaristas de la actualidad política, y es lo que trato de explicar a continuación, que está motivado por la naturaleza del presente tsunami comunicacional que va mucho más allá de cualquier crisis de medios y que afecta la civilización entera.

¿Y si un día, al despertar, el dinosaurio ya no estuviera allí? ¿Y si hubiera desaparecido esa televisión hasta el momento omnipresente, omniabarcante y poco menos que omnipotente? Se cuestiona el futuro de la prensa impresa, se teme por la posible desaparición de los periódicos, se especula sobre las sorprendentes formas que puede adoptar la información en internet y sin embargo no se contempla que la televisión pueda sufrir una mutación de una envergadura no menor. En cambio,  muchos sospechamos que la televisión generalista que hemos conocido hasta ahora se verá abocada, más pronto que tarde, a unas transformaciones tan profundas que podrían someterla a riesgos semejantes a los que afronta ahora la prensa diaria.

Lo ha dicho Richard Sambrook, profesor de Periodismo de la Universidad de Cardiff (País de Gales: “Existe el riesgo de que el periodismo televisivo sufra el mismo declive que la prensa escrita”. Es todo un modelo comunicacional coherente el que está hoy en cuestión y no sólo una parte de él; no es que la red amenace ahora a la prensa como antes pareció hacerlo la televisión; es que existe una transformación profunda de hábitos, preferencias y modos de relacionarse con la comunicación que alcanza también a la televisión generalista. El actual auge de las series de ficción no sólo ha suplantado a las superproducciones de Hollywood a causa del inmovilismo del sector de la gran cinematografía sino que es el heraldo de un nuevo tipo de audiovisual cuya naturaleza desconocemos pero en el cual va a ser muy difícil que sobreviva la televisión informativa a la que estamos habituados y en la que se centran las tensiones a cara de perro en las comisiones de control parlamentario. En los años 80 parecía que el futuro de una tele en libertad pasaba por la creación de cadenas informativas especializadas como la CNN; hoy día esta forma parte del gigante comunicacional Time Warner-AOL y Euronews es un espectro irrelevante. El pastel que se disputan los sabuesos puede convertirse en un triste lacasito a poco que nos descuidemos, desplazado el objeto de atención de las pantallas hacia otros parámetros.

Rosa María Mateo se enfrenta en realidad a algo muy gordo: alejar RTVE de la obsolescencia. Ese va a ser su principal cometido, y con ella, el del nuevo Consejo de Administración del ente que surja del resultado del concurso que se está llevando a cabo al efecto. El mismo concurso es ya un esperanzador signo de renovación, pues reclama a una parte de los participantes no sólo experiencia profesional en la comunicación sino un plan concreto y detallado de su propuesta estratégica para la renovación y evolución de RTVE. El problema no es el control de las fuerzas políticas parlamentarias, la cuestión es salvar la televisión pública de la irrelevancia en medio de la alianza entre los públicos que reclaman formas de entretenimiento coherentes con la autocomunicación de masas y su consiguiente narcisismo y las empresas privadas que usan bienes públicos para amasar pan para hoy y hambre para mañana. Porque esta televisión que vemos hoy no existirá dentro de diez años.

Publicación original: Catalunya Plural

Entrevista en inglés sobre youtubers, jóvenes y comunicación

He conseguido recuperar el vídeo de la entrevista que me hicieron el 8 de febrero de 2016 en El Punt Avui TV, cadena de televisión que emite en catalán y vinculada al diario del mismo nombre. La entrevista, sin embargo, se realizó en inglés al ser emitida en el programa Going Native, un programa producido en esa lengua que presenta el británico Neil Stokes.

La entrevista salió dentro de la campaña de promoción de mi libro YouTuber, pero fue mucho más que un clip sobre la obra. Neil me dio la oportunidad de hablar sobre comunicación, jóvenes, la construcción de la identidad de los adolescentes mediante la comunicación, el concepto de lo sociotécnico y las actitudes correctas de los padres preocupados por el uso de la autocomunicación de masas que hacen sus hijos.

Os invito a recuperarla también y echarle un vistazo, con el ruego de que seáis benevolentes conmigo ya que nunca he puesto los pies en una clase de lengua inglesa ni de ninguna otra (y hablo seis).

Gabriel Jaraba in Going Native, with Neil Stokes, 30′.

 

MILID Global Understanding, un movimiento mundial de la comunicación para el entendimiento y la paz

Está en marcha un ambicioso proyecto internacional orientado a la paz y el diálogo y protagonizado por la comunicación. Se trata del MILID Global Understanding – Peace for All Movement (Entendimiento Global mediante la alfabetización mediática y el diálogo intercultural – Paz para Todos) que ha sido impulsado por la Cátedra UNESCO de Alfabetización Mediática e Informacional para la Calidad del Periodismo, con los profesores José Manuel Pérez Tornero y Sami Tayie, de la Universidad de El Cairo, al frente. Se trata de establecer una red mundial que anime a los medios de comunicación y sus profesionales a trabajar por el entendimiento mutuo y la paz utilizando el poder de la comunicación y de la información veraz.

La iniciativa fue lanzada el pasado julio durante la Doctoral Summer School de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB y fue el doctor Ismail Abdel Ghafar, presidente de la Arab Academy for Science, Technology and Maritime Transport,  el encargado de oficializar el lanzamiento de la iniciativa. En su discurso ha enfatizado el propósito del proyecto de crear puntos de encuentro entre culturas y su obligación de fomentar el uso de la alfabetización mediática para “convertirnos en ciudadanos globales”. El doctor Samy Tayie indicó que la importancia de la Global Understanding es convertirse en un foro en el que “la paz debe servir para tender puentes con la justicia”.

Global Understanding tiene previsto convocar un gran y amplio encuentro de conversación, debate y estudio para marzo de 2019 en la ciudad egipcia de Alejandría.

Un servidor ha tenido el honor de participar en la preparación de Global Understanding mediante la clarificación de su cualidad y objetivos. Aquí está la nota conceptual que he redactado al respecto.

MILID Global Understanding

Periodismo de calidad y alfabetización mediática para superar las barreras y prejuicios que producen exclusión, discriminación y separación

MILID Global Understanding es un programa de trabajo  y espacio de actividad en el que convergen la investigación, la innovación y el debate público, junto con otras iniciativas educativas y sociales, que se basa en el potencial que tienen la alfabetización mediática, el periodismo de calidad y el diálogo intercultural para tratar de superar las barreras invisibles que producen separaciones y discriminaciones entre personas y grupos.

MILID Global Understanding es una iniciativa lanzada por la recién creada Cátedra  UNESCO MIL for Quality Journalism (Alfabetización mediática e informacional por un periodismo de calidad). Su alcance, según el convenio firmado con la UNESCO, se extiende preferentemente a Europa, los países árabes y América latina pero no excluye ninguna zona del mundo.

El propósito es tejer alianzas estratégicas y lanzar acciones globales entre universidades, centros de investigación, medios de comunicación, empresas informacionales, entidades educativas, culturales y sociales y grupos activos de ciudadanos con objeto de hallar y poner en marcha iniciativas destinadas a:

  • Superar las barreras invisibles que se alzan entre las personas, los grupos y las civilizaciones y producen discriminación –de género, de riqueza, de poder, de culturas— a causa de la diseminación de prejuicios, informaciones engañosas, ideas belicistas y supremacistas, mediante el periodismo de calidad, el uso responsable de los medios de comunicación y la participación de la ciudadanía en la orientación de la comunicación global hacia el entendimiento y contra la separatividad.
  • Llamar a los profesionales de la información y la comunicación a comprometerse con un periodismo de calidad que denuncie y combata las pseudonoticias engañosas (fake news), la desinformación, la infoxicación, los estereotipos y los lugares comunes que fomentan el espíritu de superioridad de unos grupos sobre otros.
  • Ofrecer a los ciudadanos y a los espacios sociales y convivenciales el poder de la alfabetización mediática como medio eficiente para destruir esas barreras, superar diferencias y desencuentros y construir nuevas mentalidades de progreso basadas en la solidaridad, la cooperación y la libertad.
  • Promover el periodismo de calidad y la alfabetización mediática e innovar en las nuevas oportunidades y escenarios posibles para su desarrollo en la sociedad compleja actual, respecto a la práctica profesional, la formación y el desarrollo de habilidades informacionales por parte de los ciudadanos.
  • Impulsar la participación de la ciudadanía en la tarea de superar las barreras de los recelos, la discriminación y los prejuicios mediante la asunción de una participación activa en la distribución y recepción de la información y de la ideas y hechos que esta vehicula.
  • Reclamar a las empresas informativas e informacionales sus responsabilidades respecto a la calidad de la información que producen o vehiculan y a su compromiso en la eliminación del lenguaje del odio y los prejuicios que causan división y discriminación. Sensibilizar y movilizar a los ciudadanos para que les exijan esa responsabilidad.
  • Actuar preferentemente en zonas de conflicto, sean estas geopolíticas, culturales o ideológicas, para tratar de deshacer desencuentros y propiciar aproximaciones mediante un uso correcto del periodismo de calidad y el diálogo.
  • Poner de relieve ante las sociedades, las instituciones, los gobiernos y los dirigentes mundiales la necesidad de combatir los estereotipos, luchar contra la exclusión, superar las divisiones y la posibilidad de hacerlo efectivamente mediante el uso correcto y responsable del periodismo de calidad por parte de los profesionales y la alfabetización mediática activa y participativa de los ciudadanos, lo que significa abrir caminos prácticos para la paz, la libertad, la igualdad y el entendimiento global.

Misión

Promover el uso del periodismo de calidad y combatir las pseudoinformaciones engañosas, la diseminación de los estereotipos e ideas discriminatorias, de supremacía y de exclusión que producen desigualdad y comprometen la paz entre las personas, los grupos, los pueblos y las culturas. Fomentar la alfabetización mediática e informacional para que la ciudadanía pueda tomar en sus manos el uso correcto y responsable de la información puesta al servicio del entendimiento global.

Visión

El periodismo de calidad y la información responsable tienen un papel irrenunciable en la consolidación y profundización de la libertad, la paz y la prosperidad de las naciones. La alfabetización mediática e informacional son un medio privilegiado para que la ciudadanía contribuya a esas tareas de una manera activa, en la sociedad de la comunicación. Unas y otras actividades deben ser puestas al servicio de un entendimiento global mediante el cual la humanidad pueda superar sus divisiones y dificultades basadas en los prejuicios y el trato discriminatorio e injusto.

Valores

La humanidad dispone de todos los medios necesarios para liberarse de la injusticia, la discriminación, la exclusión y los prejuicios entre personas, grupos, naciones, pueblos y culturas. El periodismo de calidad y la alfabetización mediática e informacional han de comunicar los valores de entendimiento, encuentro y cooperación que permiten acabar con esas lacras. El entendimiento global es, gracias a ello, no una utopía ideal irrealizable o futura sino una posibilidad factual hacia la que hay que encaminarse activamente.

El programa MILID Global Understanding (entendimiento global mediante la alfabetización mediática, el periodismo y el diálogo intercultural) es una iniciativa de la Cátedra UNESCO de MIL for Quality Journalism (Alfabetización mediática e informacional por un periodismo de calidad).

La Cátedra incorpora la tarea investigadora, innovadora, docente y educativa que el Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona viene realizando durante décadas.

MILID Global Understanding, bajo las directrices de la Cátedra de la UNESCO de Mil for Quality Journalism, desarrollará diversas y múltiples actividades en los próximos meses y años en su ámbito y a nivel global.

El catedrático presidente de la Cátedra es el Dr. José Manuel Pérez Tornero, doctor en Ciencias de la comunicación. Forma parte del grupo de Expertos de la UNESCO y de la Comisión Europea en Alfabetización mediática. Es asesor nombrado por la UNESCO en la Global Alliance Media and Information Literacy Partnerships y miembro del consejo directivo de la red de Universidades de United Nations Alliance of Civilisations – UNESCO.

Imagen: presentación de MILID Global Understanding en la Doctoral Summer School de comunicación de la UAB, julio de 2018.

Memes de internet, ¿poder o inanidad?

Un alumno que realiza un trabajo de investigación sobre los memes de internet me plantea tres preguntas muy interesantes que respondo tratando de aportar algo que valga la pena.

¿Qué papel juegan los memes en la sociedad actual?  

Son una forma en que se expresa un hecho cultural tan antiguo como la humanidad: la transmisión oral de historias, cuentos, hazañas y aventuras, adaptada a la existencia de la red y sus procesos tecnocomunicativos. Nada nuevo bajo el sol: la transmisión de los chistes ha sido siempre una forma mémica. De hecho, el inicio de lo que hoy llamamos literatura era esto: la Iliada, por ejemplo, era un macromeme, pues este tipo de megapoemas estaban pensados para ser dichos, escuchados y redifundidos viralmente; hablamos de los autores antiguos como escritores pero Homero era ciego, no escribía pues sino que memorizaba y cantaba, pues estos poemas eran canciones que se memorizaban y se repetían.
Los memes juegan pues el papel que han jugado siempre: buscar una conexión entre mentes mediante la difusión replicada de un elemento que se considera significativo. Al difundir un meme, un indivíduo goza del placer de convertirse en difusor de una idea concretada en un significado, verla crece y por tanto ampliar la influencia de su mente sobre otras mentes.
¿Qué información dan de nosotros como sociedad?  
Expresan lo que nos llama la atención, lo que nos parece relevante y digno de conocimiento, especialmente lo que consideramos singular, raro y digno de ser conocido, y por tanto, responden a la matriz central de la difusión cultural. Que un meme sea anecdótico e incluso fútil no quiere decir necesariamente que ponga de relieve una sociedad supuestamente amante de la anécdota y la futilidad, sino la valoración de lo que rs aparentemente intrascendente pero muy útil para ser puente de contacto entre mentes muy diversas, como lo ha sido siempre el chiste, la anécdota o la leyenda. Sería erróneo creer que el aspecto superficial de los memes es una constatación de una naturaleza superficial de la sociedad; el meme es la expresión del valor que se concede a los elementos rápidos de expresar y de captar y comprender, a la cualidad eléctrica de establecer y extender el contacto mental mémico, a la forma externa aparentemente inane que en realidad esconde una multitud de significados. Es decir, las mismas cualidades que hallamos en el vestido, el maquillaje, las pinturas corporales rituales, la música pop y las formas diversas de la cultura pop.
¿Se podrán entender el día de mañana fenómenos como el Brexit o el ‘procés’ a través de memes? 
Sí, aunque será necesario acceder al contexto que habrá de proporcionar la documentación històrica. Los memes darán cuenta de los estados de ánimo, de lo que la transmisión col.lectiva mémica considera relevante, y sobre todo, de los elementos que la acción propagandística interesada y deliberada ha escogido para suscitar determinados estados d’ánimo y determinadas mentalizaciones. Los memes no explicarán el hecho histórico sino la mentalidad colectiva generada a su entorno y a partir de ellos.
Wikipedia: meme de internet
Wikipedia: los memes según Richard Dawkins
Fotografía: Richard Dawkins

L’esperit d’un temps en el periodisme barceloní i un detall gentil d’un bon amic

La vida és plena d’anècdotes i 50 anys de pràctica continuada del periodisme professional donen per a moltes. N’he vistes de tots colors i he conegut tota mena de gent, fins i tot aquella que no hauries de conèixer mai. Però he tingut la sort de fer un munt d’amics, tractar persones interessants i agradables i fins i tot de convertir algunes d’elles en amistats duradores. Una altra sort ha estat formar part d’una generació de periodistes que, d’una manera o altra, ens sentiem tots tripulants del mateix vaixell i còmplices d’una aventura no només professional sinó cívica i generacional: ser periodista era la manera que teniem de dur a terme allò per al que ens sentiem cridats, que era viure una vida digna, descobrir el món i transformar-lo, aportar a la nostra societat una manera de veure les coses renovadora i lluitar per la democràcia mitjançant l’expressió crítica de les idees i la referència fiable de l’actualitat.

