archivos

Uncategorized

Esta categoría contiene 39 entradas

La falsa polémica de los másters y las tesis: cuando los periodistas renuncian a posicionar la agenda informativa

Lo que marca el paso en la actualidad, su seguimiento y la construcción de los diversos relatos comunicacionales y sociopolíticos es lo que yo llamo el Madrid institucional y periodístico, o más brevemente, “la milla de oro madrileña”, un pequeño espacio geográfico y mental donde se forja todo lo que acaba siendo relevante para un país de más de 46 millones y medio de ciudadanos. Es un espacio muy reducido pero decisivo, y tan sólo abarca los partidos políticos de la capital, algunas instituciones de gobierno y de representación, un club de fútbol, ​​los medios que se publican o emiten desde Madrid, determinados círculos alrededor de ciertas comidas y cenas y una parte de las empresas del Ibex 35 y los ejecutores de sus intereses. Los catalanes que hablan de Cataluña como “un país pequeño” deberían ver cómo es posible crear un país aún más pequeño en un abrigo que físicamente no llegaría a ser un barrio de la capital de España. En esta milla de oro se decide y se determina nada menos que el relato informativo que deberá terminar siendo hegemónico y que, en el sentido gramsciano del concepto, decantará las hegemonías políticas.

Se suele diferenciar entre opinión pública y opinión publicada, pero hay también actualidad publicada y actualidad acontecida. Aquella va mucho más allá de las fake news o falsas noticias con voluntad de desinformar; es toda una avalancha tendenciosa que desvía la mirada pública de lo que ocurre en la realidad empírica para construir un escenario limitado y centrado en un determinado campo de batalla en el que se quiere situar la polémica política. La capacidad de delimitar este campo de batalla en torno al debate público decide las oportunidades de construir relatos políticos con voluntad hegemónica, y en la medida que esto se consiga con respecto a un determinado objeto o abordaje de una cuestión se decide, en tiempo real y sobre el terreno, la tendencia del debate político general y el apoyo o ausencia del mismo a una mayoría o minoría parlamentaria. Se dice que sólo existe lo que sale en la televisión pero en realidad en España sólo existe lo que decide la milla de oro madrileña,

La derecha ha aprendido a combatir el populismo indignado

El actual ir y venir en torno a la validez de másters universitarios y doctorados que ha acabado ocupando el (pseudo) debate político es el ejemplo más depurado de la tendencia que se ha acabado imponiendo. Esta polémica de corto alcance y nulo valor político ha sustituido el debate real entre gobierno y oposición, entre las izquierdas gobernantes y sus soportes y las minorías derechistas que pretenden enterrar y desprestigiar su legitimidad conferida por haber ganado una moción de censura. Desorientado políticamente el PP y neutralizado por inanición política Ciudadanos, el intelectual orgánico en que se ha convertido el periodismo hegemónico en la milla de oro madrileña ha conseguido situar un falso debate político en el lugar que debería ocupar uno verdadero. La jugada ha sido magistral y las fuerzas progresistas han caído de cuatro patas en la trampa.

Gobernante la izquierda socialdemócrata con el apoyo puntual de izquierdas alternativas y nacionalistas periféricas, han visto cómo les estiraban la alfombra de debajo de los pies y se les vertía en una discusión de corto vuelo que parece hacer referencia a cuestiones muy apreciadas por el izquierda y el sentido moral del “pueblo llano”: la honradez, el respeto a la meritocracia y la indignación ante la injusticia. El espíritu del 15-M como indignación moral de base elevada, norma suprema, se gira contra las izquierdas: primero, si el líder de la izquierda alternativa tiene derecho a vivir en un chalet bastante cómodo que tiene que pagar con sus dinero ganado trabajando; después, si el líder socialdemócrata y presidente del gobierno ha ganado su doctorado de manera honrada y legítima. La indignación sin teoría y práctica reformista o revolucionaria, precisamente: el uso de la mentalidad indignada en beneficio del populismo de derechas. Y el precio real y tangible se paga en forma de dimisión de ministros.

El estallido de esta absurda batalla cogió a la derecha desprevenida y chocada con la dimisión de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, pero cuando le ha tocado Pablo Casado, el líder elegido al PP para destruir al gobierno del PSOE ganado por la moción de censura, la formación derechista ha sabido empantanar la batalla gracias a su experiencia en el “y tú más” y el cultivo del populismo: han conseguido la cabeza de la ministra de Sanidad gracias a una capacidad de reacción bastante notable.

Y visto el éxito del contraataque, esta manera de hacer política sin política ha conseguido situar la mirada de la sospecha en la misma persona del primer ministro socialista. Aunque la tesis doctoral de Pedro Sánchez esté limpia como una patena, el “difama, que algo queda” consigue su efecto, por lo que este (pseudo) debate sobre la moral de los servidores públicos ha quedado del todo quemado, y costará resituar nuevamente la polémica en los justos términos políticos que le corresponden. La dinámica infernal de la indignación populista ya está en marcha y costará mucho detenerla. Y la responsabilidad de los medios de comunicación en contribuir a la pseudopolítica y no saber imponer una agenda informativa que responda al interés de la mayoría de ciudadanos quedará grabada en piedra.

La milla de oro madrileña y la competencia entre medios

En la milla de oro madrileña se disputa no sólo la construcción del relato político e informativo hegemónico sino que se juega el resultado de la competencia, comercial y política, entre medios. Todos ellos, sin excepción, participan en esta liga y lo hacen en un espacio que no deja nada de margen. Y ningún poder político o económico les ha arrastrado a este tipo de batallas, ellos mismos han ido a participar de buen grado. Lo demuestra que algunos diarios de izquierdas se han asimilado a este modo de hacer y han acabado jugando con las reglas de sus adversarios. Si gente como el mismo Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y otros vieron un día clarísimamente que debían contrarrestar esta tendencia mediante la creación de canales y programas audiovisuales como La Tuerka, El poder centrípeto de la milla de oro madrileña les ha tragado.

En mi investigación para la tesis doctoral, titulada De qué conversan los periodistas españoles en Twitter se demostró que no había prácticamente diferencias entre los contenidos que difundían por esta red social los periodistas tradicionales vinculados a los medios establecidos y los periodistas asociados a los nuevos espacios digitales. Ni unos ni otros, significativamente los segundos, se separaban de un discurso dominante común: ambos grupos tuitean sobre las mismas cuestiones políticas, institucionales, comunicacionales y de opinión. No se percibía que los “nuevos periodistas” introdujeran elementos innovadores o de tendencias de ruptura en el discurso predominante en cuanto a contenidos, su mentalidad estaba tan cautiva de los límites temáticos que usan la gente de ABC o El Mundo que eran perfectamente asimilables a la visión del mundo que se desprende de la milla de oro madrileña y que configura el alcance del mundo temático de la actualidad en todo el estado.

La cuestión de los másters, postgrados y doctorados de los políticos nos puede parecer una fenomenal tontería pero es gracias a una pseudopolémica de bajo nivel como ésta que se ha escamoteado el debate político e ideológico que correspondía. Se hablaba del doctorado el día que se votaba en el Congreso la medida gubernamental de la exhumación de los restos de Franco, la pervivencia del Valle de los Caídos y el escándalo de los restos de miles republicanos represaliados malenterrades en las cunetas (con la presencia de Ian gibson en el espacio de los invitados, precisamente). La palabrería hueca basada en la indignación y el populismo de derechas ha ocupado todo el espacio público gracias, una vez más, a la incomprensión de las izquierdas de la importancia de llevar la iniciativa en la construcción del relato, y ha producido un fruto bastante jugoso: abrir crisis de gobierno sin tener que presentar propuestas alternativas.

Las clases populares dimiten de la cultura y los periodistas se hacen el loco

Este frente abierto para la antipolítica derechista está teniendo un efecto que va más allá de las vicisitudes de la política institucional, y aún mucho más perverso. La actual conversación generalizada sobre la calidad y validez de la educación universitaria desacredita ante los ciudadanos, especialmente los trabajadores y los más modestos, el valor de la educación pública y la cultura en la promoción laboral y personal, en la ganancia de calidad de vida y en el avance en el camino de la liberación de clase. Llueve sobre mojado: el gran cambio en la cultura de las clases trabajadoras en España ha sido el abandono de la cultura y la voluntad de apropiársela.

Las clases populares ya no sienten la admiración de antes por la educación, la cultura y la formación. Esta se admite como mal menor para poder ganarse la vida y acceder al consumo; tener cultura, en cambio, es ser un friki. La persona instruida era alguien al que admirar porque había sabido elevarse por encima de una mediocridad general y demostrar con su esfuerzo que uno podía ser dueño de su destino, y ahora es un bicho raro que se dedica a cosas que no sirven para nada. Ha calado aquí el anti-intelectualismo estadounidense que ha llevado Trump a la presidencia, y se esparce en todas sus versiones, desde la inexistencia de pequeñas bibliotecas en los hogares trabajadoras -como si estuviéramos en el siglo XIX, antes que Verne o Dumas sec convirtieran en autores populares- hasta el acoso en la escuela a los niños estudiosos, los famosos “nerds” americanos a los que se considera carne de marginación en los ambientes adolescentes. Incluso los mismos maestros son, ay caray, asediables por los grandullones.

Es realmente duro tener que escribir esto pero los hechos dan la razón a este punto de vista. Un estudio presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) del 11 de septiembre en París muestra que el nivel académico de los padres influye de manera determinante en el nivel educativo de los hijos. Las probabilidades de que un joven siga estudiando más allá de la enseñanza obligatoria se disparan si sus padres también tienen estudios superiores. El 55% de los adultos españoles cuyos padres no tenían una titulación de Bachillerato o Formación Profesional tampoco lograron este nivel educativo. Como resultado, en España la educación es víctima de una “trampa intergeneracional”, de forma que el 43% de la población entre 25 y 64 años no tiene un título de educación secundaria superior.

Mientras entre las clases populares se comentan en las barras de los bares las ocurrencias alrededor de los postgrados de los políticos, se va extendiendo la idea de que estudiar no sirve para nada. Da lo mismo que te esfuerces o no, después de todo, lo que cuenta es la influencia social o económica que te permite adquirir con facilidad un título superior. Y la realidad nos indica que no es así: estos másters concedidos por senderos dudosos son una excepción, que se han dado en un centro adscrito en una universidad de Madrid pero que no forma parte de su estructura académica y que probablemente ha querido comerciar con influencias ofreciendo títulos de prestigio a cambio de quién sabe qué contraprestaciones.

Pero la universidad pública española en general, aunque accesible económicamente a los trabajadores, tiene un funcionamiento riguroso en cuanto al control de la superación de asignaturas y grados; la formalización de las actas de los cursos alcanzados se da en un marco de un funcionamiento severo y fuertemente controlado. No se regalan asignaturas, cursos y postgrados, y existen mecanismos de control que lo impiden. La universidad pública de nuestro país sirve perfectamente a la educación superior accesible a toda la población y a su promoción profesional, económica y social. El resto son frivolidades de tertulia de cuñados.

Los medios de comunicación que favorecen la pseudopolèmica los másters y las tesis no son conscientes del alcance de su dimisión de la responsabilidad de posicionar la agenda informativa. El mimetismo entre ellos contribuye a hundir la prensa impresa y ahora afectará a la digital; antes parecía que todos los directores competían para hacer la misma portada en lugar de levantar exclusivas, y ahora los digitales generalistas pivotan alrededor del periodismo de filtraciones como antes los periódicos en papel lo hicieron con el de declaraciones. Y el verdadero alcance de la cuestión lo dejó claro el sociólogo de la comunicación Manuel Castells en su último artículo en La Vanguardia: el mercado más grande del mundo en perspectiva es el mercado de la educación, y los tiburones de la privatización educativa -y la reducción al utilitarismo y la expulsión de las humanidades y el pensamiento crítico de la educación- compiten para clavar el diente.

Publicación original: Catalunya Plural

Publicado también en:

El Diari de l’Educació

El Diario de la Educación

 

 

Els anys del Grup de Folk (3)

Sense Àngel Fàbregues i Hogar del Libro no hi hauria hagut, segurament, Grup de Folk. De fet, primer va ser el cançoner Folk Song i després el grup. El naixement del grup, en tot cas, va ser un d’aquells episodis en que la realitat ens regala un espectacle que barreja la serendípia i el propòsit, que va marcar un abans i un després històric en la cançó catalana. El Grup de Folk va marcar un punt d’inflexió sense el qual no es poden comprendre fets successius com la música progressiva, la música laietana, Gato Pérez, la música de rel promoguda per Tradicionàrius, els espectacles d’animació i participatius des de les renovades companyies de titellaires o Comediants, els festivals de Canet, el repertori, les maneres de fer i les accions educatives al voltant de la cançó a les escoles catalanes progressistes i el rock català. La influència del Grup de Folk va canviar la cultura de l’escoltisme de cap a peus i la va estendre a gairebé tota la societat: allò que diuen kumbaià, que de vegades és pronunciat amb menysteniment i que per a alguns com jo és un apel.latiu d’honor.

EN XESCO BOIX TORNA D’AMÈRICA I PORTA UN CANÇONER D’ALAN LOMAX. Abans que existís el Grup de Folk la secció de l’Hogar del Libro dirigida per Àngel Fàbregues va començar a fer alguna cosa més que cançoners. Per exemple, va promoure la primera missa amb guitarres que es va fer a Catalunya, que va tenir lloc a la Institució Cultural del CICF de la Via Laietana, oficiada per Mn. Josep Bigordà, amb el cant dirigit per Jaume Arnella (veu i guitarra) acompanyats per Àngel Fàbregues (banjo) i Gabriel Jaraba (bateria). I sobretot es va crear una col.lecció de discs, en principi complementaris dels cançoners, els dos primers dels cançoners Iukaidí. En Joan Soler Amigó va dissenyar les cobertes i va crear el logo de la marca: Discs Als 4 Vents. Els intèrprets eren els nois i noies escoltes als qui aquest periodista servia com a cap, curiosament no d’un agrupament confessional sinó d’un de laic, ja que va ser l’escoltisme laic el pioner en la coeducació escolta a Catalunya, i en aquest cas, l’agrupament Juliette Lowe, de l’associació Girls i Boy Scouts de Catalunya (Juliette Lowe, nom de la fundadora de les Girl Scouts dels Estats Units). En Jaume Arnella va cantar i dirigir el cant, l’Àngel Fàbregues va fer de productor del disc i jo vaig ser regidor de l’enregistrament.

