GABRIEL JARABA blog

Icono

Una mirada periodística universalista

Al Rànquing de periodistes i comunicadors catalans a Twitter i Klout, per segona vegada

Aquest 28 de desembre passat he aparegut, per segona vegada consecutiva, al Rànquing de periodistes i comunicadors catalans a Twitter i Klout, que publica dues vegades a l’any Saül Gordillo. Saül és actualment director de Catalunya Ràdio i el seu grup d’emissores, i abans va ser cap de continguts digitals d’El Periódico. Però abans va ser un dels primers periodistes catalans que van prendre un paper proactiu amb l’eclosió de la web 2. i va fer una gran feina de cara a popularitzar i catalanitzar la xarxa.

El rànquing de Gordillo estableix la clasificació a partir de la influència que adjudiquen els indicadors de Klout i el nombre de seguidors a Twitter. Klout és una eina gratuïta que mesura la influència social d’una persona mitjançant les xarxes socials que utilitza. Els punts que assigna Klout són fruit del mesurament del nombre de seguidors que un té, la qualitat de les interaccions amb altri i la popularitat del contingut que comparteix. El web de Klout permet crear un perfil on és possible veure l’estat de la nostra influència en dades.

Tot i que el nombre de seguidors a Twitter és important, ho és més la capacitat de publicar-hi continguts d’interès, interaccions de qualitat i converses que valguin la pena. Personalment, considero més important la difusió de continguts i la qualitat de les interaccions que qualsevol altra dada quantitativa. Els periodistes dels mitjans convencionals que no han fet una immersió adeqüada a internet no entenen la pèrdua de valor de les dades quantitatives (i per això no s’adonen que el model de negoci de publicitat que els sustenta és mort) i per aquest motiu només veuen a Twitter soroll i intranscendència (acaben de descobrir, oh maravella, que la gent existeix i és com és).

En l’actualització recent del rànquing jo hi figuro en el lloc 1.020 amb 1.524 tuitaires seguidors i un 47 de quota d’influència a Klout. I n’estic molt content de ser-hi tot acceptant que en aquestes classificacions un hom ara puja i ara baixa, primer perquè servidor no és un cavall i no corre cap carrera, i segon perquè la missió que val la pena tirar endavant a les xarxes és: publica continguts d’interès i qualitat; interactua gentilment amb els altres; suscita converses que generin valor afegit, com ara idees i relacions humanes, i fes d’internet un espai de llibertat.

Bio de Saül Gordillo

Klout

 

Archivado en: Internet, Uncategorized, ,

Corazón en vez de estrella: Twitter se emocionaliza

twitter emocion

Un simple cambio de icono ha causado rumores de fronda en Twitter. Más bien entre los usuarios más empèñosos de la plataforma, los más identificados con la imagen y estructura minimalistas, sucintas, elegantes y por ello potentísimas de la red del pajarillo. La estrella con la que se marcaba un tuit como favorito ha sido sustituida por un corazón, con el que se indica que un mensaje “me gusta”. ¡Horror, terror y pavor! ¡Twitter se facebookea!, dicen los fundamentalistas (y yo mismo pensé anoche, al descubrir el cambio).

Marcar como “favorito” un mensaje en una red social no es lo mismo que decir que “me gusta”. Lo primero indica que lo distinguimos, lo ponemos aparte, lo guardamos para luego. No hay implicación emocional necesaria en esas acciones, meros prodecedimientos de orden. A lo sumo, dejamos entrever al emisor del tuit que nos hemos interesado por él; a menudo, el favoriteo en Twitter significa esa leve y elegante insinuación.

Esa elegancia de diseño y de función forma parte de la arquitectura semántica y relacional de Twitter desde su fundación. Es una estructura sucinta y minimalista que permite tanto un intenso flujo comunicacional como el contacto puntual entre usuarios, la interpelación, el envío de mensajes, la alusión y la redifusión de los tuits. El paso de favorito a me gusta desequilibra ese diseño global y lo inclina hacia otro modelo.

La introducción del corazón de “me gusta” es un intento de asimilar la lógica de Twitter a la de otras redes sociales. Vine y Periscope, propiedad de Twitter, lo incorporan. Pero la razón de su implantación ha sido el enriquecimiento que Facebook ha hecho de los emoticonos disponibles en su acción “me gusta” que diversifican y matizan el interés demostrado por el mensaje: me gusta, me encanta, me divierte, me asombra… Afortunadamente, la cosa no ha ido más lejos. De momento. Pero el paso significa claramente una aproximación de Twitter a las lógicas de Facebook.

¿Es esto que digo una exageración? ¿Por un simple corazoncillo colorado? No; porque Twitter y Facebook funcionan con lógicas distintas. La fundamental es el eje de sus respectivas estructuras. Facebook es una red simétrica y Twitter no lo es. En Facebook haces “amigos”; seguir a alguien implica ser seguido por él y viceversa. Tus posts aparecen en el muro de tu amigo y los suyos en el tuyo. Quien ingrese en tu vida facebookiana verá tu muro y en él los posts de los amigos que sigues pero no sus muros directamente. Twitter, en cambio, es una red asimétrica. Seguir a alguien no exige ser seguido a su vez. Y todas las comunicaciones emitidas son públicas. En el primer caso, la “amistad” en Facebook implica una cierta familiaridad, y la mayoría de usuarios esperan que quienes les pidan “ser amigos” les conozcan de algo por lo menos. Twitter no es un espacio de encuentro de amigos sino un medio de comunicación. En este último, una expresión emocional (un corazón) si no está fuera de lugar resulta algo incoherente con el marco.

No se hundirá el mundo tuiteriano por un quitamé allá ese corazón. Pero muchos usuarios como yo nos sentimos cómodos en un entorno que por su minimalismo propicia la moderación o por lo menos la economía de gestos. Twitter funciona bien como está, y lo que funciona no se cambia. Los problemas financieros y bursátiles de la firma hay que buscarlos en otro lugar.

News Reputation explica muy bien las repercusiones del error del corazón, con más argumentos y razones técnicas.

En mi libro Twitter para periodistas señalo una serie de buenas prácticas que pueden ser adoptadas no sólo por los profesionales de la información.

Mundo Twitter, de José Luis Orihuela, es la introducción ideal para quienes deseen descubrir esta red.

Ilustración: Mashable.

Archivado en: Twitter,

Entrevista en Mr. Beebe: el papel del periodista en los medios sociales

Youtuber portada buenacubierta libro twitter

desarrolloperiodismo internet .indd

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La periodista Carla Llamas me ha entrevistado para la web de Mr. Beebe, una agencia digital que introduce a las marcas en las profundidades de la difusión, el marketing y la publicidad en internet, y cuenta con clientes como Cruz Roja, El Corte Inglés y Jazztel. En ella hablo sobre los periodistas y los medios sociales y de mis libros, el último, YouTuber, y Twitter para periodistas y Periodismo en internet.

Carla Llamas es una experta en el mundo digital y además domina el periodismo de viajes. Ver su blog La maleta de Carla.

Gabriel Jaraba es uno de esos periodistas que han pasado por todos los medios de comunicación: prensa, radio, televisión y ahora Internet. En un momento en el que las redes sociales se han convertido también en grandes medios, él no ha querido perder la oportunidad de aprender y enseñar sobre ellas.