Barcelona i les seves redaccions eren molt diferents al 1970. Es cobraven sous de misèria i la majoria de periodistes estaven pluriocupats, com ara, la prosperitat relativa ha durat només unes dues o tres dècades, entre que les publicacions van començar a ser negoci i que els editors van perdre el nord o van ser substituïts per gestors d’inversions. Els periodistes no érem famosos ni coneguts, tret d’alguns personatges de la televisió i la ràdio, sempre els mateixos, però erem cada cop més respectats pels lectors perquè sabien que treballàvem per a ells i no per als polítics, els bancs o vés a saber quin altre interès. A moltes redaccions regnava un clima autoritari només suavitzat per alguns redactors en cap que compartien amb nosaltres l’aspiració a un periodisme democràtic. Quan es va fundar el Grup de Periodistes Democràtics es va donar un salt qualitatiu, i en el grup es va consolidar una aliança entre periodistes joves i veterans, entre demòcrates liberals i esquerranistes, entre catalanistes i no catalanistes, de la qual va sortir un cert estil i lideratge professional que ha estat vigent fins fa poc.

Qualsevol temps passat sempre ha estat pitjor i aquell nostre també. Però quan ens trobem entre els que no hem estat delmats per les regulacions d’ocupació o les prejubilacions que han deixat les plantilles reduïdes a manats d’executors de llibres d’estil ens sabem reconèixer els uns als altres i entre nosaltres aquella aspiració a un periodisme de qualitat que no sé si hem sapigut transmetre als nostres successors. Un dia la cadena de transmissió de l’esperit professional es va trencar per llei de vida o indústria i no hem sapigut recomposar-la; la feina de les facultats de comunicació va per altres viaranys necessaris.

Fa un parell de dies un company d’aquells temps, Toni Rodríguez Pujol, que fou redactor de El Correo Catalán –diari ja desaparegut, com tots els que es publicaven en vida de Franco, tret de La Vanguardia— em va citar en la seva columna habitual al digital elplural.es, fundat per Enric Sopena, un altre destacat lluitador pel periodisme democràtic en aquella dècada prodigiosa. Toni, avui president executiu de la més prestigiosa agència de comunicació barcelonina, Intermèdia, escriu cada setmana un diàleg de ficció entre dos personatges que comenten l’actualitat, del qual els lectors d’idees més diverses poden treure cadascún les conclusions que creuen més convenients. En aquesta ocasió, els personatges parlaven del conflicte del taxi es referien a un servidor d’aquesta manera:

“O -No diguis xorrades, Quico. No em negaràs que darrere les noves fórmules de negoci hi ha un munt de gent que s’està forrant a costa dels altres.

K -No es tracta d’això. Guanyar diners no ha estat mai cap pecat. En aquest sentit encara n’hem d’aprendre molt dels protestants. Del que es tracta és de no girar l’esquena a la nova economia i tothom hi sortirà guanyant. Coneixes a Gabi Jaraba?

O- Sí, aquell periodista que vam conèixer de joves. Era maçó i comunista? Encara n’és?

K- Sí. Deu ser el darrer comunista de Barcelona. De tant en tant llegeixo el seu blog. Diu que la tecnologia no ha estat mai enemiga de la lluita de classes, que Lenin ja deia que el comunisme “és igual a socialisme més electricitat” i que si no fos pel cable submarí del canal de la Mànega no s’haurien pogut coordinar els sindicalistes francesos i britànics per convocar la conferència de la Primera Internacional, l’any 1884. Com ho veus?”.

Aquests gestos de simpatia són detalls que sempre cal agrair, no només per la cortesia sinó perquè són denotatius de les complicitats d’aquell temps que he explicat. I sobre tot perquè l’autor s’ha pres la molèstia de llegir la meva tesi doctoral, on apareix citat aquest episodi de la lluita obrera del segle XIX, referit en la investigació per David de Ugarte. No sé si sóc “el darrer comunista de Barcelona” perquè n’hi ha uns quants més, sí sóc un socialista de tradició comunista que forma part de Comunistes de Catalunya perquè a casa em van ensenyar que s’havia de ser membre d’un sindicat, d’un centre excursionista i del partit comunista. I formo part de la francmaçoneria catalana, seguint la tradició de Lluís Companys, Ventura Gassol, Andreu Nin, Josep Andreu i Abelló i Emili Vendrell, a la Gran Logia Simbólica Española i al Supremo Consejo Masónico de España. Per a alguns, dèries de gent excèntrica que quan es fa gran es radicalitza en lloc de fer-se conservador –jo, que sempre he estat i sóc un moderat, i que a diferència de molts amics considero elogiós que em diguin socialdemòcrata– però per a mi i per a la gent que em coneix, com en Toni, una manera de seguir donant testimoniatge de que ni ens vam rendir amb Franco viu ni ho farem ara amb tants nous aprenents de dictadors locals que encara no es reconèixen com a tals. Morir per una idea, sí, però que sigui de mort lenta, com cantava aquell.

Toni Rodríguez Pujol, a El Plural: “Taxistes, ludistes i turistes, una relació difícil

Intermèdia, agència de comunicació

Tesi doctoral de Gabriel Jaraba: “De qué conversan los periodistas españoles en Twitter. Un estudio de contenidos y tendencias en la tuiteresfera española”

Fotografia: una de les sessions Intermèdia Confidencial, que celebra l’agència, amb Simon Manley, embaixador del Regne Unit a Espanya. A la seva esquerra, Toni Rodríguez Pujol, president executiu d’Intermèdia i a la dreta, Albert Ortas Serrano, director general de l’agència.

 

Personal brand: construir la propia marca personal en el mundo digital (curso breve con diapositivas)

Como cada verano, este mes de julio he tenido el placer de dar clase a los alumnos de la Arab Academy of Science, Technology and Maritime Transport que asistieron a la escuela de verano de Comunicación que organiza el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB, en el marco de la MILID Doctoral Summer School. Son jóvenes estudiantes de grado procedentes de Egipto, con lo que las clases se realizan en inglés, lengua que utilizan perfectamente. Esta vez los asistentes fueron chicas en su totalidad, muy atentas a la cuestión que les propuse: la importancia de construir la propia marca personal en el entorno digital como medio de adoptar una actitud proactiva en la red y la comunicación.

La marca personal no es una simulación, un personaje de ficción construido exprofeso ni tampoco una mentira, sino el modo de hacerse visible y reconocible en el mundo digital. Es el testimonio de lo que hacer y de cuánto bueno hay en lo que haces, y por tanto no es autobombo, orgullo estúpido o incluso publicidad. Hacer que los demás te conozcan es legítimo, pues conduce a establecer relaciones que pueden ser mutuamente provechosas.

Durante una clase de dos horas expliqué cómo avanzar en la construcción de la propia marca personal mediante la puesta en pie de una plataforma digital, formada por diversos medios y recursos que deben ser orientados estratégicamente a tal fin. Más allá del ir y venir de las redes sociales o de la tentación autorreferente, la plataforma digital propia es útil no sólo para hacerse visible en la red sino como medio de autorreflexión y autoaprendizaje en torno al avance en el camino de la formación y la orientación profesional.

En el presente momento de desarrollo de las redes sociales de internet asistimos una vez más al surgimiento de las corrientes simétricamente opuestas de apocalípticos e integrados, quienes las rechazan por creerlas alienantes y quienes ven en ellas una solución mágica a cualquier cuestión relacional y social. Ni tanto ni tan calvo; las redes no son neutras pero un uso consciente de las mismas conduce a puntos que vale la pena tener en cuenta: asumir un rol activo y crítico de la comunicación es de por sí educativo; considerar la red como un lugar donde se puede aprender y compartir lo aprendido; ejercitarse en ello es un modo de aprendizaje continuo como modo de vida, sin el cual no es posible avanzar en la nueva sociedad en que vivimos.

Podéis ver, descargar y utilizar la clase en diapositivas que os adjunto aquí:

Personal brand in a digital world. Building a true image in the net and standing out from the crowd

PERSONAL BRAND

Información sobre el curso de verano de comunicación para la Arab Academy

Foto: Estrella Luna Muñoz

De espaldas a los lectores

Los historiadores de la prensa del futuro inmediato estudiarán la actitud de los periódicos impresos de Madrid cuando recibieron de uñas al séptimo presidente del Gobierno de la democracia, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, secretario general del Partido Socialista Obrero Español. Y al hacerlo, se sorprenderán al ver que ninguno de ellos consideró noticia de portada la fotografía del flamante primer ministro prometiendo su cargo sin tener delante un crucifijo y una Biblia. Adoptaron, quizá sin ser conscientes de ello, la actitud del presidente saliente cuando marchó mirando al tendido al largarse a media sesión de moción de investidura en actitud de ahí os quedáis. Pero los periódicos no pueden encogerse de hombros y dar la espalda a los lectores cuando un hecho no les gusta, porque se deben a ellos y solamente a ellos; ay del medio de comunicación que considera oposición a su propio público.

La prensa impresa española de hoy, en su casi totalidad, es del todo inviable en términos económicos, de audiencia y empresariales. Creen sus administradores que les hacen daño las redes sociales de internet y los supuestamente inextricables gustos del público, cuando este se ha regido siempre por lo de siempre: la gente hace caso de lo que le interesa, de lo que tiene algo que decirle que considere significativo. No ha sido internet lo que ha producido el desballestamiento económico de la prensa española sino las carreras enloquecidas producidas hace algunos años en torno a la televisión –Sogecable, Antena 3 y cosas así– en las que se fundieron las ganancias obtenidas con los periódicos. Ironías de la vida, aquel modelo de televisión entra ya en progresiva obsolescencia y quienes han acabado haciéndose con el botín han sido  holdings extranjeros que actúan como duopolio, mientras que la empresa española no tiene nada que decir ante el desarrollo tecnológico y estratégico de las nuevas plataformas de televisión de pago. Los lectores abandonan la prensa porque no les interesa, no les gusta y creen que no les sirve. A la prensa le corresponde ganarse su interés, y no es otra su tarea. Pero las empresas periodísticas andan entretenidas con otros asuntos.

La prensa española es propiedad, en última instancia, de los bancos que han asumido sus deudas, y estos mantienen en vilo a las empresas periodísticas orientándolas hacia una u otra estrategia política de acuerdo con intereses que no son los de los lectores ni de la ciudadanía en general. En los últimos años hemos visto que se ha producido una concentración de los medios en torno a posiciones que podríamos calificar de derechistas siendo benevolentes y cualquier observador mínimamente moderado podrá constatar que un repaso de sus publicaciones arroja un aroma suavemente reaccionario. Los medios digitales, que hubieran podido aportar innovación o por lo menos cierta renovación son en general panfletos partidarios directamente subvencionados por fondos cuya procedencia más vale la pena, por caridad cristiana, llamar opacos. No hay futuro ni en la prensa impresa ni en la digital, salvo ciertos medios aislados que se empeñan en hacer periodismo, como Eldiario.es o Público  y algunos otros. La prensa española de hoy día es un conglomerado de periódicos de partido o de intereses fragmentados interesados en provocar ciertos estados de ánimo políticos que ha respondido, en el campo mediático, a un proyecto de derechización de la sociedad en general. En mi tesis doctoral “De qué hablan los periodistas españoles en Twitter” demuestro la extremada polarización ideológica de los profesionales en torno a un mundo ideológico e ideologizante que es muy reducido y limitado a lo que llamo “el Madrid periodístico institucional” en el que no se advierten señales de innovación ni de apertura de horizontes.

La recepción del nuevo gobierno por parte de ese mundo mediático, hecha a regañadientes, muestra no sólo las dificultades del sector para abrirse a una nueva realidad sino el recelo que siente ante la posibilidad de verse privado de ciertos alicientes económicos e institucionales con los que se ha venido sintiendo como pez en el agua. Falta saber ahora si el rediseño institucional que puede desprenderse del cambio acelerará unas transformaciones necesarias en la prensa o acelerará una obsolescencia informativa que se percibe ya como factual en el simple hecho de que los periódicos españoles de hoy se elaboran y se difunden de espaldas a los lectores y por tanto, del futuro más inmediato.