Els discs es van començar a vendre raonablement bé i la ment elèctrica de l’Àngel rumiava alguna cosa que anés més enllà. El nostre despatx de l’Hogar al carrer Bergara començava a convertir-se en un punt de reunió informal de gent molt diversa que ensumava una certa energia. Un dia hi vaig anar amb en Jordi Batiste, que m’havia fet entrar a Els Tres Tambors i, a més de músic, era un gran dibuixant i dissenyador. Un altre, l’Àngel va portar en Francesc Boix (encara no Xesc ni Xesco), que com ell començava a animar amb cançons les trobades escoltes. En Xesco va viure un temps a Estats Units i va tornar transformat; allà havia conegut el moviment folk, en el seu apogeu, s’havia aprés el repertori de Pete Seeger i havia quedat marcat per la necessitat de fer cantar la gent, pel poder del cant com a regenerador de la psique personal i col.lectiva, per l’exemple del moviment com a possibilitat d’una nova manera de viure d’acord amb uns ideals que tots acaronàvem però que mai no haviem vist encarnats. En Xesco Boix era ja “un home amb una missió”. I s’havia dut d’Amèrica un gruixut cançoner amb el repertori de Seeger compilat per Alan Lomax, l’etnòleg al qual la biblioteca del Congrés havia encarregat rastrejar, enregistrar i salvar el patrimoni de la cançó popular del seu país. Aquell cançoner no era un quadernet com els que nosaltres publicàvem, era format A4, amb il.lustracions i la notació de la música de les cançons. I l’Àngel va clavar l’ull al cançoner i ho va veure clar: el nostre pròxim cançoner ha de ser un cançoner folk, amb les cançons de Pete Seeger, Woody Guthrie, Peter Paul and Mary i Bob Dylan. Posem, doncs fil a l’agulla.

Primer, coberta i títol. La va dissenyar en Jordi Batiste i el títol va ser, succintament, “Folk Song”. Segon, aplegar el repertori. Calia trobar experts que coneguéssin cançons folk i que les haguéssin traduït al català; vam repassar les respectives llistes d’amics i van sortir en Joan Maria Boix, germà d’en Francesc, que havia estat amb ell a Amèrica i viatjat a Suècia, on va trobar l’amor a un poblet anomenat Falsterbo, en honor del qual va anomenar així al grup que formaria immediatament. En Joan acabava d’escriure la versió catalana de Puff, el drac màgic, per cert, i a més venia acompanyat per Eduard Estivill, que no només tenia una bona veu i formació musical, amb el que ajudaria a impulsar Falsterbo, sinó que havia captat amb molta precisió el rerefons sociològic i el context cultural dels moviments juvenils i progressistes nordamericans. No sé com vam entrar en contacte amb en Ramon Casajoana, que no formava part dels ambients escoltes, hippies o progres però que havia fet unes traduccions i adaptacions acuradíssimes de les primeres cançons de Bob Dylan i algunes altres, com The cruel war, popularitzada per Peter, Paul and Mary i que cantava amb la seva germana Consol Casajoana. Buscàvem, com no, gent que sapigués tocar el banjo de cinc cordes i el violí, i així vam trobar en Xavier Oliveres i en Xavier Gil. En Jaume Arnella aportaria cançons tradicionals catalanes i les seves composicions que s’inspiraven en elles i en Josep Maria Camarasa, que escrivia lletres originals per a Els Tres Tambors, hi aportaria la mirada rigurosa i precisa del científic que era. I la serendipia va fer també de les seves: sabiem què deien les cançons de Pete Seeger i com eren les músiques escrites a les partitures, però no coneixiem, tret d’els Boix i en Estivill, la seva veu, i vet aquí que un dia em trobava a casa meva, al Poble Sec, ajudant a pelar pèsols a la meva mare, i es presenta Joan Manuel Serrat, amic del barri i company dels recitals de cançó, especialment quan Els Tres Tambors fèiem la primera part dels seus concerts (de teloners, com es sol dir). Duia un munt de discos que havia comprat a París, de l’editora Le Chant du Monde, que em va mostrar molt il.lusionat: discos de… Pete Seeger. Amb Sonny Terry, Cisco Houston, Big Bill Broonzy, discos de Paco Ibáñez, que no teniem idea de qui era i d’un magnífic cantautor portugués anomenat Luis Cilia. Em vaig quedar glaçat: en Francesc Boix tenia raó, allò era molt gros. Escoltant-los amb la maleta tocadiscos que jo tenia al menjador de casa vam comprendre que els modos i maneres dels Jutges i el seguiment acrític de la cançó francesa quedaven enrere i els nanos del folk song –recordem que el grup encara no existia– teniem molta feina a fer. En Juanito em va deixar els discos de Pete Seeger i els vaig fer escoltar al despatx de l’Hogar: una revelació. L’Àngel bullia per dins d’activitat a punt d’esclatar.

Es va publicar el cançoner folk song i va ser un èxit de vendes immediatament. En Xesco i un servidor anàvem cantant les cançons pels ambients escoltes, l’Arnella feia el mateix en els seus entorns, els Falsterbo començaven a presentar-se a festivals i Els Tres Tambors seguiem amb el nostre repertori però havent incorporat una actitud diferent, el que confirmava la intuició que en Serrat i jo vam tenir mentre pelàvem pèsols, ja que ell, bon jan, es va afegir a ajudar a la meva mare a preparar el dinar.

Comença a seguir aquesta sèrie per aquí: Els anys del Grup de Folk (1)

I continua per aquí: Els anys del Grup de Folk (2)

Il.lustració: portada del cançoner “Folk Song”. Autor, Jordi Batiste i Triadó.

 

De espaldas a los lectores

Los historiadores de la prensa del futuro inmediato estudiarán la actitud de los periódicos impresos de Madrid cuando recibieron de uñas al séptimo presidente del Gobierno de la democracia, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, secretario general del Partido Socialista Obrero Español. Y al hacerlo, se sorprenderán al ver que ninguno de ellos consideró noticia de portada la fotografía del flamante primer ministro prometiendo su cargo sin tener delante un crucifijo y una Biblia. Adoptaron, quizá sin ser conscientes de ello, la actitud del presidente saliente cuando marchó mirando al tendido al largarse a media sesión de moción de investidura en actitud de ahí os quedáis. Pero los periódicos no pueden encogerse de hombros y dar la espalda a los lectores cuando un hecho no les gusta, porque se deben a ellos y solamente a ellos; ay del medio de comunicación que considera oposición a su propio público.

La prensa impresa española de hoy, en su casi totalidad, es del todo inviable en términos económicos, de audiencia y empresariales. Creen sus administradores que les hacen daño las redes sociales de internet y los supuestamente inextricables gustos del público, cuando este se ha regido siempre por lo de siempre: la gente hace caso de lo que le interesa, de lo que tiene algo que decirle que considere significativo. No ha sido internet lo que ha producido el desballestamiento económico de la prensa española sino las carreras enloquecidas producidas hace algunos años en torno a la televisión –Sogecable, Antena 3 y cosas así– en las que se fundieron las ganancias obtenidas con los periódicos. Ironías de la vida, aquel modelo de televisión entra ya en progresiva obsolescencia y quienes han acabado haciéndose con el botín han sido  holdings extranjeros que actúan como duopolio, mientras que la empresa española no tiene nada que decir ante el desarrollo tecnológico y estratégico de las nuevas plataformas de televisión de pago. Los lectores abandonan la prensa porque no les interesa, no les gusta y creen que no les sirve. A la prensa le corresponde ganarse su interés, y no es otra su tarea. Pero las empresas periodísticas andan entretenidas con otros asuntos.

La prensa española es propiedad, en última instancia, de los bancos que han asumido sus deudas, y estos mantienen en vilo a las empresas periodísticas orientándolas hacia una u otra estrategia política de acuerdo con intereses que no son los de los lectores ni de la ciudadanía en general. En los últimos años hemos visto que se ha producido una concentración de los medios en torno a posiciones que podríamos calificar de derechistas siendo benevolentes y cualquier observador mínimamente moderado podrá constatar que un repaso de sus publicaciones arroja un aroma suavemente reaccionario. Los medios digitales, que hubieran podido aportar innovación o por lo menos cierta renovación son en general panfletos partidarios directamente subvencionados por fondos cuya procedencia más vale la pena, por caridad cristiana, llamar opacos. No hay futuro ni en la prensa impresa ni en la digital, salvo ciertos medios aislados que se empeñan en hacer periodismo, como Eldiario.es o Público  y algunos otros. La prensa española de hoy día es un conglomerado de periódicos de partido o de intereses fragmentados interesados en provocar ciertos estados de ánimo políticos que ha respondido, en el campo mediático, a un proyecto de derechización de la sociedad en general. En mi tesis doctoral “De qué hablan los periodistas españoles en Twitter” demuestro la extremada polarización ideológica de los profesionales en torno a un mundo ideológico e ideologizante que es muy reducido y limitado a lo que llamo “el Madrid periodístico institucional” en el que no se advierten señales de innovación ni de apertura de horizontes.

La recepción del nuevo gobierno por parte de ese mundo mediático, hecha a regañadientes, muestra no sólo las dificultades del sector para abrirse a una nueva realidad sino el recelo que siente ante la posibilidad de verse privado de ciertos alicientes económicos e institucionales con los que se ha venido sintiendo como pez en el agua. Falta saber ahora si el rediseño institucional que puede desprenderse del cambio acelerará unas transformaciones necesarias en la prensa o acelerará una obsolescencia informativa que se percibe ya como factual en el simple hecho de que los periódicos españoles de hoy se elaboran y se difunden de espaldas a los lectores y por tanto, del futuro más inmediato.

Un test de resistencia de materiales

 

GABRIEL JARABA

La crisis catalana no es, en el fondo, tal cosa. Es un experimento de alcance europeo cuya dimensión estratégica parece pasar desapercibida. Es, para decirlo ásperamente, un test de resistencia de materiales. Y está dirigido no solamente a los catalanes sino a los españoles y a los europeos en general. El test consiste en experimentar hasta qué punto la ciudadanía en general y las instituciones internacionales están dispuestas a tolerar y soportar una democracia autoritaria y en qué grado, no sólo en España sino en todos los países de la UE.

Estamos en el extremo occidental de Europa y no en Turquía, por tanto el test no se puede realizar a la Erdogan sino a la Rajoy-Felipe. La prueba consiste en hacer una interpretación musculada de la constitución y las leyes de modo que cualquier gesto de recorte democrático pueda achacarse al respeto de la legalidad. En tiempos de crisis económica, desempleo y precariedad laboral, temor por las pensiones y demás, la prueba es pertinente: ¿hasta qué punto están los ciudadanos dispuestos a soportar una democracia no ya tutelada por militares sino asumida de buen grado mediante la justa combinación de conservadurismo social, nacionalismo español y reclamación de autoridad y mano dura? Lo que en otros países es ascenso electoral de la ultraderecha aquí es el experimento mismo de esa ultraderecha instalada en el poder ejecutivo y apoyada por el poder judicial y el legislativo (Cs pero también PSOE). 

Lo interesante, digamos, del asunto es ver cómo ciudadanos españoles demócratas, legítimamente orgullosos de ser y sentirse españoles, transigen con el experimento realizado en carne viva ante sus ojos y asienten afirmando que lo que sucede son “consecuencias” de no acatar la ley, “deslealtades” y “desafios”. Tanto es así que no hay ni un solo diario editado en Madrid que disienta de tal planteamiento, con lo que el cuarto poder se ha sumado a esa siniestra colusión.

Las miradas internacionales están atentas al experimento no porque sientan prevención ante lo que suceda con Cataluña sino para comprobar cual va a ser el resultado del test de materiales. Para obrar en consecuencia, como por ejemplo Macron cuando se disponga a aplicar a Francia una reforma laboral de caballo con disturbios en las calles. 

La cosa no podría estar más clara, y sin embargo ahí están esos escandalizadísimos cuarentones asintiendo ante la ultraderecha gobernante y reinante por mor de la patria y la constitución. Veremos cosas graves, no sólo en Cataluña sino en toda España y en Europa. 

Este autoritarismo aceptable no se impondrá como el fascismo del siglo XX, por la propaganda y la persuasión. Nos hallamos en una nueva etapa en la que la argumentación persuasiva del siglo XX (propaganda política y publicidad) ha dado paso a la manipulación y operación directa del poder sobre el ciudadano. El asentimiento de este no se basa ya en la persuasión sino en la asunción de las dos formas más antiguas de dominación, el halago y el miedo, una u otra o ambas a la vez. El PSOE ha sido altamente sensible en esta cuestión al posicionarse bajo el ala de Rajoy porque quiere estar entre quienes puedan ofrecer orden a una ciudadanía que lo reclama cada vez más explícitamente (y porque si Rajoy concurriera hoy a elecciones obtendría mayoría absoluta).

El experimento transeuropeo de la resistencia de materiales se produce, a pesar de los ladridos de Trump, en un clima de pax americana generalizada que nadie quiere romper. De hecho, el capitalismo viene realizando este test repetidas veces desde que se planteó la pregunta capital: ¿puede obtenerse productividad, provecho y prosperidad sin pagar el precio de la democracia? El test realizado en los años 30 no tenía como objeto la guerra sino la derrota de las clases trabajadoras; como ahora. La resolución del test de resistencia en forma de guerra no es obligatoria ni inevitable. No aspira a eso el sistema sino a consolidar de una vez por todas la lógica de dominación. De momento el capital financiero ha ganado la batalla al capital industrial, en eso consistía lo que se ha dado en llamar crisis. Después de dos guerras mundiales ya conocen hasta qué punto la guerra destruye los tejidos productivos. Por eso no ha habido una tercera guerra mundial en el siglo XX, con y sin URSS.

El adelgazamiento extremo de la democracia va pareja con la aspiración neoliberal  al solucionismo tecnológico, como teme Evgeni Morozov. El capitalismo financiero triunfante confía en él para resolver las contradicciones últimas del macrosistema. El problema es que los robots no producen plusvalía (y de ahí las investigaciones sobre superalgoritmos, inteligencia artificial y ordenadores cuánticos). Por ello no renuncia a tener a mano el autoritarismo, la dilución de la democracia y en última instancia la guerra. Trump es, a su nivel, también un test de resistencia de materiales, en este caso de la democràcia en EE UU y del orden mundial basado en la pax americana.

Veremos y viviremos tiempos interesantes, de acuerdo con la clásica maldición china. Por cierto, digamos de paso, con otro experimento de desarrollo económico máximo sin democracia, como es el caso chino y bajo la presidencia de Xi Jinping; no por casualidad ese experimento tiene entre sus máximos valedores y entusiastas a Henry Kissinger y de seguir la dubitación timorata europea y la chifladura trumpiana se erigiría en la tercera vía realmente existente.

Pensando de este modo, uno intuye que la revolución socialista vislumbrada por Marx y las condiciones de exacerbación de las crisis capitalistas no era para inicios del siglo XX sino para mediados del siglo XXI. Me atrevo a intuir que hacia el 2040. Entonces se hará realidad lo de o socialismo o barbarie. Mientras tanto, piensen en términos de test de resistencia de materiales.

Imagen: el periodista y politólogo socialista británico Owen Jones. Foto: Wikimedia Commons.

Contra la religió

nazi naturism

Els partidaris del laicisme, que solem vigilar que la religió no es solapi amb l’estat, haurem d’afinar la vista, que no sigui que ens estiguem equivocant d’església. Els temps canvien i les religions també, i en la societat líquida , quan un element no fa la funció que se’n espera és substituït per un altre de diferent que fa una feina semblant.

