archivos

Partido Popular

Esta etiqueta está asociada a 8 entradas

La caverna se quita la máscara

los rojos no usaban sombrero

Me había prometido a mi mismo no regodearme en las delicias del sabor retro de la derechuza española. Es esta una sustancia adictiva, que proporciona un placer momentáneo –la contemplación de la persistencia de la barbarie en personas que se creen civilizadas–pero cuyos efectos son letales: profusión de risotadas sin la consiguiente ejecución de las medidas políticoadministrativas pertinentes para que el pensamiento salvaje no pase a la acción. Tómese por tanto el presente escrito como una señal de peligro, a procesar políticamente, y no como mero regodeo.

Empieza Esperanza Aguirre advirtiendo acerca del peligro de que se formen soviets en los distritos de Madrid. No caerá esa breva. Un servidor, durante el tiempo que fue vecino de esa villa y en tanto que militante comunista organizado, se esforzó en pro de ello cuanto pudo pero no se atrevió a esperar el éxito. Es maravilloso: vota la gente y el fantasma de los soviets se aparece a las señoras. Ni el mismísimo Houdini pudo imaginar mejor truco de magia. Continúa una concejala de una localidad valenciana, temerosa de que comience la imposición del catalán, la quema de conventos y la violación de monjas, no se sabe si por este orden. Uno es consciente de que la sombra del caloret es alargada y, para qué nos vamos a engañar, del tonillo con que las señoronas, llámense Aguirre o Santamaría, utilizan para reñir al servicio en sus manifestaciones –día tras día, semana tras semana, Dios bendito– ha sido configurado en las laringes y las mentes de las clases dirigentes españolas. Pero sería de esperar que una cierta capa de modernización, fruto de la revolución científico técnica, imprescindible para la renovación del sistema capitalista, hubiera por lo menos atemperado las pulsiones más killer de quienes piensan que los países son su propiedad inmobliliaria y no el solar de la nación (o el escenario determinado de la lucha de clases, como ustedes prefieran y sin ánimo de ofender).

No es asunto privativo de los madriles semejante acaloramiento. En la propia Barcelona, la cúpula de la Guardia Urbana se hace dengues ante la perspectiva de la nueva presidencia consistorial, con lo cual es de suponer que en las sentinas en que ciertos miembros y subcuerpos de la entidad policial habitan se bullirá de inquietud ante el arribo de una nueva era: ya no será como en la gran ciudad del tango, exactamente lo inverso de la copla que canta que cuando llega la noche la ambición descansa y el músculo duerme. Sobre todo el músculo.

Pero dejen ustedes que me regodee. Sin haber sido nombrada todavía alcaldesa, Ada Colau va al encuentro de los trabajadores de Movistar encerrados en la sede de su empresa para manifestarles su solidaridad activa, al mismo tiempo que la presidencia española cesa al delegado del gobierno en Valencia, imputado por corrupción. Son estas, si  ustedes quieren, estampas de lo pinturero que resulta el transcurrir de los tiempos. Porque el delegado gubernamental no es otro sino el caballero sobre cuyo hombro sollozó Rita Barberá una vez hubo exclamado el histórico “¡qué hostia, qué hostia!”. No menos pintorescos son los dimes y diretes que circulan por los actuales encuentros empresariales barceloneses acerca de la alcaldesa electa, en los que se percibe aquel viejo y conocido olor que resulta de la mezcla de Prat de la Riba y de Martínez Anido. De la mezcla de los ectoplasmas de sus espectros, quiero decir, pues Barcelona está adquiriendo, no hace más que dos o tres días, un tinte astral que reclamaría el concurso de Mario Roso de Luna si no fuera porque nuestro teósofo ancestral se encuentra cuidando de la chiquillería terrena desde el Oriente Eterno.