El vídeo y el texto de mi conferencia en el foro de World Goodwill en Ginebra sobre alfabetización mediática y justas relaciones humanas

La ONG internacional World Goodwill/ Buena Voluntad Mundial tiene la amabilidad de incluir en su último boletín (el nº 1 de 2018) una síntesis de mi intervención en su seminario anual celebrado el pasado noviembre en Ginebra, Londres y Nueva York. Yo participé en las sesiones que tuvieron lugar en la primera ciudad, en la sede de Naciones Unidas y en el centro educativo Cayla, y fue una experiencia de extraordinario valor para mí y enormemente estimulante.

Buena Voluntad Mundial (World Goodwill) es una ONG internacional con sede en Ginebra, Londres y Nueva York, que se dedica a impulsar el espíritu de buena voluntad orientado al establecimiento de justas relaciones humanas. BVM impulsa redes de buena voluntad por todo el mundo, considerando la humanidad como un todo, y apoya decididamente la tarea de Naciones Unidas.

El foro de World Goodwill de 2017 tuvo como lema “De lo Irreal a lo Real. 
Discernir la Verdad en la Era de la Información”, y yo participé con una conferencia titulada “El papel de los medios de comunicación en el discernimiento de la verdad: la alfabetización mediática e internacional como herramienta para unas correctas relaciones humanas”.

Os adjunto el enlace a la edición web del mencionado boletín, con un resumen de mi intervención en Ginebra, titulado Constructing a Universal Dialogue through Media Literacy (Construir un diálogo universal mediante la alfabetización mediática). En ese lugar hallaréis también el vídeo de mi conferencia.

Para quienes os resulte más cómodo leer en español, aquí tenéis traducido el resumen.

Gabriel Jaraba es profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona, y en la Cátedra Internacional UNESCO de Alfabetización Mediática y diálogo Intercultural.  Gabriel empezó por señalar la importancia clave de la alfabetización tal como ha sido definida por la UNESCO. Sugirió que sin alfabetización mediática no puede haber verdadera democracia. El siglo XXI es la era de la comunicación total, que condiciona todos los aspectos de la vida. Así, nos hallamos en medio de un periodo de disrupción de los medios, que describió como “un cambio civilizatorio en todos los aspectos”. Surge entonces la pregunta de cómo actuar responsablemente en esta época.

Estamos en una civilización tecnológica, basada en la digitalizacion de la comunicación, combinada con una cultura mediática organizada alrededor de los medios de comunicación y su convergencia. Esto causa tres impactos clave: en la energía que se precisa para comunicar; en el tiempo; y en el espacio. El resultado es la aparición de unas comunicaciones gobales, instantáneas y ligeras. ¿Cómo causa esto impacto en nuestra responsabilidad colectiva de establecer correctas relaciones humanas? Podríamos estar tentados por reaccionar con miedo y tratar de resistir esa poderosa tendencia, pero de hecho se trata de una gran oportunidad de hacer avanzar la conciencia planetaria, con lo que se difundiría muy ampliamente la Sabiduría Sempiterna a través del entramado universal de la Red, la cual es la manifestación física de una verdadera “noosfera” o esfera del pensamiento humano, tal como predijo Teilhard de Chardin.

La existencia de esta manifestación física del plano mental conlleva nuestra responsabilidad de preservar y fomentar su correcto crecimiento de modo que pueda convertirse en un vehículo útil para las correctas relaciones humanas. Para que ello sea así, Gabriel sugirió que debemos protegerla cuidadosamente del peligro de ser apropiada únicamente por las grandes empresas. Las grandes plataformas corporativas tienen a limitar la comunicación activa de la opinión en favor del consumo pasivo de información. Por ello la educación mediática en la escuela es esencial, pero no suficiente. Debe responder a un panorama tecnológicamente muy dinámico, a las nuevas condiciones creadas por las redes sociales y a la emergencia de algoritmos que toman decisiones sobre lo que vemos. De este modo, la educación mediática afronta el gran reto de arrojar luz sobre el poder oculto de las grandes plataformas y demandarles responsabilidades por su impacto en la economía y la sociedad. Sin embargo, no basta con estar a la defensiva si es que hay que defender la democracia. La alfabetización mediática debe convertirse en un ejemplo práctico de cómo aplicar las correctas relaciones humanas –“las correctas relaciones humanas no son un deseo benevolente ni una utopía irrealizable sino un imperativo ético que debe ser actualizado”–. Y la alfabetización  mediática puede ser expresada tanto en un contexto formal como informal, en las instituciones educativas o mediante el activismo social.

Gabriel compartió sus ideas sobre los nuevos valores que inspiran la alfabetización mediática. Primero, la defensa de la autonomía individual que tienen derecho a la información y a considerarla críticamente. Segundo, la confianza en el valor constructivo de un diálogo participativo y abierto, en la capacidad de las masas y los colectivos organizados para generar información de calidad, evaluación crítica y procesos de toma de decisiones, y la importancia clave del conocimiento compartido. Tercero, el poder de la imaginación creativa, que debe nutrir una democracia comunicativamente activa mediante la igualdad de participación y de expresión de la opinión. Y en cuarto lugar, el respeto por la diversidad cultural y el diálogo intercultural. “La nueva alfabetización mediática respeta la autonomía de cada cultura y su singularidad, porque tiende puentes para la construcción de un diálogo universal entre ellas, orientado a la construcción de valores compartidos”.

La alfabetización mediática debe fortalecer el pensamiento crítico y la capacidad de manejar la información difundida por los medios. Sus elementos principales son:

“Saber cómo hallar el acceso a la mejor información posible usando las fuentes más apropiadas, diversas y fiables.

Saber evaluarla con criterios rigurosos y precisos.

Contextualizar y comprender la información según su fuent.

Conocimiento del contexto ideológico y cultural del cual procede la información y el que denota.

Integrar todo lo anterior en un marco de información y conocimientos previos y obtener un resultado significativo”.

Desarrollar esas capacidades permite hallar soluciones significativas de problemas en campos como: conflictos interculturales; tareas para acabar con los prejuicios y la discriminación; crear redes de intereses y valores compartidos; participación democrático; limitar el poder del estado; transparencia corporativa; libertad de expresión; y acceso a la información.

Finalmente, Gabriel señaló, “Ya no se trata de promover el patriotismo nacional mediante la alfabetización y la educación, sino de promover, mediante la alfabetización mediática, el sentimiento de una ciudadanía universal orientada a una pertenencia cosmopolita. Los medios son hoy constructores activos de la visión que cada grupo humano tiene de sí mismo y de los demás. La comunicación pone en las manos de cada persona la posibilidad de crear por primera vez en la historia una nueva conciencia planetaria que haga realidad el principio de que ‘las almas de los hombres son una'”.

Boletín de World Goodwill, nº 1, 2018

Vídeos con las conferencias

Descargar la conferencia de Gabriel Jaraba en el forum World Goodwill de Ginebra (11 pág. PDF).

Para ver más detalles y el programa completo de los actos, descargar el programa en PDF.

Buena Voluntad Mundial / World Goodwill, ONG internacional.

Fórum de Buena Voluntad Mundial 2017

Fotografía: concierto por la paz y los derechos humanos en la sala de Naciones Unidas en Ginebra diseñada por Miquel Barceló.

Unas intervenciones sobre el futuro de la televisión informativa y de la prensa

Estos últimos dias he tenido bastante actividad en medios digitales y redes, muy estimulante. Publiqué un artículo sobre la innovación en los informativos de televisión en la web de OI2, Observatorio para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital, en el que trataba de llamar la atención de que no sólo la prensa impresa corre el riesgo de resultar obsoleta ante los cambios actuales en la comunicación sino que lo mismo podía suceder con la televisión informativa:

Diez preguntas para tratar de ver más claro el cambio posible y necesario en la televisión informativa

Mis preguntas surgen a partir de esta constatación:

“Las transformaciones que la televisión como medio debe afrontar son probablemente más ingentes que lo que parecen a primera vista. En principio se suponía que debía actuar en consecuencia a un cambio profundo en la determinación tecnológica: la revolución digital. Pero ahora podemos ver que de lo que se trata es de la irrupción de una cultura digital, entera y en toda la regla. Una cultura –un salto cultural transformador, como la invención de la imprenta y el surgimiento del libro moderno—hace mucho más que reclamar una adaptación técnica de los modos de expresión de la cultura anterior. ¿Cuáles son las nuevas determinaciones/posibilidades que la cultura digital presenta a la televisión? ¿Cuáles de ellas son posibilidades tecnológicas y cuáles oportunidades sociales?En su conjunto, ¿qué panorama dibujan en cuanto a expansión, diversificación e impacto en el terreno comunicacional, informativo, cultural y social?”.

Esta pieza tenía como propósito animar un poco el cotarro ante la celebración, el 21, 22 y 23 de febrero en Madrid de las Jornadas OI2 del mencionado observatorio. Se trata de la tercera edición de esta iniciativa de RTVE, la UAB y la universidad CEU-San Pablo, en cuya segunda entrega, en 2016, tuve el placer de participar. Y parece ser que lo animó, puesto que circuló bastante por Twitter entre las personas más próximas al espíritu de las Jornadas OI2. Mientras tanto, yo temía haber exagerado en cuanto a mis apreciaciones críticas, pero un ulterior artículo de un profesor de la universidad de Cardiff vino a decir lo mismo que yo; lo aproveché para remachar el clavo desde la web del Gabinete de Comunicación y Educación:

Cuidado con el dinosaurio

Aprovecho para señalar allí la pertinencia de las preguntas que antes formulé:

“Si no somos nosotros quienes nos hacemos las preguntas pertinentes sobre la salud y el futuro de los medios de comunicación no lo hará nadie. ¿Quiénes somos nosotros? Pues los profesionales de la comunicación, los usuarios de los medios, los educadores, los padres y familiares de los educandos y los entornos sociales, profesionales, académicos y familiares en los que vivimos. A todos nos interesa una información de calidad, al servicio de los ciudadanos y no de las empresas, de los intereses financieros y las estrategias políticas. A las empresas informativas también debería interesarles ese debate, puesto que está en juego el futuro inmediato de sus negocios. Sin embargo, aunque el dinero suela ser una poderosa razón motivadora, no parece que la empresa periodística esté dispuesta a asomar la cabecita en los lugares donde se reflexiona cada vez más a fondo sobre este asunto que nos concierne a todos pero especialmente a ellos”.

En esta línea de aproximación crítica al futuro de los medios de masas, la fundación l’Alternativa, vinculada a Esquerra Unida i Alternativa me pide un artículo sobre el cierre de la revista Interviu, lo que aprovecho para situar esa circunstancia en un panorama más amplio y en perspectiva diacrónica: un esbozo de las transformaciones de la prensa española desde la muerte de Franco hasta la actualidad y un toque de alerta ante el inmovilismo de los medios que es fruto del inmovilismo de la sociedad entera:

“El inmovilismo político y social de la sociedad española actual ha marcado el fin de la prensa dinámica de la Transición, y será la tumba de la prensa impresa actual. Aparecerán nuevas publicaciones, muy probablemente multiplataforma, que combinarán el papel y el digital. Ello será obligado por la necesidad que una sociedad democrática tiene de disponer de medios de información, y porque los ecosistemas sociales generan las estructuras informativas que son coherentes con ellos. Lo que cuesta més de vislumbrar en esta perspectiva es el surgimiento de nuevos empresarios de comunicación, motivados por publicar productos innovadores, ilusionados por la labor periodística y erigidos en verdaderos emprendedores en lugar de gestores administrativos que combinan las artes del jefe de personal y las del ‘broker’ financiero. Lo que antes se llamaba empresarios de prensa, personajes hoy desaparecidos que compartía con los periodistas la fascinación por hacer posible la información periódica orientada a explicar lo que pasa a los interesados en saberlo.
Hoy no queda ningún empresario de prensa digno de tal nombre, solamente administradores de deudas que sueñan en cómo se podrían hacer periódicos sin periodistas. Porque estos no-empresarios no sólo desconfían de sus periodistas sino que los odian profundamente y sólo quieren quitárselos de encima. Esto es lo que mata a la prensa y no las redes i esto es lo que ha matado a “Interviu y matará a más publicaciones no en los próximos años sino en los próximos meses”.
La desaparició d’Interviu i el “zombie wak de la premsa espanyola
El artículo ha sido reproducido por el blog periodístico PAIOS, que tiene una gran repercusión en los ambientes profesionales de la comunicación en Cataluña.

 

 

Dos intervenciones en Ràdio Barberà y Gestiona Radio

Estas últimas semanas me han llamado de algunas emisoras de radio para hacerme entrevistas o solicitarme la opinión. Agradezco mucho estas atenciones porque me permiten contactar con uno de mis medios preferidos; me hubiera gustado tener más oportunidades en mi vida profesional para adentrarme en el medio de Marconi. Aún y así, he podido colaborar en muchas emisoras y tocar el medio desde dentro en Radio Miramar, durante la feliz época en que estuvo dirigida por el inolvidable Marcelino Rodríguez de Castro.

Mi antigua alumna Aina Ramis estrenó sección en Ràdio Barberà y tuvo el detallazo de invitarme a hablar en su primera edición. Intervine pues en L’escala al cel (homenaje a Led Zeppelin) hablando de David Bowie, pues Aina comentó su disco Earthling y quiso que yo lo enmarcara en la cultura rock del siglo XX. Esta joven periodista, que ya ha trabajado en Diario de Mallorca y la edición balear de Ara, hizo su trabajo de final de grado sobre la censura y el rock bajo el franquismo. Habla, lee y escribe en inglés y alemán, además de catalán y español, y es uno de los ejemplos que demuestran que muchos jóvenes universitarios de hoy saben aprovechar a fondo sus años de estudios. Al micrófono, le digo que David Bowie ha sido una especie de síntesis de la música pop rock del siglo XX, que no se ha dejado atrapar por un estilo ni encerrar en una imagen sino que ha reflejado, como las diversas facetas de un diamante, todos los caminos que el rock ha abierto en los últimos 60 años. Podéis escuchar el podcast en el siguiente enlace:

L’escala al cel. Sección musical de las mañanas de Ràdio Barberà (minuto 1:27:46).

