estás leyendo...
Política

Ada Colau frente a la Gran Prueba y con un Maragall de trasfondo

Es difícil imaginar qué decisión puede acabar tomando Ada Colau ante la disyuntiva que tiene frente a sí, tratándose de una persona dotada de una aguda voluntad de poder. Véase que esa condición no debe entenderse en sentido negativo, sino que es necesario ser consciente de ello para darse cuenta de la singularidad del momento que vive. Y es también difícil a causa de la opacidad del personaje, otra característica singular porque, en contraste con la familiaridad de trato que exhibe ante sus votantes y el público en general, incluidas confidencias sobre su vida personal, ignoramos mucho sobre sus objetivos estratégicos últimos.

La construcción de la imagen de Ada Colau es un magnífico trabajo de comunicación política, del cual ignoramos las proporciones en que intervienen lo nativo, lo espontáneo, lo construido, lo autogenerado y lo aprendido. Tampoco aludimos negativamente a esa construcción sino todo lo contrario: Pujol y Pasqual Maragall eran dos bestias políticas que se hicieron a sí mismos y desarrollaron imágenes personales enormemente poderosas que marcaron terrenos muy distintos en lo político y lo electoral e incluso en las sensibilidades personales, justo en el lugar donde más escuece la piel.

Ada Colau, con la culminación de su proceso de autoconstrucción, al despertar la animadversión declarada de sus adversarios, demuestra que pertenece a esa división superior de la competición política, aquella en la que las personas son calibradas por la dimensión y furia de sus enemigos (del upper Diagonal pero también más allá). Obedezca el proceso de construcción de Ada Colau tal como lo conocemos a la audacia o al oportunismo –ambas cosas a la vez también son posibles—la alta tensión de su situación indica que la labor ha llegado a su culminación con éxito.

La decisión que tome tendrá consecuencias estratégicas respecto al futuro de Barcelona y de Catalunya, de modo que cuando se moje no será en una palangana sino en el mismísimo Rubicón, según se expresó Lluís Rabell. Ada Colau interesa y sorprende por muchas razones. Las que lo hacen menos son las consabidas: una joven mujer que procede de las capas modestas de la ciudad y consigue posicionar un liderazgo social en ataque político de éxito; una persona surgida de ciertos ambientes progresistas de un país cuya cultura media ha sido hecha a base de Fura dels Baus, Comediants, comic alternativo, ocupación del Princesa y relecturas situacionistas; una activista fogueada en la reivindicación social que aprende a hacerse con el manejo de las palancas de la política institucional.

Pero no es el activismo lo que define la imagen política de Colau, pues parece ser que ya se considera también activista a Quim Torra, actual presidente de la Generalitat, de modo que cada país y cultura produce sus activistas: Italia, Emma Bonnino y Sandro Pertini, y Catalunya, Lluís Maria Xiirinachs y Quim Torra. La actual alcaldesa de Barcelona es otra cosa: un político de nuevo cuño, de mente aguda y actitud singular, que se encuentra ante la maldición china que te augura que se cumplan tus deseos: a la voluntad de poder corresponde un reto estratégico de envergadura equivalente, como relatan desde la antigüedad clásica los Trabajos de Hércules.

En el dilema actual, Ada Colau se encuentra frente a frente -o lado a lado- con Manuel Valls, una primera figura de la política europea que ha sido obviado por el espíritu venenoso que circula por las venas de nuestro pueblo y nos hace tomar siempre las decisiones equivocadas en el momento más trascendente, tal como supo ver Gaziel. Aunque ambos se consideren lejanos entre sí por lo que respecta a cultura política y de la otra, son más semejantes de lo que parece: ninguno de los dos debe nada a nadie.