Com saber quina és la religió actual i el seu paper polític, que és justificar l’injustificable i que la gent no badi boca? No és la new age, com pensen, pobrets, catòlics i cientifistes (aquests estranys siamesos enganxats per l’esquena) ni el pseudobudisme corporatiu. Ja fa temps que algunes ments crítiques indiquen que la religió d’ara és la religió de la salut. Seria el més natural atés que la salut ven diversos “valors” alhora al ciutadà individualitzat d’avui: seguretat tangible, promesa de longevitat, valor compartit amb la comunitat però gaudit personalment, acceptació i prestigi social i salvació. Hi ha a favor d’això fins i tot una prova del nou: el sorgiment de les corresponents heretgies en la forma dels antivacunes i altres moviments semblants.

A la religió de la salut ens han dut de bracet tres estranys companys de llit: el catolicisme antiabortista, el cientifisme materialista i el consumisme capitalista. El primer, quan postula que el valor suprem és la vida, quan no és cert: ho és la llibertat; per la llibertat d’un o dels altres es perd la vida si cal, com van mostrar Jesucrist i Espartac. El segon, per voler esborrar de la raó humana qualsevol vestigi de transcendència; l’ànsia de transcendència té horror vacui. I el tercer, perque el consumisme fa realitat la funció del geni de la llàntia màgica: t’ho puc concedir tot ara i aquí, l’eterna promesa de la màgia. La religió de la salut és una potent religió de substitució que presenta una fortalesa que no trobem a les religions transcendents: és indiscutible des del punt de vista de la raó pràctica.

La fortalesa imbatible de la religió de la salut — reforçada pel culte menor del naturisme essencialista — fa temps que ha estat identificada pel poder polític. El poder s’imposa mitjançant dues funcions: espantar i afalagar. La religió de la salut pot ser utilitzada en un i altre sentit segons convingui; és per tant poder en estat pur. Vegeu com el poder administratiu ha absorbit el reciclatge com a proposta de model de capteniment cívic tot rescatant-lo de l’ecologisme despullat de connotacions crítiques.

Però la veritable demostració del funcionament de l’aliança impúdica entre religió i poder avui dia és, precisament, veure com s’hi relacionen. Hi ha una manera infal.lible d’identificar el pervers mecanisme d’utilització mutua entre poder polític i poder religiós: quan es fan mesures de govern que ningú s’atreveix a discutir perquè estan basades en un fonament religiós acceptat per tothom. Així era a l’edat mitjana europea i així és a algunes societats musulmanes. Ara acabem de gaudir d’una petita mostra d’aquesta santa aliança: l’impost del Govern de Catalunya sobre els refrescos ensucrats.Les esquerres ecologistes l’han aplaudit, perquè l’ecologisme és devot també de la religió i abomina dels corresponents dimonis, els pèrfids cocacola i bollicao i ningú no gosaria dir que el rei va nu. Però la mesura és allò que abans dèiem una alcaldada. Perquè no penalitza les grans corporacionsfabricants del producte sinó les butxaques dels consumidors indefensos. La realitat atea és aquesta: quan un centre de poder no pot contenir els qui són més poderosos que ell s’abraona sobre els febles. Feble amb els poderosos i dur amb els febles, vet aquí l’exemple del mal govern. El mal govern s’ajudava abans amb la religió, i pel que veiem, ara també. No ens hem mogut de lloc. Què útil que és la religió, Déu meu.

Publicat a la xarxa de microblogs Medium

La revista Lupa Protestante ha tenido la amabilidad de publicar la versión de este artículo en lengua castellana. Mi agradecimiento a Lupa y mi recomendación a los lectores de que descubran esta magnífica publicación teológica.

Contra la religión

Lupa Protestante

Otros artículos míos en Lupa Protestante

Coloquio audiovisual sobre comunicación política y electoral

logo_master compol

Una nueva experiencia que acabo de iniciar con motivo de las elecciones presidenciales en la República Francesa: profesor en un master impartido on line. Se trata del  Master en Gestión de la Comunicación Politica y Electoral que ofrece la Universidad Autónoma de Barcelona, que se pùede cursar a distancia en línea. Mi papel está siendo animar el debate sobre las elecciones francesas en el campus virtual del master y proponer a los alumnos reflexiones sobre sus diversos aspectos.

Con motivo de la puesta en marcha del master los miembros de su equipo docente quisimos ofrecer a los alumnos una bienvenida en forma de coloquio audiovisual. En este vídeo, grabado en los platós de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB participan José Manuel Pérez Tornero, director del master, Nuria Fernández, coordinadora académica, y Gabriel Jaraba, profesor del master, moderados por la periodista televisiva Virtu Morón. En él hablamos de la importancia de la comunicación política en la actualidad y los nuevos fenómenos que se producen en el panorama político internacional: la transformación del papel de los medios de comunicación de masas, el uso de los medios sociales de internet y las nuevas narrativas del mundo contemporáneo.

Ver el vídeo en Gabriel Jaraba Online

El Master en Gestión de la Comunicación Política y Electoral de la UAB está gestionado por el Gabinete de Comunicación y Educación de esa universidad, del que formo parte, y tiene como objetivo “formar profesionales de la gestión política para que puedan planificar y desarrollar programas y campañas públicas de contenido social, político y electoral utilizando las técnicas del marketing político y todas las tecnologías disponibles”, según la presentación de esta formación. Así, “el Máster proporciona a sus alumnos una formación especializada en marketing político y electoral y, al mismo tiempo, el desarrollo de competencias y habilidades para la práctica profesional en un sector comunicativo que registra una demanda creciente de expertos”.

A partir del mismo hecho de que el Master se cursa via internet, su programa pone énfasis en el papel de las nuevas tecnologías y relatos políticos y los nuevos escenarios comunicacionales de la politica, analizando las estructuras, las funciones y las técnicas de comunicación y marketing político en general y, más concretamente, a la práctica de las estrategias de comunicación pública y de movilización electoral, profundizando en técnicas y estrategias gestionadas con nuevas tecnologías.

Presentación del Master en Gestión de la Comunicación Política y Electoral

Web del Master

Entrevista a Ràdio Maricel parlant de “¡Hazlo con tu smartphone!” i els interrogants de la cultura digital

radio-maricel

Ahir al matí mho vaig passar d’allò més bé a Ràdio Maricel, l’emissora municipal de Sitges, entrevistat al programa “El matí amb nosaltres” per Joan Tututsaus, amb la realització d’Albert Solé Pascual. M’agrada anar a aquesta emissora perquè és la ràdio de la vila on visc però també perquè és un model de ràdio propera, fresca i de qualitat. Ja vaig anar-hi amb motiu de l’aparició del meu primer llibre, Periodismo en internet, i ara ho he fet arran de l’aparició del darrer, ¡Hazlo con tu smartphone! Vam parlar de telèfons mòbils però sobretot vam intentar aclarir alguns punts confusos de l’actual societat de la comunicació.

Podeu escoltar el podcast de l’entrevista sencer, de 43 minuts 54″, i mentrestant, aquí teniu algunes frases extractades de la conversa.

Entrevista anterior, sobre el llibre Periodismo en internet.

Les noves tecnologies no són només eines sinò mediacions. I les mediacions són interessants a causa de les realitats socials a les quals apunten.

L’alfabetització digital i mediàtica vol dir aprendre a utilitzar els nous mitjans i fer-ho de manera crítica, el que vol dir ni més ni menys preguntar-nos el com i el perquè de les coses.

Es parla de “món digital” però el món és un. Les divisons que fem entre “món real” i “món digital” són simples maneres d’orientar-nos: la realitat és una. La realitat dels telèfons mòbils és la realitat en la qual vivim.

El problema és la banalització, no entendre l’abast de la realitat.

Totes aquestes eines són tan llamineres, divertides i entretingudes que ens fan oblidar la importància del seu abast. Però això ja ho hem vist: la televisió és una gran eina de culturització, amb moltíssims continguts educatius al multicanal, i la gent es dedica a veure coses barates. Però jo ja sentia parlar de la necessitat d’utilitzar la premsa a l’escola al 1967.

La multidireccionalitat de la comunicació actual afegeix molta més complexitat al procés comunicatiu i el vesteix amb la seva realitat real. Amb Twitter, els periodistes convencionals i intel.lectuals han descobert que a l’altre costat de la seva  màquina d’escriure hi havia gent.

La mediació és un intermediari però no només: Marshall MacLuhan ja va dir al 1964 que el mitjà és el missatge. La mediació comunicacional no és un simple intermediari, parla per ella mateixa. Una mediació no només és un canal sinò una estructura que diu determinades coses i calla unes altres. La mediació no és mai neutral.

Les apps contradiuen la gran promesa de la web 2.0: aquesta significava que tots els elements de la xarxa es podien entreenllaçar entre ells i aquelles tornen a la lògica de l’antiga comunicació de masses: són un tub que et suministra només el contingut que ell vol. És un pas enrere.

S’està fent una simulació de comunicació social oberta que no és tal, ens allunyem del policentrisme comunicacional, que deia Manuel Vázquez Montalbán, i que era la gran oportunitat d’internet.

Twitter mostra que en temps de confusió el minimalisme és un valor. La gent no l’entén i no l’adopta perquè no l’entén precisament a causa de la seva simplicitat.

A Facebook es fa la representació del teu grup d’amics, una família; a Twitter estàs sol amb el teu missatge, que és qui parla per tu.

¿Com volem que la gent hagi aprés a utilitzar de manera adequada i segura el telèfon mòbil si encara no dominem l’automoció? Amb dècades d’automoció, generació rera generació d’automobilistes que han passat per l’escola de conducció, encara no sabem entrar i sortir d’una rotonda. A hores d’ara els accidents de circulació haurien d’estar erradicats.

L’excés de comunicació no només produeix desinterés i banalitat. La infoxicació és desviament interessat de la informació rellevant. Desinformació no és no informar sinò fer veure que informo mentre desvio la teva atenció cap a una altra banda. La banalització no és el problema, doncs la banalització pot ser divertida; el que cal és que cada questió informativa tingui el registre adequat.

El problema és la distracció de l’atenció d’allò que és important. Per això cal alfabetització mediàtica.  Cal utilitzar la informació i la publicitat de manera crítica.

Necessitem separar el que és rellevant del que és trivial. Ens cal conèixer no només la informació sinò què podem fer amb la informació per millorar la nostra vida i la dels altres.

L’objectiu a assolir és que la gent adopti un paper proactiu en el camp de la informació. La xarxa ofereix recursos per a deixar de ser un consumidor passiu i començar a introduïr-ho contingut rellevant.

Hi ha el risc del solucionisme tecnològic, creure a ulls clucs que els problemes socials es poden solucionar mitjançant la tecnologia. L’ultim intent de solucionar problemes socials via tecnològic el va fer el nazisme, amb l’organització de l’holocaust amb mitjans tecnocientífics. Tractem la tecnologia com si fos neutra i no ho és. El que calen són solucions sociotècniques: que la gent utilitzi la comunicació per comunicar-se de veritat.

En realitat no ens interessa la tecnologia sinò el que podem fer amb ella. El que realment interessa és connectar amb altra gent mitjançant la tecnologia de la comunicació.

Amb un telèfon mòbil del qual aprofites les possibilitats et converteixes amb una màquina de comunicació social que camina, esdevens un mitjà de comunicació amb potes.

 

 

 

 

Al Rànquing de periodistes i comunicadors catalans a Twitter i Klout, per segona vegada

Aquest 28 de desembre passat he aparegut, per segona vegada consecutiva, al Rànquing de periodistes i comunicadors catalans a Twitter i Klout, que publica dues vegades a l’any Saül Gordillo. Saül és actualment director de Catalunya Ràdio i el seu grup d’emissores, i abans va ser cap de continguts digitals d’El Periódico. Però abans va ser un dels primers periodistes catalans que van prendre un paper proactiu amb l’eclosió de la web 2. i va fer una gran feina de cara a popularitzar i catalanitzar la xarxa.

El rànquing de Gordillo estableix la clasificació a partir de la influència que adjudiquen els indicadors de Klout i el nombre de seguidors a Twitter. Klout és una eina gratuïta que mesura la influència social d’una persona mitjançant les xarxes socials que utilitza. Els punts que assigna Klout són fruit del mesurament del nombre de seguidors que un té, la qualitat de les interaccions amb altri i la popularitat del contingut que comparteix. El web de Klout permet crear un perfil on és possible veure l’estat de la nostra influència en dades.

Tot i que el nombre de seguidors a Twitter és important, ho és més la capacitat de publicar-hi continguts d’interès, interaccions de qualitat i converses que valguin la pena. Personalment, considero més important la difusió de continguts i la qualitat de les interaccions que qualsevol altra dada quantitativa. Els periodistes dels mitjans convencionals que no han fet una immersió adeqüada a internet no entenen la pèrdua de valor de les dades quantitatives (i per això no s’adonen que el model de negoci de publicitat que els sustenta és mort) i per aquest motiu només veuen a Twitter soroll i intranscendència (acaben de descobrir, oh maravella, que la gent existeix i és com és).

En l’actualització recent del rànquing jo hi figuro en el lloc 1.020 amb 1.524 tuitaires seguidors i un 47 de quota d’influència a Klout. I n’estic molt content de ser-hi tot acceptant que en aquestes classificacions un hom ara puja i ara baixa, primer perquè servidor no és un cavall i no corre cap carrera, i segon perquè la missió que val la pena tirar endavant a les xarxes és: publica continguts d’interès i qualitat; interactua gentilment amb els altres; suscita converses que generin valor afegit, com ara idees i relacions humanes, i fes d’internet un espai de llibertat.

Bio de Saül Gordillo

Klout

 

Consejos sobre el uso del móvil para niños y abuelos

Lo que sigue es un fragmento de mi último libro, “¡Hazlo con tu smart`phone!”, un manual para sacar el máximo partido al teléfono móvil e instrumento de alfabetización digital en la actual vida móvil. Son algunos consejos para los padres, referentes al uso seguro de las nuevas tecnologías por parte de los niños, y a los más mayores, para que aprovechen la gran oportunidad que las TIC les ofrecen para enriquecer su madurez.

Ver los contenidos del libro.

cover_hazlo-con-tu-smartphone_filmar

Cinco puntos para que padres e hijos caminen juntos por el camino de la cultura móvil

Es obvio que los padres tienen la obligación de vigilar el uso de la tecnología móvil por parte de sus hijos menores de edad y que la nueva realidad que el acceso de los niños a los smartphones presenta nuevas dificultades añadidas a la paternidad. También lo es que los pequeños desean usar teléfonos móviles a una edad cada vez más temprana, y que ello implica ciertas situaciones de riesgo que hay que prevenir. Hay padres que están extremadamente alarmados ante esa situación, pero hay algo muy cierto: los riesgos no van a desaparecer ni el smartphone va a esfumarse como por arte de magia. Si nuestro hijo no posee uno sus compañeros de colegio sí, y no hay nada más que deteste un niño que ser diferente de otros niños. Ese es también un riesgo muy considerable sobre el que hay que reflexionar.

Vamos a anotar aquí algunas directrices prácticas que podrían ayudarnos a la hora de tratar con los problemas que la riesgosa relación niños-smartphone presenta a las familias.