Me llaman también de Gestiona Radio, la emisora económica de la COPE, para intervenir en su franja matinal hablando de periodismo e internet, y me encuentro con que su conductor, Javier García Mateo, también había sido alumno de la UAB años ha. De modo que nos liamos a contar batallitas, de cuando la facultad de Comunicación no tenía edificio propio y estaba realquilada en otro. El tiempo nos alcanza, sin embargo, a hablar del asunto previsto, de modo que puedo hacer una recomendación: que los jóvenes periodistas recién graduados o a punto de hacerlo trabajen en pequeños grupos cooperativos, como emprendedores, para crear su propio cibermedio que genere el puesto de trabajo que necesitan y que la industria en principio no se los va a ofrecer. Con una pequeña inversión, muchísimo trabajo y sobre todo, ideas claras, es posible crear un medio digital multiplataforma que vaya más allá de un diario digital y que permita ofrecer al público tanto información de calidad como narrativas transmedia que la desarrollen aprovechando el potencial del ciberespacio. No es un problema de tecnología sino de creatividad, ideas acertadas y capacidad de empendimiento y resistencia. En lugar de ir mendigando infraempleos los jóvenes periodistas deberían dedicarse a abrir camino en este sentido y en otros parecidos.

Programa matinal de Gestiona Radio (minuto 00:45).

Con estas dos intervenciones y la anterior entrevista en Estat de Gràcia, de Catalunya Ràdio, hablando del nacimiento de Interviu, he podido alimentar mi gusanillo radiofónico estas últimas semanas. Se admiten más entrevistas.

 

 

Entrevista a Catalunya Ràdio tot parlant d’Interviu

El programa Estat de Gràcia, de Catalunya Ràdio, va tenir l’amabilitat de convidar-me, dijous passat 11 de gener, per parlar de la revista Interviu, arran del seu tancament. Jo havia estat membre de l’equip fundacional d’Interviu, on feia de redactor, i aquella va ser una de les més intenses i satisfactòries experiències de la meva vida professional, amb 26 anys. Roger de Gràcia, director del programa, i el seu equip —Anna Ayala, Ricard Garcia i Montse Virgili, magnífiques persones i professionals– van creure que això i la meva condició d’estudiós de la comunicació podrien aportar tant testimoni com perspectiva a l’hora de valorar aquell moment històric en la premsa espanyola i la transició. Va ser una entrevista vibrant, divertida i espero que alliçonadora, on m’ho vaig passar molt bé i segons sembla, els meus companys també: “Va ser molt especial”, va tuitejar després Montse Virgili. Els estic molt agraït.

Podcast: “Estat de Gràcia”, Catalunya Ràdio: entrevista amb Gabriel Jaraba sobre Interviu.

Aquestes són les notes al marge que vaig prendre de cara a l’entrevista, i que la complementen:

El veritable creador d’Interviu va ser Josep Ilario, periodista i editor, creatiu i emprenedor, un estrany cas d’editor a qui agraden els periodistes, potser per aquesta doble condició. Ilario va ser el geni creatiu darrera els grans productes del Grupo Zeta, i un cop va marxar, tots i cadascún d’ells van anar entrant en decadència: no hi havia ningú que hagués entés de veritat ni la seva lògica ni la seva màgia.

Cap mitjà de comunicació plega a causa de la competència que li fa un altre mitjà. El que mata les publicacions són tres coses. Una, la incapacitat d’evolucionar i adaptar-se a les noves situacions potenciant el component realment genial del projecte inicial. Dues, la malfiança dels propietaris envers els qui fan el producte, que els porten a prendre decisions atrabiliàries fruit de consellers administratius que desconeixen la subtilesa de la comunicació. Tres, els deutes bancaris conseqüència dels dos punts anteriors.

Ja no hi ha editors de premsa, ni dels innovadors ni dels altres. La premsa de la transició, que interessava la gent i obtenia beneficis molt importants, tenia darrera noms d’editors que, en gran mesura, sabien dirigir publicacions. Antonio Asensio va ser un gran intuitiu que sabia que el seu gust personal es corresponia amb el dels grans públics als quals aspirava a arribar.  A Asensio li agradava la premsa, i el que és més rar en un editor, li agradaven els periodistes. Disfrutava com un vedell posant en marxa projectes i implicant-s’hi com un redactor més.

Interviu va representar la fi dels sous ridículs dels periodistes barcelonins. Ilario i Asensio sabien que per a competir des de la seva petitesa inicial havien de pagar millor que ningú. Però també va ser la inauguració d’ambients distesos en les redaccions, la promoció de la creativitat i la creació d’un espai on exercir la professió amb ambició i exigència. Fins aleshores, i amb alguna excepció a Mundo Diario, els periodistes barcelonins vivien encotillats en unes redaccions envellides i atemorides.

L’èxit d’Interviu no eren les tetes o els escàndols. No era degut a “donar carnassa al populatxo”. Es basava en quelcom molt senzill que sembla oblidat: reconèixer el propi públic, saber on és, com és, acceptar-lo com és i enviar-lo un senyal: “Et veiem. Volem parlar amb tu”. Qui torni a encertar-la amb un reconeixement semblant tornarà a connectar-hi. El rebuig que certes elits senten davant les xarxes socials indica que de moment això no passarà.

 

Defensa de la tesis doctoral: Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo

El pasado jueves 23 de noviembre defendí mi tesis doctoral en Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona. Fue el final de un largo recorrido no solamente académico sino personal: las personas que nos doctoramos a una edad mayor no lo hacemos para introducirnos en la carrera investigadora sino como culminación de una vida. En mi caso marca el final definitivo de mi condición autodidacta. Fui uno de tantos jóvenes obreros de los años 60 que aspirábamos no sólo a una vida mejor sino a comprender el mundo para transformarlo. El lema de “la alianza de las fuerzas del trabajo y de la cultura” fue para mí más que una frase, una consigna. Pero la falta de oportunidades económicas y sociales me llevó por lo primero aunque no renuncié a lo segundo: leí todo lo que cayó en mis manos y estudié por mi cuenta obstinadamente. El periodismo me permitió acceder a él de manera autodidacta, ya que unia una escritura de nivel profesional que había asimilado con la lectura y la curiosidad infinita que debe caracterizar a todo periodista. Después de una larga carrera profesional en todos los medios, tuve la ocurrencia de matricularme, con 50 años cumplidos, de primero de Periodismo en la UAB. Y así hasta hoy, pasando por el programa de doctorado antiguo y transitando hasta el renovado hasta ser Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo. En este periodo he sido, y sigo siendo, docente e investigador, vinculado al Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

En el largo periodo en que he cursado el doctorado he tenido la enorme suerte de contar con el doctor Santiago Tejedor como mentor y director de tesis. Interesados ambos por la investigación de la Web 2.0, las transformaciones de la comunicación fruto del tsunami digital y la educación como modo de empoderamiento de los jóvenes, hemos emprendido juntos un camino que no cesa, en el que hemos hecho publicaciones juntos y juntos hemos llevado adelante la docencia del ciberperiodismo en nuestra facultad. Ahora publicaremos algunos artículos en revistas científicas a partir de la tesis.

El dia de la defensa de la tesis fue una jornada memorable. Me acompañó mi familia y mis amigos más íntimos, y estuvo presente la rectora de la UAB, doctora Margarita Arboix. El tribunal fue de lujo: José Manuel Pérez Tornero, director del Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB y asesor de la Comisión Europea en la materia; Manuel Ángel Vázquez Medel, catedrático de la Universidad de Sevilla e investigador de las nuevas ciencias sociales del futuro inmediato, y Santos Gracia, directivo de la Fundación Universitaria Iberoamericana, que acababa de llegar de Angola donde está fundando una universidad. Los tres fueron enormemente generosos conmigo, valoraron mi esfuerzo e investigación y quisieron apreciar que mi aportación no solamente era científica sino profesional, al representar a mi generación de periodistas. Recibí, además, las felicitaciones de la decana de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB, doctora Maria José Recoder, y de la directora del Departamento de Periodismo y Ciencias de la Comunicación, catedrática doctora Charo Lacalle. Todos ellos me regalaron uno de los días más felices de mi vida, y a todos ellos quedo profundamente reconocido. El reconocimiento alcanzó, como era debido, al doctor Santiago Tejedor, por su esfuerzo en guiarme en mi investigación. El tribunal ha tenido a bien conceder la calificación de Excelente Cum Laude.

La tesis, titulada “De qué conversan los periodistas españoles en Twitter. Un estudio de contenidos y tendencias en la tuiteresfera española”, es un intento de percibir, de entre el tuiteo de los profesionales de la información, indicios y tendencias de innovación en el periodismo, sus temáticas y abordajes, así como del papel de internet y las redes sociales en el proceso de transformación que está sufriendo. Analizo 3.500 tuits emitidos durante siete semanas y las portadas de diarios de referencia de ese periodo, a partir de dos muestras de periodistas tuiteros, mediante el método de análisis de contenido. Realizo además el ejercicio de exploración metodológica que implica adaptar el análisis de contenido a las nuevas realidades digitales.

El tribunal consideró que he efectuado unas aportaciones innovadoras y que esa exploración metodológica es valiosa.

Descargar la tesis doctoral “De qué conversan los periodistas españoles en Twitter. Un estudio de contenidos y tendencias en la tuiteresfera española” (270 págs. en PDF):

Tesis Gabriel Jaraba definitiva

El trabajo de campo, con todos los tuits y portadas, se puede consultar en el blog de la investigación.

Voy construyendo, además, un wiki con recursos y materiales sobre Twitter.

Y sigue disponible mi libro Twitter para periodistas, un manual para profesionales útil también para todos los tuiteros.

Fotografía: un momento de la defensa de la tesis en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB.

En el fórum internacional de World Goodwill en Ginebra, hablando de alfabetización mediática y justas relaciones humanas

Tengo el honor de participar este año como ponente en el foro del movimiento Buena Voluntad Mundial (World Goodwill), una ONG internacional con sede en Ginebra, Londres y Nueva York, que se dedica a impulsar el espíritu de buena voluntad orientado al establecimiento de justas relaciones humanas. BVM impulsa redes de buena voluntad por todo el mundo, considerando la humanidad como un todo, y apoya decididamente la tarea de Naciones Unidas.

El foro de World Goodwill de 2017 tiene como lema “De lo Irreal a lo Real. 
Discernir la Verdad en la Era de la Información”, y yo voy a participar con una conferencia titulada “El papel de los medios de comunicación en el discernimiento de la verdad: la alfabetización mediática e internacional como herramienta para unas correctas relaciones humanas” (una vez haya transcurrido el foro publicaré el texto de esta alocución en Gabriel Jaraba Online, traducida al español, ya que la pronunciaré en inglés). Mi intervención tendrá lugar en Ginebra el sábado 18, después de que el viernes 17 haya tenido lugar la primera parte del evento en el Palacio de las Naciones Unidas de esa ciudad suiza. Simultáneamente tendrán lugar sesiones parecidas con idéntico tema central en Londres y Nueva York.

En el panel en el que participo intervienen Alexandra Ratcliffe, profesora, escritora y colaboradora de The Huffington Post, con “Y la Verdad os hará libres: Hallando Claridad en un Mundo Complejo”Cécile Sorbier, Directora de Medio Ambiente en Femmes Internationales Murs Brisés, con “Las Correctas Relaciones Humanas en Temas Ambientales”, y Vincent Claesens, de Buena Voluntad Mundial Ginebra, con “Discernir la Verdad en la Era de la Información: Fomentando las correctas Relaciones Humanas”.

El día anterior, en el Palacio de las Naciones Unidas, intervienen Mintze van der Velde, de Buena Voluntad Mundial Ginebra, con “Les justes relations humaines et les ODD: le rôle fondamental de la bonne volonté”;  Dr. Jim Ryder, ex Vicepresidente de Lockheed Martin Space Systems Company y Director de Advanced Technology Center, con “¿Cuál es el papel de laCiencia en la sociedad?”; Dr. Albert van der Velde,  Médico (medicina integrativa) en Holanda y Director de “Voeding Leeft”, con “El Estilo de Vida como Medicina para la Buena Salud y el Bienestar”,Patrice Brasseur, fundador de la Psicosofía, cruce entre la Filosofía, la Espiritualidad y la Psicología, con “La Verdad es Siempre el Próximo Paso”.

Agradezco enormemente a Mintze van der Velde, director de la oficina ginebrina de World Goodwill que me haya invitado a participar en este fórum, al que aportaré lo esencial de las investigaciones del Gabinete de Comunicacion y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona y en el que representaré a la Cátedra Internacional UNESCO UniTwin Unaoc en Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural de la que soy profesor.

Para ver más detalles y el programa completo de los actos, descargar el programa en PDF.

El Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB se hace eco de mi participación en el forum

La noticia en Gabriel Jaraba Online

Buena Voluntad Mundial / World Goodwill, ONG internacional.

Fórum de Buena Voluntad Mundial 2017

 

 

 

Jornada sobre periodistes i youtubers a l’Aula Magna de la Facultat de Comunicació de la UAB

El divendres 3 de novembre tindrà lloc una jornada de debat a la Facultat de Ciències de la Comunicació de la UAB amb els alumnes de 2on de Periodisme sobre xarxes socials i internet, centrades en el periodisme mòbil (MoJo, mobile journalism) i el fenòmen dels youtubers. Tindrà lloc a l’Aula Magna de la facultat, de 10.30 a 16.45 h.

Jo tindré l’honor de participar-hi com a moderador d’una mesa de discussió i faré el resum de la jornada, la qual he contribuït a dissenyar i orientar.

La jornada serà inaugurada per la catedràtica Charo Lacalle, Directora del Departament de Periodisme i Ciències de la Comunicació de la UAB i el catedràtic José Manuel Pérez Tornero, Director del grup d’investigació Gabinet de Comunicació i Educació de la UAB.

Hi tindrà lloc la presentació del llibre #MOJO Manual de Periodismo Móvil, per Miguel Ángel Martín-Pascual, Director de Radiotelevisión Española i de la professora Núria Fernández García, de la UAB.

La jornada es titula “Immersos a les xarxes. Periodistes i youtubers” i té com a objecte propiciar la reflexió i el debat sobre xarxes socials i periodisme per part dels alumnes del segon curs del Grau de Periodisme de la UAB i les persones que hi vulguin assistir.

Aquest és el programa sencer:

10.30

Presentació de la Jornada.

Charo Lacalle, Directora del Departament de Periodisme i Ciències de la Comunicació (UAB)

José Manuel Pérez Tornero, Director del Grup d’Investigació Gabinet de Comunicació i Educació (UAB)

Santiago Tejedor, Coordinador de la Jornada

10.45

Presentació del llibre: #MOJO Manual de Periodismo Móvil.

Miguel Ángel Martín-Pascual. Responsable d’Innovació tecnològica Instituto RTVE

Núria Fernández García. Professora i Investigadora (UAB).

11.15

Primera mesa de discusió.

Rodrigo Faez @RodrigoFaez. Periodista i youtuber (teleconferència)

Bolli Rodríguez @BolliStuff.  Periodista, dissenyadora i youtuber

Miguel Ángel Martín-Pascual. Responsable d’Innovació tecnològica Instituto RTVE

Alba Castilla.  Periodista y experta en Youtubers

Modera: Gabriel Jaraba

12.30

Segona mesa de discusió.

Dani Senabre @danisenabre.  Periodista i youtuber

Santiago Hernández.  Instituto RTVE Barcelona

Alba Castilla.  Periodista i experta en youtubers

Modera: Xavier Ortuño

13.45

Fin de la jornada del matí

15.00

Tercera mesa de discusió.

Roc Massaguer @Outconsumer. Periodista i youtuber

Aida Deturk. Periodista iy experta en xarxes socials i internet

Modera: Santiago Giraldo

16.30

Conclusions:

Gabriel Jaraba

16.45

Fi de la jornada

Per saber-ne més sobre els youtubers: el meu llibre “You Tuber. Cómo crear vídeos de impacto y triunfar con ellos en internet”.

Fotografia: l’Aula Magna de la Facultat de Ciències de la Comunicació, durant un homenatge a Paco Elvira, fotògraf i professor de la facultat, recentment traspassat.

VERDE, viva el rey de España

Cuando el rey Felipe VI se disponía a dar su primer mensaje de Navidad, en 2015, decidió un nuevo escenario y cambió el tradicional set de aires domésticos en el que aparecía su antecesor por el Salón del Reino. Muchos telespectadores se lamentaron de ello entonces, pues creían que mostrando tal entorno don Felipe había hecho una innecesaria ostentación de lujo y riqueza ante una ciudadanía afectada por la crisis. Con ello, estas personas denotaron dos cosas. Una, que la gente, a pesar de todos los pesares, es buena y compasiva, y gracias a ello subsiste el mundo. Y otra, que la educación moderna ha conseguido tanto acabar con el analfabetismo como producir almas de cántaro. Lo que la Corona hizo con aquel cambio de escenario no fue una frívola exhibición de patrimonio sino una calculada y gélida demostración de voluntad de poder. Lo que se buscaba era ejercer un sólido efecto de autoridad con una escenificación que no era de riqueza sino de solemnidad, de esa solemnidad con la que se adorna Vladimir Putin cuando aparece ante el público ostentando su voluntad de poderío.

Felipe VI mandó un mensaje claro aquella noche: se acabó el rey campechano y, ante los interrogantes del futuro, mi mano no temblará. Yo escribí entonces no sé donde una reflexión parecida a esa y dije que don Felipe comenzó a mostrarse como el hardliner que podía llegar a ser. Y utilicé la palabra inglesa hardliner porque me parece que tiene más matices y acepciones, en el sentido de ser de línea dura, pero también aludir a un entusiasta, convencido y empeñoso. Esos matices son importantes cuando desde el centro del poder te mandan un mensaje tan claro. Hoy día ya he quitado de aquella afirmación el “podía llegar a ser”; como profesor de comunicación debo estar a la altura de un rey semiólogo.

El pastel que comenzó a cocinarse aquellas fiestas navideñas salió del horno con el discurso del 3 de octubre. Hay quien dice que si don Juan Carlos hizo el 23F un discurso civil vestido de militar, don Felipe hizo lo inverso. Dios me libre de pensar yo tal cosa, pues no quiero imaginar algo parecido en 2017, que no es exactamente 1981 (aunque para algunos, como si lo “seriese”). Y la guinda le fue colocada al dulce ayer en el acto de entrega de los premios Princesa de Asturias. Felipe VI apareció en él para entregar los galardones y pronunciar su discurso luciendo una corbata verde. La bondad innata de nuestro pueblo habrá hecho pensar a algunos que se trataba de un error de elección de vestuario, pero fue lo contrario: otro mensaje del rey semiólogo. V.E.R.D.E. es el acrónimo de Viva El Rey De España.

El uso de color y acrónimo-consigna asociado viene de lejos. Su antecedente se encuentra en la lucha de Italia por la liberación del dominio austriaco, en el siglo XIX, en la que el pueblo aclamaba al gran compositor Giuseppe Verdi, “evivva VERDI!”, porque las letras de su apellido formaban el acrónimo de Vittorio Emmanuele Re d’Italia. En los años 30 en España algunos grupos monárquicos recordaron aquel episodio, cuando durante la segunda república española el gobierno prohibió la exhibición de signos relativos a la monarquía, de modo que monárquicos y conspiradores empezaron a lucir corbatas verdes a medida que se fueron viendo las orejas. Era un guiño chic en el barrio de Salamanca en un momento fundacional de ese estilo de prosa periodística que hoy se da en todo su esplendor en la capital y que bebe más de César González Ruano y Ramiro Ledesma Ramos que de Quevedo y Góngora. Luego las cosas acabaron como es sabido y los juegos de corbatas concluyeron con el añadido de la corbata negra al uniforme de Falange ordenado por Franco como señal de luto por la muerte del Ausente.

Con discurso y corbata, llegó don Felipe y mandó parar. Para tratarse de un rey que reina pero no gobierna –aunque hable con las mismas palabras que el presidente del gobierno– no es moco de pavo. De modo que ya comprenderán ustedes que el regreso de los juegos de corbatas me inquiete un tantico. Porque si uno piensa reinar sin gobernar no da un paso al frente tan ostentoso loándose a sí mismo.

Un inicio de curso lleno de retos estimulantes

Tesis y Santi

El inicio del curso es uno de mis momentos preferidos del año, que me estimula y me revitaliza. El curso 2017-18 se me presenta lleno de nuevas actividades, que anoto aquí para compartirlas y para tener el programa a la vista.

LECTURA Y DEFENSA DE MI TESIS DOCTORAL. Este verano he terminado mi tesis doctoral, en la que he trabajado tres años, y ya está lista para ser leída y defendida. Seguramente será a mediados de octubre o inicios de noviembre, en la Sala de Grados de la Facultad de Ciencias de Comunicación de la UAB. El trabajo se titula “De qué conversan los periodistas españoles en Twitter. Un estudio sobre contenidos y tendencias en la tuiteresfera española” y es una investigación a fondo sobre las relaciones entre Twitter y periodismo en nuestro país. Con ella me doctoraré en Comunicación y Periodismo.

Doctorado en Comunicación y Periodismo de la UAB

ASIGNATURA “ESCRITURA PERIODÍSTICA EN MULTIMEDIA E INTERACTIVOS”. Me reincorporo al equipo docente de esta asignatura que forma parte del segundo curso del Grado en Periodismo de la UAB, con un nombre enrevesado por mor de los avatares de los planes de estudios, pero que quiere decir ciberperiodismo. Animaremos algunos encuentros en torno a la cultura digital y trataremos de explicar algunas cosillas periodísticas.

Escritura periodística en multimedia e interactivos

SEMINARIO SOBRE GESTIÓN DE PROYECTOS COMUNICACIONALES. A finales de septiembre doy un seminario en el Master en Comunicación y Educación de la UAB sobre creación y gestión de proyectos comunicacionales. Es a partir de un método de mi creación, con el que se combaten dos temores: el miedo ante el papel en blanco a la hora de crear y el miedo a vender el resultado a un cliente. Enseño a hacer ambas cosas de manera metódica y original.

Master en Comunicación y Educación de la UAB

PROYECTOS SOBRE CREATIVIDAD. En la línea de lo anterior, voy a desarrollar algunos métodos para promover la creatividad. Convertir la clase que dí en la MILID Summer School con alumnos egipcios en un juego para hallar la propia vocación y aprender a desarrollar las propias habilidades creativas; terminar de diseñar un juego de mesa que se convierte en un juego de rol, con objeto de descubrir maneras alternativas de afrontar la vida y generar un espíritu creativo.

LABORATORIO DE IDEAS. Tendremos que desarrollar un estimulante proyecto, el nuevo IdeaLab, laboratorio de ideas y creatividad en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB. Dinamizar proyectos, hallar nuevas ideas e identificar las ideas fuerza que serán decisivas en el siglo XXI y trabajar en torno a ellas.

Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB

PUBLICACIONES CIENTÍFICAS. Una tarea exigente será identificar elementos de mi tesis doctoral para hacer con ellos artículos a publicar en revistas científicas de referencia, y si es posible, un par de libros sobre redes sociales de internet, Twitter y periodismo.

SEGUNDO LIBRO SOBRE LOS YOUTUBERS. Ya se me ha ocurrido cómo será el libro que seguirá a “YouTuber”, el libro que más éxito ha tenido de los cuatro que he publicado. A trabajar sobre el proyecto y proponerlo a la editorial, Redbook Ediciones.

YouTuber. Cómo crear vídeos de impacto y triunfar con ellos en internet

REINICIO DEL TRABAJO MASÓNICO. Con el nuevo curso se reemprenden los trabajos en mi logia Minerva-Lleialtat nº 1, de la Gran Logia Simbólica Española, y del Supremo Consejo Masónico de España, en cuyo Soberano Consejo de Gobierno soy Gran Canciller. En la tarea de relanzar la web del SCME, diseñada por mi hija Lavinia Jaraba y administrada por un servidor.

Gran Logia Simbólica Española

EN EL INSTITUT DE PSICOLOGIA TRANSPERSONAL DE BARCELONA. Pronto celebraremos una jornada de puertas abiertas en el IPTB y presentaremos el Master en Psicología y Psicoterapia Transpersonal, en el que soy formador.

Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona

PUBLICACIÓN DE ARTÍCULOS DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN EN AIKA. Seguiremos publicando artículos en Aika, diario de innovación en tecnología y educación.

Aika

PUBLICACIÓN REGULAR EN MI BLOG Y MI WEB. Me propongo actualizar con mucha frecuencia este blog, publicando en él no sólo mis actividades sino reflexiones de todo tipo sobre mis centros de interés. También incrementaré el ritmo de publicación en mi web, Gabriel Jaraba Online, que contiene todas mis publicaciones y noticias sobre los asuntos que me interesan a mí y a mis seguidores.

Gabriel Jaraba Online

Foto: Santiago Tejedor, director de mi tesis doctoral, y un servidor, con la tesis aún calentita, recién salida de imprenta.

 

Entrevista a Tribuna Maresme sobre “¡Hazlo con tu smartphone!”

La revista maresmenca Tribuna Maresme ha tingut l’amabilitat d’entrevistar-me per parlar del meu darrer llibre, “¡Hazlo con tu smartphone!”. L’entrevistador ha estat Albert Calls, que ha sabut plantejar les preguntes pertinents de manera clara i concisa. Com que sóc un entusiasta de la premsa local agraeixo molt aquesta entrevista i aprofito per recordar els joves periodistes en formació que si hi ha algun camí d’innovació i de recuperació del públic lector és a la premsa de proximitat, per la qual cosa faran bé si s’associen en petites empreses o cooperatives i busquen un model informatiu i de negoci possible.

L’entrevista, a l’edició digital:

“Tot el que sabem sobre telefonia mòbil ara com ara és del tot provisional”

I a l’edició impresa:

entrevista tribuna maresme

Text de l’entrevista:

Entrevista per Albert Calls

Gabriel Jaraba (Barcelona, 1950) és periodista, amb 50 anys de professió a la premsa escrita, ràdio i televisió. Ha estat fundador d’El Periódico i directiu a TV3. Professor de
periodisme i comunicació a la UAB, és també investigador sobre xarxes socials, Internet i periodisme. És autor de “Periodismo en Internet”, “Youtuber”, “Twitter para
periodistas” y “¡Hazlo con tu smartphone!”. Parlem amb ell d’aquest darrer llibre, publicat per l’editorial maresmenca Redbook Ediciones

Què hi trobarà el lector en el seu llibre que li faciliti el maneig i coneixement del smartphone?

D’entrada, un manual molt didàctic i clar que pot entendre qualsevol persona, tant molt joves com gent gran. S’explica com treure partit del telèfon mòbil sense cap complicació tecnològica i es donen recursos per a fer-ho. Hi ha tota mena d’exemples aplicables i també estratègies per a avançar en convertir el mòbil en un ajut realment útil.

El mòbil facilita la nostra vida diària, però ens la pot complicar també?

I tant que sí, però això igual que qualsevol altre dispositiu tecnològic. Mireu què passa amb el cotxe, com complica la vida buscar aparcament, i com la pot complicar si et pegues una castanya. Els problemes amb el mòbil estan derivats d’un ús inadequat, de l’oblit de normes elementals de seguretat i educació, de l’excés en l’ús i de la utilització en circumstàncies inadequades.

Cal saber fer-ne un ús adequat del smartphone?

A hores d’ara, qualsevol element comunicacional, i no sols el mòbil, ha de saber ser utilitzat adequadament i amb sentit crític. La UNESCO, organització de Nacions Unides dedicada a la cultura i l’educació, té entre els seus objectius principals l’alfabetització mediàtica i digital: cal que el més gran nombre de gent s’adoni que sense un ús conscient i crític dels mitjans de comunicació i de les eines comunicatives la nostra qualitat de vida ciutadana se’n ressent.

Cal que pensem en la seguretat com a prioritat en l’ús del mòbil?

Sí, sempre. De la mateixa manera que ho hem de fer en l’ús de l’automòbil, la bicicleta, el microones o la dutxa. Al llibre hi incloc alguns apartats dedicats especialment a pares i adolescents, en els quals indico algunes normes bàsiques, sobretot relatives a la privacitat, la protecció de dades i imatges i la protecció dels menors. Hi ha la seguretat física: utilitzar el mòbil de manera que no posi en perill la nostra persona ni la dels altres en un lloc concret, i la seguretat de les qüestions relacionades amb nosaltres: imatge de menors, del domicili o indrets privats, interrelacions desaconsellables. I sobretot, no fer un ús excessiu de l’aparell.

Quines són les noves fronteres del smartphone, el que ens acosta el futur més immediat?

Aquelles relacionades amb l’internet de les coses, la realitat augmentada, la realitat virtual en tres dimensions, la connexió a àmplies xarxes de serveis, la banca virtual, noves formes d’assegurances també virtuals, noves formes d’educació a distància, aplicacions de geolocalizació molt diverses sincronitzades amb altres fonts de gestió de dades, entre molts altres aspectes. Perquè en cinc anys a tot estirar, la tecnologia dels smartphones i les seves aplicacions haurà canviat notablement i estarem davant possibilitats que ara només podem imaginar. Tot el que sabem i considerem sobre telefonia mòbil ara com ara és del tot provisional.

Tot sobre “¡Hazlo con tu smartphone!”

Tribuna Maresme, el periòdic del Maresme

Mis publicaciones en Aika sobre educación, comunicación y tecnología

aika

Tengo la enorme fortuna de publicar regularmente artículos en Aika, diario de innovación y tecnología en educación, una publicación que ha abierto un importante espacio en el debate de ideas, recursos y acciones en el sector del campo educativo abierto a las inquietudes que provoca el actual cambio civilizacional. Aika es un diario digital de calidad promovido desde  el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB y la asociación educativa internacional Mentor, y  colabora activamente con en el MILID Unitwin Cooperation Program propiciado por Naciones Unidas y UNESCO; se integra en el movimiento global representado por la Global Alliance for Partnerships on Media and Information Literacy. Mi colaboración se debe a la enorme amabilidad de los profesores José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor, impulsores de Aika.

Ahora que llevo ya publicados algunos textos los traigo aquí para que los lectores de mi blog tengan un acceso directo y conjunto a ellos:

Whatsapp, los adolescentes y el nuevo no tiempo. El tintineo de la llegada de whatsapps a nuestro móvil es simplemente un leve aviso de lo que se viene, que nos reclama clarividencia, capacidad de reacción y adaptación a una nueva manera de estar en el tiempo y en el espacio, es decir, en el mundo.

Innovación en los informativos de TV. Si la prensa impresa se enfrenta a su propia supervivencia como medio que se expresa en un soporte de papel, en el caso de la televisión el reto no es menor: cómo va a transformarse y subsistir en un universo multiplataforma en el que no solamente se va a luchar por porciones de audiencia y cuota cada vez más pequeñas sino por la propia relevancia de la televisión informativa.

No tan líquida, caramba: la educación y la sociedad pétrea. La nueva sociedad pétreamente rocosa que emerge de las nieblas de la sociedad líquida nos muestra así la educación señalada como enemigo a batir por la nueva dominación. Y nos indica tanto las razones como la necesidad de defenderla para salvar no solamente a los jóvenes sino a todos nosotros.

Siete propuestas para ir más lejos en tu creatividad. Unas propuestas para ir un poco más lejos en el cultivo de la creatividad, que nos revelan que ser creativo no es ser ingenioso sino vivir asombrado por el mundo y los seres humanos.

Siete consejos para potenciar la creatividad en la vida cotidiana. La creatividad no es mera espontaneidad, inconcreción o peor aún, arbitrariedad consentida. Tampoco se trata de algo limitado a las artes, incluso a las plásticas. Ni siquiera lo que ha sido apropiado en exclusiva por la publicidad. La creatividad es consecuencia y causa del aprendizaje: la capacidad de dar respuesta a interrogantes de manera certera y de hallar soluciones nuevas a problemas conocidos o imprevistos.

La educación en la vida móvil.  La tecnología por sí misma no es interesante. Nadie se entusiasma ante una lavadora. La que atrae y apasiona es la que nos relaciona con otros seres humanos.

Todos los artículos de Gabriel Jaraba en Aika.

Coloquio audiovisual sobre comunicación política y electoral

logo_master compol

Una nueva experiencia que acabo de iniciar con motivo de las elecciones presidenciales en la República Francesa: profesor en un master impartido on line. Se trata del  Master en Gestión de la Comunicación Politica y Electoral que ofrece la Universidad Autónoma de Barcelona, que se pùede cursar a distancia en línea. Mi papel está siendo animar el debate sobre las elecciones francesas en el campus virtual del master y proponer a los alumnos reflexiones sobre sus diversos aspectos.

Con motivo de la puesta en marcha del master los miembros de su equipo docente quisimos ofrecer a los alumnos una bienvenida en forma de coloquio audiovisual. En este vídeo, grabado en los platós de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB participan José Manuel Pérez Tornero, director del master, Nuria Fernández, coordinadora académica, y Gabriel Jaraba, profesor del master, moderados por la periodista televisiva Virtu Morón. En él hablamos de la importancia de la comunicación política en la actualidad y los nuevos fenómenos que se producen en el panorama político internacional: la transformación del papel de los medios de comunicación de masas, el uso de los medios sociales de internet y las nuevas narrativas del mundo contemporáneo.

Ver el vídeo en Gabriel Jaraba Online

El Master en Gestión de la Comunicación Política y Electoral de la UAB está gestionado por el Gabinete de Comunicación y Educación de esa universidad, del que formo parte, y tiene como objetivo “formar profesionales de la gestión política para que puedan planificar y desarrollar programas y campañas públicas de contenido social, político y electoral utilizando las técnicas del marketing político y todas las tecnologías disponibles”, según la presentación de esta formación. Así, “el Máster proporciona a sus alumnos una formación especializada en marketing político y electoral y, al mismo tiempo, el desarrollo de competencias y habilidades para la práctica profesional en un sector comunicativo que registra una demanda creciente de expertos”.

A partir del mismo hecho de que el Master se cursa via internet, su programa pone énfasis en el papel de las nuevas tecnologías y relatos políticos y los nuevos escenarios comunicacionales de la politica, analizando las estructuras, las funciones y las técnicas de comunicación y marketing político en general y, más concretamente, a la práctica de las estrategias de comunicación pública y de movilización electoral, profundizando en técnicas y estrategias gestionadas con nuevas tecnologías.

Presentación del Master en Gestión de la Comunicación Política y Electoral

Web del Master

Mi libro “YouTuber” ya está en edición digital (y me encanta publicar en Kindle)

 

Mi libro “YouTuber. Cómo crear vídeos de impacto y triunfar con ellos en internet” ya está disponible como libro digital. Puede adquirirse en Amazon para ser leído en Kindle, formato Epub. También puede adquirirse en Apple y en las principales distribuidoras de libros digitales, como Fnac, Casa del Libro o Corte Inglés. El precio en Amazon es de 5,69 euros.

Personalmente, me encanta que uno de mis libros esté en Kindle, pues yo fui una de las primeras personas de España que adquirieron el primer formato del lector de libros digitales de Amazon. A pesar de las dificultades que presenta el libro digital en su actual etapa de evolución, deseo y espero que este medio de lectura pueda avanzar y perfeccionarse. Y me parece que es un formato adecuado para mis libros, puesto que están redactados de un modo divulgativo que facilita la lectura y la visualización de lo esencial del contenido.

Me gusta la alianza con Kindle y ahora espero que mi último libro “¡Hazlo con tu smartphone!”, pueda aparecer también en formato digital.

Entrevista a Ràdio Maricel parlant de “¡Hazlo con tu smartphone!” i els interrogants de la cultura digital

radio-maricel

Ahir al matí mho vaig passar d’allò més bé a Ràdio Maricel, l’emissora municipal de Sitges, entrevistat al programa “El matí amb nosaltres” per Joan Tututsaus, amb la realització d’Albert Solé Pascual. M’agrada anar a aquesta emissora perquè és la ràdio de la vila on visc però també perquè és un model de ràdio propera, fresca i de qualitat. Ja vaig anar-hi amb motiu de l’aparició del meu primer llibre, Periodismo en internet, i ara ho he fet arran de l’aparició del darrer, ¡Hazlo con tu smartphone! Vam parlar de telèfons mòbils però sobretot vam intentar aclarir alguns punts confusos de l’actual societat de la comunicació.

Podeu escoltar el podcast de l’entrevista sencer, de 43 minuts 54″, i mentrestant, aquí teniu algunes frases extractades de la conversa.

Entrevista anterior, sobre el llibre Periodismo en internet.

Les noves tecnologies no són només eines sinò mediacions. I les mediacions són interessants a causa de les realitats socials a les quals apunten.

L’alfabetització digital i mediàtica vol dir aprendre a utilitzar els nous mitjans i fer-ho de manera crítica, el que vol dir ni més ni menys preguntar-nos el com i el perquè de les coses.

Es parla de “món digital” però el món és un. Les divisons que fem entre “món real” i “món digital” són simples maneres d’orientar-nos: la realitat és una. La realitat dels telèfons mòbils és la realitat en la qual vivim.

El problema és la banalització, no entendre l’abast de la realitat.

Totes aquestes eines són tan llamineres, divertides i entretingudes que ens fan oblidar la importància del seu abast. Però això ja ho hem vist: la televisió és una gran eina de culturització, amb moltíssims continguts educatius al multicanal, i la gent es dedica a veure coses barates. Però jo ja sentia parlar de la necessitat d’utilitzar la premsa a l’escola al 1967.

La multidireccionalitat de la comunicació actual afegeix molta més complexitat al procés comunicatiu i el vesteix amb la seva realitat real. Amb Twitter, els periodistes convencionals i intel.lectuals han descobert que a l’altre costat de la seva  màquina d’escriure hi havia gent.

La mediació és un intermediari però no només: Marshall MacLuhan ja va dir al 1964 que el mitjà és el missatge. La mediació comunicacional no és un simple intermediari, parla per ella mateixa. Una mediació no només és un canal sinò una estructura que diu determinades coses i calla unes altres. La mediació no és mai neutral.

Les apps contradiuen la gran promesa de la web 2.0: aquesta significava que tots els elements de la xarxa es podien entreenllaçar entre ells i aquelles tornen a la lògica de l’antiga comunicació de masses: són un tub que et suministra només el contingut que ell vol. És un pas enrere.

S’està fent una simulació de comunicació social oberta que no és tal, ens allunyem del policentrisme comunicacional, que deia Manuel Vázquez Montalbán, i que era la gran oportunitat d’internet.

Twitter mostra que en temps de confusió el minimalisme és un valor. La gent no l’entén i no l’adopta perquè no l’entén precisament a causa de la seva simplicitat.

A Facebook es fa la representació del teu grup d’amics, una família; a Twitter estàs sol amb el teu missatge, que és qui parla per tu.

¿Com volem que la gent hagi aprés a utilitzar de manera adequada i segura el telèfon mòbil si encara no dominem l’automoció? Amb dècades d’automoció, generació rera generació d’automobilistes que han passat per l’escola de conducció, encara no sabem entrar i sortir d’una rotonda. A hores d’ara els accidents de circulació haurien d’estar erradicats.

L’excés de comunicació no només produeix desinterés i banalitat. La infoxicació és desviament interessat de la informació rellevant. Desinformació no és no informar sinò fer veure que informo mentre desvio la teva atenció cap a una altra banda. La banalització no és el problema, doncs la banalització pot ser divertida; el que cal és que cada questió informativa tingui el registre adequat.

El problema és la distracció de l’atenció d’allò que és important. Per això cal alfabetització mediàtica.  Cal utilitzar la informació i la publicitat de manera crítica.

Necessitem separar el que és rellevant del que és trivial. Ens cal conèixer no només la informació sinò què podem fer amb la informació per millorar la nostra vida i la dels altres.

L’objectiu a assolir és que la gent adopti un paper proactiu en el camp de la informació. La xarxa ofereix recursos per a deixar de ser un consumidor passiu i començar a introduïr-ho contingut rellevant.

Hi ha el risc del solucionisme tecnològic, creure a ulls clucs que els problemes socials es poden solucionar mitjançant la tecnologia. L’ultim intent de solucionar problemes socials via tecnològic el va fer el nazisme, amb l’organització de l’holocaust amb mitjans tecnocientífics. Tractem la tecnologia com si fos neutra i no ho és. El que calen són solucions sociotècniques: que la gent utilitzi la comunicació per comunicar-se de veritat.

En realitat no ens interessa la tecnologia sinò el que podem fer amb ella. El que realment interessa és connectar amb altra gent mitjançant la tecnologia de la comunicació.

Amb un telèfon mòbil del qual aprofites les possibilitats et converteixes amb una màquina de comunicació social que camina, esdevens un mitjà de comunicació amb potes.

 

 

 

 

Píldoras para reflexionar sobre educación y tecnología

portada-focused

La revista FocusEd, dedicada a la educación y los medios de comunicación, publica en su último número un artículo original mío que pretende hacer pensar y ver las cosas de un modo distinto en términos de tecnología, comunicación y educación. Se titula Píldoras para reflexionar sobre educación y tecnología y en él trato de ir más allá de ciertos lugares comunes aceptados para repensar de raiz la relación entre una y otra.

Como, por ejemplo, “La tecnología es una prótesis de la mente… pero no su sustituto” o bien, “la tecnología de la comunicación más poderosa que se ha inventado hasta el momento es el lápiz”. 

Os sugiero que leáis el artículo en el formato original de la revista porque la publicación está muy bien diseñada y vale la pena hojearla en su totalidad:

Leer el número 3 de FocusEd

Pero si queréis ir más rápido, aquí lo tenéis (pero luego mirad FocusEd, que vale la pena).

  • La tecnología de la comunicación es una prótesis de la mente… pero no su sustituto.
  • La tecnología de la comunicación más poderosa que se ha inventado hasta el momento es el lápiz. El resto de instrumentos solo son derivaciones consecuentes de la principal virtud del lapicero: trazar signos sobre una superficie donde puedan ser reconocidos e interpretados.
  • Cuando la goma de borrar acompaña al lápiz (función delete) entonces el artefacto es ya imbatible. Hubo que esperar largas décadas para que el procesador de textos nos devolviera esa función primigenia asociada al lápiz. Nihil novum sub sole. Una videocámara no es más que un lápiz sofisticado en clave de escritura de imágenes; una red telemática es un lápiz que llega lejos, se multiplica e interactúa con otros lápices. El hipertexto es la escritura propia del lápiz enriquecido.
  • La comunicación y la educación están condenadas a marchar juntas —¡y entrelazadas!—porque una y otra son disciplinas de las mediaciones. De ahí la grandeza de ambas, porque lo que la mente humana concibe precisa de las mediaciones para hacerse realidad, y, para que la mente humana pueda concebir, precisa de las mediaciones que le permiten comprender lo experimentado. Todo se reduce pues a una cuestión de significado: de su producción y de su interpretación.
  • Tratar con mediaciones es ser un ciudadano de la complejidad. Por eso en la época actual las mediaciones aparecen con contundencia. Y ya no basta con ser un hermeneuta sino que es necesario actuar como un explorador que, al mismo tiempo que abre caminos, construye nuevos espacios habitables. De ahí que los retos actuales sean mayores que los de tiempos anteriores.
  • Un Arquímedes contemporáneo podría decir: “Dadme una mente más una mediación comunicacional y moveré el mundo”. El problema que se le plantearía sería hacia a dónde moverlo.
  • Víctor Hugo dijo: “No hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo”. Y el tiempo actual es de la idea de la comunicación y la educación. Porque la sociedad solamente podrá avanzar (y la humanidad sobrevivir) si se convierte en una sociedad del aprendizaje. La cuestión es que al hombre individual le encanta aprender pero el hombre colectivo detesta hacerlo.
  • Parafraseando la frase de Bill Clinton sobre la economía: “¡Son los contenidos, estúpido!”. Se corre el riesgo de centrarse excesivamente en las mediaciones y descuidar los contenidos mediados.
  • Todo el mundo está preocupado por hallar el modo de motivar a los alumnos. Debe recordarse entonces una afirmación de José Antonio Marina: “Motivar es hallar el modo de que alguien haga algo que no desea hacer”. Entonces esa preocupación es legítima: la acción educativa, si es que es necesaria y correctamente orientada a su objetivo, se dirige a que alguien haga algo que no desea hacer, pues la motivación no debe luchar contra la indolencia sino contra la ignorancia. Y la ignorancia es ciertamente un enemigo muy poderoso.
  • Nos motiva lo que nos gusta. Es decir, lo que nos proporciona la oportunidad de hacer algo que nos apetece. El problema es que no todo lo que apetece es conveniente. El agente motivador se halla, pues, situado en un difícil campo de batalla: lograr un compromiso entre lo apetecible y lo necesario.
  • Del mismo modo que el proceso educativo es capaz de sacar del interior del alumno la chispa de genialidad que toda persona lleva consigo por derecho de nacimiento, también es posible que el uso de las plataformas educativas y sus tecnologías asociadas contribuyan a hacer aflorar al educador excelente que todo docente alberga desde el momento que optó por seguir su vocación. Porque las nuevas tecnologías ponen al docente de nuevo en el papel de aprendiz, y esa es una magnífica oportunidad que no cabe desaprovechar.
  • Las plataformas educativas llevan consigo la promesa de la horizontalidad docente, y además, hacen realidad el “aula sin muros” que un día alguien soñó. La flipped classroom pretende invertir la lógica de la didáctica vertical jugando a trastocar roles. Unas y otra se dirigen contra algo que parece ser perjudicial, la verticalidad hasta ahora imperante de los ejercicios educativos. La sociedad industrial emergente modeló físicamente los procesos de socialización encuadrando a sus ciudadanos en un mismo modelo que los agrupaba a todos en un colectivo y en una sala, bajo una autoridad vertical. En el cuartel, los soldados bajo los mandos; en la fábrica, los obreros bajo el capataz; en el hospital, los pacientes bajo el médico; en la escuela, los alumnos bajo el profesor. Obsérvese que esas cuatro instituciones basadas en el concepto militar de la socialización están en crisis a la vez; la de la escuela no es ajena a la del ejército, la salud y la producción. De ahí las tendencias actuales de ruptura de la verticalidad educativa (en el siglo XIX, escuelas, cuarteles, hospitales y fábricas tenían una arquitectura muy semejante).
  • El pensamiento crítico debe alcanzar también a la tecnología: no hay nada más peligroso que la implantación de una tecnología que se sitúa fuera de toda posibilidad crítica. La prueba histórica de esto fue el nazismo, un proyecto de construcción de un imperio inhumano basado en la lógica tecnológica desbordada y sin contestación posible. La adoración de la tecnología como solución fue, en el nazismo, vigente en el frente de guerra, con ocupación de países y bombardeos de ciudades, como en el propio espacio civil, con la eliminación de los disidentes y la aniquilación de grupos humanos mediante la aplicación de técnicas industriales masivas de exterminio. Ello debiera haber bastado para saber que la tecnología no es la solución.
  • La tentación es siempre la misma: esperar que la tecnología solucione por sí misma los problemas sociales. La tecnología sin la correcta motivación crítica y la adecuada contextualización ética es, parafraseando al grupo AC/DC, una “autopista hacia el infierno”.
  • Y sin embargo, la tecnología es la consecuencia lógica de la estructura de la mente humana, que es lingüística y simbólica a la vez. Lo concebido lingüísticamente pugna por convertirse en realidad material; lo imaginado simbólicamente en el interior tiende a configurar situaciones vividas en el exterior. Lo sociotécnico es lo más profundamente propio de la condición humana.
  • La mediación comunicacional y educativa es, por tanto, el campo en el que se dan ineludiblemente procesos personales y sociales que revertirán en cambio. A mejor o a peor, esa es la cuestión.

Revista FocusEd

 

Consejos sobre el uso del móvil para niños y abuelos

Lo que sigue es un fragmento de mi último libro, “¡Hazlo con tu smart`phone!”, un manual para sacar el máximo partido al teléfono móvil e instrumento de alfabetización digital en la actual vida móvil. Son algunos consejos para los padres, referentes al uso seguro de las nuevas tecnologías por parte de los niños, y a los más mayores, para que aprovechen la gran oportunidad que las TIC les ofrecen para enriquecer su madurez.

Ver los contenidos del libro.

cover_hazlo-con-tu-smartphone_filmar

Cinco puntos para que padres e hijos caminen juntos por el camino de la cultura móvil

Es obvio que los padres tienen la obligación de vigilar el uso de la tecnología móvil por parte de sus hijos menores de edad y que la nueva realidad que el acceso de los niños a los smartphones presenta nuevas dificultades añadidas a la paternidad. También lo es que los pequeños desean usar teléfonos móviles a una edad cada vez más temprana, y que ello implica ciertas situaciones de riesgo que hay que prevenir. Hay padres que están extremadamente alarmados ante esa situación, pero hay algo muy cierto: los riesgos no van a desaparecer ni el smartphone va a esfumarse como por arte de magia. Si nuestro hijo no posee uno sus compañeros de colegio sí, y no hay nada más que deteste un niño que ser diferente de otros niños. Ese es también un riesgo muy considerable sobre el que hay que reflexionar.

Vamos a anotar aquí algunas directrices prácticas que podrían ayudarnos a la hora de tratar con los problemas que la riesgosa relación niños-smartphone presenta a las familias.

CONTROLA EL MÓVIL DE TU HIJO… SIN QUE SE NOTE DEMASIADO. No hay nada más odioso que un padre o una madre invasivos. Los niños tienen un sexto sentido que les enciende una alarma cuando alguien desea controlarlos. No importa lo que hagas: tu hijo te verá siempre como un estorbo que pretende inmiscuirse en algo que le apasiona. No es que no te quiera, es que los niños maduran antes y más aprisa (no en todos los aspectos pero sí en este) y desean un tipo de autonomía y privacidad a la que sus padres no optaron en su edad. Por tanto todas las acciones tendentes a regular el uso del smartphone de los hijos deben ser llevadas a cabo con sutileza y elegancia… pero con determinación: la autoridad paterna no se cuestiona.

LA PRIVACIDAD DE LOS MENORES ES LEGÍTIMA… HASTA  CIERTO PUNTO.  Los menores tienen derecho a privacidad en cierto grado. ¿En qué medida? En la medida que vayan asumiendo actitudes responsables en cada vez más aspectos de la vida. La privacidad, como la paga semanal, se gana. La primera lección que los adolescentes han de aprender es que los actos tienen consecuencias y que es inevitable hacer frente a estas. El espacio de privacidad del menor le es necesario para aprender a ser él, y se aprende a ser uno mismo asociándose y comparándose con los demás. ¿Cuál es el límite de esa privacidad? Que esa privacidad debe ser custodiada y protegida por los padres. Las redes sociales, WhatsApp, son espacios de sociabilidad adolescente que estarán protegidos si se enseña a los chicos a hacer buen uso de ellos.

LÍMITES SÍ, ¿PERO CUALES?

Por ejemplo: que no pueda descargar aplicaciones sin el permiso de los padres. Para ello habrá que instalar una contraseña que sólo la conocerán los mayores. O bien: una hora límite de uso del smartphone al anochecer, o un monto total de horas de uso al día que no hay que sobrepasar. Se trata no de imponer prohibiciones indiscriminadamente sino de negociar límites aceptables por ambas partes.

LOS MAYORES SON EL EJEMPLO

A menudo suele haber padres que se quejan de que sus hijos se pasan el día pegados al móvil… y ellos hacen lo mismo. Olvidan que también en esta actividad los mayores deben servir de ejemplo a los menores. Porque cuando quieran poner límites a los chicos en el uso del móvil ellos les echarán en cara su desmesura. Dentro de esa actitud ejemplar, es muy conveniente que los padres se acompañen de los hijos para navegar por la red, explorar aplicaciones y redes sociales, y que los chicos vean que lo hacen con criterio y seleccionando lo bueno; los jóvenes se dan cuenta de las actitudes de los mayores hasta el milímetro.

COMPARTIR Y CONVERSAR SIEMPRE

Es bueno intercambiar información y opiniones con los hijos respecto a los contenidos de la comunicación móvil y sus usos. Sin forzar ni invadir, podemos referirles algo que hemos encontrado al navegar por las redes sociales, o indicarles una buena experiencia. No para aconsejar sino para dar pie a una conversación sobre el tema, de modo que la cultura digital móvil no sea un espacio acotado por edades dentro de la familia. Del mismo modo es muy conveniente conversar con otros padres sobre las respectivas experiencias de la educación digital de los respectivos hijos.

 

Cinco consejos para que los abuelos pierdan el miedo de una vez al mundo digital

 En los últimos años se ha duplicado la cifra de personas mayores de 50 años en España que utilizan dispositivos móviles o acceden regularmente a la red. El porcentaje ha aumentado de un 31 por ciento a un 64 por ciento, lo que representa un salto muy considerable en la implantación de las nuevas tecnologías de la comunicación entre la población de esa edad. Va quedando atrás la imagen de una persona mayor que apenas sabe manejarse con un ordenador o un móvil, que teme adentrarse en el uso de las tecnologías digitales y cree que ese es un asunto que hay que dejarlo en manos de los jóvenes.

Como saben todos los abuelos que han renunciado a ese tópìco y se han conectado a la red, la posibilidad de relacionarse con unos nietos que probablemente viven lejos o que andan muy ocupados con las tareas de la escuela y las actividades de ocio educativo es algo que no tiene precio. Como hemos dicho al inicio de este libro, la vida móvil nos permite recuperar y potenciar el contacto humano en lugar de aislarnos. Y hay algunas cosas que suceden en la vida que una persona mayor debería evitar: la excesiva soledad, el aislamiento respecto a los más jóvenes y dejar de aprender cosas nuevas.

La vida móvil permite superar esos riesgos y dotar a la vida de las personas jubiladas o a punto de hacerlo de nuevos alicientes. Veamos cómo podemos superar los supuestos obstáculos al respecto.

NO EXISTE NINGUNA COMPLICACIÓN TECNOLÓGICA ESPECIAL. Muchas personas tienen reparos a la hora de usar el móvil o la red porque creen que hay que tener determinadas habilidades en el manejo de la tecnología que les va a costar adquirir, y desisten de ello. No es cierto; no hay que programar nada ni desarrollar ninguna complicación técnica. El empleo de los dispositivos digitales se basa siempre en acciones a nivel del usuario común y corriente. Los desarrolladores digitales han aprendido la lección que nunca asimilaron los ingenieros de aparatos electrónicos domésticos: nada de vídeos imposibles de programar, nada de televisores difíciles de sintonizar, nada de lavadoras pensadas para señoras con masters en electrónica. Sólo hay que familiarizarse con un entorno determinado y comprender la vinculación que existe entre plataformas y acciones en los espacios digitales.

PEDIR AYUDA A LOS NIETOS O LOS SOBRINOS. “Mi nieto es el experto, yo no tengo ni idea de cómo funciona esto”. Pues pide consejo a tu nieto o a tu sobrino y aprende de los chicos. No es una deshonra aprender de los más jóvenes sino todo lo contrario: los más pequeños siempre estarán encantados de que el abuelo quiera compartir con ellos una afición que les gusta. Claro que al principio se reirán un poquito –los niños son crueles—pero apreciarán que su abuelo confíe en ellos.

NO ES (SÓLO) COSA DE JÓVENES. El mundo de los contenidos digitales, las redes sociales y la comunicación móvil no es un asunto exclusivo de los jóvenes. En la red hay de todo y por tanto está lo que a una persona mayor le puede interesar. No quedarás mal ni desfasado con actitudes impropias de tu edad sino que aparecerás como una persona dinámica, conectada con todas las realidades y que aprende constantemente.

VUELVE A DISFRUTAR DE LA AMISTAD. Con el tiempo y la edad uno se va distanciando de algunas amistades y se corre el riesgo de, sin darse cuenta, ir quedando aislado. Las redes sociales móviles son el gran aliado de la gente mayor para seguir disfrutando de la amistad: hacer amigos nuevos y recuperar a los de antes. El autor de este libro se mantiene en contacto con los amigos de su infancia y su juventud, con los compañeros de estudios y aficiones y con el ambiente del barrio en el que nació gracias a la vida móvil y la red. Y, querido lector que eres mayor, ten en cuenta de que en el momento de escribir estas líneas, este autor tiene 66 años.

EL APRENDIZAJE CONTINUO ES UNO DE LOS GRANDES PLACERES DE LA VIDA. Y más cuando uno ya tiene una edad. Afortunadamente, ya no tenemos que ir a la escuela y presentarnos a exámenes. O quizás en nuestra juventud no nos fue posible estudiar. Cuando uno es mayor se le ofrece la gran oportunidad de gozar del aprendizaje como placer de la vida. Descubrir cosas nuevas, aprender y practicar algo que siempre nos había atraído, y mucho más: sentirse vivo y en forma al estar ilusionado con las novedades que ofrece el vasto mundo de la cultura digital y la vida móvil.  Uno puede convertirse incluso en estudiante universitario a distancia y gratis, gracias a los cursos MOOC que ofrecen la mayoría de las universidades. Y estas prácticas culturales mediadas por el móvil, la tableta o la red confieren prestigio a quien las ejercita.

 

La educación en la vida móvil

Acaba de aparecer una nueva publicación dedicada a la educación, Aika, diario de innovación y tecnología en educación, que en unos pocos días se ha revelado como un agente vigoroso y lúcido en la tarea de dinamizar y suscitar interrogantes en su campo. Aika ha tenido la amabilidad de solicitarme una colaboración periódica, que inicio con el artículo que reproduzco a continuación.

pantallitas

La vida móvil es la última etapa lógica de la evolución de la comunicación mediada y de la cultura. Del códice al libro de bolsillo, del receptor de radio a lámparas al transistor, de la televisión omnipresente en el salón a la TV en portátil o móvil, de la biblioteca monástica a la biblioteca doméstica, de la gran sala de cine de estreno al visionado primero familiar y luego individual, de la computadora de los años 50 que necesita el espacio de un salón a la tableta, del pasquín fijado en la pared al periódico distribuido en quioscos. Es una constante histórica la tendencia a que la mediación tecnológica se miniaturice y se haga transportable, y ahora vemos cómo se cumple en este aspecto el dictum de McLuhan: el medio es el mensaje. Las “pantallas”, pues, no desaparecerán… hasta que sean sustituidas por un nuevo elemento más ligero, más móvil, más sutil incluso, que absorba, sintetice, potencie y reproponga los potenciales comunicativos de los elementos de la evolución previa.

Así las cosas, educar sin “pantallas” ha dejado de ser una opción. Cabe pues hacerse las preguntas pertinentes para hallar una posible salida a la perplejidad actual de educadores y padres. Trataré de anotar algunas.

La tecnología no es interesante, excepto para Julio Verne o Bill Gates. Por sí misma no interesa más que a una minoría de especialistas. Nadie se entusiasma ante una lavadora. La tecnología que atrae y apasiona es la que nos relaciona con otros seres humanos. Se cumple uno de los axiomas fundamentales de la recepción de la comunicación: ¿Qué interesa a la gente? Lo que hace la otra gente. No son “las pantallas”, son las personas.

Parafraseando a Bill Clinton y la economía: “¡Son las personas, estúpido!”. La telefonía móvil ha obrado un milagro como el que realizó la electricidad. Esta acabó con las largas noches de soledad y frío, el móvil ha terminado con el aislamiento entre las personas: pregunten a los migrantes si temen que el contacto vía smartphone les aísle. Igual que nos educaron para vivir con luz eléctrica hemos de educar para vivir con móvil. “Nene, es hora de dormir, apaga la luz”, me decían mis padres al acostarme.

¿Vamos a privar a los adolescentes de una de sus formas primordiales de crecimiento personal y socialización, que es el contraste entre iguales? Porque de eso y no otra cosa van “las pantallas”. Seria arriesgado hacerlo en una sociedad en la que no existen ritos de paso para los jóvenes y estos pugnan por construirse a si mismos mediante el reconocimiento de los otros y con los otros en un entorno caótico e incierto.

La motivación no es cosa fácil, porque motivar no es entusiasmar, arengar o acompañar: motivar es conseguir que alguien haga algo que no quiere hacer. Y es imposible motivar en el aburrimiento, con lo que se llega al más difícil todavía: aprender no tiene porqué ser divertido pero debe ser interesante.

Sin atención y concentración no hay aprendizaje. Para que una y otra se produzcan es necesario haber pasado por la etapa de la motivación: lo difícil no es concentrarse, el problema reside en lo que lleva a decidirse a hacerlo. ¿Sabemos ayudar a realizar ese recorrido que empieza en el interés y acaba en el centramiento?

El problema no es la socialización vía comunicación digital sino la inmediatez de la relación y la rapidez y fugacidad del contacto. ¿Pero acaso no ha evolucionado cuantitativa y cualitativamente la capacidad humana de manejo de información en los últimos tres siglos y de relación con un número de personas impensable en la sociedad rural? Cuando se inventó el tren se creía que a la velocidad de 20 kmph el sistema nervioso humano se colapsaría; cuando mi abuelo supo que iba a estudiar bachillerato recomendó a mis padres que me llevaran al médico para que no me “cogiera algo en la cabeza”.

Lo sangrante del asunto es el contraste entre el ritmo de la escuela y el ritmo de la vida móvil, tanto social como lúdica en los adolescentes. La escuela parece quedarse atrás pero quienes lo hacen son los alumnos que no alcanzan a seguir la formación adecuada, condenados con ello a formar parte de los ciudadanos desechables que genera el neocapitalismo corporativo. La escuela es el salvavidas de los más débiles; ¿cómo podemos entonces hablar su mismo lenguaje para que suban a bordo y permanezcan en la nave? Seguro que no hablando un lenguaje que no entienden y rechazando sus usos y costumbres. Enseñar es comunicar, pero sobre todo es traducir.

Lo que pone de manifiesto en el aula la nueva realidad de la vida móvil no es una mera cuestión psicológica o conductual y va más allá de cuestiones relacionadas con el interés o desinterés, la atención o su déficit, la disciplina o el desorden; se trata de algo más profundo. Nos enfrentamos a la necesidad de una revolución cultural y educativa que replantee desde la raíz el aprendizaje y el ejercicio de la lectura, de la escritura y del estudio, no en términos de habilidades y competencias sino en los de una nueva forma de encarar la adquisición global de conocimiento. Se trata de un salto cualitativo como el que nos hizo transcurrir de la lectura en voz alta a la lectura personal e interna, como el que nos llevó a superar la lectura pública en voz alta a la individual, pasando por la subvocálica, que subsiste en algunas personas de edad, ciudadanos de entornos rurales o de reciente alfabetización. ¿Es la presente etapa una fase intermedia “subvocálica” titubeante y confusa? No se trata ya sólo de los medios, su uso y lo apropiado de las circunstancias en que tal uso ocurre, es la transformación de una civilización que se halla en puertas y que solamente alcanzamos a vislumbrar. El reto no es para las pantallas, para los maestros o para los alumnos, es para la educación en su entera concepción: la educación en la vida móvil.

Publicación original: Aika.

Publicado también en Gabinete de Comunicación y Educación.

 

Una magnífica experiencia comunicativa en el Seminario OI2 Media

15178988_10210388850173907_5191898026216574063_n

Estoy agradecidísimo al Observatorio para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital, OI2 Media, por haberme dado la oportunidad de participar en sus Jornadas 2016 como ponente. Fue una de las experiencias comunicacionales vivida a nivel personal más intensas y gratificantes de mi vida, de la que aprendí muchísimo, y durante la cual conocí gente estupenda.

Mi participación tuvo lugar en la segunda jornada, 25 de noviembre de 2016, en la mesa redonda “Innovación de los contenidos informativos”, con Luis Miguel Pedrero(Universidad Pontificia de Salamanca), Teresa Barceló (Universidad CEU San Pablo), Urbano García Alonso (RTVE) y José Juan Ruiz (RTVE). Yo llevaba preparada una intervención dirigida mayoritariamente a profesionales de la televisión, una exposición de los riesgos y las oportunidades que plantea la innovación en este campo. Pero me encontré con una audiencia formada mayoritariamente por alumnos de periodismo y comunicación, de grado y de postgrado, que no estaban en condiciones de plantearse estos interrogantes sino otros muy distintos e igualmente legítimos. Había que reflexionar con ellos sobre qué es lo esencial en comunicación, cómo debe ejercerse el periodismo y a quien debe servir su ejercicio.

oi2-rtve

De modo que puse la directa y rompí en público los folios que llevaba listos para leer, lo que motivó un cerrado aplauso de la audiencia. Primera lección: tienes que ganarte la atención de tu público, que no te viene dada de antemano ni se te regala. No fue un gesto sino que me salió de dentro; un corte de raíz para resituar la energía de la reunión. Y a partir de entonces fui tejiendo una deliberación colectiva en torno a qué significa innovar, en qué estamos innovando y donde no lo hacemos, qué significa la tecnología de la comunicación en tanto que mediación comunicativa, en qué consiste hacer periodismo, porqué el sistema no está interesado en que el periodismo se ejerza y de qué modos se hace pasar por periodismo lo que no es tal.

En el vídeo adjunto está entera la mesa redonda en cuestión; mi intervención tiene lugar en la última parte. Quienes me conocen personalmente me verán en mi salsa, disfrutando de la interacción con los jóvenes, y quienes me conocen de leídas quizás entiendan a partir de ello algo del porqué de mi modo de pensar y actuar. Disfrutamos todos mucho y tuve el honor de recibir afectuosos saludos de gente a la que admiro y aprecio. José Manuel Pérez Tornero, Santiago Tejedor, Núria Fernández, Geisel Graña, Ana Melro, Alba Mendoza, Mireia Sanz, Urbano García Alonso, José Juan Ruiz y tantos amigos de la UAB, de Radiotelevisión Española y de distintos medios y universidades que asistieron.

Podéis revisar la retransmisión que se hizo por Twitter de las jornadas por el hashtag   y por la cuenta @oi2rtve

Video de la mesa redonda sobre Innovación de los contenidos informativos

Programa de las jornadas

Observatorio para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital

 

Debatiendo sobre innovación de informativos de televisión en la era digital

 

El 25 y 26 de noviembre de 2016 se celebran en la Universidad Autónoma de Barcelona  las jornadas “Informativos en la Era Digital. El reto del periodismo móvil”, que reúnen a un panel de expertos en torno a las tareas de investigación y desarrollo que se plantean a la televisión informativa. El acontecimiento está organizado por el Observatorio para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital (OI2), creado por la UAB, Radiotelevisión Española y Universidad CEU San Pablo.

En estas jornadas el acento estará puesto en el periodismo móvil y el seminario permitirá a los participantes debatir con expertos que utilizan la innovación tecnológica en sus rutinas diarias y compartir su trabajo.

Gabriel Jaraba (UAB) intervendrá como ponente en la mesa redonda dedicada a la innovación de los contenidos informativos, junto con Luis Miguel Pedrero (Universidad Pontificia de Salamanca), Teresa Barceló (Universidad CEU San Pablo), Urbano García Alonso (RTVE) y José Juan Ruiz (RTVE).

Entre las experiencias que serán revisadas en las jornadas se darán a conocer todos los detalles de las estrategias digitales que diversos medios de comunicación están utilizando. La sesión “Experiencia Contenidos Salón del Manga” es una de ellas. En la jornada, Urbano García,  director de RTVE Extremadura, y Esteve Crespo, encargado de las redes sociales de los informativos de TVE Cataluña, darán a conocer todo el proceso creativo realizado para informar mediante dispositivos móviles del Salón del Manga.

Durante estas jornadas tendrá lugar la presentación de la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital, la primera en España dedicada a esta cuestión, que presentará los trabajos realizados durante sus primeros siete meses de funcionamiento.

Programa de las jornadas

Ponentes participantes

Observatorio para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital (OI2)

 

BIENVENIDOS A MI BLOG

DR. GABRIEL JARABA
Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Soy un periodista senior en ejercicio desde 1967, con experiencia en prensa, radio, televisión e internet. Me dedico a tareas académicas y de activismo social como Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente sirvo como profesor en esa Universidad; en la Cátedra Internacional UNESCO Unaoc UniTwin de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural, la Cátedra UNESCO de MIL para el Periodismo de Calidad, la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

Soy analista de la información y los medios en la Fundació Periodisme Plural y escribo en el diario Catalunya Plural. Hago investigación en comunicación, en redes sociales de internet y en humanidades digitales. Elaboro métodos de impulso de la creatividad y de gestión mental.

Autor de los libros Periodismo en Internet (Ed. Robinbook); Twitter para periodistas (Ed. UOC); Youtuber (Ed. Redbook) y ¡Hazlo con tu smartphone! (Ed. Redbook) y coautor de otras obras sobre comunicación y educación.

Como ciudadano promuevo el apoyo a Naciones Unidas en la perspectiva de Una Sola Humanidad, como colaborador de la ONG internacional World Goodwill – Buena Voluntad Mundial.  Soy miembro de la European Transpersonal Association y del Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona. Propongo un universalismo inclusivo basado en el humanismo y desde el catolicismo que ejemplifica el papa Francisco, y soy feligrés de la parroquia de Santa Anna.

Entre los 50 mejores blogs periodísticos

GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

Analista de la información y los medios en:

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 145 seguidores

SOY PROFESOR E INVESTIGADOR EN:

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Profesor e investigador

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

Professor de periodisme i comunicació

CATEDRA INTERNACIONAL UNESCO UNAOC UNITWIN DE ALFABETIZACIÓN MEDIÁTICA Y DIÁLOGO INTERCULTURAL

Profesor y Secretario Internacional para el Diálogo Intercultural

CÁTEDRA RTVE-UAB

Investigador

OBSERVATORIO PARA LA INNOVACION DE LOS INFORMATIVOS EN LA SOCIEDAD DIGITAL

Colaborador

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

Profesor

MENTOR

Corresponsal en España

INSTITUT DE PSICOLOGIA TRANSPERSONAL DE BARCELONA

Consultor

CERTIFICACIÓN PROFESIONAL EUROPEA EN PSICOTERAPIA Y PSICOLOGIA TRANSPERSONAL

COLABORO EN AIKA. Diario de Innovación y Tecnología en Educación

FOCUSED Revista sobre educación y medios

abril 2019
L M X J V S D
« Mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930