Lo de la urbana, permítanme ustedes, es realmente notable. No sólo porque recuerda la cuasi úlcera de estómago que llegó a criar Joan Saura merced al regalito de José Montilla –“fets i no paraules”– sino porque nos retrotrae a otra cuestión lamentablemente olvidada: la creación, en los inicios de la democracia municipal, de una unidad musculada –en capacidad informativa y operativa– a cargo de Angel Abad, hermano del primer concejal del PSUC en el consistorio. La semilla sembrada por el viejo activista comunista terminó en los lodos actuales una vez fueron estos propiciados por otras manos. Lo digo por mor de advertir a los entusiastas recién llegados de que el sueño de la acción genera monstruos. Sobre todo la acción revertida.

El culmen de la situación, sin embargo, ha corrido a cargo de la ex ministra Ana Palacio. La señora ve en la posibilidad de la acción política que se desprende de la voluntad popular cierta nostalgia propia del Estado Islámico. He ahí, en suma, la concepción de la democracia que de ella tiene el nacionalismo español, imperialista, etnicista y totalitario. He dicho totalitario. Porque yo puedo combatir desde el liberalismo la pretensión teocrática y neonazi del islamismo militante. Siendo comunista, también el liberalismo me pertenece, pese a quien pese. Palacio habla desde un soi disant liberalismo y no hace más que revelar el pánico que un atisbo  de movimiento social provoca en las clases dirigentes.

Ahí está el detalle, como diría Cantinflas. Corremos el riesgo de chotearnos ante todas esas salidas de tono y considerarlas inanidades de damas ociosas y descolocadas. Se trata, en cambio, de la voz profunda que brota de los mecanismos, sistemas y lógicas de opresión, destinada a sembrar desazón y esparcir miedo allá donde existe inquietud y duda. El voto popular expresa una intención y la estructura de la democracia la concreta en una acción. Ante este imperativo democrático cae la careta de quienes se declaran liberales y no son otra cosa que opresores, si no totalitarios. Los fantasmas con que pretenden asustar a la gente no son otra cosa que recursos torpes para legitimar el amedrentamiento de la ciudadania como forma de gobierno.

Reflexionen los catalanistas sobre las semejanzas que presentan estas reacciones reaccionarias y los dengues que les provoca el ascenso de Ada Colau. Piensen los demócratas que aspiran a un cambio sociopolítico que nunca tuvieron tal pájaro en mano como el presente. Y si los comunistas y socialdemócratas revolucionarios o reformistas, o los liberales demócratas, no llegasen a ser conscientes de que el pánico entre la derechuza abre un boquete de oportunidad política, caiga sobre ellos la ira de los dioses.

No hay pues más que una tarea: desalojar el próximo noviembre a estos sinvergüenzas del poder. También para los independentistas catalanes. ¿O es que creen que van a negociar un proceso de emancipación con semejantes bárbaros?

 

El pensamiento no delinque

“Cogitationis poenam nemo patitur”: el pensamiento no delinque. De este aforismo pende el derecho penal liberal y la libertad de conciencia, inviolable incluso en el foro de justicia. El Estado no puede castigar a nadie por lo que piensa sino por lo que hace. Cuando este principio fundamental es vulnerado, aparece el totalitarismo. Los sistemas políticos autoritarios introducen en el derecho penal figuras tendentes a omitir esta salvaguarda, desde el “delito imposible” hasta los delitos de opinión. Ahora, ante la movilización participativa de Cataluña el próximo 9 de noviembre, el estado español parece preparar una nueva impugnación, quién sabe con qué alcance. Sea cual sea éste, el gobierno del Reino parece dar un paso hacia y contra el aforismo fundacional de la democracia liberal. Considera el gobierno que lo que califica despreciativamente de patochada –bonita manera de considerar los actos de los ciudadanos que pagan sus sueldos– debe ser, aunque les parece risible, reprimido. A pesar de ello, el pensamiento seguirá sin delinquir. Y por tanto el problema político continuará en pie. Y más grave.

* *

L’estrany cas del Tribunal Constitucional

Els estudiants de ciències polítiques del futur analitzaran estorats l’estrany cas del Tribunal Constitucional espanyol del segle XXI. Un ens que es presenta com a organisme independent de garanties democràtiques però que actua, en realitat, com a tercera càmera legislativa o bé com a ens executiu auxiliar del govern, adherit a ell. Que la consideració del que és o no constitucional depengui d’un frau d’aquesta mesura ho diu tot sobre la democràcia espanyola.

Que se mueran los feos

Dicen los datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) que existen 736.249 beneficiarios de alguna de las ayudas que contempla la ley de ayuda a la dependencia,  2.338 usuarios menos de los 738.587 que se encontró Mariano Rajoy  hace 21 meses, en diciembre de 2011, cuando tomó posesión como presidente del Gobierno. Las informaciones periodísticas hacen todo tipo de consideraciones al respecto, y destacan el colapso de hecho de este sistema de ayudas, tras los recortes presupuestarios efectuados en él.

Aparece entonces la fúnebre evidencia de que si no hay dinero para aligerar esa fila de centenares de miles de personas con derecho a ayuda por dependencia –ancianos, impedidos, enfermos graves– es porque durante la espera la naturaleza ha seguido su curso y se ha producido el “hecho biológico”, que es como los periodistas aludíamos al advenimiento de la Parca al escribir sobre Franco, en aquellos tiempos del cuplé. Se comprende entonces el sentido profundo del marianismo como concepción central de la gobernanza. El tiempo no lo cura todo, pero algunas cosas sí. (Y si se presentara de nuevo le volverían a votar. Vivan Los Sírex).

* *

No olvidan y no perdonan

Escribí  una vez en este blog que la adustez con que se expresa el ejecutivo del PP no es únicamente cuestión de carácter: existe toda una concepción del amedrentamiento como política de gobierno. Pero está claro también que uno es hijo de quien es hijo, y ahí tienen ustedes a esas damas que hablan como hablan porque han sido educadas para reñir a las criadas. Ahora toca el turno de reconvenir a los cineastas porque “hacen películas malas”. Protéjame Dios de un gobierno metido a crítico de espectáculos; Stalin estaría encantado si levantara la cabeza, ante semejante exhibición de diktat estético. Pero no sólo se trata de reprensión sino de venganza. El “no a la guerra”, ¿recuerdan? No olvidan y no perdonan.

* *

Tres estampas post Diada: la misiva, el error y el tonillo

petra

1. LA RESPUESTA. La respuesta de Rajoy a la carta del presidente de la Generalitat de Catalunya está pensada para  dar juego, bajo el aspecto de un ni por esas. Juego, en el juego, significa jugar a favor de los propios intereses. Pero sin dejar de abrir terreno para que el juego del otro los pueda poner en peligro. A primera vista, parece un desplante desganado de un burócrata central desconocedor de la realidad catalana, pero eso es únicamente una cortina de humo, tendida ante los de la camada propia (uno, malo que es, llega a pensar que el garrafal error de “Pina de Sant Jaume” es intencionado a ese respecto). Pero vista con perspectiva, la misiva no es un si ni un no sino todo lo contrario: una apertura de juego. De juego, y no la negación de él. Los maximalistas del lado independentista se echarán las manos a la cabeza pero lo que se ha producido aquí, con todas las reservas y limitaciones que se quiera, es una apertura al diálogo. Y haremos bien en no despreciarlo los que deseamos transcurrir por él hacia la independencia de nuestra nación.

Pero… como el bosque no deja ver los árboles, parece haber pasado inadvertido algo que me parece muy significativo: en ningún momento se menciona en la carta la actual condición autónoma de Cataluña, garantizada por su estatuto vigente. Es como si el presidente del gobierno de España hablase con cualquier otro representante institucional del estado, mientras que lo hace con el presidente de una nación autónoma. Es algo que denota una cruda realidad: Cataluña aspira a la independencia y, desde el derecho, lo hace a partir de su condición autónoma y estatutaria. Lo que los ciudadanos perciben es que  la condición diferenciada de su país es obviada sisemáticamente por el poder estatal español. El mundo mediático autista central se frota los ojos al ver que en el nordeste de España la gente es distinta y se comporta de modo distinto. En realidad, toda España, ciudadanos y poderes, se han venido comportando como si Cataluña fuera lo mismo que una comarca de cualquier región. Rajoy es, así, sibilinamente crudo: ni una sola mención al autonomía estatutaria catalana. Para mal… y para bien.