Ha publicado tres libros, Periodismo en Internet, Twitter para periodistas yYoutuber, donde, entre otras cosas, reflexiona sobre el papel del periodista en Internet y en las redes sociales.

Muchos profesionales del periodismo tradicionales se han reconvertido a los medios sociales. ¿Necesidad o tendencia natural del periodismo?

Ambas cosas. Internet ha revolucionado la comunicación y ha trastocado el periodismo. Y lo más gordo está por llegar: una oleada descomunal, un cambio cultural radical que va a transformar las propias bases de la cultura humana.

El periodismo, desde su aparición, ha evolucionado al mismo tiempo que la tecnología; de hecho, el periodismo moderno del siglo XX nace con el telégrafo, la linotipia, la rotativa y la reproducción fotográfica en huecograbado. Los medios sociales no hacen otra cosa que actualizar la promesa fundacional del periodismo democrático: dar voz a los ciudadanos para que la opinión pública se convierta en el eje central de la vida civil.

Hay quien dice que internet ha organizado la estupidez; falso: la estupidez ya estaba ahí y había sido formateada por una perversa alianza entre la televisión comercial, el consumo de baja calidad, la educación ineficiente y la política elitista que prima las burocracias partidarias y el estado irresponsable. Internet no ha hecho más que quitar el telón que cubría esa indecencia.

¿Cómo ha sido la adaptación del periodista a los nuevos medios de comunicación?

Irregular. Porque no se trataba tanto de adaptarse como de reflexionar sobre la profesión y reformularla de acuerdo con la nueva situación.

El problema es un error de perspectiva: no está en crisis el periodismo sino el negocio de la información. Ha sido un modelo de negocio basado en la inserción de publicidad que ha durado casi dos siglos y que no volverá a ser lo que era.

Los periodistas se desorientan porque parece como si los empresarios les exigieran que fueran ellos los que tuvieran que inventar el nuevo modelo de negocio informativo al mismo tiempo que les desposeen de poder, capacidad de decisión y medios para hacer periodismo. Es de locos.

Eres profesor en la facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona. ¿Cómo has amoldado los contenidos de tus asignaturas a las necesidades comunicativas actuales?

Cuando entré en la facultad como profesor asociado comencé a dar conferencias y seminarios sobre web 2.0, e incorporé sus herramientas en las asignaturas que daba.

Luego ya introdujimos en el currículum la asignatura Escritura periodística en multimedia e interactivos, en segundo curso del Grado en Periodismo, que es una iniciación completa al ciberperiodismo, y yo formo parte de su equipo docente. Más que amoldar asignaturas a nuevas necesidades comunicativas hay que repensar la comunicación desde las mismas bases sentadas en la segunda mitad del siglo XX. ¿Dónde quedan, por ejemplo, las teorías consolidadas sobre opinión pública, con las dinámicas de las redes sociales?

En todo caso, es necesario poner el acento en la potenciación del periodismo en su raíz: información solvente de fuentes contrastadas, relato periodístico claro, conciso, concreto y estructurado, independencia e imparcialidad, servicio al público y no a empresas, instituciones o cualquier otro interés, tecnología puesta al servicio de la información y la ciudadanía democrática.

Lo que internet pone en primer plano en esta situación no es la incorporación de habilidades tecnológicas sino la consciencia del papel que el periodismo debe jugar en la democracia en una sociedad compleja que vive una gran eclosión tecnológica.

Tu primer libro, ‘Periodismo en Internet’ es un manual para periodistas, ¿crees que puede ser de utilidad para todo el que se esté iniciando en el mundo de las redes sociales y la comunicación online?

La verdad es que no lo pensé como un manual para periodistas aunque al final me ha salido algo parecido. Yo quise hacer un libro asequible para cualquier persona que tenga ganas de expresarse e intervenir en internet, para que lo haga con calidad, con posibilidades de incidencia, y que publicar en la red le sea gratificante y le aporte algo a su crecimiento personal. Pero claro, al final no tienes más remedio que hacer un manual de ciberperiodismo, y el libro puede ser usado como tal.

¿Cuál crees que es la red social del futuro?
Eso es lo que viene buscando Google y no le sale ni a tiros. La decadencia de Google Plus es un ejemplo de esa dificultad; también los problemas que Twitter tiene en bolsa.

La red social del futuro debería ser una combinación de lo mejor de las actuales, y eso quizá no se dé en una plataforma tecnológica unificada sino en la extensión y consolidación de un uso excelente de las redes. Serán, pues, los usuarios quienes con su capacidad colectiva de construir conocimiento (la “alquimia de las multitudes” que decía Francis Pisani) den forma a la verdadera red que necesitan.

¿Qué papel tendrán los periodistas en esa red social?

Ser curadores de contenidos, animadores de debates, verificadores de fuentes, garantes de calidad, defensores de la veracidad, promotores de la diversidad temática, formateadores del diálogo democrático, respetuoso y plural, descubridores de fuentes, olfateadores de tendencias.

Pero para ello tendrán que ir por delante de las corrientes, innovar continuamente y expresarse con solvencia y atractivo; ahora no hacen ninguna de esas cosas. El problema de los periodistas en la red actual es que somos tremendamente aburridos, previsibles y adocenados, y nos maravillamos considerando tendencias cosas que ya dominan hasta las abuelitas. El periodismo ha dejado de estar en la vanguardia de la comunicación y lo paga, pero la oportunidad está siempre abierta.

En tu nuevo libro, Youtuber: cómo crear vídeos de impacto y triunfar con ellos en Internet, te has adentrado en el mundo audiovisual. ¿Cómo ha sido ese proceso? ¿Ya eras consumidor de Youtube?

Yo había trabajado 19 años en la televisión pública y cuando la dejé me alejé del audiovisual para aprender cosas nuevas. Al centrarme en Internet y en la docencia y la investigación de lo relacionado con la red me encontré de nuevo con un mundo audiovisual que podía ser distinto pero en el que se imita peligrosamente lo peor de unos géneros y lenguajes televisivos que ya son obsoletos.

Me aproximé a You Tube en busca de aires renovadores y me topé de cara con losyoutubers; me parecieron un movimiento tan fresco y potente como el movimiento pop rock que comencé a vivir en 1962 y que me hizo ser como soy, y me he entusiasmado con ellos. No sólo porque son jóvenes sino porque quieren ser ellos mismos y expresarse como son. Los youtubers son pioneros intuitivos del germen de la televisión futura.

¿A qué público le recomendarías tu nuevo libro?

A un público joven que usa internet con asiduidad y que le gustaría tener una presencia más activa en la red, que le atrae la cultura audiovisual y que desearía aprender habilidades en este campo para poder expresarse con ellas.

Pero también a otros jóvenes que estén pensando en estudiar comunicación audiovisual o periodismo: encontrarán en la obra un manual asequible de producción y realización en vídeo que podrán llevar inmediatamente a la práctica. Sobre todo, a alguien que no tenga ni idea de cómo se hace un vídeo y le apetezca publicar en You Tube cosas que le sirvan para expresarse y que valgan la pena.

No es tanto un libro que enseñe a grabar imágenes como a mirar el mundo con una nueva mirada y hallar en él lo que vale la pena comunicar y compartir. No es un manual para la cámara sino para el ojo.

¿Y qué nos dices de Periscope? ¿Cómo puede afectar (positiva o negativamente) al periodista?