CONTROLA EL MÓVIL DE TU HIJO… SIN QUE SE NOTE DEMASIADO. No hay nada más odioso que un padre o una madre invasivos. Los niños tienen un sexto sentido que les enciende una alarma cuando alguien desea controlarlos. No importa lo que hagas: tu hijo te verá siempre como un estorbo que pretende inmiscuirse en algo que le apasiona. No es que no te quiera, es que los niños maduran antes y más aprisa (no en todos los aspectos pero sí en este) y desean un tipo de autonomía y privacidad a la que sus padres no optaron en su edad. Por tanto todas las acciones tendentes a regular el uso del smartphone de los hijos deben ser llevadas a cabo con sutileza y elegancia… pero con determinación: la autoridad paterna no se cuestiona.

LA PRIVACIDAD DE LOS MENORES ES LEGÍTIMA… HASTA  CIERTO PUNTO.  Los menores tienen derecho a privacidad en cierto grado. ¿En qué medida? En la medida que vayan asumiendo actitudes responsables en cada vez más aspectos de la vida. La privacidad, como la paga semanal, se gana. La primera lección que los adolescentes han de aprender es que los actos tienen consecuencias y que es inevitable hacer frente a estas. El espacio de privacidad del menor le es necesario para aprender a ser él, y se aprende a ser uno mismo asociándose y comparándose con los demás. ¿Cuál es el límite de esa privacidad? Que esa privacidad debe ser custodiada y protegida por los padres. Las redes sociales, WhatsApp, son espacios de sociabilidad adolescente que estarán protegidos si se enseña a los chicos a hacer buen uso de ellos.

LÍMITES SÍ, ¿PERO CUALES?

Por ejemplo: que no pueda descargar aplicaciones sin el permiso de los padres. Para ello habrá que instalar una contraseña que sólo la conocerán los mayores. O bien: una hora límite de uso del smartphone al anochecer, o un monto total de horas de uso al día que no hay que sobrepasar. Se trata no de imponer prohibiciones indiscriminadamente sino de negociar límites aceptables por ambas partes.

LOS MAYORES SON EL EJEMPLO

A menudo suele haber padres que se quejan de que sus hijos se pasan el día pegados al móvil… y ellos hacen lo mismo. Olvidan que también en esta actividad los mayores deben servir de ejemplo a los menores. Porque cuando quieran poner límites a los chicos en el uso del móvil ellos les echarán en cara su desmesura. Dentro de esa actitud ejemplar, es muy conveniente que los padres se acompañen de los hijos para navegar por la red, explorar aplicaciones y redes sociales, y que los chicos vean que lo hacen con criterio y seleccionando lo bueno; los jóvenes se dan cuenta de las actitudes de los mayores hasta el milímetro.

COMPARTIR Y CONVERSAR SIEMPRE

Es bueno intercambiar información y opiniones con los hijos respecto a los contenidos de la comunicación móvil y sus usos. Sin forzar ni invadir, podemos referirles algo que hemos encontrado al navegar por las redes sociales, o indicarles una buena experiencia. No para aconsejar sino para dar pie a una conversación sobre el tema, de modo que la cultura digital móvil no sea un espacio acotado por edades dentro de la familia. Del mismo modo es muy conveniente conversar con otros padres sobre las respectivas experiencias de la educación digital de los respectivos hijos.

 

Cinco consejos para que los abuelos pierdan el miedo de una vez al mundo digital

 En los últimos años se ha duplicado la cifra de personas mayores de 50 años en España que utilizan dispositivos móviles o acceden regularmente a la red. El porcentaje ha aumentado de un 31 por ciento a un 64 por ciento, lo que representa un salto muy considerable en la implantación de las nuevas tecnologías de la comunicación entre la población de esa edad. Va quedando atrás la imagen de una persona mayor que apenas sabe manejarse con un ordenador o un móvil, que teme adentrarse en el uso de las tecnologías digitales y cree que ese es un asunto que hay que dejarlo en manos de los jóvenes.

Como saben todos los abuelos que han renunciado a ese tópìco y se han conectado a la red, la posibilidad de relacionarse con unos nietos que probablemente viven lejos o que andan muy ocupados con las tareas de la escuela y las actividades de ocio educativo es algo que no tiene precio. Como hemos dicho al inicio de este libro, la vida móvil nos permite recuperar y potenciar el contacto humano en lugar de aislarnos. Y hay algunas cosas que suceden en la vida que una persona mayor debería evitar: la excesiva soledad, el aislamiento respecto a los más jóvenes y dejar de aprender cosas nuevas.

La vida móvil permite superar esos riesgos y dotar a la vida de las personas jubiladas o a punto de hacerlo de nuevos alicientes. Veamos cómo podemos superar los supuestos obstáculos al respecto.

NO EXISTE NINGUNA COMPLICACIÓN TECNOLÓGICA ESPECIAL. Muchas personas tienen reparos a la hora de usar el móvil o la red porque creen que hay que tener determinadas habilidades en el manejo de la tecnología que les va a costar adquirir, y desisten de ello. No es cierto; no hay que programar nada ni desarrollar ninguna complicación técnica. El empleo de los dispositivos digitales se basa siempre en acciones a nivel del usuario común y corriente. Los desarrolladores digitales han aprendido la lección que nunca asimilaron los ingenieros de aparatos electrónicos domésticos: nada de vídeos imposibles de programar, nada de televisores difíciles de sintonizar, nada de lavadoras pensadas para señoras con masters en electrónica. Sólo hay que familiarizarse con un entorno determinado y comprender la vinculación que existe entre plataformas y acciones en los espacios digitales.

PEDIR AYUDA A LOS NIETOS O LOS SOBRINOS. “Mi nieto es el experto, yo no tengo ni idea de cómo funciona esto”. Pues pide consejo a tu nieto o a tu sobrino y aprende de los chicos. No es una deshonra aprender de los más jóvenes sino todo lo contrario: los más pequeños siempre estarán encantados de que el abuelo quiera compartir con ellos una afición que les gusta. Claro que al principio se reirán un poquito –los niños son crueles—pero apreciarán que su abuelo confíe en ellos.

NO ES (SÓLO) COSA DE JÓVENES. El mundo de los contenidos digitales, las redes sociales y la comunicación móvil no es un asunto exclusivo de los jóvenes. En la red hay de todo y por tanto está lo que a una persona mayor le puede interesar. No quedarás mal ni desfasado con actitudes impropias de tu edad sino que aparecerás como una persona dinámica, conectada con todas las realidades y que aprende constantemente.

VUELVE A DISFRUTAR DE LA AMISTAD. Con el tiempo y la edad uno se va distanciando de algunas amistades y se corre el riesgo de, sin darse cuenta, ir quedando aislado. Las redes sociales móviles son el gran aliado de la gente mayor para seguir disfrutando de la amistad: hacer amigos nuevos y recuperar a los de antes. El autor de este libro se mantiene en contacto con los amigos de su infancia y su juventud, con los compañeros de estudios y aficiones y con el ambiente del barrio en el que nació gracias a la vida móvil y la red. Y, querido lector que eres mayor, ten en cuenta de que en el momento de escribir estas líneas, este autor tiene 66 años.

EL APRENDIZAJE CONTINUO ES UNO DE LOS GRANDES PLACERES DE LA VIDA. Y más cuando uno ya tiene una edad. Afortunadamente, ya no tenemos que ir a la escuela y presentarnos a exámenes. O quizás en nuestra juventud no nos fue posible estudiar. Cuando uno es mayor se le ofrece la gran oportunidad de gozar del aprendizaje como placer de la vida. Descubrir cosas nuevas, aprender y practicar algo que siempre nos había atraído, y mucho más: sentirse vivo y en forma al estar ilusionado con las novedades que ofrece el vasto mundo de la cultura digital y la vida móvil.  Uno puede convertirse incluso en estudiante universitario a distancia y gratis, gracias a los cursos MOOC que ofrecen la mayoría de las universidades. Y estas prácticas culturales mediadas por el móvil, la tableta o la red confieren prestigio a quien las ejercita.

 

La educación en la vida móvil

Acaba de aparecer una nueva publicación dedicada a la educación, Aika, diario de innovación y tecnología en educación, que en unos pocos días se ha revelado como un agente vigoroso y lúcido en la tarea de dinamizar y suscitar interrogantes en su campo. Aika ha tenido la amabilidad de solicitarme una colaboración periódica, que inicio con el artículo que reproduzco a continuación.

pantallitas

La vida móvil es la última etapa lógica de la evolución de la comunicación mediada y de la cultura. Del códice al libro de bolsillo, del receptor de radio a lámparas al transistor, de la televisión omnipresente en el salón a la TV en portátil o móvil, de la biblioteca monástica a la biblioteca doméstica, de la gran sala de cine de estreno al visionado primero familiar y luego individual, de la computadora de los años 50 que necesita el espacio de un salón a la tableta, del pasquín fijado en la pared al periódico distribuido en quioscos. Es una constante histórica la tendencia a que la mediación tecnológica se miniaturice y se haga transportable, y ahora vemos cómo se cumple en este aspecto el dictum de McLuhan: el medio es el mensaje. Las “pantallas”, pues, no desaparecerán… hasta que sean sustituidas por un nuevo elemento más ligero, más móvil, más sutil incluso, que absorba, sintetice, potencie y reproponga los potenciales comunicativos de los elementos de la evolución previa.

Así las cosas, educar sin “pantallas” ha dejado de ser una opción. Cabe pues hacerse las preguntas pertinentes para hallar una posible salida a la perplejidad actual de educadores y padres. Trataré de anotar algunas.

La tecnología no es interesante, excepto para Julio Verne o Bill Gates. Por sí misma no interesa más que a una minoría de especialistas. Nadie se entusiasma ante una lavadora. La tecnología que atrae y apasiona es la que nos relaciona con otros seres humanos. Se cumple uno de los axiomas fundamentales de la recepción de la comunicación: ¿Qué interesa a la gente? Lo que hace la otra gente. No son “las pantallas”, son las personas.

Parafraseando a Bill Clinton y la economía: “¡Son las personas, estúpido!”. La telefonía móvil ha obrado un milagro como el que realizó la electricidad. Esta acabó con las largas noches de soledad y frío, el móvil ha terminado con el aislamiento entre las personas: pregunten a los migrantes si temen que el contacto vía smartphone les aísle. Igual que nos educaron para vivir con luz eléctrica hemos de educar para vivir con móvil. “Nene, es hora de dormir, apaga la luz”, me decían mis padres al acostarme.

¿Vamos a privar a los adolescentes de una de sus formas primordiales de crecimiento personal y socialización, que es el contraste entre iguales? Porque de eso y no otra cosa van “las pantallas”. Seria arriesgado hacerlo en una sociedad en la que no existen ritos de paso para los jóvenes y estos pugnan por construirse a si mismos mediante el reconocimiento de los otros y con los otros en un entorno caótico e incierto.

La motivación no es cosa fácil, porque motivar no es entusiasmar, arengar o acompañar: motivar es conseguir que alguien haga algo que no quiere hacer. Y es imposible motivar en el aburrimiento, con lo que se llega al más difícil todavía: aprender no tiene porqué ser divertido pero debe ser interesante.

Sin atención y concentración no hay aprendizaje. Para que una y otra se produzcan es necesario haber pasado por la etapa de la motivación: lo difícil no es concentrarse, el problema reside en lo que lleva a decidirse a hacerlo. ¿Sabemos ayudar a realizar ese recorrido que empieza en el interés y acaba en el centramiento?

El problema no es la socialización vía comunicación digital sino la inmediatez de la relación y la rapidez y fugacidad del contacto. ¿Pero acaso no ha evolucionado cuantitativa y cualitativamente la capacidad humana de manejo de información en los últimos tres siglos y de relación con un número de personas impensable en la sociedad rural? Cuando se inventó el tren se creía que a la velocidad de 20 kmph el sistema nervioso humano se colapsaría; cuando mi abuelo supo que iba a estudiar bachillerato recomendó a mis padres que me llevaran al médico para que no me “cogiera algo en la cabeza”.

Lo sangrante del asunto es el contraste entre el ritmo de la escuela y el ritmo de la vida móvil, tanto social como lúdica en los adolescentes. La escuela parece quedarse atrás pero quienes lo hacen son los alumnos que no alcanzan a seguir la formación adecuada, condenados con ello a formar parte de los ciudadanos desechables que genera el neocapitalismo corporativo. La escuela es el salvavidas de los más débiles; ¿cómo podemos entonces hablar su mismo lenguaje para que suban a bordo y permanezcan en la nave? Seguro que no hablando un lenguaje que no entienden y rechazando sus usos y costumbres. Enseñar es comunicar, pero sobre todo es traducir.

Lo que pone de manifiesto en el aula la nueva realidad de la vida móvil no es una mera cuestión psicológica o conductual y va más allá de cuestiones relacionadas con el interés o desinterés, la atención o su déficit, la disciplina o el desorden; se trata de algo más profundo. Nos enfrentamos a la necesidad de una revolución cultural y educativa que replantee desde la raíz el aprendizaje y el ejercicio de la lectura, de la escritura y del estudio, no en términos de habilidades y competencias sino en los de una nueva forma de encarar la adquisición global de conocimiento. Se trata de un salto cualitativo como el que nos hizo transcurrir de la lectura en voz alta a la lectura personal e interna, como el que nos llevó a superar la lectura pública en voz alta a la individual, pasando por la subvocálica, que subsiste en algunas personas de edad, ciudadanos de entornos rurales o de reciente alfabetización. ¿Es la presente etapa una fase intermedia “subvocálica” titubeante y confusa? No se trata ya sólo de los medios, su uso y lo apropiado de las circunstancias en que tal uso ocurre, es la transformación de una civilización que se halla en puertas y que solamente alcanzamos a vislumbrar. El reto no es para las pantallas, para los maestros o para los alumnos, es para la educación en su entera concepción: la educación en la vida móvil.

Publicación original: Aika.

Publicado también en Gabinete de Comunicación y Educación.

 

Volver a escribir a mano como medio de reencontrarte con tu yo auténtico

escritura-a-mano

Un servidor está digitalizado hasta las cejas: uso ordenador de sobremesa, portátil, teléfono móvil y tableta iPad (no me he comprado un reloj conectado a la red porque los megatones de dioptrías que uso me impiden ver superficies tan pequeñas). Manejo mis notas y documentos de trabajo con Evernote, me organizo con el calendario Google, sincronizo mi Dropbox en todos mis dispositivos, mis mesas de trabajo son wikis y elaboro mi tesis doctoral en un blog cerrado al público en el que incluyo mi trabajo de campo, anotaciones, metodología y demás elementos de la investigación que llevo a cabo. Escribo continuamente en todos esas herramientas, además de actualizar mi web y los blogs que publico. Pero cuando tengo que escribir algo personal, reflexivo, importante para mi vida, lo hago a mano y en uno o varios cuadernos. Los medios digitales son maravillosos, pero la escritura a mano es irremplazable. Y mi cuaderno de notas escritas a mano es mi herramienta principal de cara a mi actividad creativa  y mi desarrollo personal.