2. COMO EQUIVOCARSE TENIENDO RAZÓN. La izquierda transformadora catalana fue invisible el 11 de Setembre. Fue la triste consecuencia de jugar a la puta y la ramoneta, ese vicio que atribuyen a otros, el mismo día de la fiesta nacional de nuestro país. Unos líderes de ICV-EUiA estaban un ratito aquí, otro allá, y en todo caso, haciendo hincapié en la participación de una acción paralela –concomitante, si se quiere– organizada por otra fuerza, más minoritaria que ellos y no votada en las urnas como ellos. Fueron Jordi Miralles, Mercè Civit, Fèlix Alonso y otros representantes de Sumant.cat, la nueva corriente de Esquerra Unida i Alternativa, quienes se hicieron presentes, en cuerpo y palabra, en la Via Catalana. Pero lo terrible fue la invisibilidad de los sindicatos: las fuerzas sociopolíticas que incorporan más ciudadanos entre todas las organizaciones de nuestro país, estuvieron ausentes al menos nominalmente en la mayor movilización sociopolítica protagonizada por el pueblo de Cataluña en su historia.

Las críticas políticas de la izquierda transformadora a la Via Catalana y a las intenciones de su organización y las de sus muñidores eran certeras. Pero el movimiento táctico tuvo en este caso una significación estratégica fatal. Resulta muy duro haber vivido liderando los movimientos sociopolíticos desde que se tiene memoria y encontrarse ahora con que se ha perdido esa capacidad de liderazgo. Y lo que es peor, capacidad de interpretación de los movimientos de fondo de la sociedad, más cuando adoptan formas masivas como la de una verdadera rebelión democrática.

Leer la profunda y jugosa reflexión que hace Marc Andreu a este respecto en La Lamentable: La independència de Gramsci.

3. ESE TONILLO. La gente se chotea del inglés trastabillante de Ana Botella, pero no fue su incompetencia lingüística lo que causó su fracaso sino algo que comparte con el gobierno de España y la dirigencia del Partido Popular: la ausencia de empatía personal. Las damas derechistas de la administración hablan a la gente como se le habla al servicio, trátese de periodistas, diputados o cualquier otra persona: con altivez o con condescendencia. Botella trató a los miembros del CIO como niños, del mismo modo que Sáenz de Santamaría riñe a todos los ciudadanos en cada comparecencia, Ana Pastor perdonó la vida a quienes asistieron a la inauguración del nuevo tramo ferroviario del puerto barcelonés y Fátima Báñez entona el lasciate ogni speranza dantesco cuando advierte a los trabajadores de su progresiva pérdida de derechos. Estas señoras han sido entrenadas desde su más tierna infancia para reñir a las criadas, y actúan en consecuencia. La alcaldesa de Madrid echó mano de la condescendencia en su actuación bonaerense porque, como sus iguales de clase, no es capaz de esgrimir una tercera opción.

Ilustración: Petra, criada para todo, recibiendo órdenes de su señora. Personaje de tebeo dibujado por Josep Escobar.

Una relajante taza de mayoría silenciosa

Las personas mienten pero las palabras traicionan los mundos mentales en que viven realmente los seres humanos. La mención a la “mayoría silenciosa” por parte de la vicepresidenta del gobierno me ha trasladado súbitamente hacia atrás en el tiempo, cuando esta expresión se hizo famosa en todo el mundo. Fue a principios de los años 70, cuando en Estados Unidos se desataban fuertes protestas contra la guerra de Vietnam, a cargo sobre todo de los estudiantes, el movimiento de los derechos civiles y la nueva izquierda. Fue entonces cuando el presidente Richard Nixon se refirió a quienes no salían a la calle en protesta indicando que a pesar de su silencio se constituían en mayoría, y llamó “mayoría silenciosa” a quienes con esa actitud manifestaban aquiescencia hacia su política, guerra incluida.

Cuando Nixon gobernaba en América en España lo hacía Franco, y los franquistas de la época adoptaron inmediatamente la expresión de “mayoría silenciosa” con semejante propósito: aludir a la mayoría de la población, a la que se suponía de acuerdo con el gobierno, en contraste con el pujante movimiento de protesta antifranquista. La “mayoría silenciosa” española de entonces era la que no se manifestaba, organizaba o actuaba contra el régimen de Franco, y considerada, como ahora se hace, sensata y decisiva en última instancia. El uso de semejante expresión saltó por los aires al mismo tiempo que lo hacía el Dodge Dart que conducia a Carrero Blanco a oir misa en las Salesas. Y recuperarla ahora significa que quienes lo hacen están muy nerviosos o su memoria no radica en la común memoria antifascista que tenemos los españoles demócratas.

* *

La mofa

Me inquieta enormemente la mofa viral que se ha desencadenado en torno a las cualidades relajantes del café con leche, sobre todo si se consume en la plaza Mayor de la capital del reino. Porque el humor, sobre todo el humor motivado por lo político y lo social, tiene dos caras: una, una pulsión de crítica; otra, una manifestación de impotencia.

Se utiliza el humor crítico, sarcástico y ácido para poner de manifiesto imposturas y lacras, para llamar a su eliminación y convocar a la acción atacante que ponga fin a ellas. Pero al mismo tiempo, y ahí reside la paradoja de esta forma que toma la opinión pública, denota cierta impotencia para llevar a cabo esa acción. Para decirlo brevemente y de manera cruel: nos mofamos de lo que no somos capaces de cambiar. Algunos gobernantes del Partido Popular están descubriendo ahora amargas hieles que les hacen descender de un Olimpo desde el que únicamente se manifestaban a través de pantallas de plasma y escuchar las voces de una multitud de tricoteuses vocacionales. Pero pueden consolarse, ciertamente, pensando que más años duraron en cartel los múltiples, variados y persistentes chistes de Franco. Mofa pública no equivale a cambio político, pese a quien pese. Y si las encuestas indican lo que parecen indicar, en unas nuevas elecciones ellos reirían los últimos.

* *

BIENVENIDOS A MI BLOG

DR. GABRIEL JARABA
Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Soy un periodista senior en ejercicio desde 1967, con experiencia en prensa, radio, televisión e internet. Me dedico a tareas académicas y de activismo social como Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente sirvo como profesor en esa Universidad; en la Cátedra Internacional UNESCO Unaoc UniTwin de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural, la Cátedra UNESCO de MIL para el Periodismo de Calidad, la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

Soy analista de la información y los medios en la Fundació Periodisme Plural y escribo en el diario Catalunya Plural. Hago investigación en comunicación, en redes sociales de internet y en humanidades digitales. Elaboro métodos de impulso de la creatividad y de gestión mental.

Autor de los libros Periodismo en Internet (Ed. Robinbook); Twitter para periodistas (Ed. UOC); Youtuber (Ed. Redbook) y ¡Hazlo con tu smartphone! (Ed. Redbook) y coautor de otras obras sobre comunicación y educación.

Como ciudadano promuevo el apoyo a Naciones Unidas en la perspectiva de Una Sola Humanidad, como colaborador de la ONG internacional World Goodwill – Buena Voluntad Mundial.  Soy miembro de la European Transpersonal Association y del Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona. Propongo un universalismo inclusivo basado en el humanismo y desde el catolicismo que ejemplifica el papa Francisco, y soy feligrés de la parroquia de Santa Anna.

Entre los 50 mejores blogs periodísticos

GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

Analista de la información y los medios en:

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a 144 seguidores más

SOY PROFESOR E INVESTIGADOR EN:

CATEDRA UNESCO DE MIL Y PERIODISMO DE CALIDAD

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Profesor e investigador

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

MENTOR

CERTIFICACIÓN PROFESIONAL EUROPEA EN PSICOTERAPIA Y PSICOLOGIA TRANSPERSONAL

junio 2020
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930