Colau y Valls aparecieron en la política catalana de manera imprevista, ambos se han hecho a sí mismos y ambos tienen la suficiente agilidad de cintura y de rabo para sacudirse las moscas; Valls se desmarca de su ticket electoral cuando se da cuenta de que el paracaídas era en realidad kryptonita; Colau exporta a Madrid a sus dos poderosos condottieros cuando comprende que la han aproximado a las fauces del lobo que la podía devorar si no se colocaba la capucha amarilla. Tanto da que uno se foguee en la elitista ENA francesa u otra en las hiperorinadas calles de Ciutat Vella, un outsider siempre lo será, él mismo sabe que no dejará de serlo ni que se transfigure en el Tabor, y su voluntad de poder irá pareja con su capacidad de supervivencia.

La decisión final de Ada Colau vendrá propiciada en gran manera por su determinación fundamental, que hace que su destino apunte a realizar sus particulares Trabajos de Hércules. Uno no se la imagina reducida al estado laical, es decir, como mera concejala en su consistorio. Tampoco, por ejemplo, como diputada en un Parlament convertido en un sarcófago –etimológicamente, “devorador de carne”— en el cual su personalidad se diluiría entre los pedazos del iceberg que causó el hundimiento del Titanic.

La raza a la que Colau pertenece tiene como divisa el dictum borgiano, “O César o nada”, y como cualidad, detectar las debilidades ajenas y convertirlas en fortalezas propias. Collboni ha dudado siempre de su propia madera de líder, Ada no está hecha para el papel de amigo del chico porque el chico es ella. Maragall sabe que su base electoral es de piedra pero que su persona, furia vengativa aparte, está cuarteada, Ada sabe que su descaro la hace odiosa pero invulnerable en un país de gatas maulas.

Parecería que la alcaldesa pudiera adoptar una solución ganadora por más que arriesgadísima, pero sabemos que ella no le hace ascos a ciertas retiradas aparentes y momentáneas, como se vio en la noche electoral. Quizás la respuesta esté en la siguiente pregunta: ¿se ve a sí misma como presidenta de la Generalitat de Catalunya cuando se produzca por fin el Gran Hundimiento? Resultaría entonces que el segundo Maragall sería ella y no el hermano.

Publicación original: Catalunya Plural.

Acerca de gabrieljaraba

Periodista, escritor y profesor universitario. Investigador de Internet.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

BIENVENIDOS A MI BLOG

DR. GABRIEL JARABA
Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Soy un periodista senior en ejercicio desde 1967, con experiencia en prensa, radio, televisión e internet. Me dedico a tareas académicas y de activismo social como Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente sirvo como profesor en esa Universidad; en la Cátedra Internacional UNESCO Unaoc UniTwin de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural, la Cátedra UNESCO de MIL para el Periodismo de Calidad, la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

Soy analista de la información y los medios en la Fundació Periodisme Plural y escribo en el diario Catalunya Plural. Hago investigación en comunicación, en redes sociales de internet y en humanidades digitales. Elaboro métodos de impulso de la creatividad y de gestión mental.

Autor de los libros Periodismo en Internet (Ed. Robinbook); Twitter para periodistas (Ed. UOC); Youtuber (Ed. Redbook) y ¡Hazlo con tu smartphone! (Ed. Redbook) y coautor de otras obras sobre comunicación y educación.

Como ciudadano promuevo el apoyo a Naciones Unidas en la perspectiva de Una Sola Humanidad, como colaborador de la ONG internacional World Goodwill – Buena Voluntad Mundial.  Soy miembro de la European Transpersonal Association y del Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona. Propongo un universalismo inclusivo basado en el humanismo y desde el catolicismo que ejemplifica el papa Francisco, y soy feligrés de la parroquia de Santa Anna.

Entre los 50 mejores blogs periodísticos

GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

Analista de la información y los medios en:

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 144 seguidores

SOY PROFESOR E INVESTIGADOR EN:

CATEDRA UNESCO DE MIL Y PERIODISMO DE CALIDAD

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Profesor e investigador

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

MENTOR

CERTIFICACIÓN PROFESIONAL EUROPEA EN PSICOTERAPIA Y PSICOLOGIA TRANSPERSONAL

junio 2019
L M X J V S D
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
A %d blogueros les gusta esto: