archivos

Creatividad

Esta categoría contiene 11 entradas

Música, comunicación e internet: la alianza perfecta de la creatividad y la libertad

Este es el prólogo que he escrito para un libro que acaba de aparecer: Produce y distribuye tu música online. Guía práctica del creador musical digital. Está escrito por Aina Ramis y publicado por Ma Non Troppo – Redbook Ediciones (Barcelona 2019). Se trata de un manual práctico dedicado a los músicos, profesionales o aficionados, que deseen aprovechar todas las posibilidades de internet y las herramientas digitales relacionadas con la música para adquirir plena autonomía en sus tareas de creación, producción y distribución musical. Es una obra didáctica, que explica con claridad y hace asequibles todas las cuestiones técnicas que refiere, y además está muy bien escrito. La autora ha sido alumna mía en el Grado en Periodismo de la UAB y hoy día es una destacada periodista que ahora demuestra ser una buena divulgadora. Escribí este prólogo para mostrar las razones de la coherencia entre la Red y la música rock y su raíz común: el sueño de una nueva era de libertad y fraternidad.

Internet y la música rock pop son dos fenómenos culturales de la mayor magnitud que estaban destinados a confluir, interactuar y mezclarse. No solo porque entre ambos han acabado por dar forma a la cultura popular global de los siglos XX y XXI sino porque la Red y la música roquera responden a una misma mentalidad: el anhelo de una nueva era de la humanidad en el que las personas se unan por medio de la creación y el conocimiento por encima de las fronteras, las razas y los continentes.

El 25 de junio de 1967, un domingo de verano, la BBC, la radiotelevisión pública británica, protagonizó un importantísimo hito en la planetarización de la música mediante la comunicación: la emisión del programa Our World, la primera emisión televisiva vía satélite para todo el mundo, y en ella, el estreno de la canción “All you need is love”, de los Beatles, el grupo más famoso del orbe. Por primera vez una emisión radioeléctrica transmitía al mundo entero una única canción para todos, que era un mensaje de optimismo, esperanza y unidad, “todo lo que necesitas es amor”. La música pop rock, para aquel entonces, ya se había convertido en el nuevo gran medio mundial de comunicación por y para los jóvenes y la industria discográfica, a través sobre todo de la radio, había hecho de los rockeros, ídolos globales seguidos por millones de personas, desde Elvis Presley hasta los Rolling Stones y los Beatles.

El viejo sueño empezó a vislumbrarse como posible. Las grandes estrellas del rock emprendían giras de alcance mundial en las que el formato era cada vez más el de la reunión masiva de espectadores y la oferta de un espectáculo integral que abarcaba no solo la escena sino al público mismo. Los distintos públicos nacionales del pop fueron polarizándose en torno a tendencias globalizadas y las figuras musicales superaron en popularidad y adhesión masiva a las cinematográficas. Empezó a crearse un emporio mundial de la fama en el que coexistían músicos rock, artistas de nuevas formas culturales pop e incluso modelos, además de rostros hechos famosos por un nuevo modo de entretenimiento integral, todo ello y siempre con una banda sonora de fondo o de frente, el rock pop y su aspiración a devenir un lenguaje universal. Menudearon conciertos solidarios, como los dedicados a Bangla Desh por George Harrison o a África por Bob Geldof, en los que se ponía en pie la aspiración a una nueva era fraternal pacífica y solidaria. El primigenio “All you need is love” tuvo una continuación aún más explícita en este sentido en la interpretación coral del clip “We are the world”. El deseo de una new age ya no podía pensarse sin música y comunicación.

Lo que faltaba para que esa “planetarización de la conciencia”, según la afortunada frase de Dane Rudhyar, pudiera comenzar a materializarse no podía surgir de la misma comunicación de masas, a pesar de su difusión global. Era necesario algo distinto a un mero medio de comunicación o una suma de ellos: una plataforma integral e interactiva que permitiera difundir, compartir y hacer crecer el conocimiento.

La ciencia ficción fue el primer segmento de la cultura que tuvo una visión de esa posible plataforma, a partir del desarrollo de la cibernética, la electrónica y los viajes espaciales. Isaac Asimov fue uno de los primeros que comprendieron el poder de la telemática para compartir el conocimiento, pero ya en 1946 Murray Leinsterpensó una red de ordenadores (“lógicos”, les llamaba) que permitía el intercambio de información sin limitaciones y en 1954 Fredric Brown imaginó que todos los ordenadores de un planeta se interconectaban. Ni que decir tiene que la ciencia ficción y el futurismo crítico era el alimento literario de una gran mayoría de los soñadores de la nueva era, gracias a la relación con la cultura pop rock de autores como Philip K. Dick (¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, conocida en el cine como Blade Runner) o Kurt Vonnegut, escritor pacifista y ácido crítico social, autor de Slaughterhouse 5.  Se suele asociar a los hippies con el culto a la naturaleza virgen (el flower power) pero se olvida que las visiones utópicas más sólidas de la contracultura norteamericana eran de hecho tecnoutopías, surgidas por la fascinación de la carrera espacial y la versión automatizada del sueño americano.

La materialización del sueño hippie no vino por la difusión del uso de la marihuana sino por una realización tecnocientífica y comunicacional. El nacimiento de Internet representa la puesta en práctica del propósito central de la nueva era contracultural: la planetarización de la conciencia por medio de la creación de una noosfera (esfera global de conocimiento) inducida por la interacción telemática.Internet fue el resultado de la labor de esos científicos visionarios que habían crecido con el rock progresivo que llamaba a vivir una nueva era, quienes, ya adultos, se pusieron a trabajar con la combinación de ciencia y humanismo y construyeron un nuevo artefacto comunicacional que iba mucho más allá de la comunicación: un medio para unir a la humanidad entera.

El avance de Internet corrió en paralelo con el de la digitalización, que en su aplicación a la música proporcionó nuevos medios no solo para la interpretación musical o la composición sino para la producción y difusión de las obras. La digitalización operó aquí de nuevo su transformación peculiar: transformó lo grande, pesado, costoso e inmóvil en pequeño, ligero, asequible y transportable: lo digital en música pasó a formar parte de lo que yo llamo “la vida móvil”, como sucedió con la radio a transistores, los reproductores musicales, la telefonía, los patinetes eléctricos o las nuevas formas de viaje y movilidad internacional. De un día para otro el propio hogar se ha convertido en estudio de producción y grabación, punto de distribución y antena de difusión de la música creada en cualquier lugar del planeta por un músico o un grupo.  La digitalización e Internet han arrebatado el monopolio del negocio musical a la gran industria monopolizante y han devuelto el genio de la creación y la repercusión de lo creado a las manos de los creadores.

Este libro trata precisamente de lo que representa esa magnífica devolución, en qué consiste, cómo funciona y cómo puede ser utilizada y aprovechada por los miles de personas que hacen música, de manera amateur o profesional, y necesitan beneficiarse de la gran alianza entre la creación musical e Internet. La Red y la digitalización rompen todas las barreras que limitan el desarrollo de la creatividad en la música, proporcionan al creador medios nuevos y eficaces para profundizar en sus realizaciones y para promover y difundir su labor. Todas las preguntas que a este respecto pueda hacerse cualquier persona interesada en la música tienen respuesta en esta obra, preguntas que, por cierto, pueden haber estado amargándole la vida a más de uno.

Produce y distribuye tu música online  y su autora, Aina Ramis, tienen la mayor virtud posible en el campo de lo práctico, que es hacer fácil lo difícil y asequible lo dificultoso. El lector de esta obra se dirá, una vez concluida su lectura, “¿cómo era posible que yo desconociera esto y no me hubiera podido beneficiar de ello?”. No solo porque hallará en ella medios, técnicas y estrategias para realizar los objetivos con los que siempre había soñado sino porque la autora está dotada con el regalo de los dioses que consiste en una escritura excelente y una mente afinada.Leyendo a Aina Ramis uno aprende, descubre y se siente llamado a actuar, y a hacerlo con eficiencia. Esta guía práctica del creador musical digital es su primer libro, pero este llega después de una larga práctica en la escritura divulgativa y didáctica: periodista en la prensa diaria y la radio, investigadora de la relación entre música rock y censura durante el franquismo, divulgadora de la cultura digital y la comunicación, estudiosa de la cultura rock contemporánea, y además, música, intérprete y compositora en grupos de rock, ella misma subiendo a escena como instrumentista.

La alianza perfecta de la creatividad y la libertad mediante la música, comunicación e Internet no es una bonita frase sino una posibilidad real en la práctica. La presente obra nos indica cómo ello es posible y Aina Ramis nos explica cómo llevarlo a cabo. Y la lectura de este libro nos hará un poco más libres, y quizás, más creativos.

Este verano estoy en Funiversity, primer campus internacional de comunicación, educación y periodismo

El próximo julio, del 8 al 12, llevaremos a cabo en la Universidad Autónoma de Barcelona una experiencia innovadora: Funiversity, palabra que resulta de la unión de”fun” (divertido) y “university” y que alude al intento de avanzar hacia una enseñanza superior que implique más a alumnos y docentes en un aprendizaje estimulante, motivador y aprovechado de manera excelente. Desde que se creó la universidad en Bolonia en tiempos del medioevo el concepto de docencia universitaria no ha variado prácticamente, mientras que la cultura a la que pertenece el hecho universitario ha sufrido varias revoluciones. Cuando hablamos de innovar en educación hemos de incluir también a la universidad en ese empeño.

Funiversity es  el primer campus internacional que une la comunicación y el periodismo para aprender de manera divertida y reúne a alumnos, profesores e investigadores de todas partes del mundo. La propuesta esredefinir la educación, repensar la universidad, los exámenes, el aula, el rol del docente y del discente. El objetivo es convertir, durante una semana, un campus universitario en una experiencia divertida. Para esto, se ha creado un programa integrado por cuatro “espacios”: diálogos, senado, talleres y actividades especiales.

Tengo el privilegio de ser uno de los profesores que participarán en esta primera Funiversity, al lado de personajes de la talla de Salvador “Pocho” Ottobre, José Manuel Pérez Tornero, Santiago Giraldo, Ricardo Carniel, Sally Tayie, José María Perceval, José Ygoa, Cristina Pulido, Xavier Ortuño, Marta Portalés,  David Revelles, Jesús Martínez, David Rull, Laura Cervi, Emiliano Iglesia y Jordi Serrallonga, bajo la dirección de Santiago Tejedor y Lluís Pastor.

Trataré de aportar no sólo mi experiencia en competencias comunicacionales sino lo que pueda sobre mi capacidad de romper esquemas, proponer nuevos entornos de aprendizaje, pensar de modo diferente e introducir elementos distorsionadores de las rutinas y los hábitos. Y ello será para mí no sólo una oportunidad para enseñar y aprender a la vez sino para recargar pilas después de una experiencia de vida que ha resultado ser contundente y aleccionadora.

Lo que haremos:

Ver el programa de actividades: diálogos, debates, talleres, tormentas de ideas y safaris.

El motivo:

En España, uno de cada tres alumnos se aburre en la escuela y abandona los estudios.

Información completa e inscripciones:

Campus Funiversity

Para saber más sobre nuestra filosofía:

El libro Funiversity, los medios de comunicación cambian la universidad, por Lluís Pastor

 

 

Cómo afrontar la angustia de la agenda y las actividades ante el inicio del curso

Para qué sirven las agendas, en realidad? Se dirá que para organizar la administración del propio tiempo en proporción a las actividades en las que lo empleamos. Un momento: ¿eso cómo se lleva a la práctica, exactamente? ¿Sólo por el hecho de anotar unas actividades previstas en unas fechas determinadas ya se produce esa administración? Me permito dudarlo. Eso es sólo el aspecto externo de tal administración, probablemente el menos importante. Quizás acabo de escribir una herejía, pero la pregunta es legítima: ¿en qué consiste administrar la proporción de tiempo y actividades llevando una agenda?

La agenda por sí misma, sea en papel o electrónica, no funciona. No funciona en absoluto por sí misma y en relación con los fines a los que queremos dedicarla. La agenda no hace nada, lo que permite administrar tiempo y actividad es nuestra mente. La agenda  es un mero fetiche para conjurar el pánico. Y cuanta más tecnología utilizamos, más tendemos a confundir el instrumento con el poder que lo rige y al cual debe servir. Administrar nuestro quehacer es producto de la relación de sintonía, sincronía y ritmo que existe entre nuestra mente, nuestro cuerpo, nuestras intenciones y nuestras decisiones.

En el inicio del curso esos cuatro elementos –mente, cuerpo, motivación e intención- entran en tensión ante las expectativas que aparecen ante nosotros; es necesario pues revisar el estado de nuestra personalidad integral para propiciar la calidad de su coordinación. ¿Cuál debería ser el resultado de ello? La toma de decisiones adecuadas. ¿Qué significa adecuadas? Que estén en concordancia con los objetivos previstos, que esos objetivos puedan ser llevados a cabo, que los resultados que se desprendan de la realización de los objetivos se avengan con las intenciones que nos hacen perseguirlos y que todo ello sea asumible y sostenible por nuestra personalidad integral en términos de, por una parte, eficiencia, y por otra, de calidad de vida. Organizarse bien significa hallar el equilibrio dinámico que conduzca a esa sostenibilidad y que él redunde en la consecución de los fines que nos proponemos.

La agenda sirve para una cosa muy determinada: para relajar la tensión que suscitan nuestras expectativas. Cuando anotamos algo en ella nuestra mente deja de dar vueltas en torno a la idea de que tenemos que hacer ese algo determinado y puede pasar a centrarse en otro asunto. Cuando revisamos lo anotado en la agenda hacemos dos cosas: refrescar esa sensación de alivio al comprobar que no tenemos que estar recordando continuamente lo que tenemos que hacer, y ver si los quehaceres previstos y anotados en ella son en su conjunto realizables en cuanto a su sucesión y la dedicación de determinadas cantidades de tiempo a todos ellos. Pero la tercera función realmente existente de nuestra agenda debería ser otra: comprobar si estamos dedicando nuestra vida a hacer aquello que tenemos la determinación, necesidad y misión de hacer y no a perdernos en una diversidad de acciones y actividades que no sirven a nuestra motivación profunda y propósito prioritario. Si somos conscientes de esa motivación fundamental y axial, la organización de la agenda se producirá automáticamente. Al error en esa comprobación se le suele llamar, en lenguaje popular, poner el carro delante de los bueyes.

Ahora veamos qué tanto tenemos bien alimentados y dispuestos a nuestros bueyes.

  • Revisa tu motivación profunda para ver si está vigente

Para que la vida valga la pena hay que vivir por algo que consideremos precioso. Y para que nuestra vida tenga sentido hemos de vivirla de acuerdo con una motivación que represente no solamente un aliciente sino algo por lo que daríamos esa misma vida. El inicio del curso es un  momento adecuado para plantearse cuál es la naturaleza, cualidad y justificación de la motivación que nos lleva a ejercer nuestra profesión –docente, comunicacional, científica, artística, técnica, comercial, terapéutica—y ver si ella sigue estando vigente para nosotros. Las circunstancias de la vida cambian y nosotros también, de modo que es justo que lo que un día nos motivase, incluso sobremanera, deje de seguir haciéndolo.

El inicio del curso es el momento ideal para hacer ese chequeo porque es entonces cuando necesitamos la energía de alto voltaje que nuestra motivación nos proporciona. Cuando hablamos de motivación lo hacemos de aquella que reside en lo más profundo de nuestro ser, la relacionada con nuestra vocación, misión, valores y escala de prioridades. Dice el profesor José Antonio Marina, de manera un tanto cruda, que “motivar es hacer que alguien haga algo que no desea hacer”. Nuestra motivación profunda es ese algo que nos hace hacer lo que hemos venido a hacer en nuestra vida y no podemos dejar de hacer sin que ella pierda su sentido. Puede ser sano comprobar que de esa profundidad continua manando el petróleo que mueve nuestra nave vital, y si no es así, nos planteamos el porqué y si debemos cambiarla. Y eso es perfectamente legítimo y justificado.

Nuestra agenda personal debe ser, pues, la expresión escrita y palpable de la calidad y orientación de nuestra motivación profunda y las expectativas de realización material mediante nuestra personalidad integral.

Entonces, observemos nuestra calidad como carreteros capaces de conducir nuestro carro de bueyes con seguridad por el camino.

  • Planea mejor lo mejorable y deja lo que no tiene arreglo (por el momento)

Tenemos en nuestro interior dos demonios que muerden nuestro quehacer y tiran de él en dos direcciones opuestas, desgarrándolo. Uno es la procrastinación y otro el perfeccionismo, pero los dos surgen de un mismo averno: la insatisfacción con lo que estamos haciendo, con el modo como lo hacemos y con nosotros mismos a la hora de hacerlo. No son incompatibles y suelen alternarse en su tormento pero son muy eficaces a la hora de amargarnos la vida. Últimamente se suele hablar mucho de la procrastinación pero se alude poco a ese afán perfeccionista que siempre nos deja insatisfechos;  a lo mejor explorando uno de los dos demonios llegaríamos a conocer el otro.

Recordemos aquí otro refrán popular: lo mejor es enemigo de lo bueno. Y ciertamente, es bueno hacer las cosas mejor, pero esa perfección a la que aspiramos, más o menos secretamente, y que nunca llega no es la expresión de lo excelente en el logro y en la acción que a él conduce; en realidad es una manía inalcanzable que nos impide llegar a hacer lo que sería magnífico ahora, en este mismo momento. El inicio del curso es ideal para hacer un planteamiento realista de nuestros objetivos al mismo tiempo que una enumeración no menos realista de los asuntos que no podemos solucionar, o por lo menos no en este momento, y establecer una proporción entre unos y otros. Si la proporción es justa la energía de nuestro esfuerzo se dosificará adecuadamente para, ahora sí, mejorar todo lo mejorable.

Con las ruedas del carro bien engrasadas –a pesar de lo que cantaba Atahualpa Yupanqui—y los bueyes bien uncidos, observemos ahora lo que realmente importa: el camino.

  • El carro es solo el vehículo, lo importante es a dónde nos dirigimos y si el camino nos permite llegar

La motivación de lo que deseamos hacer es importante, así como lo son los medios que ponemos para conseguirlo y las acciones que realizamos para avanzar en su realización. El dicho popular de los bueyes y el carro, y qué va delante y qué va detrás, tiene implicaciones bastante profundas. Los bueyes tiran del carro y nos permiten avanzar en el camino, y el carro es el vehículo que nos transporta a nosotros con nuestro bagaje. Pero lo verdaderamente importante somos nosotros, la calidad y pertinencia de nuestro punto de destino y la practicabilidad del camino que nos conduce a él. Si ponemos los bueyes delante del carro pero tomamos el camino equivocado llegaremos a donde no queríamos ir; además de bueyes y carro está en juego la claridad de la mente del conductor metido a carretero. Si el camino que tomamos es el correcto pero ha quedado maltrecho por la acción del tiempo, del paso de otros vehículos o la aparición de una zanja o un derrumbe, aunque constituya la ruta correcta es muy probable que nuestro viaje se frustre o accidente; la mente del conductor debe ser capaz de hacer las previsiones necesarias y tomar las decisiones correctas. Una agenda rígida, en la que no se realicen previsiones justas y se practiquen correcciones pertinentes, es un carro que nos va a llevar por trochas impracticables. La buena agenda es como la cuerda de una guitarra: para que suene en la nota adecuada debe estar ajustada en la tensión precisa. Así pues, la agenda de actividades es varias cosas a la vez: el mapa del camino previsible que hemos de realizar, el planteamiento de lo correcto del lugar al que queremos ir y el largavistas que nos permite anticipar las decisiones que deberemos tomar durante el camino y que de momento no podemos prever en su totalidad.

¿Para qué sirven pues las agendas, en realidad? En el inicio de este texto he hecho esta pregunta fundacional a título de provocación y ahora podría comenzar a apuntar algunas respuestas, todas ellas parciales e insuficientes. Es bueno que la agenda nos permita relajar la tensión ante las acciones que nos esperan, y es mejor que gracias a ella ajustemos la proporción entre actividades y tiempo dedicado. Lo excelente es convertir nuestra agenda en nuestra bitácora de navegación por la vida, expresión de a dónde queremos ir, por dónde vamos, en qué condiciones lo hacemos y qué decisiones tomamos para conseguirlo. Vista de este modo, la agenda deja de ser una fuente de angustia o bien un placebo tranquilizante y se convierte en algo magnífico: una expresión radiante de nuestra personalidad integral en acción. Así considerada, trabajar con nuestra agenda puede y debe ser una fuente de placer y realización.

Publicación original: Aika, Diario de Innovación, Tecnología y Educación

 

23

Reportaje sobre creatividad en Onda Cero

Me llaman de Onda Cero para hablar sobre creatividad, participando en un reportaje sobre este tema, y tengo una estupenda conversación con Laura Gil Rubio, periodística radiofónica que sabe entrevistar y obtener lo esencial del entrevistado. El reportaje incluye dos minutos de la charla pero me dicen que el resto aparecerá probablemente en otras piezas radiofónicas.

Escuchar el reportaje sobre creatividad en Onda Cero (el inserto está en el minuto 20′ de la emisión aquí enlazada).

Ver algunos artículos míos sobre creatividad para conocer lo que pienso sobre ella:

Siete consejos para potenciar la creatividad en la vida cotidiana

Siete propuestas para ir más lejos en tu creatividad

Pronto os podré ofrecer más textos sobre creatividad pues estoy trabajando en unos libros que incluyen el tema.

Un inicio de curso lleno de retos estimulantes

Tesis y Santi

El inicio del curso es uno de mis momentos preferidos del año, que me estimula y me revitaliza. El curso 2017-18 se me presenta lleno de nuevas actividades, que anoto aquí para compartirlas y para tener el programa a la vista.

LECTURA Y DEFENSA DE MI TESIS DOCTORAL. Este verano he terminado mi tesis doctoral, en la que he trabajado tres años, y ya está lista para ser leída y defendida. Seguramente será a mediados de octubre o inicios de noviembre, en la Sala de Grados de la Facultad de Ciencias de Comunicación de la UAB. El trabajo se titula “De qué conversan los periodistas españoles en Twitter. Un estudio sobre contenidos y tendencias en la tuiteresfera española” y es una investigación a fondo sobre las relaciones entre Twitter y periodismo en nuestro país. Con ella me doctoraré en Comunicación y Periodismo.

Doctorado en Comunicación y Periodismo de la UAB

ASIGNATURA “ESCRITURA PERIODÍSTICA EN MULTIMEDIA E INTERACTIVOS”. Me reincorporo al equipo docente de esta asignatura que forma parte del segundo curso del Grado en Periodismo de la UAB, con un nombre enrevesado por mor de los avatares de los planes de estudios, pero que quiere decir ciberperiodismo. Animaremos algunos encuentros en torno a la cultura digital y trataremos de explicar algunas cosillas periodísticas.

Escritura periodística en multimedia e interactivos

SEMINARIO SOBRE GESTIÓN DE PROYECTOS COMUNICACIONALES. A finales de septiembre doy un seminario en el Master en Comunicación y Educación de la UAB sobre creación y gestión de proyectos comunicacionales. Es a partir de un método de mi creación, con el que se combaten dos temores: el miedo ante el papel en blanco a la hora de crear y el miedo a vender el resultado a un cliente. Enseño a hacer ambas cosas de manera metódica y original.

Master en Comunicación y Educación de la UAB

PROYECTOS SOBRE CREATIVIDAD. En la línea de lo anterior, voy a desarrollar algunos métodos para promover la creatividad. Convertir la clase que dí en la MILID Summer School con alumnos egipcios en un juego para hallar la propia vocación y aprender a desarrollar las propias habilidades creativas; terminar de diseñar un juego de mesa que se convierte en un juego de rol, con objeto de descubrir maneras alternativas de afrontar la vida y generar un espíritu creativo.

LABORATORIO DE IDEAS. Tendremos que desarrollar un estimulante proyecto, el nuevo IdeaLab, laboratorio de ideas y creatividad en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB. Dinamizar proyectos, hallar nuevas ideas e identificar las ideas fuerza que serán decisivas en el siglo XXI y trabajar en torno a ellas.

Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB

PUBLICACIONES CIENTÍFICAS. Una tarea exigente será identificar elementos de mi tesis doctoral para hacer con ellos artículos a publicar en revistas científicas de referencia, y si es posible, un par de libros sobre redes sociales de internet, Twitter y periodismo.

SEGUNDO LIBRO SOBRE LOS YOUTUBERS. Ya se me ha ocurrido cómo será el libro que seguirá a “YouTuber”, el libro que más éxito ha tenido de los cuatro que he publicado. A trabajar sobre el proyecto y proponerlo a la editorial, Redbook Ediciones.

YouTuber. Cómo crear vídeos de impacto y triunfar con ellos en internet

REINICIO DEL TRABAJO MASÓNICO. Con el nuevo curso se reemprenden los trabajos en mi logia Minerva-Lleialtat nº 1, de la Gran Logia Simbólica Española, y del Supremo Consejo Masónico de España, en cuyo Soberano Consejo de Gobierno soy Gran Canciller. En la tarea de relanzar la web del SCME, diseñada por mi hija Lavinia Jaraba y administrada por un servidor.

Gran Logia Simbólica Española

EN EL INSTITUT DE PSICOLOGIA TRANSPERSONAL DE BARCELONA. Pronto celebraremos una jornada de puertas abiertas en el IPTB y presentaremos el Master en Psicología y Psicoterapia Transpersonal, en el que soy formador.

Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona

PUBLICACIÓN DE ARTÍCULOS DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN EN AIKA. Seguiremos publicando artículos en Aika, diario de innovación en tecnología y educación.

Aika

PUBLICACIÓN REGULAR EN MI BLOG Y MI WEB. Me propongo actualizar con mucha frecuencia este blog, publicando en él no sólo mis actividades sino reflexiones de todo tipo sobre mis centros de interés. También incrementaré el ritmo de publicación en mi web, Gabriel Jaraba Online, que contiene todas mis publicaciones y noticias sobre los asuntos que me interesan a mí y a mis seguidores.

Gabriel Jaraba Online

Foto: Santiago Tejedor, director de mi tesis doctoral, y un servidor, con la tesis aún calentita, recién salida de imprenta.

 

Mis publicaciones en Aika sobre educación, comunicación y tecnología

aika

Tengo la enorme fortuna de publicar regularmente artículos en Aika, diario de innovación y tecnología en educación, una publicación que ha abierto un importante espacio en el debate de ideas, recursos y acciones en el sector del campo educativo abierto a las inquietudes que provoca el actual cambio civilizacional. Aika es un diario digital de calidad promovido desde  el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB y la asociación educativa internacional Mentor, y  colabora activamente con en el MILID Unitwin Cooperation Program propiciado por Naciones Unidas y UNESCO; se integra en el movimiento global representado por la Global Alliance for Partnerships on Media and Information Literacy. Mi colaboración se debe a la enorme amabilidad de los profesores José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor, impulsores de Aika.

Ahora que llevo ya publicados algunos textos los traigo aquí para que los lectores de mi blog tengan un acceso directo y conjunto a ellos:

Whatsapp, los adolescentes y el nuevo no tiempo. El tintineo de la llegada de whatsapps a nuestro móvil es simplemente un leve aviso de lo que se viene, que nos reclama clarividencia, capacidad de reacción y adaptación a una nueva manera de estar en el tiempo y en el espacio, es decir, en el mundo.

Innovación en los informativos de TV. Si la prensa impresa se enfrenta a su propia supervivencia como medio que se expresa en un soporte de papel, en el caso de la televisión el reto no es menor: cómo va a transformarse y subsistir en un universo multiplataforma en el que no solamente se va a luchar por porciones de audiencia y cuota cada vez más pequeñas sino por la propia relevancia de la televisión informativa.

No tan líquida, caramba: la educación y la sociedad pétrea. La nueva sociedad pétreamente rocosa que emerge de las nieblas de la sociedad líquida nos muestra así la educación señalada como enemigo a batir por la nueva dominación. Y nos indica tanto las razones como la necesidad de defenderla para salvar no solamente a los jóvenes sino a todos nosotros.

Siete propuestas para ir más lejos en tu creatividad. Unas propuestas para ir un poco más lejos en el cultivo de la creatividad, que nos revelan que ser creativo no es ser ingenioso sino vivir asombrado por el mundo y los seres humanos.

Siete consejos para potenciar la creatividad en la vida cotidiana. La creatividad no es mera espontaneidad, inconcreción o peor aún, arbitrariedad consentida. Tampoco se trata de algo limitado a las artes, incluso a las plásticas. Ni siquiera lo que ha sido apropiado en exclusiva por la publicidad. La creatividad es consecuencia y causa del aprendizaje: la capacidad de dar respuesta a interrogantes de manera certera y de hallar soluciones nuevas a problemas conocidos o imprevistos.

La educación en la vida móvil.  La tecnología por sí misma no es interesante. Nadie se entusiasma ante una lavadora. La que atrae y apasiona es la que nos relaciona con otros seres humanos.

Todos los artículos de Gabriel Jaraba en Aika.

Escribir a mano es tendencia (y cómo hacer que las cosas sucedan)

moleskine2

El post anterior de esta serie, titulado Volver a escribir a mano como medio de reencontrarte con tu yo auténtico ha motivado que hoy me entrevisten brevemente el el programa PopAp, de Catalunya Ràdio, porque según me han dicho, escribir a mano es tendencia. Por una parte, reacción al abuso de los dispositivos digitales; por otra, actitud chic de placer con la papelería (que comparto), y me parece a mí que sobre todo por el descubrimiento que la escritura autógrafa proporciona un espacio de meditación asequible entre el actual trajín.

Esa intervención radiofónica me facilita publicar la segunda entrega que os prometí en el post anterior, y así, empiezo con ciertas precisiones que podrían haber pasado inadvertidas.

NO ES EL PAPEL, ES LA MENTE. Cuando usamos un cuaderno para desarrollarnos personalmente lo que importa no es el acto de escribir a mano sobre papel sino abrir una brecha en nuestra rutina diaria para hacer saltar por los aires una de nuestras peores autoesclavitudes: el pensamiento circular autoblocante. El truco de la libreta reside en cambiar ese hábito y aprender a reflexionar sobre los propios propósitos exteriorizando nuestras ideas. Al ponerlas por escrito “sacamos” fuera lo que “dentro” se nos traba y llega a obsesionarnos. Al escribir nos vemos obligados a poner ideas en claro, a explicar definidamente lo que nos preocupa, a estructurar procesos de desarrollo o esquemas de un sistema o estado de cosas en su conjunto. Ello nos saca del bloqueo, nos abre todas las posibilidades y nos confiere un papel activo.

RITMO Y TIEMPO. El pensamiento circular, que llega a ser obsesivo, es muy rápido y acaba por descentrarnos. Escribir a mano, en cambio, nos obliga a reducir la velocidad y funcionar a un ritmo lento, que favorece que la mente procese mejor y progresivamente lo que en su interior ya sabe. Partimos de la confianza en nuestra sabiduría interior, puesto que nuestro inconsciente va recogiendo y procesando muchísima información que pasa inadvertida para nuestro consciente pero que se va “cocinando” dentro. Si le damos tiempo, operamos a un ritmo pausado y estamos conscientes y presentes, lo que ya sabemos dentro acabará por exteriorizarse.

UN OBJETO TANGIBLE. El cuaderno es el medio por el cual exteriorizamos lo que internamente sabemos. Los elementos del proceso son cuaderno, tiempo, ritmo, gesto de la escritura y conciencia que conduce a la presencia personal y transpersonal. Al ser el cuaderno un objeto tangible tenemos un agarradero para no divagar. Al hacer de él un elemento que nos ilusiona –representa nuestra motivación y lo mejor de nosotros– cobra vida propia. Y eso es todo, amigos, como decía Bugs Bunny, ese es todo el truco de la cuestión. Que funcione depende de nuestra capacidad de introspección, clarificación, racionalización, descripción, de atar cabos y de diseñar estructuras y estrategias.

Ahora que lo entendemos mejor, sigamos viendo qué acciones podemos llevar a cabo con nuestro cuaderno de creatividad.

  1. LISTAS CON SENTIDO PRÁCTICO. Las listas de cosas pendientes de hacer no son tan útiles como parecen. A menudo sirven para bloquearnos de nuevo, porque ponen el acento en el “debo” y no en el “puedo” con lo que generan estrés. Usemos las listas de otro modo:
  • Lista de gente interesante que hemos de conocer. Personas que podrían aportarnos algo vital en estos momentos, gente que nos puede inspirar y enseñar. El truco es que conozcamos o podamos conocer a alguien que nos las presente. Por lo tanto, al lado del nombre de la persona que deseamos conocer hemos de poner el de la persona que nos la puede presentar.
  • Conocimientos que nos pueden convenir. Cosas que aprender, habilidades a desarrollar, prácticas que emprender. Con una condición: que podamos hacerlo ahora mismo con los elementos que tenemos y en la situación en que nos encontramos. Así, al lado del conocimiento que hemos de incorporar hemos de anotar el modo como lo llevaremos a la práctica.
  • Libros que necesitamos leer. Lecturas que nos pueden permitir avanzar en la línea que estamos emprendiendo. Hay que ser muy selectivo: libro que se apunta, libro que se lee. Anotar por tanto al lado del libro la fecha (real) en que empezaremos a leerlo.

2. MAPAS MENTALES.  Los mind maps o mapas mentales son una técnica desarrollada por Tony Buzan y uno de los más poderosos métodos de esclarecimiento mental que existen y un potenciador de la creatividad pues es una gran técnica para interconectar ideas. Puedes hacer mapas mentales de todo, quizás empezando por uno que, poniéndote tú en el centro, describa tus actividades actuales, tus aspiraciones y los puntos hacia los que podrías desarrollarte.

Curso básico de mapas mentales

Web de Tony Buzan

3. ILUSIONES DINÁMICAS. Todos tenemos ilusiones grandes o pequeñas. Las grandes suelen coincidir con aspiraciones profundas y deseos no realizados. Las pequeñas consisten en placeres de la vida cotidiana o elementos sencillos de la vida que nos la hacen más alegre. Las ilusiones suelen quedarse en sueños, pero el cuaderno creativo hace que las convirtamos en realidad. Este es el método.

  • Haz tu “lista de la compra” de ilusiones (aún) no realizadas.
  • Observa si contiene los suficientes “caprichos” y si es necesario añádelos.
  • Puntúa del 1 al 3 su probabilidad de hacerse realidad, con el 1 como lo más fácil que se produzca.
  • Ve tomando cada una de las ilusiones, cada una en una página, y diseña un flujo de acontecimientos que pudiera llevar a su realización. Por ejemplo: comprarme una modo – ahorrar dinero – cantidad y periodicidad del ahorro para llegar al precio – búsqueda de mejores ofertas y corrección del presupuesto – posible venta de objetos que aprecio menos para incrementar el ahorro, etc.
  • Escoge una de las ilusiones para experimentar con el flujo de logros. Empieza por una que hayas calificado como 1, que sea un capricho, que te motive mucho y que su realización no perjudique a nadie. Trázate un plan realista para llevar a cabo su flujo de realización. No te engañes al describir el flujo posible ni al temporizarlo; siempre estarás a tiempo de corregir el rumbo.
  • Si no consigues realizar esa ilusión, no te preocupes. Pasa a otra pero antes comprueba si el flujo de realización estaba bien diseñado y si los elementos y la temporalización eran realistas. Prueba otra vez y verás como el método de prueba y error te resulta cada vez más fácil.

(Continuará)

Escucha el audio de la entrevista en Catalunya Ràdio, minuto 51:10 (en lengua catalana).

Post anterior: Volver a escribir a mano como medio de reencontrarte con tu yo auténtico

 

 

Volver a escribir a mano como medio de reencontrarte con tu yo auténtico

escritura-a-mano

Un servidor está digitalizado hasta las cejas: uso ordenador de sobremesa, portátil, teléfono móvil y tableta iPad (no me he comprado un reloj conectado a la red porque los megatones de dioptrías que uso me impiden ver superficies tan pequeñas). Manejo mis notas y documentos de trabajo con Evernote, me organizo con el calendario Google, sincronizo mi Dropbox en todos mis dispositivos, mis mesas de trabajo son wikis y elaboro mi tesis doctoral en un blog cerrado al público en el que incluyo mi trabajo de campo, anotaciones, metodología y demás elementos de la investigación que llevo a cabo. Escribo continuamente en todos esas herramientas, además de actualizar mi web y los blogs que publico. Pero cuando tengo que escribir algo personal, reflexivo, importante para mi vida, lo hago a mano y en uno o varios cuadernos. Los medios digitales son maravillosos, pero la escritura a mano es irremplazable. Y mi cuaderno de notas escritas a mano es mi herramienta principal de cara a mi actividad creativa  y mi desarrollo personal.

Este inicio de curso veo cómo se publicitan aplicaciones para tabletas que permiten tomar notas a mano en ellas mediante lápices digitales. Es una buena idea porque todo lo que signifique la convergencia y síntesis de medios es bueno, dado que el resultado deseable es que se produzca una síntesis en un plano superior. Desde este punto de vista, recomiendo volver a las notas escritas a mano no como un retroceso sino como un avance: utilizándolas en nivel que les corresponde.

Un simple cuaderno de notas escritas a mano es la mejor e insuperable aplicación destinada al desarrollo personal, el fomento de la creatividad y la realización de objetivos. Ninguna herramienta digital es comparable a la modesta libretita que llevo siempre en el bolsillo. En este post y los siguientes te enseñaré a utilizarla.

He aquí algunas recomendaciones a partir de mi experiencia.

  1. Una libreta tipo Moleskine en el bolsillo y un bolígrafo o rotulador son las únicas herramientas necesarias para desarrollar tu creatividad, tu capacidad de establecer y realizar objetivos y organizar tu actividad. ¿Qué tontería, verdad? Sí, a condición de tener claro esto:la libreta ha de ser bonita, un objeto apetecible, algo que dé gusto llevarlo en el bolsillo o bolso. Debe ser un fetiche, algo material que tiene poder por sí mismo. Lo mismo el boli o rotu; debe responder fluidamente a tu trazo personal, expresar directamente tu gesto tan espontáneo. Al ver las palabras escritas con él debes sentír la misma sensación que cuando ves unos zapatos elegantes.
  1. La libreta y la pluma son, ni más ni menos, que la personificación ahora y aquí de lo más íntimo tuyo: tu talento, tus más nobles aspiraciones, tu capacidad de crecer y de crear, tu manera de estar en el mundo y de hacer de tu vida algo muy importante y significativo.
  1. Esta personalización íntima de la libreta no es un truco de autoayuda. Se trata de un medio hábil para poner en relación las distintas dimensiones de tu persona: la consciente, la inconsciente, la emocional, la parte de ti que aspira a un futuro luminoso y la otra parte también tuya que sin darse cuenta lo boicotea.
  1. Esta libreta sirve para que escribas en ella:
  • Tus deseos y aspiraciones más íntimos.
  • Las posibles tareas que llevar a cabo para hacerlos realidad.
  • La distancia entre tu situación actual y la que desearías vivir.
  • Las ideas, intuiciones e informaciones que observas y recibes y que te serían útiles para perfilar mejor tus aspiraciones y avanzar en su realización.

Más adelante te indicaré el modo de hacer todo esto de manera metódica y fructífera.

  1. Comienza a usar tu libreta:
  • Anota lo que has visto, sentido, vivido, que te sirve de inspiración, que está asociado con lo que más deseas, aquello que se corresponde con tu sentir más íntimo orientado hacia el futuro.
  • Anota tus deseos profundos, tus ilusiones, lo que desearías ver hecho realidad. No importa lo descabellado e imposible que todo esto pueda parecer.

Una vez anotado todo esto, léelo y reléelo, toma notas sucesvas inspiradas por esas inspiraciones y aspiraciones. Deja correr tu imaginación; la imaginación más loca que existe en el interior de tu verdadero ser. No importa que creas que nada de esto podría ser realidad: lee, anota, imagina, desbarra completamente. Dejarte ir en tu cuaderno íntimo –el cuaderno de la creatividad—es estar en una zona segura y protegida. Nadie te va a ver, nadie lo va a saber: permítete ser tú, realmente, tú, en este espacio protegido.

  1. Pon entre las páginas de tu libreta recortes de diarios o de revistas, o cosas de internet sacadas por impresoras, que se relacionen con tu inspiración y aspiración. Lleva siempre en este solo paquete aquello que expresa tus ilusiones más exquisitas y tus deseos más profundos.
  1. Por supuesto que no importa cuál sea tu profesión o actividad para llevar un cuaderno creativo. Esto no es para profesores, artistas o escritores, es para todo el mundo, para quien trabaja en una hamburguesería, conduce un taxi, atiende en un mostrador, lleva mensajes o trabaja en una oficina. La creatividad inspirada es para todos, todas las personas tienen derecho a ella y todos pueden autogenerarla.
  1. Cuando escribas en tu libreta no mientas. Mentir es posible en las diversas situaciones de la vida cotidiana y a veces necesario. Pero tu cuaderno inspirador y creativo no necesita que le mientas: estáis tú y él a solas, nadie os mira: aprovecha para volcar en él toda tu sinceridad. Por tanto no escribas en él rollos sino cosas concretas: qué quiero, quién soy y quién quiero ser, qué problemas tengo, cómo podría superarlos para ser quien verdaderamente soy.
  1. Tu cuaderno marca la diferencia que existe entre el tener y el ser. Es mejor ser que tener, porque lo que simplemente tienes no te hace mejor; ser quien quieres ser y quien verdaderamente eres, sin embargo, puede llevarte a tener lo que deseas.
  1. Escribir a mano en tu cuaderno no es tomar notas de manera desganada y descuidada. No es como hacer la lista de la compra o tomar el pedido en el bar o restaurante en el que trabajas de camarero. Es un encuentro cara a cara con tu yo más íntimo; aprovecha este privilegio.

En sucesivos posts te explicaré las técnicas y actitudes necesarias para sacar partido de tus notas escritas a mano en este espíritu. De momento fíjate en esto:

Haz un poco solemne tu momento de tomar notas en tu cuaderno inspirador. En un espacio de relax en tu casa; en una cafetería agradable tomando un café o un refresco; en un parque urbano que te permita fumarte un cigarrillo (o un cigarro puro, como yo) mientras dejas volar tu mente; en cualquier ruptura de la rutina cotidiana.

Lleva siempre el cuaderno en tu bolsillo o bolso. Piensa a menudo en él; no pienses en unos papeles encuadernados sino en lo que has depositado en él. Vuelve una y otra vez a lo que has escrito.

Piensa que tu cuaderno inspirador y creativo es la puerta a un futuro mejor, un nuevo tiempo y actividad que expresan lo mejor de ti, aquello que representa lo más íntimo de tu ser y de tus aspiraciones. Por eso tu cuaderno es sagrado, porque es un signo de esperanza.

No necesitas nada más para ser quien quieres ser. El mundo está lleno de recursos educativos y formativos pero todos ellos convergen en tu cuaderno y se resumen en la actividad que lleves a cabo con él.

Y ahora lo más importante: escribe en tu cuaderno con cuidado y con cariño. Cuando escribas, sea a bolígrafo, rotulador, pluma o lápiz, que el escribir sea un gesto que te sale de dentro y se expresa con cuidado; escribirás como acaricias a tu pareja y como mimas a lo que más estimas. Porque te estarás cuidando a ti mismo. Escribir es un gesto que surge de lo más profundo, sé, pues, consecuente con ello.

(Continuará).

 

En defensa de Pokemon Go: no son zombies y usted no ha entendido nada

Pokemon go 3

No sé si debemos agradecer a Pokemon Go que haya vuelto una determinada versión de la polémica entre apocalípticos e integrados. Vistos algunos insospechdos repliegues de la obra de Umberto Eco, especialmente en el campo divulgativo, especulativo y de la ficción literaria, no sé si hoy un servidor sostendría tan vigorosamente como cincuenta años antes lo que parecían ser sus posiciones de entonces. Los tecnoescépticos de hoy, como Evgeni Morozov o Byung-Chul Han, han llevado la cuestión mucho más allá, en el marco de una crítica general a las destilaciones tecnoculturales del neoliberalismo que –ahora sí– tocan el núcleo de la cuestión. Lo que permanece, asombrosamente después de todo este tiempo, es la incapacidad de comprender el alcance de hechos propios de lo que podemos seguir considerando cultura pop, una incapacidad que demuestra no un elitismo cultural sino una superficialidad manifiesta que se suele atribuir, en cambio, a los amantes de los tebeos, los videojuegos, la música poprock y el entretenimiento digital.

A partir de la recepción de Pokemon Go, veamos algunos errores de perspectiva propìos de la visión elitista que se considera la única con derecho a nobleza  y al mismo tiempo de la visión trivial que ni siquiera se reconoce como tal.

ANDAN COMO ZOMBIES. “Van por ahí, como zombies, absortos en el móvil”. No están alelados, están atentos; no están aisladamente absortos, están concentrados en una actividad dinámica. Pokemon Go es nada más pero nada menos que una gymkama, un juego que se basa en recorrer la ciudad pasando determinadas pruebas durante el transcurso y superando situaciones imprevistas. El hecho de que esta gymkama tenga que ser seguida mediante el móvil obliga a mantener la atención en su pantalla, pero al tener que avanzar en el recorrido del juego, es necesario también desplegar una atención dinámica y periférica al mismo tiempo. De este modo, esta práctica lúdica es un estupendo entrenamiento de las facultades de la atención y la concentración, ejercidas dinámicamente y en entornos imprevistos, lo que obliga a desarrollar la atención adaptativa. Ya se ha visto la incongruencia de censurar a Pokemon Go porque sacaba a los jóvenes a las calles, cuando antes se les criticaba que permaneciesen sentados en casa jugando a videojuegos; ahora vemos cómo se pasa por alto una práctica que se contrapone a y puede subsanar la preocupante tendencia a ese déficit de atención de los niños y adolescentes, precisamente porque fomenta esa facultad. ¿En qué quedamos?

SUFREN Y PROVOCAN ACCIDENTES. “No miran por donde andan, tienen accidentes y los provocan”. No miren ustedes hacia los pokemoneros para encontrar gentes que sufren y provocan accidentes al usar el móvil sino hacia los automovilistas adultos, en general y en toda España. Un 38 por ciento de los conductores usa indebidamente el móvil mientras conduce. El abuso del alcohol junto con la distracción por conducir usando el móvil están a la cabeza de los accidentes de circulación que se producen en nuestro país. Los tropezones o despistes de los que hemos tenido noticia son los gajes propios de quien se inicia en una práctica nueva, como caerse de la bicicleta cuando se aprende a pedalear, y enseguida se corrigen. La mala costumbre de usar el móvil en el coche por parte de los grandullones es, en cambio,un vicio tan arraigado que se precisa de un curso para recuperar puntos del carnet de conducir para empezar a ser consciente de ello.

PODRÍAN DEDICARSE A ALGO PROVECHOSO.Ya lo hacen: juegan a un juego creativo. “Niño, ya que sales al Pokemon podrías ir a echar unos cuantos currículums”. “Y tú podrías hace lo mismo cuando te vas a tomar cañas por ahí”, podría responder el joven. Los “ni-ni” fueron inventados hace mucho y no por la subcultura juvenil sino por un sistema incapaz de  suministrar empleo decente a una amplia mayoría de la población y una educación comprensible por los adolescentes hijos de trabajadores. El ocio es un espacio tan formativo como el negocio, y toda actividad educativa debe tener presente una dimensión lúdica, puesto que el juego aporta elementos de crecimiento personal que ninguna otra actividad humana puede proporcionar.

SON ABSORBIDOS POR EL TOTALITARISMO DIGITAL. La crítica más sólida al presente momento de desarollo de internet es la que lo considera el brazo de intervención del neoliberalismo para imponer no solamente su hegemonía cultural sino conseguir que un sistema de control totalizador sea autoimpuesto a través del fomento del narcisismo y de una concepción deformada de las relaciones sociales. Aparentemente parece una buena idea pero en el fondo responde a la misma lógica que la crítica de la Unión Soviética al rock. En el fondo de muchas críticas al neoliberalismo se pueden hallar algunas reticencias al propio liberalismo democrático y las sociedades abiertas, y en el escepticismo de Evgeni Morozov hallo a veces cierta falta de digamos práctica de vivir en una sociedad democrática. Hay algo de melancólico en las distopías que parece más el lamento de unas capas burguesas ilustradas que pierden poder que la visión de fuerzas renovadoras ascendentes, empezando por Huxley y acabando por Orwell. La tradición progresista, tanto en versión revolucionaria como reformista, es, en cambio, amiga del desarrollo tecnológico y de la alianza entre el intelecto, la tecnología y la fuerza de cambio social. Estoy convencido de que se ha aceptado el pensamiento orwelliano de manera demasiado acrítica; para empezar, su visión de la retaguardia republicana española durante la guerra fue, por decirlo caritativamente, equivocada. La visión de Eco al plantear la polémica apocalípticos-integrados fue poner de manifiesto la existencia de excesivas subjetividades en posiciones que se reclaman objetivas.

ES UN ENTRENAMIENTO PARA LA DOMESTICACIÓN SOCIAL. ¿Y qué no lo es? Toda sociedad pretende prevalecer y perpetuarse. La cuestión reside en el grado de autonomía que ostenten los indivíduos y la complejidad de las instituciones sociales en cuanto favorecedora de la misma. A estas alturas, la implantación global del superespectáculo futbolístico debería hacer dudar antes de atribuir funciones de control a los nuevos fenómenos de la cultura digital. Hace pocos años muchos sectores se lamentaban de la supuestamente perniciosa influencia de la televisión en los jóvenes; ahora mismo, los observatorios especializados indican una constante caída de audiencias juveniles y adolescentes. Son ahora “las pantallas” las que preocupan a quienes ven en la cultura pop un elemento de domesticación social, y por tanto cabe preguntarse cuándo y por qué serán reemplazadas como objeto de tal preocupación.

Puesto que la literatura nos habla más de las realidades humanas que las ciencias sociales, podemos ver que la acusación a los fenómenos de cultura popular como elementos disruptores de la convivencia social y la estructura de la personalidad viene de muy lejos. De hace quinientos años, si atendemos a el Quijote. Según la narración, Alonso Quijano enloqueció porque los libros de caballerías –el entretenimiento cultural pop de la época– hicieron que “se le derritiesen los sesos”, fuera esto lo que demonios pudiera significar. Durante cinco siglos se ha admitido que el “derretirse los sesos” de don Quijote era un mal a considerar seriamente, tan seriamente como hoy usamos otro término tan científico como ese: “zombies”. Por favor, señores.

El éxito de Pokemon Go o el punto de no retorno en la vida móvil

pokemongo

La reacción de la prensa impresa ante la aparición clamorosa de Pokemon Go revela las dos tensiones entre las que se mueve la mente periodística: la atracción por la novedad que le reclama tanto el afán de nuevas modas que mueve al público y que dirige el espíritu de curiosidad que está en el origen del periodismo; la incomodidad desconfiada y desdeñosamente despreciativa propia de un espíritu reaccionario que reside en el centro de la sociedad como resistencia al cambio y reflejo de un antiguo ánimo: hospes hostis, todo lo que viene de fuera es un enemigo potencial. Ahí está el aspaviento de Alberto Fernández Díaz, concejal de la oposición en el ayuntamiento de Barcelona, que previene sin ambages de una locura colectiva a la que el juego va a dar origen sin detenerse a pensar que la insanía es la suya.

El resto de reacciones –en el doble sentido de la palabra arriba indicado—se mueven en terrenos tan paradójicos que incluso mueven a compasión. Muchos parecen lamentarse de que la gente salga a las calles para jugar a Pokemon Go, y hallan en esto fuente de inseguridades y demás males, cuando hasta ayer mismo se quejaban de que los videojuegos hacían a la gente sedentaria. Cuando un servidor trabajaba en la televisión pública a menudo me hallaba en la situación que defender el medio audiovisual ante audiencias críticas, que a veces contraponían al entretenimiento “pasivo” de ver la televisión el cultivo de una cultura “activa” como es ir al cine. “¿Pero en qué consiste esa cualidad de “activa” –les argumentaba–, acaso en tener que salir de casa y buscar aparcamiento cerca de la sala de proyecciones? Porque cine y tele se ven quietos, atentos y sentados en una butaca”. Lo cierto es que las primeras estadísticas muestran que los recién estrenados usuarios de Pokemon Go caminan más.

A mi modo de ver, la aparición y éxito inmediato y global de Pokemon Go es una buena, muy buena noticia. En primer lugar, es una demostración empírica de uno de los errores de perspectiva de la modernidad intelectual, que siempre ha despreciado el juego y lo lúdico a pesar del homo ludens postulado tan visionariamente por Jan Huizinga… ya en 1938. En segundo lugar, este éxito muestra, además de la avidez de entretenimiento por parte del público consumidor, que hoy la innovación de vanguardia está en el campo de la cibercultura y no de los medios de comunicación de masas. La televisión generalista, en España y muchos otros países, se desliza por la pendiente de la vulgaridad mientras que el genio dramático se localiza en las series, que están volviendo irrelevante el cine comercial de masas (¿alguien recuerda el último gran estreno cinematográfico de Navidad que valió la pena?). Y en tercero, que la calidad de la demanda y recepción de entretenimiento simbólico popular va muy por delante de lo que la industria tradicional puede ofrecer: ahí está la lamentable Salchipapa como último y grotesco intento de canción del verano, iniciativa ante la cual otros no han tenido otra ocurrencia alternativa que… ¡intentar relanzar la Macarena!

El éxito de Pokemon Go encierra algunas advertencias implícitas muy a tener en cuenta.

Para los creadores de videjuegos: nada será como antes, la realidad aumentada va a marcar el camino que se abre ahora. Y habrá que afinar con mucha precisión el equilibrio entre lo aventurado y lo asequible: el acierto de Pokemon Go pone de relieve, ahora que tenemos perspectiva suficiente, cómo la experiencia de Second Life (¿recuerdan?) fue una idea tan genial como inasequible que terminó en hastío, confusión y bloqueo.

Para los educadores y desarrolladores de la creatividad: no basta con gamificar acciones y propuestas posibles, hay que situar el juego en un terreno no forzado, colocarlo en una tradición implícita, subterránea y latente de juego popular, en el que el niño que todos hemos sido y somos reconecte con el genio que habita en todos nosotros cuando tenemos cinco años. Pues Pokemon Go no es otra cosa que una gymkama en la que se busca, se descubre, se encuentra, se caza y se lucha. Pokemon Go está llamando a gritos que los educomunicadores inventen ya formas educativas de jugar a este juego.

Para los creadores de ficción: los creadores y productores de webseries deben ponerse las pilas ya y analizar a fondo qué es lo que Pokemon Go les enseña. En primer lugar, sus debilidades si pretenden emular formatos y lógicas narrativas propias de la televisión de masas. En segundo, los recursos disponibles que la cibercultura y las redes ofrecen para la interactividad y lo imprescindible de la implicación participativa de su público. En tercero: la necesidad de segmentar las propuestas con la habilidad de hallar nichos de público que aunque segmentados correspondan a sensibilidades muy amplias.

Para los desarrolladores de la creatividad en los negocios: la gamificación alcanza a partir de ahora una nueva dimensión. ¿Qué rol puede jugar la realidad aumentada en esos planteamientos?

Para los periodistas: el estudio y desarrollo del periodismo móvil se encuentra en un momento de fuerte expansión gracias a la labor pionera de los innovadores en medios y el sector más avanzado de la Academia (con el papel destacado del Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB). Dejen pues de rumiar en callejones sin salida y láncense atrevidamente a la innovación, en este campo y en tantos otros porque algunos ya nos hemos puesto en marcha.

Lo más destacable de Pokemon Go, en síntesis, es un hecho que me parece central. La miniaturización de los dispositivos, su empleo en movilidad, la interacción de telefonía móvil, internet y GPS ha llevado a que la cibercultura desemboque en una dimensión cultural y antropológica a la que llamo “vida móvil” (y hablo de ello en mi último libro, de próxima aparición en septiembre). Pokemon Go significa la eclosión contundente de esa vida móvil hacia la que tiende la vida cotidiana en clave cibercultural. Pokemon Go es la prueba del nueve de la vida móvil y después de su aparición nada volverá a ser como antes. La evolución digital reclamaba, con toda lógica, la materialización de una conclusión tan simple como esta: el entretenimiento en la vida móvil es mucho mejor si es móvil. Y las posibilidades y exigencias de la vida móvil se van a imponer probablemente de modos insospechados a partir de ahora. Recordemos algo fundamental y olvidado: la radiodifusión se hizo popular con la aparición del receptor a transistores y su transformación en radio móvil, sin vuelta atrás. ¿Quién escucha ahora un receptor a lámparas situado en la sala de estar de casa? La radio es hoy el poderosísimo medio de comunicación que es gracias a que un día dio el salto a la movilidad. La televisión por cierto no fue capaz de hacerlo y ahora se encuentra con el bloqueo tecnológico y creativo en el que se halla. Probablemente el televisor grande y estático en el salón llegará a ser un anacronismo como es hoy el superheterodino que asombró a los radioescuchas en 1924. La vida móvil es la etapa final de toda la comunicación entera cuando la cibercultura se impone en nuestra antropología cultural y comunicación.

Pokemon Go es el emisario de la implantación de la vida móvil como norma cultural. Eso es lo que lo hace grande y decisivo.

Publicado también en la web del Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB

(Este artículo ha sido amablemente reproducido por el diario digital El Economista, en su sección Tecnología en Canal PDA, editada y dirigida por Albert Cuesta).

Website de Pokemon Go

Jan Huizinga y el Homo Ludens

Nuevas ideas y propuestas en periodismo móvil, por la UAB y RTVE.

Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona

ACTUALIZACIONES Y AÑADIDOS:

Pokémon Go recupera las calles como terreno de juego

Oliver Stone: “Pokemon Go ens condueix cap al totalitarisme”

Nick Johnson, el primer “entrenador” en completar Pokémon Go en Estados Unidos

Campaña del Ejército Libre Sirio con Pokemon Go para denunciar la situación de los niños de su país

Un hospital infantil utiliza Pokemon Go para que los niños enfermos se levanten de la cama

Realidad aumentada: más allá de Pokemon Go. Por Enrique Dans

 

Doce consejos sencillos (pero profundos) para potenciar tu creatividad en la vida cotidiana

jardin delicias

Existe un gran malentendido con la creatividad. Unos piensan que para ser creativo hay que ser artista, otros limitan la creatividad a lo estético, la publicidad o el marketing, e incluso hay quien cree que sólo puede ser creativo alguien que ha estudiado, pero también están quienes lo fían todo a una espontaneidad ajena a cualquier formación. Nada de eso es cierto: la posibilidad de llevar una vida creativa está al alcance de todos y es posible ir introduciendo en nuestra vida cotidiana pequeñas cuñas que ayudan a potenciar nuestra creatividad innata. Estas son algunas de las que yo practico.

1. APRECIA LA EXCELENCIA. Sal a la calle, a los escenarios de tu vida cotidiana, y fíjate en lo que hacen las gentes con las que habitualmente te relacionas. Observa cómo llevan a cabo sus actividades. Trata de percibir lo bien que hacen lo que hacen. Fíjate en la pescatera, cómo trocea, limpia y prepara el pescado, o en cómo el carnicero despieza la carne. O bien en el camarero, su forma de tirar la cerveza o preparar el café. ¿En qué reside su excelencia, por qué hacen tan bien lo que hacen, cómo lo hacen? No saques más conclusión que la de percibir y apreciar su excelencia y piensa en cómo harías de bien lo que ya haces haciéndolo como lo hacen ellos.

2. VUELVE LAS COSAS DEL REVÉS. Observa cómo se hacen las cosas a tu alrededor. Imagina cómo sería que se hicieran de un modo diferente. ¿Qué cambiarías del modo de hacer de los que las hacen? Y luego, ¿cómo podrías aplicar ese cambio a lo que haces tú? Descubre hasta qué punto la rutina y la costumbre se han apoderado de tu vida empobreciéndola. ¿Cómo saldrías de esa situación, qué cambios harías?

3. MANTÉN MUY ELEVADA TU ASPIRACIÓN. Decimos que trabajamos para ganarnos la vida, para realizar una profesión, para ejercer nuestro empleo. En absoluto; hacemos lo que hacemos para cumplir nuestro destino. ¿Qué es el destino? El lugar de nuestra vida al que tenemos que llegar para acabar siendo quien verdaderamente ya somos. Es bueno y necesario trabajar para comer, pero es imprescindible orientar toda nuestra actividad y vida a ser quien somos.

4. CONVERSA RELAJADAMENTE CON GENTE INTERESANTE. Dicen que todo se pega menos la hermosura. Adhiérete pues a quienes hacen cosas que desearías para ti o a quienes son como tú quisieras ser. Haz una lista, breve, de gente que conoces que se distingue por algo, algo que te parece interesante. Trata de conocer a gente semejante que te atrae o a quien admiras, si no la conoces pide a algún amigo que te la presente. Toma café con ellos, charla, pregunta. A todos nos gusta que alguien se interese por lo que hacemos, la gente se abre, y no veas cómo, cuando le pides que te cuente el cómo y el porqué de lo que hace. Esos encuentros son clases magistrales de un valor incomparable. No te olvides de tomar notas, luego, de lo que te han contado, lo que has percibido y lo que has aprendido.

5. IMITA A QUIENES SON EXCELENTES. Copiar tiene mala prensa pero copiar lo bueno siempre es recomendable. Una cosa es robar ideas de otros y otra muy distinta aprender a hacer las cosas de quienes las hacen bien. Observa, aproxímate, asóciate con la gente que es excelente en su hacer y en su ser y déjate influir. Incorpora actitudes suyas, imita comportamientos, trata de averiguar cómo reproducir lo que ellos hacen. Eso es el mejor enriquecimiento posible. Nadie es una isla y nadie sale adelante desde el aislamiento.

6. DEJA VOLAR LA IMAGINACIÓN. Pero devuélvela a su jaula después. Abre brechas en tu vida cotidiana y concédete momentos de relajación y expansión en los que aflore mucho material que reside en tu subconsciente. Permítete soñar, imaginar, jugar con las ideas; mira cómics antiguos, ve películas y zapea por la televisión. Dibuja y toma notas desordenadamente y colorea ilustraciones. Son meros ejercicios que entretienen tu mente discursiva y permiten que aflore tu mente profunda, albergada en los repliegues del subconsciente. Sobre todo, permítete jugar, porque el juego es el modo que el ser humano halló una vez como vía real al conocimiento. Y luego regresa a tu vida habitual, mantén la imaginación en su propia dimensión para que siga incubando.

7. ACÉRCATE A LOS NIÑOS Y RELACIÓNATE CON ELLOS. Jugar es imprescindible y los niños son los grandes maestros del juego. Hay que ser muy sabio para poder jugar con los niños. Aprovecha tus relaciones familiares y aproxímate a los niños de tu familia o de tus amigos para aprender viendo cómo juegan y si es posible jugar con ellos. La conducta de los niños en el juego es el ejemplo más excelente de la actitud iluminada. Si consigues extraer un mínimo de la actitud lúdica infantil e integrarlo en tu vida serás muy afortunado.

8. LEE, ESCUCHA MÚSICA, MIRA CINE Y TV. No importa lo que leas; lee, porque lo importante de leer es la acción y actitud de leer. Leer como modo de vida: una mente abierta a las ideas que otros han puesto en circulación y que están disponibles en sus soportes. No hay que leer para hacerse culto sino para mantenerse despierto y abierto: abierto a las mentes de los demás, de las que siempre podemos y debemos aprender. Lo mismo vale para el cine y la televisión: las creaciones audiovisuales más elaboradas están a la altura de las grandes obras literarias. Pero el zapping televisivo es igualmente necesario, pues mantiene la mente fresca y nos acostumbra a una especial forma de atención: la atención relajada, volante y sucesiva que se traslada de un objeto a otro sin perder su viveza esencial.

9. CONTEMPLA EL ARTE DE MANERA TRASCENDENTE Y DÉJATE PENETRAR DE SU ENERGÍA. La pintura, la escultura, la fotografía y las artes plásticas en general no se limitan a ser imágenes que pueden ser observadas. Las grandes obras de la pintura universal son la forma corpórea que adquiere una poderosa idea creativa que se expresa en un campo energético muy poderoso.La primera vez que estuve en el museo del Prado salí de allí con una intensa sensación de que había hecho mucho más que mirara pinturas; su visión pero también su proximidad me había llevado a un estado diferente, espiritual y físico. Los museos que albergan las grandes obras son poderosísimas centrales energéticas que ofrecen la posibilidad de acceder a estados trascendentales de conciencia no sólo a través de la mirada sino de la proximidad física de la propia obra material. Ya sé que decir eso es muy fuerte pero es mi experiencia personal. No se va a los museos a “ver” obras de arte sino a entrar en contacto con ellas, con su campo de energía particular y con un mensaje iluminado que nos alcanza directamente en el alma.

10. CONECTA CON LA NATURALEZA. Trata de mantener presente en tu mente la influencia de los elementos naturales, aire, agua, tierra, fuego y eter, que se encuentran no sólo en bosques y montañas, en mares y ríos, sino en todo entorno material posible, en forma de sugerencias. La madera de nuestros muebles, el fuego de la calefacción, el agua de nuestros refrescos, el aire de la ventilación. Sólo ver las cosas reducidas a los elementos fundacionales de la vida, concebidos de este modo por la antigüedad clásica, nos confiere una curiosa sensación de seguridad propia de lo que se siente como completo. Por cierto que el eter es el espacio que existe entre los objetos y que también es una entidad, eso sí, inaprehensible, que nos ofrece un campo de infinitud siempre accesible. Mirar así abre nuestra mente a la realidad profunda de las cosas.

11. SÉ SIEMPRE CURIOSO RESPECTO AL CONOCIMIENTO. Todo creativo es un curioso insaciable. Por eso los niños, maestros de la creatividad, andan siempre preguntando “¿y por qué?”. Ojos y orejas bien abiertos y preguntas siempre a punto. Aprender y conocer de todo. Especial atención a la ciencia y a la técnica. No te refugies en tu vena artística, aprende matemáticas. Matente al día en avances científicos y aprende cada día una cosa nueva. Es uno de los mejores lubricantes para la mente creativa.

12. BUSCA LA INSPIRACIÓN EN TU INTERIOR EN MEDIO DE LA ACTVIDAD. Para hallar inspiración no hay que recogerse en un retiro silencioso e inmóvil, o por lo menos no necesariamente. La meditación silenciosa y quieta es un arte que aprenderemos una vez nos hayamos desempeñado en el flujo dinámico de la actividad cotidiana eliminando cada vez un obstáculo tras otro. Hay que aprender a vivir en la actividad contínua y al mismo tiempo sintiendo que la inspiración que buscamos está en nuestro interior. Esa inspiración interior no es el producto forzado de una práctica que realizamos a contracorriente sino el fluir natural de nuestra sabiduría innata. Es así de sencillo: hagas lo que hagas mira dentro de tí, a tu punto de autenticidad personal, y confiésate si lo que te propones a hacer es justo y es lo que debes hacer en este momento precisa. Todo lo demás sobra.

Este artículo ha sido publicado también en la web del Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB

Ilustración: El jardín de las delicias, por Hyeronimus van Aeken Bosch.

 

BIENVENIDOS A MI BLOG

DR. GABRIEL JARABA
Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Soy un periodista senior en ejercicio desde 1967, con experiencia en prensa, radio, televisión e internet. Me dedico a tareas académicas y de activismo social como Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente sirvo como profesor en esa Universidad; en la Cátedra Internacional UNESCO Unaoc UniTwin de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural, la Cátedra UNESCO de MIL para el Periodismo de Calidad, la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

Soy analista de la información y los medios en la Fundació Periodisme Plural y escribo en el diario Catalunya Plural. Hago investigación en comunicación, en redes sociales de internet y en humanidades digitales. Elaboro métodos de impulso de la creatividad y de gestión mental.

Autor de los libros Periodismo en Internet (Ed. Robinbook); Twitter para periodistas (Ed. UOC); Youtuber (Ed. Redbook) y ¡Hazlo con tu smartphone! (Ed. Redbook) y coautor de otras obras sobre comunicación y educación.

Como ciudadano promuevo el apoyo a Naciones Unidas en la perspectiva de Una Sola Humanidad, como colaborador de la ONG internacional World Goodwill – Buena Voluntad Mundial.  Soy miembro de la European Transpersonal Association y del Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona. Propongo un universalismo inclusivo basado en el humanismo y desde el catolicismo que ejemplifica el papa Francisco, y soy feligrés de la parroquia de Santa Anna.

Entre los 50 mejores blogs periodísticos

GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

Analista de la información y los medios en:

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 145 seguidores

SOY PROFESOR E INVESTIGADOR EN:

CATEDRA UNESCO DE MIL Y PERIODISMO DE CALIDAD

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Profesor e investigador

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

MENTOR

CERTIFICACIÓN PROFESIONAL EUROPEA EN PSICOTERAPIA Y PSICOLOGIA TRANSPERSONAL

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031