Cualquier herramienta en la red que facilite al periodista transmitir en directo acontecimientos es muy valiosa. El propio Twitter es perfectamente válido para ello, aunque no sea, lamentablemente, demasiado empleado para este fin. Emitir en directo transmitiendo a la vez imágenes en vídeo es un cañón. Pero hace falta mayor capacidad de preproducción, producción y vista periodística: diría que es una herramienta que pide ser utilizada por un equipo, por reducido que sea.

Los periodistas en la red deben experimentar con nuevas herramientas no (sólo) para aspirar a impacto o difusión sino para hallar nuevos lenguajes y formas que saquen a los géneros periodísticos y sus lenguajes expresivos del adocenamiento.

Eres un firme defensor de la educación continua. En una frase, ¿Cómo animarías a jóvenes comunicadores a no dejar de estudiar?

Muy sencillo: no se puede dejar de estudiar nunca. Si dejas de pedalear en la bicicleta del estudio te caes y te pegas una castaña.

Yo les digo a mis alumnos: no tenéis excusa para no estudiar; yo tengo 65 años y sigo estudiando –estoy acabando el Doctorado en Comunicación y Periodismo—y mi tutor tiene 32 años. Eso quiere decir que hay que aprender siempre y de todos. Yo propongo el aprendizaje continuado como modo de vida, pero no (únicamente) para formarse como profesional sino para hacerse con un lugar significativo en este mundo y vivir de modo que valga la pena. Si siempre estás aprendiendo serás feliz.

Compartimos con Gabriel Jaraba el espíritu #WildHeart y de aprendizaje constante. Si queréis leer más sobre él, os invitamos a conocer su blog, una mezcla de humanismo transpersonal, visión creativa, innovación social y, como no, mirada periodista.

Publicación original en Mr. Beebe

Archivado en: Comunicación, , , , ,

Google +, cuando lo mejor es enemigo de lo bueno

Google_plus.svg

He hecho una pequeña consulta entre mis amigos de Facebook preguntándoles qué pensaban de Google +, la red social de Google que parece que no acaba de arrancar del todo, incluso cuatro años después de su lanzamiento. Rumores recientes dicen que el gigante de Mountain View estaría pensando en desactivarla o, por lo menos, no incentivar su uso, decisión que no habría sido ajena a la salida de la empresa de Vic Gundhotra. Me apunté enseguida a Google + cuando solamente se podía acceder mediante invitación; me interesan mucho las redes sociales de internet y son el objeto de mi investigación académica (estoy terminando una tesis doctoral sobre Twitter y antes realicé la tesis de master sobre el mismo tema). Estoy en Twitter, en Facebook, en Pinterest, en ScoopIt y en Quora, además de Google +. Pero esta última la tengo abandonada y casi nunca la visito.

La pregunta que me hacía era: en teoría, y a primera vista, Google + está muy bien. Ofrece un aspecto muy profesional, en ella se encuentra gente del mundo de la comunicación, cosa que promete obtener informació e interacción de calidad, y la potencia de Google hace pensar que la plataforma puede ser omniabarcante. Pero no: el resultado es que solamente extraigo de la experiencia (quizás la no experiencia) un desinterés y un aburrimiento oceánicos.

He aquí como algunos colegas de Facebook describen y valoran su experiencia con Google +:

Yo la abandoné. Creo que no están interesados en desarrollarla lo suficiente”.

“Yo la utilizo puntualmente. Me aburre un poco porque no hay bastante interacción desde mi punto de vista. Si añades a tus círculos gente que tampoco cuelga cosas al final es poco interesante”.

“Primero me resultó difícil entender cómo funcionaba y luego me di cuenta que después de clasificar a mis contactos por círculos no había interacción ni vidilla. Me aburre soberanamente. No le encuentro ningún sentido. No he borrado mi perfil pero no lo uso apenas casi desde el principio”.

“No me gusta, de hecho no me gusta la politica de Google que parece que te obligue a participar en sus redes y aplicaciones. Tampoco me gusta la aplicación como tal, se me hace muy complicada”.

“La abandoné incluso con el perfil de mi web profesional. Creo que podría explicar el porqué en un símil: veía a Google Plus como la típica chica de alta alcurnia que conoces en algún acontecimiento importante u archianunciado, una chica de grandes virtudes intelectuales y tamibéee físicas. Un “partidazo”, vamos. Peró con el tiempo uno se da cuenta de que esta chica no te acaba de emocionar y te percatas de que estabas enamorado y te hace mucho más feliz la humilde de toda la vida, la del barrio y que todos conocen: Facebook”.

“Llegó tarde y mal, cuando Facebook ya estaba bien instalado. Google no ha conseguido hacerla amigable”.

“Y poco utilizada, per tanto, poco eficaz”.

“No sirve para nada”.

Como se ve, mis amigos de Facebook que contestaron mi pregunta –la mayoría de ellos amigos en la vida “empírica”– forman un focus group inmejorable: adultos, profesionales, bien entrenados en el uso de internet y con vidas sociales y familiares muy ricas. Todas estas opiniones forman un conjunto digno de tener en cuenta de cara al análisis de cual puede ser el futuro de Google +. He de decir que coincido con ellos en todo, y me quedo con algunos rasgos:

Sensacion de aburrimiento y de falta de interacción.

Impresión de poca amigabilidad, incluso del formato de la plataforma.

Adustez y frialdad como sensación de conjunto.

No sé si Google + correrá la misma suerte que Google Wave, otra idea estupenda que fracasó, probablemente por razones semejantes. En resumen: lo mejor a menudo es enemigo de lo bueno. Y en esta tesitura, lo que decide son factores no tecnológicos sino humanos, relativos a las sensaciones y las emociones humanas, que los ingenieros suelen omitir, fatalmente.

ACTUALIZACIÓN: Mientras escribo este post, Sergey Brin y Larry Page deciden cambiar el nombre de Google por Alphabet, como distintivo de la compañía en su conjunto y señal de que el gigante digital necesita caminar hacia adelante, lastrado por la cantidad de productos fallidos, abandonados o que no acaban de arrancar. En su crónica desde San Francisco, Rosa Jiménez Cano –una de las pocas personas en El País que conoce y comprende la era digital– califica a Google+ como “apuesta fallida” y dice de ella que va “camino del cementerio”.

Artículo en el blog de Google sobre el nacimiento de Alphabet

Análisis en la revista Forbes: Cinco razones por las que murió Google+ (en inglés)

 

Archivado en: Internet, , , ,

Google + no puede ser la alternativa a Facebook

facebookgoogle

Los usuarios de Google + pasan una media de 6 minutos y 47 segundos en la red social del buscador cada vez que la visitan, mientras que un aficionado a Facebook puede estar en ella 6 horas 44 minutos seguidos. Son cifras de un estudio de NIelsen citado por Mashable y por lo tanto creíbles: Facebook se ha convertido en más que una red social y se va pareciendo a un entretenimiento adictivo propio de la era de la comunicación de masas. Aunque se trate de magnitudes conceptuadas de modo distinto, yo me quedo con una conclusión: Google + no se está convirtiendo en la alternativa a Facebook porque una y otra son cosas distintas, por más que el número de usuarios de aquélla se hayan duplicado.

Quizás una explicación posible se corresponda con mi propia experiencia. Cuando apareció Google + me pareció una alternativa a la red de Zuckerberg, porque aparentemente encerraba una promesa: un lugar donde encontrar contenidos de gran interés aportados por gente muy preparada, una arcadia feliz de la construcción colectiva de conocimiento. Y sí, gracias a la configuración de las personas seguidas en G+ mediante círculos uno puede conseguir un entorno a su medida.El problema es que semejante entorno puede ser ciertamente interesante… pero aburrido.

El amontonamiento caótico de gente en Facebook, por otra parte, no es el mejor lugar de donde extraer ideas para artículos, investigaciones o publicaciones en blogs, pero es muchísimo más divertido. En Google + encuentro a los gurus de internet y a los chiflados por la comunicación como yo; en Facebook estoy con la gente con la que me he ido encontrando por la vida, con los que son como yo, con quienes hemos compartido alegrías y penas e incluso con quienes me han leído en los periódicos. Google + es como un salón ilustrado donde se aprenden cosas interesantes, pero Facebook es la Rambla, la plaza Real y Les Enfants Terribles al mismo tiempo, una tertulia caótica y apasionada, un lugar donde saludarse, rozarse e incluso empujarse y disfrutar de la relación humana.

El resultado es que entro de vez en cuando en G+ para mirar y ver qué hay de nuevo, y lo hago en FB para estar con mi gente. No hay color. Y eso explica las cifras del estudio de Nielsen.

El error de muchos estudiosos de internet es confundir la red, quienes la utilizan, y los modos en que lo hacen, con sus propios intereses y las dimensiones de su mundo personal. La red, sin embargo, es enorme, un universo tan grande o quizás más que el que corresponde a las audiencias masivas de la televisión. Los pobladores de Facbook –y Twitter– no son geeks, chiflados de la red o la gente rara que todavía hoy muchos redactores de periódicos creen que son. Son los ciudadanos de siempre, que no son “fans” de un medio sino simples usuarios de la información, la gente que atiende a la triple promesa de la comunicación democrática: informarse, entretenerse y formarse, a la que se añade la nueva promesa de la red, que consiste en relacionarse, expresarse, construir conocimiento conjunto (leer La alquimia de las multitudes, de Francis Pisani y Dominique Piotet).

Y la gente sigue siendo la gente, y no sólo está bien que sea así sino que es lo deseable. A condición de que entre todos seamos capaces de ir más allá del paradigma de uso de la comunicación de masas, que consiste en consumir pasivamente un medio cuyos contenidos nos llegan predeterminados. Y ese es el riesgo de Facebook: que se convierta en una simulación de construcción colectiva de conocimiento mediante la participación cuando en realidad lo que se puede dar es el consumo del espectáculo de la relacionalidad, como en los reality shows de la tele. El tiempo exagerado pasado en FB se daría, precisamente, por esa suplantación asimilada al consumo de los medios masivos.

(En todo caso, estoy en diversas redes sociales, y podéis acceder a mis espacios en ellas tanto en este blog como en mi web, Jaraba Internet. Son: Facebook, Google +, Twitter, Pinterest y ScoopIt!).

Archivado en: Internet, , ,

El Ecce Homo de Borja y la alquimia de las multitudes

No puedo resistirme a la tentación de escribir sobre la serpiente de verano de 2012, la restauración fallida del Ecce Homo de Borja. Quizás los lectores más jóvenes ignoren qué es una serpiente de verano porque la expresión no les suena; tales ofidios han desaparecido de la escena informativa desde que el mundo se ha mundializado y todo tipo de noticias está disponible las 24 horas del día. Cuando yo era un periodista principiante, el verano era una estación de sequía noticiosa, los periódicos llevaban menos páginas y a menudo las anécdotas eran elevadas a la categoría de reportajes y los episodios triviales ocupaban mayor espacio del habitual. Aún no se había descubierto la no noticia como elemento articulador del producto informativo, tal como lo practica ahora la televisión, y no sólo en los espacios de entretenimiento: la serpiente de verano se pasea como Pedro por su casa por las redacciones todos los días del año.

Por eso me agrada la aparición de la presente. Me recuerda mis tiempos de becario en la redacción del Diario de Barcelona, a principios de los 70, donde tenía asignada, entre otras tareas, la cobertura de este tipo de acontecimientos: irrisorio el principiante, irrisoria la materia. Entonces se trataba de sacarle punta al asunto y convertir la no noticia en un buen relato, con acidez crítica o humor chispeante, según conviniera. A veces te tocaba un caramelo como unas supuestas apariciones milagrosas en Santa Coloma de Gramenet (el caso de la virgen Conchita) y otras veces la materia era huidiza, como el supuesto fantasma de la Esquerra de l’Eixample, al que muchos vecinos dijeron haber visto caminar por los terrados pero al que nunca logramos pillar. La mayor parte de las veces echábamos mano de temas y personajes socorridos, verdaderas serpientes domésticas, como entrevistar a Vicentet del lleó, el concejal Vicente Febrer, propietario de una tienda de motos en Sants, ex luchador de lucha libre, que lucía como mascota en su negocio un flamante león, o bien hacer una cobertura de la bendición de vehículos por San Cristóbal. La serpiente de verano resultó sernos muy formativa: en tareas de mesa, valorar la no noticia sin exagerarla pero dimensionándola un poco más, y volverla interesante en la redacción; en la calle, dándole la vuelta al asunto convirtiendo un tema inane en base para una narración divertida.  Lo vimos luego en manos de Tom Wolfe, le llamaron nuevo periodismo y se hicieron famosos hinchando lo que los jóvenes periodistas pelanas españoles asumíamos como tarea obligada y oscura.

Todo este tipo de posibilidades se ha desvanecido con la desaparición del reporterismo de los medios de comunicación. Hay muchísimas noticias disponibles hoy día pero muy poco periodismo. Véase que el propio Carles Porta, a raíz de su publicación sobre el crimen de Fago, ha declarado repetidamente que de entre la multitud de reporteros que acudieron a cubrir el caso fue el único que se alojó en una pensión del pueblo y anduvo entrevistando a los implicados. A pesar de ello, ningún jefe de sección fue obligado a dimitir en ningún medio, ningún alcachofero (de alcachofa, micrófono) fue despedido (se despide a los periodistas de verdad, en las regulaciones de empleo; los alcachoferos y cortapegadores continúan porque salen baratos y dicen amén a todo).

El caso de doña Cecilia y el Ecce Homo es un ejemplo de serpiente de verano reformulada, esta vez no por los periodistas sino por internet. No es de extrañar: si el periodismo ha desaparecido de los es a la “alquimia de las multitudes” (en feliz expresión de Francis Pisani) a quien corresponde transmutar un tema inane en oro narrativo. Ha sido el ingenio colectivo y la agudeza crítica de la mirada popular la que ha sacado punta a la anécdota para convertirla en narración. Lo que en principio era un episodio doméstico más o menos desafortunado ha devenido una interesante historia sobre, primero, las distintas maneras de mirar el arte, la incapacidad de comprensión que la mirada actual tiene sobre las claves de cierto arte sacro de antaño y la tradición iconoclasta del arte pop, y segundo, algunas claves importantes para comprender cierta mentalidad popular española y su valoración del héroe espontáneo, sincero, arrojado, convencido de tener razón,  fracasado pero comprendido en su “autenticidad” por el “pueblo llano”. Por lo que respecta a la primera cuestión, detrás de las deformaciones de photoshop que rematan la faena de la vecina, asoma el espíritu de Andy Warhol y su coloreado del retrato oficial de Mao Tse Tung; por lo que se refiere a la segunda, se trata de un estado de ánimo parecido al relacionado con Sánchez Gordillo, con hondas raíces en el culto ancestral a Durruti (que vuelven a rebrotar, en versión politizada,  con el nuevo aupamiento de Julio Anguita).

Doña Cecilia pertenece, sin que se dé cuenta de ello, a la tradición pop del Spanish Bizarro, que exhibe sus refulgentes lentejuelas en las gasolineras de tierra adentro, en las vitrinas de ciertos bares y en las portadas de algunas discografías. Pienso que el añorado Luis Carandell hubiera sacado petróleo del asunto en su Celtiberia Show y me doy cuenta de que quizás exista una veta oculta que une la fascinación ante la deteriorada pintura al fresco de la ermita de Borja y aquellas caras de Bélmez que impresionaron a las masas televidentes en los 70 y que aún esperan un estudio antropológico como Dios manda. Existe un hilo conductor entre la risotada burlona, la deformación caricaturesca, el humor agrio que brota de la desesperación, el cinismo como espíritu animador de los derrotados y la mofa vinculada a lo sagrado y la milagrería, que transcurre desde la mirada de Goya hasta Chiquito de la Calzada pasando por las charlotadas toreras.

De modo que los periodistas becarios de 1970 teníamos razón: las serpientes de verano revelan más sobre nosotros y nuestra manera de mirar que muchas de las noticias de verdad. Pero esta vez los periodistas hemos estado ausentes de la operación alquímica porque el periodismo ha sido suplantado por otra cosa, que también será interesante comprender qué es exactamente.

Archivado en: Cultura, , , , ,

República y elefante: falta de sensibilidad y sentido en las instituciones y la prensa

Ayer escribía que “la Casa Real española ha perdido el contacto con la realidad. No es la ciudadanía la que se aleja de ellos sino al revés”. Hoy puedo observar que la prensa diaria está recorriendo un camino semejante. Es comprensible que ABC no publique en portada la foto del Rey y el elefante abatido, pero no en el caso de La Vanguardia, por más que su editor sea conde y su familia, monárquica juanista. La prensa que no se edita en Madrid debe prestar atención a sensibilidades que van más allá de la milla cuadrada imaginaria en que consiste el mundo en que vive la política institucional y cultural española. Pero lo que no se entiende es que haga caso omiso de la que estuvo cayendo ayer en la red al respecto. Ya se sabe que prensa impresa y nuevos medios en red no desempeñan el mismo papel, pero corresponde a aquélla mantener la mano en el pulso de ésta en tanto que realidad social.

No, no se puede salir a los quioscos con crónicas de los corresponsales en la Casa Real y análisis cortos de alcance. La excepción de El País al publicar el acertado artículo de Antoni Gutiérrez-Rubí titulado “¿Y si no se hubiera caído?” –que esconde a medias un doble sentido– es destacable, y el resto, preocupante. Una oreja atenta podía detectar ayer un pequeño pero significativo paso –no me atrevo a decir salto– cualitativo en la consideración popular de la monarquía española. Pequeño pero capaz de generar una creatividad en la propaganda política republicana que hay que tener mucho en cuenta. Una cosa es creer que la República Española es cosa de los abuelos y de un tiempo que hay que olvidar, y otra sacarse de la manga un elefante silueteado y rellenado con los tres colores de la bandera constitucional histórica. Observo que mucha gente joven, que no sabría si identificarse con los grupos comunistas, libertarios o alternativos, sí que se reconoce en el símbolo antiguo y ayer insólitamente renovado. Y lo mismo sucede con muchos independentistas catalanes, que ayer exhibieron también una bandera que recuerda que fue esta nación la primera en proclamar la república en territorios hispanos. Incluso independentistas vascos de Bildu se manifestaron acogiéndose a la tricolor.

Menciono todo eso porque no se trata de detalles que queden magnificados por la red. Hay que andar con cuidado con “los internautas”: la SGAE y los muñidores de las “políticas culturales” aprendieron muy crudamente que los internautas no son otra cosa que los ciudadanos (sólo mi amigo Jaume Sisa parece no haberse dado cuenta de ello). La desorientación de mucha gente, la aspiración a la justicia y el pésimo tratamiento de la cuestión de las fosas de los represaliados durante la guerra y la posguerra han hecho que las cosas se muevan en este sentido. Párense un momento a pensar: desde el 15 de mayo de 2011 se ha venido reclamando al movimiento indignado que exprese un programa concreto. ¿Y si ese programa acabase resultando ser la República Española como ejemplificación de la justicia y el progreso?

Después de la jornada de ayer, esa identificación resulta un poco menos inimaginable. Siquiera sea por contraste, porque la imagen del cazador de elefantes y todo lo que implica apesta a antiguo y reaccionario, y ha echado por los suelos la imagen del Rey campechano, buena persona, que no quiso crear una corte para no llevar sobre sus hombros la carga cultural histórica de la aristocracia; se la ha echado encima de golpe.

Y los periódicos, tocando el flautín. No he visto publicada la enorme tricolor que los militantes de Esquerra Unida i Alternativa colgaron de Las Arenas, y menos mal que ha salido algún cromito de la concentración de la plaza de Catalunya. Las empresas periodísticas, salvo excepciones (aunque ahora mismo no sabría citar cuál) tienen una concepción meramente instrumental de la red y sus redes sociales. Piensan en términos de marketing y viralidad, pero no se dan cuenta de que está en juego mucho más. ¡Son los lectores, estúpidos, los actuales y los potenciales! Sólo hay que mirar hacia el ejemplo de The Guardian, que tiene un buen número de redactores dedicados a sumergirse en los comentarios que los lectores hacen en su web para convertirlos en material informativo, alerta de posibles fuentes o, incluso, material de reescritura para nuevas piezas periodísticas. A pesar de las apariencias, los editores de diarios hacen como los dirigentes de la SGAE, dengues y melindros al descubrir que la gente realmente existente, que va por la calle y se interesa por la actualidad no encaja en el lecho de Procusto de su mundo cultural.

Veremos qué pasa si empiezan a circular entre los jóvenes pins con elefantes tricolores. Y si los sindicalistas se los ponen también. El pasado 29 de marzo unos y otros se manifestaron juntos más a menudo que lo que las páginas dedicadas al vandalismo de gente no trabajadora dejaron ver.

ACTUALIZACIONES:

1. José Sanclemente, experto en medios, editor de diarios y escritor, profundiza en la cuestión de cómo los diarios contienen el debate en contraste con la red.

2. Artículo de José Antonio Zarzalejos en El Confidencial que marca un punto de inflexión en el tratamiento que los periodistas mainstream dan a la cuestión real en España. Zarzalejos fue director de ABC y ahora escribe en La Vanguardia.

3. Quién es la princesa Corinna Sayn-Wittgenstein, mencionada en el artículo de Zarzalejos.

4. En La Lamentable, José Martí Gómez recuerda las relaciones peligrosas con Javier de la Rosa y lo que resultó ser un cese encubierto de Puig de la Bellacasa en la casa real.

Archivado en: Periodismo, , , ,

Google + me ha decepcionado

Me sabe mal reconocerlo pero estoy decepcionado con Google +. Cuando esta nueva red social fue lanzada, esperaba mucho de ella. Por ejemplo, comunicación con menos personas pero con contenido más interesante, una plataforma para seguir a verdaderos expertos que me aportase más conocimiento de lo que sucede ahora con la comunicación, acceso a ideas y experiencias valiosas. Pensaba ésto y comparaba con Facebook, donde habitan amigos variopintos y se dan conversaciones a veces muy interesantes, a veces del todo intrascendentes. Creía que, en comparación, G+, me ofrecería más. Y me he equivocado.

Sí, G+ me aporta contacto con expertos, pero no tantas ideas o experiencias valiosas como esperaba. Los amigachos que pululan por mi Facebook son más vivos, atrevidos, creativos; caóticos pero interesantes. En G+ andamos todos como de perfil, mírame y no me toques. Finalmente, me paso un breve instante por G+ para ver lo que se cuece, pero donde me lo paso bien es en Facebook. Más popular, más ruidoso, más confuso, pero más vivo, más rico, más divertido. Según parece, esa es la experiencia de la mayoría de usuarios: según The Wall Street Journal, la gente pasa un promedio de 6 ó 7 horas por mes en Facebook, mientras que en G + lo hace una media de… 3 minutos.

Y qué queréis que os diga, me alegro que sea así. Porque esto viene a confirmar que la red no se diferencia tanto de la realidad empírica. Facebook es como un gran paseo o rambla, donde ves pasear a mucha gente y de entre ellos siempre hay alguien que te llama la atención. Esta rambla transcurre por diversas plazas, donde uno se detiene a formar corros y la conversación puede ser más o menos larga o corta, pero siempre entretenida. Nunca he hecho apartes en los círculos de G+, me gusta que mis conversaciones estén a la vista y alguien pueda intervenir; lo mismo hago en esa “realidad empírica”. Si lo que estamos viviendo es lo que se llama “sharism”, la relevancia del compartir para crecer y aprender, lo mejor es que redes de internet y espacios de sociabilidad se alineen y se potencien mutuamente.

En mi Facebook me encuentro con músicos, periodistas, fotógrafos, amigos de la infancia y la juventud que nos hemos reencontrado, personas que otrora no trataba demasiado y con los que ahora converso más, correligionarios en la política, el sindicalismo, la masonería y el cristianismo, alumnos y profesores, editores y escritores, ecologistas, antinucleares y vegetarianos, buscadores de lo transpersonal, artistas y visionarios… La última incorporación, el gran José María Pallardó, locutor musical de referencia para todos los que seguíamos la Radio Juventud de nuestra ídem. No hay color. Pero sigo echando un vistazo a G+ para ver si suena la flauta.

Archivado en: Internet, , ,

Cinco herramientas para gestionar contactos en redes sociales múlitiples

Sysomos,  Para monitorear todas las menciones que los usuarios hacen sobre nuestra marca y palabras clave asociadas. Muy eficaz para la gestión de la marca y el monitoreo de los medios. Esta herramienta incluyó recientemente a Google+ en su plataforma.

Bottlenose: Centrado en Facebook y Twitter y pensada para ayudar al Community manager en la identificación de los hilos de conversación de sus clientes. Muestra los temas que resultan más populares.

Digsby: Gestión simultánea de nuestras cuentas de correo electrónico y de los perfiles sociales. Para microemprendedores o estrategias y campañas sencillas, así como prestar un adecuado servicio de atención al cliente a la pequeña y mediana empresa.

Ping.fm: Una de las herramientas de gestión de contactos en múltiples plataformas sociales más sencillas.  Permite el monitoreo de las redes sociales y las actualizaciones a través del Chat de Gmail o utilizando el envío de un SMS.

MarketMeSuite: Permite la programación de las actualizacones en Twitter, Facebook y Linkedin, desde dispositivos Black Berry, Android y iPhone.   Un recurso gratuito muy eficiente para negocios que busquen fomentar su área más local.

Recopiladas por Carolina Velasco en PuroMarketing.

Archivado en: Internet, , , ,

Pinterest y la nueva tendencia de curación de contenidos

Cuanto más uso Pinterest más me gusta. La descubrí por casualidad, y ahora resulta que la revista Time la eligió como uno de los mejores sitios de 2011. De manera más discreta que en el caso de Google+, esta nueva red social se está posicionando como candidata a ser “la nueva red” inmediatamente después de G+. Puede serlo porque está en la línea de las tendencias actuales: sencilla, mashup, visual, pocas palabras o ninguna. Y porque responde a un impulso que el resto de redes no satisface bien: curiosear las cosas de los demás mirándolas.

Pinterest es como un gran tablón de anuncios formado por varios tableros donde clavar (pin) cosas que te parecen interesantes (interest). En él vas poniendo fotos o vídeos que guardas en tu disco duro, o bien cosas que encuentras en la red. En este caso, la imagen va acompañada de su correspondiente enlace, de modo que con ello Pinterest sirve también de colección de enlaces preferidos en clave visual. Uno puede contribuir a poner cosas en los tableros de otros usuarios, y viceversa. También se pueden tomar cosas de otro tablero (repin) así como seguir los de los usuarios, todos ellos o sólo algunos seleccionados. Hay opción de seguimiento mediante RSS.

Este planteamiento nos introduce de lleno a una de las cuestiones más relevantes de la evolución de la red: la curación de contenidos. Hasta hace poco, el conocimiento era poder, pero ahora hay añadido un matiz: el poder está en el acceso al conocimiento. De ahí surge la figura del content curator, o intermediario crítico del conocimiento, que según Dolors Reig, “es alguien que busca, agrupa y comparte de forma contínua (recordemos la Real time web que vivimos) lo más relevante (separa el grano de la paja) en su ámbito de especialización. A diferencia de otras profesiones (creador, por ejemplo), su objetivo fundamental es mantener la relevancia de la información que fluye libre o apoyada en herramientas concretas para la creación de entornos informacionales. Como valor competitivo, el de mantener, en última instancia, “a la última” a la empresa / organización que le forme o contrate,  en cuanto al conocimiento que ahora es vital para su supervivencia”.

Los grandes medios impresos se han dado cuenta de que la tendencia Pinterest camina en esa dirección y se están apuntando a ella, como la revista People o, próximamente, The New York Times. De momento, los entusiastas son los fotógrafos, arquitectos, diseñadores y paisajistas, y el público femenino. Ahí tenemos el gran aliciente de descubrir aplicaciones a Pinterest y adaptarla a los usos más diversos.

En todo caso, es un nuevo medio para descubrir más y más relevante información en la red. Yo la estoy utilizando para agrupar las cosas más destacadas de mis entornos de actividad e intereses, para tenerlas a la vista, pero cada paseo por los Pinterest de los demás me aporta sugerencias e intuiciones que me estimulan como hacía tiempo que no me ocurría, a causa probablemente de que se trata de gente nueva y del atractivo que representa lo visual.

Ello me hace pensar que los bloggers tenemos ahí una gran oportunidad, al advertirnos de un peligro. Sin darnos cuenta, la mayoría de los que publicamos y seguimos blogs corremos el riesgo de quedar encerrados en un círculo, trazado por nuestro blogroll, los RSS que seguimos, la gente a quien concedemos más crédito, roto, eso sí, por el universo de Twitter. Pero la red es flujo constante y por tanto renovación incesante, y los bloggers, como primeros surfistas intensivos de la web 2.0, tenemos que seguir siendo los navegantes excelentes que un día aprendimos a ser.

Una reflexión a fondo que describe la evolución de la tendencia de curación de contenidos: How Pinterest will transform the web in 2012: social content curation as the newt big thing. Vía: Weblog Magazine.

Guías y recursos para Pinterest:

Pinterest guide. From beginner to business use

The ultimate Pinterest guide for photographers

Consejos SEO para Pinterest (en inglés)

The ultimate guido to master Pinterest for marketing

Otros recursos aportados por Antonio Cambronero en Weblog Magazine:

Pinterest: A Beginner’s Guide to the Hot New Social Network (Mashable).

A Guy’s Guide To Pinterest (Read Write Web).

A Quick Guide To Pinterest (Envigor).

Pinterest: A Step By Step Guide To Pinning Your Life Away (Shoe String Launch).

Como dije en mi anterior post sobre el tema, quien quiera una invitación a Pinterest que me la pida.

Archivado en: Internet, , ,

Follow Me on Pinterest

EL MEU DARRER LLIBRE

"¡Hazlo con tu smartphone!" és el darrer llibre que he publicat, un manual que vol descobrir la gran quantitat de possibilitats que té el telèfon mòbil per a sol.lucionar problemes i per a treure'n partit a fons. A la gent gran, que encara li vé cara amunt acostumar-se als estris digitals, l'ajudarà a perdre-hi la por, i als més joves els mostrarà que el mòbil pot ser una eina de diversió, aprenentatge i descoberta del món que va més enllà del petit grup d'amics del Whatsap.
El llibre ens introdueix al concepte de "vida mòbil" amb el qual designo la via d'evolució de l'actual era de la comunicació, per tal que veiem que no es tracta només de gadgets tecnològics sinò de formes de vida cada cop més model.lades per la cultura de la comunicació digital.

ELS LLIBRES QUE HE PUBLICAT

“YouTuber. Cómo crear vídeos de impacto y triunfar con ellos en internet”, de recent publicació, és un manual pràctic de producció, realització i distribució de vídeos en xarxa. Apareix arran el fenòmen dels “youtubers”, els joves creadors que s'han fet famosos amb l'èxit viral dels seuss vídeos, de manera que han esdevingut un fet comunicacional i cultural molt notable i al'hora una forma d'expressió generacional.
Clicant sobre la imatge de la coberta del llibre trobaràs el resum del contingut i l'índex, i molta més informació complementària.
"Twitter para periodistas" és un manual adreçat als professionals de la informació i als estudiants de periodisme, que pretén aplanar-los el camí per a que obtinguin el més gran profit d'aquesta plataforma de comunicació, a benefici d'un periodisme solvent al servei de la ciutadania crítica. Hi ha orientacions sobre com utilitzar Twitter, consells útils, bones pràctiques i propostes estratègiques, en un text didàctic, pràctic i molt estructurat que són immediatament aplicables. La claredat i la graduació de les passes a seguir facilita que qualsevol persona pugui fer-se de seguida amb el domini de Twitter. "Twitter para periodistas" està publicat per Edicions UOC, l'editorial de la Universitat Oberta de Catalunya, en paper i ebook.
Aquest va ser el meu primer llibre, "Periodismo en internet. Cómo escribir y pubicar contenidos de calidad en la red", publicat en la col.lecció Ma non troppo, d'edicions Robinbook. El llibre, que inaugura la sèrie Taller de Comunicación, és un manual pràctic, d'aplicació immediata, pensat per a estudiants de periodisme, joves comunicadors i totes les persones que desitgen tenir un paper proactiu i creatiu a internet.
Periodismo en internet permet comprendre les últimes tendències de la informació a la xarxa i incorporar ràpidament habilitats i eines per a fer-hi un bon paper. S'hi expliquen les bases de l'escriptura periodística, la creació de continguts multimèdia i la manera de construïr i promocionar el propi cibermitjà, així com la gestió de la intervenció en les xarxes socials. És un llibre de nivell universitari pensat i escrit per a que pugui ésser assimilat i dut a la pràctica per tothom.
Continguts i més informació; com adquirir-lo en línia.
"Ideas para aprender a aprender. Manual de innovación educativa y tecnología" és un llibre d'autoria col.lectiva en el qual publico un article, Las herramientas no son útiles, en el qual incorporo alguns punts de vista sobre docència i tecnologia al conjunt dels treballs, orientats a ajudar als professors a incorporar les tasques de la educomunicació a la seva feina. "Ideas para aprender a aprender" és un manual útil que exposa el més nou en la comunicació i educació aplicada a les aules.
El llibre electrònic "Escribir para la red" és una col.lecció d'articles de diversos professors de periodisme d'arreu del món hispanoamericà que representa l'aportació més recent a la teoria i pràctica del ciberperiodisme. En ell publico "Periodismo sólo en tuits, ciberperiodismo esencial", que tracta sobre com fer periodisme amb Twitter i recomana les millors pràctiques. Us podeu descarregar l'exemplar gratuït en PDF clicant sobre la imatge de la coberta.
He estat editor, amb Joan-Francesc Pont Clemente, del nº 20 de la revista Cultura Masónica, un monogràfic dedicat al Rite Escocès Antic i Acceptat de la francmaçoneria, titulat "El corazón cívico y simbólico del Rito Escocés". En ell publico l'article "Las dualidades del Kadosh, el blanco y el negro y las hojas de la escalera". Aquest monogràfic és un volum que aplega un seguit d'autors de gran prestigi maçònic i gran qualitat filosòfica mitjançant la lectura del qual es pot percebre com aquesta tradició maçònica té molt a dir de cara a les preocupacions actuals referents a la democràcia, la pau i la justícia.
Viajar, sentir y pensar es una colección de relatos de viajes, editada por José Manuel Pérez Tornero y Santiago Tejedor, que reúne a destacados escritores dedicados al género viajero y en la que se incluye un trabajo mío, “El odio. ¡Colombia vive!”, en el que refiero mi estancia en Colombia, a inicios de 1990.
El nº 11 de la revista Cultura Masónica es un monográfico titulado Masonería y religión en el que aparece un artículo de Gabriel Jaraba titulado "Más allá de la creencia: la realidad de una espiritualidad liberal y democrática", en el que se revisa la existencia de una espiritualidad liberal adogmática y sus puntos de encuentro con la francmasonería, desde la teosofía hasta el movimiento transpersonal pasando por el unitarismo universalista. Otros autores: Amando Hurtado, Anna Mir, Brahim Drici, Javier Otaola, Jean-Michel Rénaud, Joan-Francesc Pont Clemente, José Mantero, Parsifal, Pedro Álvarez Lázaro, Vicenç Molina.
El nº 14 de la revista Cultura Masónica es un monográfico titulado Masonería y política en el que aparece un artículo de Gabriel Jaraba titulado "Doscientos años después: esto no es una crisis, es una contrarrevolución antidemocrática", en el que se propone que los masones combatan los intentos de revertir los logros del estado del bienestar y la reducción de la calidad democrática de las sociedades. Otros autores: Juan Alberdi, Leandro Álvarez Rey, Nicolás Brihuega, Santiago Castellà, María del Carmen Fernández Albéndiz, Juan Gómez Macías, iván Herrera Michel, Amando Hurtado, Elbio Laxalte, Enric Olivé Serret, Javier Otaola, Ricardo Serna, Joaquim Vilalta.

COL.LABORO A:

AIKA. Diario de Innovación y Tecnología en Educación

FOCUSED Revista sobre educación y medios

FUNDACIÓ L’ALTERNATIVA

LUPA PROTESTANTE

MASONERÍA ESPAÑOLA

SÓC PROFESSOR I INVESTIGADOR A:

CATEDRA INTERNACIONAL UNESCO UNAOC UNITWIN D’ALFABETITZACIÓ MEDIÀTICA I DIVERSITAT CULTURAL

Professor i Secretari Internacional per al Diàleg Intercultural

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

Professor de periodisme i comunicació

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Professor I investigador

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

Professor

MASTER EN GESTION DE LA COMUNICACION POLITICA Y ELECTORAL

Professor

MASTER EN PERIODISMO DE VIAJES

Professor i tutor

CÁTEDRA RTVE-UAB

Investigador

OBSERVATORIO PARA LA INNOVACION DE LOS INFORMATIVOS EN LA SOCIEDAD DIGITAL

Colaborador

MENTOR

Corresponsal a Espanya

INSTITUT DE PSICOLOGIA TRANSPERSONAL DE BARCELONA

Formador i coordinador de la formació

LLIBRES RECOMANATS

La brújula del Zen. Seung Sahn. La Liebre de Marzo.

I Ching Jing Fang. Maite Foulquié, Shú-Yuán Chén. Ed. La Liebre de Marzo

Filosofía inacabada. Marina Garcés. Ed. Galaxia Gutenberg

Yunka Wasi. Historias que cuenta la selva. Santiago Tejedor. Ed. UOC

El viaje del escritor. El cine, el guión y las estructuras míticas para escritores. Christopher Vogler. Robinbook.

El gozo de escribir. Nathalie Goldberg. La Liebre de Marzo.

Escritura sexy. Lluís Pastor. Ed. UOC

El rayo y el trueno. Pasión y oficio de escribir. Nathalie Goldberg. La Liebre de Marzo.

Mil nombres para el gozo. Byron Katie. La Liebre de Marzo

Diálogos con científicos y sabios. Renée Weber. La Liebre de Marzo.

El camino del Qigong. Kenneth Cohen. La Liebre de Marzo.

Claves del Yoga. Teoría y práctica. Danilo Hernández. La Liebre de Marzo.

LLIBRES DE COMUNICACIÓ GRATIS

The Data Journalism Handbook. Jonathan Grey et al. Edición en línea

Web 2.0. Antonio Fumero y Genís Roca. Fundación Orange. Descarga gratuíta.

Periodismo ciudadano. La evolución positiva de la comunicación. Oscar Espiritusanto, Paula Gonzalo Rodríguez. Ariel Fundación Telefónica. Descarga gratis

Empowerment through media education. J.M. Pérez Tornero, S. Tayie, U. Carlsson, G. Jacquinot-Delaunay.. Clearinghouse. Descarga gratis

Fundaciones y fundamentos del estudio de la comunicación. Raúl Fuentes, Carlos Vidales. CAEIP. Descarga gratis.

Ferramentas para análisi de qualidade no ciberjornalismo. Marcos Palacios (ed.). LabComs. Descarga gratis.

Reflexiones, periodismo y redes sociales. Varios autores. Descarga gratis.

Trabaja diferente. Redes sociales y comunidades profesionales. VV. AA. Generaltat de Catalunya

Tienes 5 segundos. Gestión de contenidos digitales. Juan C. Camus. Descarga gratis

Planeta web 2.0. Cristóbal Cobo Romaní, Hugo Pardo Kuklinsli. Descarga gratis.

La gran guía de los blogs. Rosa Jiménez Cano y Francisco Polo. Descarga gratuíta.

Periodismo 2.0. Una guía de alfabetización digital. Mark Briggs. Knight Citizen News Network. Descarga gratis.

CONNECTAT TOTHORA

Em trobareu en connexió permanent a la xarxa, a més d'a aquest blog. Llegiu en els mòduls adjunts el que publico a Twitter i a Medium i trobeu-me a Facebook, Google+, Linkedin i Quora. I si em necessiteu, contacteu-me a gabrieljaraba at gmail dot com

EL MEU TWITTER

  • Collins, com de ràpid han obert la tomba de Dalí i com costa donar cristiana sepultura les víctimes de genocidi que jauen als vorals. 12 hours ago
  • Vol dir que només dos tios mangàven la pasta del fumbol? I tota l'estructura implicada? Ja no hi ha ningú que recordi el tottonero italià? 13 hours ago
  • Blesa mor quan la tele emetia un docu sobre les clavagueres de l'estat. Com deia Oscar Wilde, la natura imita l'art. 2 days ago
  • La senyora que diu que és filla de Dalí és la que va demandar Javier Cercas perquè el personatge d'una novel.la se li assemblava. Va perdre. 2 days ago
  • Comunicación de ultratumba para Rafa Chirbes: ¿a que no te hubieras atrevido a escribir algo como lo de Blesa por delirante? 2 days ago

BENVINGUTS AL MEU BLOG PERSONAL

Sóc un periodista senior en exercici des de 1967, amb experiència en premsa, ràdio, televisió i internet. Actualment serveixo com a professor a la Càtedra Internacional UNESCO d'Educació en Informació i Mitjans i Diversitat Cultural, com a Secretar Internacional per al Diàleg Intercultural, i al Gabinet de Comunicació i Educació de la Universitat Autònoma de Barcelona,, en el qual sóc investigador i docent. Formo part de l'Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona, en el qual sóc co-director de la formació en psicologia transpersonal que s'hi imparteix, i posseeixo la certificació europea en la matèria, concedida per l'European Transpersonal Association.
GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Saül Gordillo, un dels pioners de la web 2.0 a Catalunya i director de Catalunya Ràdio, manté un ranking de periodistes i comunicadors catalans, llistat de referència que recull més d’un miler de professionals classificats segons el seu nombre de seguidors a Twitter i la seva quota d’influència a Klout. Jo hi figuro en el lloc 1.020 amb 1.524 tuitaires seguidors i un 47 de quota d’influència a Klout. Veure-ho clicant al logo de SG.
Dades del llistat anterior

EUROPEAN TRANSPERSONAL ASSOCIATION

SUPREMO CONSEJO MASÓNICO DE ESPAÑA

GRAN LOGIA SIMBOLICA ESPAÑOLA

AMNISTIA INTERNACIONAL

BUENA VOLUNTAD MUNDIAL

EL FUNDAMENTO ESPIRITUAL DE LAS NACIONES UNIDAS

MÉS WEBSITES MEUS

A Aquest blog publico les meves reflexions i informacions sobre les meves activitats i les qüestions que m'interessen. La documentació central sobre el que faig la trobareu a GABRIEL JARABA ONLINE, web que a més publica diàriament informació d'actualitat. A MASONERIA CÍVICA publico temes maçònics, i a UNIVERSALIS, qüestions humanistes, espirituals i transpersonals. MIra els seus RSS tot seguit:
julio 2017
L M X J V S D
« Jun    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 63 seguidores