Este inicio de curso veo cómo se publicitan aplicaciones para tabletas que permiten tomar notas a mano en ellas mediante lápices digitales. Es una buena idea porque todo lo que signifique la convergencia y síntesis de medios es bueno, dado que el resultado deseable es que se produzca una síntesis en un plano superior. Desde este punto de vista, recomiendo volver a las notas escritas a mano no como un retroceso sino como un avance: utilizándolas en nivel que les corresponde.

Un simple cuaderno de notas escritas a mano es la mejor e insuperable aplicación destinada al desarrollo personal, el fomento de la creatividad y la realización de objetivos. Ninguna herramienta digital es comparable a la modesta libretita que llevo siempre en el bolsillo. En este post y los siguientes te enseñaré a utilizarla.

He aquí algunas recomendaciones a partir de mi experiencia.

  1. Una libreta tipo Moleskine en el bolsillo y un bolígrafo o rotulador son las únicas herramientas necesarias para desarrollar tu creatividad, tu capacidad de establecer y realizar objetivos y organizar tu actividad. ¿Qué tontería, verdad? Sí, a condición de tener claro esto:la libreta ha de ser bonita, un objeto apetecible, algo que dé gusto llevarlo en el bolsillo o bolso. Debe ser un fetiche, algo material que tiene poder por sí mismo. Lo mismo el boli o rotu; debe responder fluidamente a tu trazo personal, expresar directamente tu gesto tan espontáneo. Al ver las palabras escritas con él debes sentír la misma sensación que cuando ves unos zapatos elegantes.
  1. La libreta y la pluma son, ni más ni menos, que la personificación ahora y aquí de lo más íntimo tuyo: tu talento, tus más nobles aspiraciones, tu capacidad de crecer y de crear, tu manera de estar en el mundo y de hacer de tu vida algo muy importante y significativo.
  1. Esta personalización íntima de la libreta no es un truco de autoayuda. Se trata de un medio hábil para poner en relación las distintas dimensiones de tu persona: la consciente, la inconsciente, la emocional, la parte de ti que aspira a un futuro luminoso y la otra parte también tuya que sin darse cuenta lo boicotea.
  1. Esta libreta sirve para que escribas en ella:
  • Tus deseos y aspiraciones más íntimos.
  • Las posibles tareas que llevar a cabo para hacerlos realidad.
  • La distancia entre tu situación actual y la que desearías vivir.
  • Las ideas, intuiciones e informaciones que observas y recibes y que te serían útiles para perfilar mejor tus aspiraciones y avanzar en su realización.

Más adelante te indicaré el modo de hacer todo esto de manera metódica y fructífera.

  1. Comienza a usar tu libreta:
  • Anota lo que has visto, sentido, vivido, que te sirve de inspiración, que está asociado con lo que más deseas, aquello que se corresponde con tu sentir más íntimo orientado hacia el futuro.
  • Anota tus deseos profundos, tus ilusiones, lo que desearías ver hecho realidad. No importa lo descabellado e imposible que todo esto pueda parecer.

Una vez anotado todo esto, léelo y reléelo, toma notas sucesvas inspiradas por esas inspiraciones y aspiraciones. Deja correr tu imaginación; la imaginación más loca que existe en el interior de tu verdadero ser. No importa que creas que nada de esto podría ser realidad: lee, anota, imagina, desbarra completamente. Dejarte ir en tu cuaderno íntimo –el cuaderno de la creatividad—es estar en una zona segura y protegida. Nadie te va a ver, nadie lo va a saber: permítete ser tú, realmente, tú, en este espacio protegido.

  1. Pon entre las páginas de tu libreta recortes de diarios o de revistas, o cosas de internet sacadas por impresoras, que se relacionen con tu inspiración y aspiración. Lleva siempre en este solo paquete aquello que expresa tus ilusiones más exquisitas y tus deseos más profundos.
  1. Por supuesto que no importa cuál sea tu profesión o actividad para llevar un cuaderno creativo. Esto no es para profesores, artistas o escritores, es para todo el mundo, para quien trabaja en una hamburguesería, conduce un taxi, atiende en un mostrador, lleva mensajes o trabaja en una oficina. La creatividad inspirada es para todos, todas las personas tienen derecho a ella y todos pueden autogenerarla.
  1. Cuando escribas en tu libreta no mientas. Mentir es posible en las diversas situaciones de la vida cotidiana y a veces necesario. Pero tu cuaderno inspirador y creativo no necesita que le mientas: estáis tú y él a solas, nadie os mira: aprovecha para volcar en él toda tu sinceridad. Por tanto no escribas en él rollos sino cosas concretas: qué quiero, quién soy y quién quiero ser, qué problemas tengo, cómo podría superarlos para ser quien verdaderamente soy.
  1. Tu cuaderno marca la diferencia que existe entre el tener y el ser. Es mejor ser que tener, porque lo que simplemente tienes no te hace mejor; ser quien quieres ser y quien verdaderamente eres, sin embargo, puede llevarte a tener lo que deseas.
  1. Escribir a mano en tu cuaderno no es tomar notas de manera desganada y descuidada. No es como hacer la lista de la compra o tomar el pedido en el bar o restaurante en el que trabajas de camarero. Es un encuentro cara a cara con tu yo más íntimo; aprovecha este privilegio.

En sucesivos posts te explicaré las técnicas y actitudes necesarias para sacar partido de tus notas escritas a mano en este espíritu. De momento fíjate en esto:

Haz un poco solemne tu momento de tomar notas en tu cuaderno inspirador. En un espacio de relax en tu casa; en una cafetería agradable tomando un café o un refresco; en un parque urbano que te permita fumarte un cigarrillo (o un cigarro puro, como yo) mientras dejas volar tu mente; en cualquier ruptura de la rutina cotidiana.

Lleva siempre el cuaderno en tu bolsillo o bolso. Piensa a menudo en él; no pienses en unos papeles encuadernados sino en lo que has depositado en él. Vuelve una y otra vez a lo que has escrito.

Piensa que tu cuaderno inspirador y creativo es la puerta a un futuro mejor, un nuevo tiempo y actividad que expresan lo mejor de ti, aquello que representa lo más íntimo de tu ser y de tus aspiraciones. Por eso tu cuaderno es sagrado, porque es un signo de esperanza.

No necesitas nada más para ser quien quieres ser. El mundo está lleno de recursos educativos y formativos pero todos ellos convergen en tu cuaderno y se resumen en la actividad que lleves a cabo con él.

Y ahora lo más importante: escribe en tu cuaderno con cuidado y con cariño. Cuando escribas, sea a bolígrafo, rotulador, pluma o lápiz, que el escribir sea un gesto que te sale de dentro y se expresa con cuidado; escribirás como acaricias a tu pareja y como mimas a lo que más estimas. Porque te estarás cuidando a ti mismo. Escribir es un gesto que surge de lo más profundo, sé, pues, consecuente con ello.

(Continuará).

 

Comunicación, educación y diálogo intercultural para romper las barreras de la ignorancia

milid_summer_school_0

A menudo algunas personas me preguntan cuales son los objetivos de la Cátedra Internacional UNESCO UniTwin Unaoc de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural. He intentado sintetizarlo en este artículo.

De todas las disciplinas del saber humano  hay una que está especialmente orientada al futuro: laeducación. Toda obra humana tiene voluntad de perdurar, pero es la educación la actividad específicamente dirigida a construir un futuro deseable. Educación no es tratar de que las personas aprendan, que los niños atiendan en clase o que se transmita el conocimiento. Educación es la tarea de construir un futuro mejor haciendo que los humanos se desarrollen de manera adecuada para llevar una vida buena y conseguir que el mundo por venir sea un lugar en el que valga la pena vivir.

La confluencia de la educación y la comunicación ha potenciado sobremanera la capacidad de aquélla como constructora de futuros. El desarrollo de la “tercera ola” que atisbaron Alvin y Heidi Toffler nos ha llevado a una sociedad del aprendizaje en la que no podemos rehuir la necesidad de poner la educación en primer plano de las exigencias para el progreso.

Una “sociedad de la información” o “sociedad de la comunicación”, así a secas, no tiene sentido alguno si lo que deseamos es que la humanidad progrese. Solamente el aprendizaje como perspectiva del conjunto del género humano puede conducirnos a, por lo menos, que no es poco, ir más allá del umbral de la supervivencia como especie. La suma de desigualdades sociales, cambio climático, estructuras de injusticia y opresión, tentaciones de soluciones bélicas y supremacía de las finanzas sobre el trabajo productivo ponen a la humanidad frente a un reto inédito en toda la historia del mundo. El aprendizaje es el camino de hallar soluciones nuevas a situaciones altamente complejas.

La comunicación hace que la educación ya no pueda conformarse con ser un mero adiestramiento en competencias técnicas o incluso sociales. El proceso de globalización es inseparable de la comunicación y ello afecta al campo educativo, puesto que el mundo se hace cada vez más pequeño y ya no se puede vivir de espaldas a las culturas ajenas. Las migraciones son la forma más perceptible de este contacto entre culturas distintas, pero también la difusión internacional de modelos de comportamiento o costumbres propios de culturas que hegemonizan esa globalización, gracias a la televisión, la moda o la música popular. Existan o no diversas comunidades nacionales o culturales en un mismo país, los niños y adolescentes de cada nación viven necesariamente en un mundo intercultural.

Los retos que presenta la sociedad de la comunicación dimensionada como sociedad del aprendizaje hacen imprescindible la adopción de una actitud crítica ante los medios de comunicación y las tecnologías de la información. Para adoptar decisiones pertinentes en ese contexto es necesario un grado de conciencia y lucidez que no pueden venir dadas, sino que es necesario aprender. Debemos incorporar un pensamiento crítico mediáticotécnico si deseamos avanzar hacia un nuevo humanismo.

Vista la cosa en su conjunto, nos damos cuenta de que la educación, la comunicación, el pensamiento crítico mediaticótecnico se engarzan entre sí para apuntar el camino hacia el nuevo humanismo. Y ese nuevo humanismo no puede ser más que universalista: el gran reto de la humanidad nos concierne  a todos, no a una nación o una cultura. Por tanto es necesario que ese engarce multidisciplinar sea coronado por una tarea inevitable: el diálogo intercultural (que podría ser considerado una metadisciplina).

No basta con observar y considerar las culturas distintas a la propia. Hay que introducirse en un diálogo entre culturas que permita ver las cosas de un modo diferente y sobre todo que conduzca a tener en cuenta las opiniones de los otros. Hay que asumir ese enorme alud de sobreinformación de todo el mundo que nos aporta la comunicación y convertirlo en riqueza: conocer, respetar, considerar, dialogar, conversar con todo lo que nos es o nos parece distinto.

Por ese motivo la alfabetización mediática y digital camina de la mano con el diálogo intercultural en la Cátedra Internacional UNESCO de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural que actualmente lidera el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB. Porque es necesario crear laconciencia de esa interrelación intercultural que solamente se puede alcanzar mediante el diálogo. No basta con la comunicación que nos aporta información: es la voluntad de construcción de futuros que implica la educación la que nos puede llevar de mirar sin ver a dialogar para conversar.

La etimología de “conversar” es muy interesante. “Versar”: discurrir, tratar un asunto, pero también tender hacia un punto. “Con”, hacer algo juntos, llegar juntos a un lugar. El diálogo debe ser siempre conversación porque si no se convierte en una charla entre “lenguas de madera”. Muchos políticos y miembros de instituciones dicen dialogar cuando no hacen más que monologar en estéreo. El verdadero diálogo es conversación: caminar juntos buscando el punto de encuentro común.

Y ahí es donde entramos los periodistas. Entrenados en el arte de la entrevista, en la interrogación a las fuentes y su contraste, en la atención a lo que tienen que decir los lectores, oyentes y telespectadores, deberíamos ser los animadores de la Gran Conversación que nuestro mundo en transformación reclama. Comunicación, educación, diálogo intercultural conversacional y periodismo: menuda fórmula explosiva para romper las barreras de la ignorancia.

Foto: alumnos de la Arab Academy de El Cairo en la MILID Summer School de la UAB en junio de 2016.

Publicación original: Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

 

Educación y tecnología: la tecnología por sí misma no produce cambios sociales

FocusEd2

Me piden un artículo sobre educación y tecnología para la revista FocusEd, una publicación digital sobre comunicación y educación de gran prestigio, dirigida a un público tanto de docentes como de padres en España y Latinoamérica. Ello me ha dado pie a reflexionar un poco (más) sobre esta cuestión, en la que abundan tanto las visiones apocalípticas como ciertas simplezas. Lo reproduciré aquí cuando haya sido pùblicado en FocusEd, pero adelanto un breve resumen sobre las cuestiones que allí he tratado.

La comunicación y la educación marchan juntas porque ambas son disciplinas de las mediaciones. Tratar con mediaciones es ser un ciudadano de la complejidad. Por eso la época actual es un tiempo en que las mediaciones aparecen con contundencia, y de ahí la importancia que cobra la educación. El sueño tecnofílico de que la tecnología basta para solucionar problemas sociales aparece en el campo de la educación: ojalá esas nuevas tecnologías sirvieran para que nuestros alumnos adquirieran interés por el estudio y avanzaran en él. Pero en el mundo de lo complejo, el mundo actual, las cosas no son tan simples. La tecnología por sí misma no soluciona los problemas sociales, eso es una ensoñación (interesada) de la gente de Silicon Valley. La educación tiene la grave misión de luchar contra la ignorancia, que es un enemigo peligroso porque es la raíz de toda opresión.

Parafraseando la frase de Bill Clinton sobre la economía: “¡Son los contenidos, estúpido!”. Se corre el riesgo de centrarse excesivamente en las mediaciones y descuidar los contenidos mediados. Son los contenidos los que producen cambios y no las tecnologías que los median. Porque los verdaderos cambios se dan en las mentes, de las que dimanan los comportamientos que la tecnología encuadra.

Revista FocusEd

Una visión hipercrítica con internet: entrevista con Andrew Keen (en lengua catalana).

 

Periodistes que moren: la fraternitat no es trenca

Peiro

Gairebé mai escric sobre la mort de companys de professió, personatges que he conegut o, sobretot amics personals, que a més poden pertànyer a les dues categories anteriors. Ja vaig haver de fer-ho per obligació quan treballava a El Periódico, començant per  Xesco BoixGato Pérez, i no ho he tornat a fer mai més, amb una sola excepció, Josep Pernau, perquè era un dels meus tres mestres (un altre fou Josep Maria Huertas Claveria, i aquí ja no vaig tenir esma; Josep Maria Cadena, persona única a la meva vida, encara és feliçment viu).

A mesura que un es va fent gran aquest degoteig de desaparicions sovinteja i l’agenda es va buidant de telèfons que ja no responen. Alguns alumnes meus es sorprenen quan els dic: “Es que una gran part dels meus amics són morts” i em planyen. No; no escric dels amics que han mort perquè no tinc nostàlgia. Ben al contrari, i no és contradictori: tinc una memòria ferma i viva del passat, però per res del món voldria que tornés. Els meus amics són vius a la meva memòria i al meu cor, perquè recordar es “re-cordar”, tornar a passat pel cor (cor, cordis, en llatí). Crec en la continuïtat de la consciència, o com dèiem abans al Credo, en “la vida eterna” (per mi no és abans sino ara, el pronuncio cada dia). No hi ha enyorança ni nostàlgia en el meu record sino tendresa.

I un nota que encara es fa més gran quan els mitjans li demanen declaracions sobre la desaparició d’un coetani. Ahir em va passar amb la mort de Julià Peiró, el gran cronista de la nit, la faràndula i la frivolité, que va arribar a ser la figura més destacada de la crònica nocturna de Barcelona (gènere avui desaparegut). Txerra Cirbiàn, vell amic i redactor d’El Periódico, hi va reproduïr una declaració meva en el diari del qual Julià i jo vam ser fundadors probablement perquè considerava significatiu el que un company d’aquella generació redaccional pogués dir.

Quina sensació més estranya. No per lloar la memòria d’un amic desaparegut sinó perquè, de manera molt subtil, un és percebut com algú que és més aprop dels que són allà que dels que són aquí. Aixi, és com si un pertanyés ja més al món dels que son morts, vist com algú especialment agermanat amb els qui ja no hi són. Que se’m entengui: quan algú em diu “en els teus temps…” sempre responc: “el meu temps és aquest, el passat ja no existeix, el que m’apassiona és ara mateix”. Estic molt ocupat en totes les coses apassionants que passen ara i estic sempre amb gent jove, gairebé mai de la meva edat. La meva memòria és per a que l’aprofitin els joves si volen, i si no, també està bé, doncs cadascú s’equivoca amb els seus propis actes.

La memòria dels meus que ja no hi són és, com he dit, tendra i sempre present. I això, en lloc d’entristir-me o angoixar-me, m’allibera: la fraternitat no es trenca. Així de simple. I sí, en Peiró era un gran tio.

El Periódico: La noche barcelonesa pierde a Julià Peiró

Una aproximación a Chakoka Anico, jefe espiritual de la nación kikapú

 

El viernes 15 de abril estuve en la presentación del libro Chakoka Anico. Un viaje “imposible” a la nación kikapú, de Santiago Tejedor. Fue en Altaïr, la mejor librería de viajes de España y una de las mejores del mundo. No fue tanto una presentación bibliográfica convencional como una narración en vivo de la razón de ser de la obra y el proceso de su elaboración, en la que Santiago Tejedor mostró no solamente sus probadas dotes de didacta sino un especial talento de narrador oral que habrá que sumar al ya demostrado de narrador literario.

chakoka

Este es el primer libro que se escribe sobre el jefe espiritual de la nación kikapú, Chakoka Anico. Los kikapú son llamados así porque son “los que andan por la tierra”; se desplazan estacionalmente de México a Estados Unidos y viceversa desde su reserva en el estado de Coahuila. El papel de esta nación nativa en la independencia mexicana fue determinante, pues se les requirió que ayudaran a contener las bandas apaches que causaban todo tipo de estragos de manera indiscriminada y los kikapú, guerreros y cazadores de puntería afinadísima, fueron los verdaderos pacificadores de la zona fronteriza, hecho que les fue agradecido por el presidente Lázaro Cárdenas. Los kikapú no reclamaron oro o dinero a cambio de ese servicio sino una porción de tierra en la que morar.

Chakoka Anico ha sido uno de los últimos grandes líderes de las primeras naciones americanas. La intención de Santiago Tejedor era escribir su biografía, a lo que Anico accedió después de haberle conocido y tratado. Después de pausadas conversaciones, Chakoka sopesó en silencio a su interlocutor y decidió: “Quiero que el libro lo haga el español”. Sin embargo, entre el día de esa decisión y la fecha posterior fijada para iniciar las entrevistas entre el personaje y el escritor, el líder kikapú falleció. Y es a partir de ese punto de no retorno que el viaje “imposible” comienza.

El presente libro surge de la perspectiva del periodismo de viajes, hace incursiones en la etnografía y se adentra en la crónica. Sin embargo, su principal valor, entre muchos otros, es literario.  Hubiera podido limitarse a ser una colección de notas de viaje o de fichas etnográficas, o incluir explicaciones divulgativas de las costumbres de los kikapú. Pero el autor es periodista y profesor de periodismo, y ha querido demostrar que esta profesión arroja como producción, cuando está bien ejercida, dos productos: la creación literaria de no ficción –no menos literaria por veraz– y la referencia de la realidad social. El buen periodismo es literatura de calidad y sociología de urgencia. El reduccionismo del cientifismo burgués ha querido reducir el arte a decoración, el drama al entretenimiento y el relato de ficción al cultivo de la ensoñación. Grave error ha sido olvidar que la producción artística es producción de conocimiento.

El periodista erigido en escritor, a diferencia del etnólogo o el antropólogo, el periodista, en tanto que científico social y en tanto que comunicador, cuenta solamente con un arma: la pregunta periodística. Y desaparecido el personaje objeto del relato periodístico, el periodista se queda sin tierra bajo los pies, porque la pregunta periodística ya no es posible. Y si sigue siéndolo lo es bajo condiciones que un periodista sabe manejar pero que limitan severamente su trabajo. Muchos de los defectos y limitaciones que la antropología y la etnografía viene presentando desde sus inicios corresponden al sentido de la oportunidad de la pregunta o a su ausencia. El diálogo entre distintas esferas civilizacionales debe tener en cuenta la importancia del silencio, tanto en términos de correctas relaciones humanas como de elemento imprescindible en la interpretación de signos. El periodista es un científico social muy particular: no interpreta solamente documentos sino personas y situaciones humanas. Y en este sentido, el libro de Santiago Tejedor es una demostración de que el periodismo puede superar a otras ciencias sociales cuando de manejar estos elementos se trata.

Chakoka Aniko. Un viaje “imposible” a la nación kikapú es mucho más que periodismo de viajes. “Nuestra falta de literatura de viajes es un déficit intelectual”, ha dicho precisamente estos días Juan Villoro, que estuvo también en Altaïr presentando su último trabajo. La obra de Tejedor viene a subsanar ese déficit mediante una labor que va más allá del género. El lector no sólo encontrará en él un relato periodístico de un viaje “imposible” hecho posible a base de pericia y sensibilidad. Hallará un ejemplo de cómo el periodismo, la literatura y la investigación social pueden practicarse teniendo como objetivo principal la búsqueda de un nuevo humanismo que permita superar barreras culturales y mostrar que las gentes no tenemos otro camino que marchar hacia una sola humanidad mediante la aceptación del otro y la comprensión de sus legítimas razones. Es decir, lo que queremos decir cuando decimos democracia. No leeremos aquí pues un libro de periodismo de viajes sino un tratado sobre el correcto modo de vivir.

Comprar Chakoka Anico en línea, Editorial UOC.

Web de Santiago Tejedor.

Máster en Periodismo de viajes de la UAB, del que Santiago Tejedor es creador y codirector.

 

 

 

 

Visca la República

República

En el 85è aniversari de la proclamació de la República espanyola, l’autor d’aquest blog demana que novament Catalunya i Espanya tornin a ser republicanes.

Visca el 14 d’abril, visca la República!

Nuevo libro: Ideas para aprender a aprender. Manual de innovación educativa y tecnología

aprender a aprender bueno

Acaba de aparecer Ideas para aprender a aprender, un nuevo libro sobre comunicación y educación que incluye un texto mío sobre esta materia que propone una reflexión fundamental sobre las herramientas del docente y rechaza la mera consideración instrumental de las mismas: Las herramientas no son útiles, pág. 117. Leerlo entero.

Estoy muy agradecido a José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor por haber contado conmigo como coautor para este libro y estoy muy honrado de aparecer en el sumario al lado de personalidades del mundo comunicacional y educativo como Lluís Pastor, Mireia Pi, Tapio Varis, Pocho Ottobre, Lidia Peralta, Santiago Giraldo, Jorge da Cunha Lima, Giselle Eugenia Plaza y Gretel Rafuls.

Ideas para aprender a aprender. Manual de innovación educativa y tecnología es un libro de autoría colectiva, editado por José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor, y publicado por Ediciones UOC en su colección Media literacy, alfabetización mediática, y bajo los auspicios del Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona.

El libro reflexiona sobre la aplicación de la tecnología y la innovación en la educación a partir de los problemas e interrogantes que sobre ello se plantean los docentes. La adaptación al cambio cómo método sistemático, la relación de la educomunicación con la tecnología y la importancia del docente, son tres de los temas que aborda la publicación. Se trata, en su conjunto, de un verdadero manual que permite a profesores de todos los grados y niveles situarse en las nuevas perspectivas que ofrecen las transformaciones en las tecnologías de la información y comunicación que se producen en la sociedad y las nuevas exigencias, retos y oportunidades que ello supone para la educación.

La obra incluye todo tipo de recursos y herramientas pero no es un prontuario técnico sino un volumen completo que abarca un gran número de reflexiones sobre la materia, sitúa la problemática en sus términos justos y propone acciones y estrategias para que los docentes puedan hacer el transcurso de la etapa de cierta desorientación que la situación produce hasta la plena asunción de la dimensión comunicacional y tecnológica en el centro de su tarea docente.

Ideas para aprender a aprender incluye un texto mío que propone una reflexión fundamental sobre las herramientas del docente y rechaza la mera consideración instrumental de las mismas: Las herramientas no son útiles, pág. 117. Leerlo entero.

Indice de los contenidos

Indroducción

Se buscan (se necesitan) ideas, por José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor.

Conceptos clave

Educación abierta y educación cerrada, por José Manuel Pérez Tornero.

Comunicación, por Jorge de Cunha Lima.

Innovación, por Giselle Eugenia Becerra Plaza.

Creatividad, por Lluís Pastor.

Docente 3.0 en el entorno iberoamericano, por José Armando Tavarez Rodríguez.

Alfabetización digital mediática, por Tapio Varis.

Los retos del cambio

De la educación 2.0 a la educación 3.0, por Maria del Mar Pérez Sanagustín.

El alumno, por Santiago Tejedor.

La evaluación formativa como parte activa del aprendizaje, por Esteban Durán Becerra.

El aula, por Mireia Pi.

Las herramientas, por Gabriel Jaraba.

Los contenidos, por Lidia Peralta García.

El docente, por Salvador (Pocho) Ottobre.

La participación, por Santiago Giraldo Luque.

Las metodologías, por Davinia Hernández-Leo.

Organizadores gráficos: herramientas para aprender a organizar la información, de lo textual a lo visual, por Renata Rodríguez.

Mapa de herramientas y recursos

Nuevas metodologías

Del learning by doing al learning by living: Aprender haciendo: la educación que mira al futuro, por Gretel Rafuls Trujillo.

Trabajo por proyectos: El enfoque del docente en el trabajo por proyectos, por Paulina Coral.

Aprendizaje analítico: Descubrir paso a paso, por Erika Nikitina.

Resolución de problemas: ¿Cómo hacerlo…?, por Giselle Olea Matus.

Enfoque por competencias: Trascendiendo los saberes a la práctiica, por Raquel Victoria Díaz Luna.

Aprendizaje por exploración: Magnum misterium, por Raúl Olmedo Burgos.

Aprendizaje móvil: La educación en movimiento, por Jennylind Pérez Vivas.

Flipped classroom: Girar el pensamiento de estudiantes y maestros, por Gretel Rafuls Trujillo.

Storytelling: Narrando ando, por Julia Victoria Vélez Llano.

Aprendizaje colaborativo: Construyendo conocimiento en equipo, por Vánessa Salgado Moncada.

Portafolio de experiencias: Crear evidencias es crear aprendizajes, por Carlos Bourne Gastezzi.

Se incluye un amplio apartado de estudio de casos.

La obra es un trabajo realizado dentro de las actividades el Grupo de Investigación Gabinete de Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona y del Proyecto de Investigación financiado por el Plan Nacional de I+D+I Edumedialab.

Comprar en línea en la web de Editorial UOC.

Gabriel Jaraba Blog, en la lista de los 50 weblogs para periodistas de eCuaderno

50blogs-300x150

El weblog eCuaderno, que publica José Luis Orihuela, ha incluido Gabriel Jaraba Blog –es decir, este que tenéis en vuestras pantallas– en su recopilación “50 blogs para periodistas”, que es una selección de los blogs que considera recomendables para los profesionales del periodismo. Así pues, mi blog personal aparece relacionado junto a publicaciones tan interesantes como 233 grados, Merodeando, Malaprensa o 1001 Medios y nombres tan prestigiosos como Ramón Salaverria, Ismael Nafría y Sonia Blanco.

José Luis Orihuela es profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra y uno de los mayores expertos e investigadores de internet en el mundo hispano. Con una larga experiencia como periodista profesional en prensa, radio y televisión,es pionero de la divulgación de los blogs y de Twitter en España y uno de los estudiosos que analiza con mayor profundidad las transformaciones en la comunicación que se vienen produciendo en torno a la Red. Su blog eCuaderno fue igualmente pionero en la blogosfera hispana y hoy es una de las publicaciones de referencia no solamente en temáticas relativas a internet sino en la comunicación en general.

Estoy muy agradecido a José Luis Orihuela por haberme incluido en esta selección, y más cuando no tenemos una amistad personal, nos hemos visto solamente una vez en la vida y en los últimos quince años habremos intercambiado dos o tres correos electrónicos. Figurar en los 50 blogs seleccionados de entre la blogosfera periodística hispana me obliga a trabajar más en la calidad de este blog y servir mejor a sus lectores. Y es una de esas alegrías, aparentemente pequeñas pero en realidad muy grandes, que dan aliciente a la vida.

50 blogs para periodistas, en eCuaderno.

eCuaderno, página de inicio

Lista de Twitter: @jlori/lists/blogs-para-periodistas.

Hashtag: #50blogsparaperiodistas.

Los últimos libros de José Luis Orihuela:

Los medios después de internet(Editorial UOC, 2015)

La revolución de los blogs (La Esfera de los Libros, 2006)

Mundo Twitter (Alienta, 2011)

80 claves sobre el futuro del periodismo (Anaya Multimedia/800Books, 2011).

José Luis Orihuela en Twitter: @jlori

Ilustración de eCuaderno.

 

 

 

13 recomendaciones para vivir alegre cuando eres viejo

lotus

Hoy cumplo 66 años. He tenido una buena vida y he disfrutado de logros, aprendido de fracasos, descubierto mis defectos y cultivado mis virtudes. Ahora mismo, en plena tercera edad –qué expresión más cursi– estoy viviendo una de las mejores épocas de mi vida. Aunque mi consejo sea que nunca hay que dar consejos, quiero dejar aquí unas notitas con ciertas recomendaciones que podrían ser útiles. La lista es de 13 puntos para que se fastidien los supersticiosos. “¿Cruzarse en la calle con un gato negro trae mala suerte?”. “Si eres un ratón, sí”.

APRENDE ALGO NUEVO. Lo que sea pero que te apasione o por lo menos te interese. Nada de hacer por hacer para estar ocupados; implicarse a fondo en algo que te apasiona y por tanto te hace sentir vivo. La propia tarea de buscar el motivo de tu aprendizaje, cuando no lo has encontrado, ya es apasionante: tienes mucho que buscar, y haciéndolo, descubres cosas de tí que a lo mejor desconocías.

HALLA TU MOTIVACIÓN, ponla en marcha y cultívala. Hay quien cree, sinceramente, que no tiene motivación alguna y no sabe encontrar algo que le sirva de aliciente. Yo te diré cuál es la motivación básica que todos podemos tener: estar vivos y disfrutar de la vida. Si no es así, pégate un tiro, tírate al tren o suicídate rápidamente, porque ya lo estás haciendo lentamente: te suicidas poco a poco viviendo con desgana al no tener motivación para vivir a gusto.

NO QUIERAS SER FELIZ. Si has estado buscando la felicidad a lo largo de tu vida, ahora no desees ser feliz. Si en este momento crees que la felicidad no existe, mantén las antenas abiertas porque en cualquier momento puede aparecer. La felicidad no es un estado sino una actitud; no es algo que se busca y se consigue sino algo que se recibe sin merecerlo; no es una sensación concreta sino un ligero sabor pasajero.  Felicidad es la manera de vivir que uno tiene cuando no permite que las cosas le posean, cuando siente los pies ligeros y cuando considera maravillas lo que a los ojos de los demás no son más que tonterías intrascendentes.

HAZ UNA LISTA DE COSAS PENDIENTES. Dicen quienes asisten a enfermos terminales que, en el momento de morir, la gente no se arrepiente de lo que ha hecho sino de lo que no ha hecho. Es inevitable que hayamos dejado de hacer cosas que queríamos haber hecho, pero tenemos la oportunidad de comprobar si hacerlas valía la pena. Al llevar a cabo cosas pendientes tendremos doble ganancia: disfrutar de algo deseado o comprobar que aquel sueño no valía la pena.

CANTA. Todo elmundo debería cantar, incluso los que cantan mal. A nadie le debería dar vergüenza cantar ni abstenerse por ese motivo. Cantar no es sólo interpretar una canción sino algo más sencillo: canturrear mientras se hace una tarea, improvisar una coplilla rimada sobre algún acontecimiento, recordar una tonada de cuando éramos niños o jóvenes, y sobre todo, sentir el placer de emitir sonidos y el fluir del aire desde los pulmones a la garganta. Pero si tienes una coral popular cerca, no dudes en inscribirte en ella, pues es un placer incomparable.

BAILA. O muévete un poco. No se trata sólo de que llevamos una vida demasiado sedentaria, es que la vida es consustancial al movimiento. Hay quien va al gimnasio, pero muchos, como yo, lo encontramos aburrido. La solución es bailar, bailar un poco aunque sea, dar saltitos con cierta gracia o sin ella. No hace falta ir a la disco o a salones de baile, basta con poner música en casa e ir evolucionando por el piso a su compás, sintiendo la sensación de ligereza que ello implica. Y atención a las fiestas populares donde se baila line dance y country: es una gozada y sólo hay que contar un poco los pasos (los catalanes descubrimos antes ese placer con el invento de la sardana). Y por supuesto, el taichi y el chikung siguen siendo la mejor solución.

CAMINA. Aquí se aplica lo dicho en el párrafo anterior. Pero caminar tiene la facultad, establecida por las investigaciones en neurociencia, de activar las sinapsis, es decir, las conexiones entre neuronas, que facilitan el pensamiento creativo y hacen que a menudo los problemas se resuelvan por sí solos. Los antiguos lo sabían cuando practicaban los dialogos filosóficos caminando; nosotros podemos ejercitarnos en la filosofía gozando de sentir cómo nos movemos por la superficie de este planeta, nuestro hogar.

ANDA CON NIÑOS Y JÓVENES. Cuando somos mayores la compañía de los niños y los jóvenes nos rejuvenece. A condición de estar atentos a las cosas que hacen y que son nuevas para nosotros, de no juzgarlas negativamente y de ver qué podemos aprender de ellas. Los que somos abuelos tenemos el privilegio de vivir una segunda infancia adaptada a la sesentena, del mismo modo que los que somos profesores tenemos la suerte de aprender de nuestros alumnos. Pero hace falta ser un poco más modesto para aprender y no andar repartiendo consejos que nadie nos ha pedido.

SÉ PRESUMIDO O PRESUMIDA. A la gente de nuestra edad nos enseñaron que era malo ser presumidos. Presumir no es malo, lo es chulear. Presumir de nietos, por ejemplo, o atildarse un poco al salir a pasear. Hay un término medio entre ir por ahí vestido de abuelo pobre y presentarse hecho un petímetre. La ropa de ahora nos permite a la gente mayor ir cómodos y un tanto deportivos. Es bueno que la gente mayor cuidemos nuestro aspecto; que la ropa refleje esa deseable actitud abierta y activa, reposada y dinámica a la vez. El hábito hace al monje: ir vestido de señor mayor tristón y empobrecido te convertira en tal. Aféitate (si eres hombre), péinate (si tienes pelo) y haz que tu aspecto comunique el modo como quiseras sentirte en la vida.

DISFRUTA DE TU FAMILIA. Feliz quien tiene familia, y feliz quien no la tiene según como sea la familia. Los hombres, a lo largo de nuestra vida, hemos cometido –todos– el error de atender poco a nuestra familia. Por razones del trabajo, a causa del afán de profesionalización, pero sobre todo debido a ciertas reminiscencias del viejo machismo que, conscientemente o no, hacen que nos desmarquemos de las mujeres y de los niños, como si nuestra vinculación a ellos nos desmereciera.

HAZ ALGO POR LOS DEMÁS. O por lo menos inténtalo. Afortunadamente vivimos en un país lleno de asociaciones y grupos solidarios, de todo tipo, que ofrecen variedades e intensidades muy diversas de participación e implicación. Hacerlo no depende de una ideología cívica o religiosa, es mucho más sencillo: disfrutar de ayudar y tratar de hacer felices a los demás. Cualquier asociación estará encantada de vernos entrar por la puerta a preguntar cómo podemos participar. Y cuando ayudamos a otros no hacemos un bello gesto sino que nos ayudamos a nosotros mismos, por salir del autocentramiento e ir al encuentro de los demás.

SÉ AGRADECIDO. Yo odio los refranes y los dichos populares, porque son una condensación de lo peor del pensamiento reaccionario, la actitud oscurantista y el egoísmo más malévolo que caracterizan cierta tradición de nuestro país. Pero hago una excepción: “De bien nacidos es ser agradecidos”. Ser agradecidos a la vida es imprescindible para vivir una vida digna, incluso si nuestra vida ha sido una sucesión de desgracias. El porqué a la gente buena le pasan cosas malas y el sufrimiento de los inocentes sigue siendo un misterio insondable, pero una actitud agradecida y abierta marca una diferencia en nuestras vidas y las de los demás. El agradecimiento incondicional se sustenta en una razón poderosísima: agradecido por estar hoy vivo respirando y consciente. Mañana ya es otro cantar. De esa aceptación ligera de lo que sucede, bueno y malo, del gozo en ser autoconsciente, de la apertura ante una realidad que es impermanente por definición, surge una dignidad invulnerable que nos hace vivir con una solidez incomparable. Es la paradoja suprema: nuestra mayor fortaleza surge de la aceptación de nuestra total vulnerabilidad.

Lectura recomendada: LAS CUATRO SENDAS DEL CHAMÁN, por Ángeles Arrien.

El título en español, redactado con cierto oportunismo, puede despistar, pero The four fold way es un libro que es un verdadero manual de vida sensata. No es autoayuda sino la síntesis del trabajo educativo de Ángeles Arrien, una antropóloga estadounidense de origen vasco, cuyo estudio de la sabiduría de los pueblos nativos la llevó a proponer un método de potenciación y armonización de las facultades humanas.

Puedes descargar un facsímil en PDF para consulta, pero es mucho mejor que compres el libro impreso; se le saca mucho provecho.

 

Entrevista en anglès a El Punt Avui TV, amb Neil Stokes

CasmKYpXIAICs6c

Ahir es va emetre per El Punt Avui TV l’entrevista que em van enregistrar fa una setmana a  l’espai The English Hour. El meu interlocutor va ser Neil Stokes, un entrevistador dinàmic i intel.ligent que condueix el programa Going native, en el que entrevista en anglès a catalans que parlen aquest idioma.

La xerrada va ser molt agradable: vam parlar de comunicació, joves i educació, i per descomptat del meu llibre Youtuber, que va ser presentat davant les càmeres. I hi vaig poder proposar la meva visió optimista de les relacions entre joves, adolescents i tecnologies de la comunicació, afavorit igualment per l’actitud positiva de Neil, que no per això deixava de plantejar les preguntes més pertinents al respecte.

Vídeo de l’entrevista sencera (30 minuts).

Agraeixo enormement al programa, a la seva productora, Anna Farnández i a Neil Stokes la seva amabilitat en convidar-me al seu programa. Després de tants anys d’estar darrere les càmeres, que aquestes t’enfoquin a tu i que et puguis explicar a bastament és un plaer impagable. I a més, practiques l’anglés.

 

La biblioteca Les Voltes recomana “Youtuber” en el marc de la campanya M’agrada llegir

La biblioteca pública Les Voltes, de Sant Vicenç dels Horts, ha recomanat el meu llibre “Youtuber. Cómo crear vídeos de impacto y triunfar con ellos en internet”, en el marc del projecte M’agrada llegir, impulsat per l’ajuntament de Sant Vicenç dels Horts. No cal dir que ho agraeixo moltíssim, tant a la biblioteca com als qui duen a terme aquesta campanya de foment de la lectura. Vull pensar que els curadors del compte que Les Voltes té a Twitter han cregut que Youtuber és un llibre que pot arribar als joves i adolescents i que els pot resultar tan interessant com entenedor i fàcil de llegir. Si és així, aleshores és que he assolit els meus objectius en escriure’l.

Aquesta campanya és una gran idea, i que una biblioteca local com Les Voltes que forma part de la xarxa de biblioteques públiques faci agitprop lectora per Twitter, encara ho és més. Activitats com aquestes aporten optimisme a la gent i li treuen la burreria de creure que no es llegeix. Avui es llegeix com mai s’havia llegit, el que passa és que llegeixen sobretot els joves i les dones; els homes adults d’una certa edat s’estan quedant enrere en matèries culturals i de vinculació a les tendències de futur, d’una manera inquietant i reveladora; només així s’explica que encara no hagi petat l’infladíssima i escandalosa bombolla del negoci del futbol.

Cada ciutadà il.lustrat s’hauria de convertir en un activista de la lectura, però de manera alegre, optimista i animada. Hi ha qui comet l’error de blasmar a qui no llegeix, i a sobre a la cara. Llegir no fa superior ningú, és una opció personal tan digna com no fer-ho. Però els lectors ens reservem la facultat d’encomanar el nostre plaer a d’altres; ells ja trobaran el seu. Per això “M’agrada llegir” és un lema excel.lent: ni jutja, ni blasma, ni tan sols indueix o recomana. Bon tema per reflexionar i reproduïr: podriem, amb el nostre petit grtup d’amics, associació o fins i tot de manera individual, tirar endavant una campanya semblant a la de Sant Vicenç dels Horts en el nostre entorn immediat? Al capdavall, tenim per davant l’imperatiu que vaig explicar al meu anterior post: La humanidad entera tiene la obligación de ser una Sociedad del Aprendizaje.

“Llegir ens ho dóna tot”: manifest del projecte M’agrada llegir.

Hashtag a Twitter:#magradallegir

Biblioteca Les Voltes a Twitter: @BiblioLesVoltes

 

EducaTIC, un programa de TV sobre las tecnologías aplicadas a la educación

Os presento un ejemplo de lo que hacemos en el Máster en Comunicación y Educación de la Universidad Autónoma de Barcelona: el programa de televisión EducaTIC, dedicado a las tecnologías de la información y comunicación aplicadas a la enseñanza. Este programa, del  cual inserto aquí una muestra, está producido y realizado en su integridad por alumnos del máster, sin ninguna intervención de profesional audiovisual alguno procedente del exterior.

Este programa ha sido realizado por la XXIII edición del Máster en Comunicación y Educación y destaca las últimas tendencias del uso de las TIC en el aula y prácticas exitosas de innovación educativa.

Entre los contenidos se explican iniciativas desde la robótica como herramienta educativa, larealidad aumentada y la gamificación como metodologías de aprendizaje. El experto Carles Monereo habña sobre el uso de las TIC con fines educativos así como opiniones de estudiantes, docentes y profesionales sobre los obstáculos y desafíos para la inclusión de las tecnologías en el aula.

Los posibles interesados en matricularse en este máster deben tener en cuenta que precisamente estos son los últimos días que quedan para inscribirse en la próxima edición que comienza este mes de febrero.

Información sobre el Máster Internacional en Comunicación y Educación de la UAB.

Acceso a la matrícula en el máster.

Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

 

Parlant de “YouTuber” a Ràdio Sabadell

Radio-Sabadell-94.6

Vaig tenir el plaer que em convidéssin de Ràdio Sabadell per parlar del meu llibre “YouTuber” i així vaig ser entrevistat en directe el 25 de novembre al seu programa Tarda de ràdio. El conductor era Franc  Lluís i la realitzadora, Bea Aguilar, i tot plegat va ser una conversa molt agradable amb l’ànim d’explicar el fenòmen dels youtubers. Els agraeixo moltíssim l’atenció i la professionalitat amb la qual van tirar endavant el programa.

Podeu escoltar l’entrevista a aquest enllaç a Soundcloud.

Programa Tarda de ràdio, Ràdio Sabadell.

Foto: estudis de Ràdio Sabadell.

“Tú también puedes ser un youtuber”, booktrailer de mi último libro por Alba Castilla


El lanzamiento de mi libro “YouTuber. Cómo crear vídeos de impacto y triunfar con ellos en internet” va acompañado de un booktrailer, que ha sido realizado por Alba Castilla. Alba es periodista audiovisual y trabaja en la redacción de deportes de Vallés Televisió, al mismo tiempo que termina la carrera de periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Aquí está, dadle un vistazo.

A los lectores de este blog: para aprovechar mejor lo que publico

Queridos amigos, en el regreso de vacaciones y para ayudaros a obtener provecho de mis diversos blogs y sitios web, os ofrezco esta breve orientación.

Publicación más frecuente

Me comprometo a publicar artículos más a menudo en el blog. Me interesan temas tan diversos que los incluyo en otras plataformas, pero este ha de ser mi punto de referencia personal. Espero refrescar los posts tres veces por semana.

Ojo con los links

Cuando entráis en un artículo, en la columna de la derecha aparece una colección de enlaces. Están divididos en amigos, simpatías y blogroll. Son links seleccionados no sólo por su proximidad a mi persona sino por su calidad. Os animo a leer estos blogs enlazados porque en ellos hay materiales de gran interés.

Gabriel Jaraba Online, referente central

Mi web Gabriel Jaraba Online quiere ser algo más que un sitio de referencia personal, para incluir una selección muy cuidada de informaciones y documentos relativos a mis temas de interés. También voy recopilando en ella los textos de mi autoría de mayor permanencia y referencias de mis libros. Es pues un punto de referencia central, junto con este blog_ http://www.gabrieljaraba.com.

En las redes sociales

Estoy muy activo en Facebook, www.facebook.com/gabriel.jaraba, pero tuiteo con frecuencia: @gabrieljaraba. Y al haber descubierto Medium, utilizo este blog muy sucinto para escribir anotaciones que creo que vale la pena conservar: medium.com/@GabrielJaraba. Prometo recuperar actividad en Google + pero aún he de tomar aliento (https://plus.google.com/u/1/+GabrielJaraba/about).

Estos días he reemprendido mi presencia en ScoopIt, donde día a día reproduzco los temas que más me han interesado mientras navego y que creo que pueden ser aprovechados por mis lectores: http://www.scoop.it/u/gabriel-jaraba.

Dos blogs sobre masonería y universalismo

Publico el blog Masonería Cívica, sobre temas masónicos y con orientaciones próximas al Supremo Consejo Masónico de España y la Gran Logia Simbólica Españoña: masoneriacivica.wordpress.com. Y también Universalis, cuyo descriptor, “hacia una planetarización de la conciencia”, sintetiza mi visión filosófica fundamental: universusmundus.wordpress.com. En ambos podréis encontrar materiales para reflexionar más allá de la estricta actualidad y las especializaciones profesionales.

Un wiki sobre Twitter y otro sobre periodismo

Como consecuencia de mis trabajos de investigación sobre Twitter (primero, una tesis de máster y ahora una tesis doctoral) voy confeccionando un wiki, Todo Twitter, sobre la red del pajarillo azul con la intención de que llegue a ser un buen repositorio de recursos: todotwitter.wikispaces.com.

Y para mis alumnos de periodismo dispongo de otro wiki, La mejor profesión del mundo, con recursos y orientaciones que les pueden ayudar: lamejorprofesiondelmundo.wikispaces.com.

Espero que toda esta estructura os pueda resultar útil. Si necesitais cualquier aclaración me escribís y os respondo enseguida: gabrieljaraba at gmail punto com.

 

“Escribir para la red”, lo último sobre ciberperiodismo (descarga el libro gratis)

escribir para la redAcaba de aparecer el libro “Escribir para la red. Reflexiones sobre la nueva (y vieja) escritura informativa online”, publicado por el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB y editado por José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor. Se trata de una compilación de textos sobre lo más nuevo en ciberperiodismo, útiles tanto para la reflexión y la investigación como para el aprendizaje, la aplicación práctica de sus recomendaciones y el reciclaje de los profesionales. La primera parte de cada texto está dedicada a reconocer y discernir los nuevos elementos que desarrolla el periodismo para informar en Internet, mientras que, en una segunda parte, se proponen consejos para los profesionales del ámbito y algunas pistas sobre fuentes y libros relacionados con el tema. El libro está organizado en seis grandes partes según los contenidos abordados, que incluyen los géneros periodísticos, conceptos básicos, los lenguajes, la arquitectura de los contenidos en las plataformas online, el posicionamiento de los contenidos y las nuevas tendencias en el ámbito. Mi aportación al libro ha sido el texto “Periodismo sólo en tuits, ciberperiodismo esencial”, en el que explico el concepto central de Twitter aplicado al ciberperiodismo y recomiendo una serie de buenas prácticas y consejos útiles. Lo hallaréis en la página 231. Descargar gratis el libro “Escribir para la red” (PDF, 307 págs). Reproduzco el prólogo, escrito por Santiago Tejedor, porque muestra de qué va el asunto, en un tono tan rotundo como provocador.

Apocalípticos, ignorantes o las dos cosas
Lo nuevo despierta miedos, suspicacias y muchas preguntas. Esto último es, sin duda, crucial e imprescindible en el escenario académico: Hemos de enfrentarnos a preguntas. Preguntas nuevas que se van reinventando. Internet ha inaugurado muchas posibilidades en el ámbito del periodismo y, al mismo tiempo, ha abierto importantes debates que van desde la importancia de los buenos contenidos a lo decisivo de una sólida deontología profesional.
Escuché, en una universidad, hace tan solo unos meses, un tragicómico alegato contra el ciberperiodismo, cargado de unos prejuicios ya aburridos; y de unos juicios de valor cuyo único “valor”… era el del mero grito. Aunque ya casi extintos, siguen existiendo rancios debates de conferenciantes agoreros que tildan con vehemencia los cambios de las Tecnologías de la Información y la Comunicación como “un conjunto de ‘maquinitas’ [entiéndase por ‘maquinitas’: ‘herramientas’ o ‘plataformas’ de la web 2.0] que unos jovenzuelos han aprendido en una semana”. Quizás alguien debería haberle recordado, al honorable orador, que estos “aparejos” de “jóvenes” han sido decisivos en la explosiónde las revueltas de la Primavera Árabe desde Túnez hasta Egipto (también en el relato periodístico de las mismas); en ese fatídico martes 1 de abril cuando un sismo de magnitud 8,2 sacudió el suelo chileno y Twitter se convirtió en algo más que una “maquinita”; en las “mareas verdes” que exigieron –apoyadas en las redes sociales– cambios en Irán… Quizás alguien debería haberle
explicado lo que esos insignificantes aparejos han representado y representan para miles de periodistas en Ecuador, China, Siria, Libia, Irak o Venezuela, por ejemplo. Quizás esas “jóvenes maquinitas” tuvieron algo que ver con un tal Julian Assange y una organización –WikiLeaks– que gracias a ellas pudieron publicar lo que no se hubiera publicado (jamás). Quizás… el miedo nos hace ignorantes. Y la ignorancia, miedosos.
¿Maquinitas? ¿Jovenzuelos? Se trata, sencillamente, de ignorar lo que está sucediendo o –lo que es peor– negarse a aceptar que ha habido un cambio. Muy importante. Históricamente importante. Algunos prefieren elevar la voz antes que elaborar el argumento; y aferrarse al único remedio de los que no saben ni dónde están ni dónde pueden ir: La ignorancia. Ilustres ignorantes, eso sí. Aunque han pasado más de 300 años, la reflexión de François de La Rochefoucauld, escritor y
pensador francés conocido por sus Máximas, sigue teniendo vigencia, también al hablar de estos “profetas” obcecados en enfrentarse –sin más motivo que el miedo y el desconocimiento– al periodismo de la red. Decía de La Rochefoucauld: “Tres clases hay de ignorancia: No saber lo que debiera saberse; saber mal lo que se sabe y saber lo que no debiera saberse”
Estas tres “ignorancias” (quizás alguna más) emergen de forma recurrente en los debates sobre el periodismo online, ciberperiodismo, periodismo de internet… En definitiva, cuando hablamos de un periodismo que se hace “desde” y “para” pantallas de diferentes dispositivos conectados al ciberespacio. Y resulta que la esencia es la misma. El ciberperiodismo es, ante todo, periodismo. Los ciberperiodistas son, por encima de todo, periodistas. Y, entonces, si el ciberperiodismo es periodismo, ¿qué es periodismo? Kapuscinski fue certero. Apuntaba el maestro polaco: “El trabajo del periodista no consiste en pisar cucarachas, sino en prender la luz para que la gente vea cómo corren a ocultarse”.
La obra Escribir para la red. Reflexiones sobre la nueva (y vieja) escritura informativa online reúne cuarenta y un conceptos que dan paso a cuarenta y una discusiones y, a su vez, a más de 400 consejos sobre cómo “idear, elaborar y difundir” mensajes con una finalidad básicamente informativa. El objetivo de este libro es justamente pensar y repensar sobre la “escritura de la red” (si es que existe) a partir de nuevos términos que internet ha introducido en el escenario comunicativo y, especialmente, recuperando conceptos y directrices que corresponden a ese “ayer” que nunca ha dejado –por suerte– de estar muy presente en la elaboración de los contenidos informativos del “hoy”. Se compilan recomendaciones introducidas por los cambios más actuales, pero igualmente se recuperan directrices de los grandes y necesarios “clásicos”. De este modo, se inicia un recorrido (inacabado) por un territorio tan prolífico como estimulante en propuestas y retos.
Estas páginas son solo el punto de partida. Los desafíos son los mismos. Acertó, hace ya un
tiempo, Aleksei Suvorin: “Lo he visto todo; no obstante, ahora no se trata de lo que he visto, sino de cómo lo he visto”. Luego vendrá la tarea de empalabrar la historia y darle estilo sin olvidar a Georges-Louis Leclerc: “El estilo es el hombre mismo”.
Desde el hoy sin olvidar el ayer. El ejercicio periodístico se convierte así en un palimpsesto enriquecido por muchos años de perseguir una utopía; de buscar historias y de moldear el “estilo” y el “cómo”. Y en esta maraña de preguntas, el periodista debe aprender de todo. Roland Barthes, en su “Lección inaugural de la cátedra de Semiología Lingüística del Collège de France”, pronunciada el 7 de enero de 1977, ya se refería al importante reto de “desaprender”, esto es, “dejar trabajar la recomposición imprevisible que el olvido impone a la sedimentación de los
saberes, de las culturas, de las creencias que uno ha atravesado”. De este modo, Barthes nos invita a disfrutar de la “sapientia”, una experiencia que tampoco hoy ha “pasado de moda” (menos en el periodismo; sea de átomos, sea de bits; periodismo): “Sapientia: ningún poder, un poco de prudente ser y el máximo posible de sabor”.
Buen viaje.

DÍA A DÍA/ Vuelve la mili

La supresión del ser vicio militar obligatorio en España suele ser considerada como un gran logro democrático. Fue la última oleada de un antimilitarismo paneuropeo erigido en ideología central de las clases medias y populares, que desembocó en la eliminación de las levas en casi todos los países. Pero ahora descubrimos que existen grupos de jóvenes tanto en el Reino Unido como en España que han decidido regresar a los antiguos modos y se van a hacer la mili con el Estado Islámico: prácticas de fuego real con blancos humanos vivitos y coleando. Nihil novum: mientras cierto sector punkizante en Euskal Herria clamaba contra el militarismo al mismo tiempo llamaba a “hacer la mili en ETA”.

El regreso de la mili en versión hardcore tiene la virtud de esclarecer las mentes: la mili es mala o buena según con quién se haga, piensan sus partidarios. Ojalá la sinceridad de los islamistas criados en las democracias liberales nos ayude a darnos cuenta de una vez por todas de una gran verdad. Que la banalidad del mal que teorizó Hannah Arendt se basa en el desprecio a la democracia. Luego todo son opciones posibles.

* *

Per la República Catalana, pel socialisme

republica catalana

Quan jo tenia 5 o 6 anys, era un nen que parlava en castellà i llegia i escrivia en català. Vaig aprendre’n a casa amb l’ajut d’una relíquia: un munt d’exemplars de la revista infantil En Patufet, que la meva mare havia recuperat d’una llibreria de vell del carrer Blasco de Garay, al Poble-sec barceloní, el nostre barri. El descobriment que aquell “prototebeo” em va dur va ser inesperat: la llengua que sentia parlar al meu veïnat i que jo no m’atrevia a pronunciar es podia escriure i imprimir. Jo llegia en castellà històries adaptades de Jules Verne, Emilio Salgari, Joana Spiri, Mark Twain, però mai havia vist cap llibre fet en català. Aquells Patufets van ser per a mi com un missatge extraterrestre, un testimoni dut per la màquina del temps des d’una època llunyana: havia existit una altra Catalunya, que s’escrivia amb ny, i no la Cataluña el nom de la qual era pronunciat com a reny o amenaça pels homes amb camisa blava que de tant en tant apareixien d’entre les ombres. Era una Catalunya dibuixada per Lola Anglada, Junceda i Batllori Jofre, escrita per Folch i Torres i poblada per senyors grassonets i riallers, vailets espavilats i, en els exemplars de data més recent –encara no feia vint anys– milicians amb granota i fusell a l’espatlla, i un vailet amb gorra frígia, pas decidit i puny enlaire. Jo me’l mirava i, transportat a aquella Catalunya ideal, em sentia com ell, el més petit de tots.

Sigue leyendo

Los 10 consejos de la abuela en educación y comunicacion

evade1Ayer participé en una de las sesiones formativas del Máster Internacional en Educación y Comunicación de la UAB, del que soy profesor. Se trataba de una jornada de reflexión sobre los espacios, formas y estrategias de la educación en comunicación, donde los alumnos tenían que asumir un rol determinado cada uno y abrir un debate general sobre la materia.

Mi intervención consistió en una conferencia titulada “Los 10 consejos de la abuela en educación y comunicación”, orientada de manera ásperamente crítica respecto a este tema: tanto ante quienes creen que la comunicación de masas y la comunicación en red son enemigos de los niños y jóvenes, y que estos deben ser preservados de su influencia, como quienes creen que las cosas cambian al cambiar las palabras con que las nombramos. Este es, pues, mi decálogo para educadores ante la situación actual de la escuela y de la comunicación.

Sigue leyendo

Naomi Klein: por qué necesitamos una nueva eco-revolución.

Naomi Klein: Por qué necesitamos una nueva eco-revolución. Artículo de la autora de La doctrina del shock.

BIENVENIDOS A MI BLOG

DR. GABRIEL JARABA
Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Soy un periodista senior en ejercicio desde 1967, con experiencia en prensa, radio, televisión e internet. Me dedico a tareas académicas y de activismo social como Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente sirvo como profesor en esa Universidad; en la Cátedra Internacional UNESCO Unaoc UniTwin de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural, la Cátedra UNESCO de MIL para el Periodismo de Calidad, la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

Soy analista de la información y los medios en la Fundació Periodisme Plural y escribo en el diario Catalunya Plural. Hago investigación en comunicación, en redes sociales de internet y en humanidades digitales. Elaboro métodos de impulso de la creatividad y de gestión mental.

Autor de los libros Periodismo en Internet (Ed. Robinbook); Twitter para periodistas (Ed. UOC); Youtuber (Ed. Redbook) y ¡Hazlo con tu smartphone! (Ed. Redbook) y coautor de otras obras sobre comunicación y educación.

Como ciudadano promuevo el apoyo a Naciones Unidas en la perspectiva de Una Sola Humanidad, como colaborador de la ONG internacional World Goodwill – Buena Voluntad Mundial.  Soy miembro de la European Transpersonal Association y del Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona. Propongo un universalismo inclusivo basado en el humanismo y desde el catolicismo que ejemplifica el papa Francisco, y soy feligrés de la parroquia de Santa Anna.

Entre los 50 mejores blogs periodísticos

GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

Analista de la información y los medios en:

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 145 seguidores

SOY PROFESOR E INVESTIGADOR EN:

CATEDRA UNESCO DE MIL Y PERIODISMO DE CALIDAD

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Profesor e investigador

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

MENTOR

CERTIFICACIÓN PROFESIONAL EUROPEA EN PSICOTERAPIA Y PSICOLOGIA TRANSPERSONAL

diciembre 2019
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031