estás leyendo...
Sabiduría

Un breve paseo por el amor y la muerte

De vuelta a casa tras ocho días de hospital para una intervención de cáncer de colon, uno se da cuenta de que nada volverá a ser como antes. Por más cómoda que sea la vida que disfrutamos en este rincón del mundo no hay nada como situar a una persona ante la evidencia de la muerte no como posibilidad o como ejercicio filosófico sino en tanto que pasaje vital inevitable para que las cartas se pongan boca arriba y cada uno muestre cuál es su manera de caminar por esta vida. Tendré tiempo de escribir sobre esto, largo y a fondo, pero de momento me quedo con una sensación de profundidad, de haber llegado a un punto en el cual uno puede tocar lo que llamamos realidad de un modo esencial y rotundo.

No es el problema de morirse, que por cierto no es un problema, pues cada ser humano sin excepción lo hace de manera inevitable desde que el mundo es mundo; ni siquiera es el problema de vivir de manera adecuada y conveniente al tener en cuenta la impermanencia de todo lo existente, cosa que han enseñado de manera excelente los sabios de oriente y occidente. Me temo, incluso, que la cosa va más allá del sentido de la vida que cada cual pueda hallar o concederle, de sostener una motivación, estímulo o justificación para seguir avanzando por el sendero de los vivos. La revelación fehaciente de la propia mortalidad y todo lo que ello implica es mucho más, que no es poco, la asunción de la mismísima condición humana –como tan bellamente relata la película El hombre bicentenario— porque la muerte, valga la paradoja, es algo que va más allá de la vida; el vértigo que produce la mayor o menor inminencia de la desaparición física no es otro que el que suscita la posibilidad de enfrentar algo que resulta indescriptible a la mente convencional, inaceptable al comportamiento habitual, inasumible para la concepción del mundo establecida. Me temo que si a algunos de quienes se interesan por si hay “vida después de la muerte” se les garantizara tal posibilidad la consecuencia sería un pavor descomunal más terrorífico que la perspectiva de la desaparición total.

Gracias a la inevitabilidad de la muerte y al proceso de morir al ser humano le es regalada la posibilidad de tocar el infinito con la punta de los dedos. La muerte sitúa a todos los humanos en un estricto plano de igualdad, no admite negociación ni trueque; es total y rotunda. La muerte nos hace humanos porque nos hace finitos y hermanos: nos coloca en el lugar que nos corresponde.  Y nos sitúa al borde de un precipicio para obligarnos a mirar hacia el infinito, hacia un más allá que no es necesariamente la continuidad de la conciencia en un plano distinto de existencia sino las más de las veces un interrogante urgente relativo al sentido, la ética, el amor, el servicio y el provecho de la vida que nos es regalada sin merecerla.

Me detengo aquí porque en los próximos días, semanas y meses me toca escribir abundantemente sobre este asunto, pero también porque me contengo ante el riesgo de pisar terreno metafísico. Saben nuestros sabios de la antigüedad clásica, como lo saben los sabios budistas y cristianos, que la conciencia de la muerte es la mejor didáctica para una vida justa y buena. Si fuéramos verdaderamente conscientes de que la vida no nos pertenece, que no tenemos ningún poder sobre ella, que es un regalo inmerecido y que es más fugaz que un soplo seríamos capaces de vivir caminando por el filo de la navaja (me asombra, dicho sea de paso, la gran aceptación que aparentemente tiene el budismo en occidente, dado que sus santas enseñanzas se basan en la evidencia de la impermanencia y la muerte, y no me atrevo a asumir que la conciencia de esa evidencia haya hecho mella real en la mentalidad occidental, siquiera en la de los buscadores sinceros; es un hueso demasiado duro para la dentadura moderna y postmoderna).  Pero el asunto va más allá y alcanza, de una parte, al verdadero arte de vivir, a la posibilidad de llevar una vida justa y buena; de otra, al sentido de ese vivir, y aún más allá, a la posición de esa vida en un plano necesariamente trascendente, necesariamente porque paradójicamente, esa desaparición física que para los materialistas es prueba de ausencia –ausencia de conciencia, ausencia de trascendencia– es para un servidor, precisamente, indicador claro de apertura a algo que podemos llamar infinitud a falta de mejor nombre y que a mi entender su inaprehensibilidad es prueba de verosimilitud: si puedes nombrarla, no es ello, del mismo modo que si puedes concebirlo, no es Dios.

Este abordaje apofático es el mejor preventivo para las resbalosidades metafísicas y una armadura de humildad necesaria en semejante menester. Un breve paseo cerca del amor y la muerte, parafraseando a John Huston, me ha servido para arrancarme cualquier reparo al respecto. El hombre es libre porque debe morir; la muerte no es final sino inicio; el destino del hombre es la infinitud; el hombre está hecho para la libertad; la vida es el fruto directo y consecuente del infinito y rebosante amor de Dios (mala palabra para designar lo indesignable pero para la que no hay mejor sustituto). Y entonces hallas la evidencia íntima y sentida de ese amor e inmediatamente desaparece el miedo.

Acerca de gabrieljaraba

Periodista, escritor y profesor universitario. Investigador de Internet.

Comentarios

Un comentario en “Un breve paseo por el amor y la muerte

  1. Como dijo el dicho, no me busques en el viejo ataúd de mármol, allí no me vas a encontrar…,

    Publicado por Jorge | 30 Ene 2019, 6:48 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

BIENVENIDOS A MI BLOG

DR. GABRIEL JARABA
Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Soy un periodista senior en ejercicio desde 1967, con experiencia en prensa, radio, televisión e internet. Me dedico a tareas académicas y de activismo social como Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente sirvo como profesor en esa Universidad; en la Cátedra Internacional UNESCO Unaoc UniTwin de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural, la Cátedra UNESCO de MIL para el Periodismo de Calidad, la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

Soy analista de la información y los medios en la Fundació Periodisme Plural y escribo en el diario Catalunya Plural. Hago investigación en comunicación, en redes sociales de internet y en humanidades digitales. Elaboro métodos de impulso de la creatividad y de gestión mental.

Autor de los libros Periodismo en Internet (Ed. Robinbook); Twitter para periodistas (Ed. UOC); Youtuber (Ed. Redbook) y ¡Hazlo con tu smartphone! (Ed. Redbook) y coautor de otras obras sobre comunicación y educación.

Como ciudadano promuevo el apoyo a Naciones Unidas en la perspectiva de Una Sola Humanidad, como colaborador de la ONG internacional World Goodwill – Buena Voluntad Mundial.  Soy miembro de la European Transpersonal Association y del Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona. Propongo un universalismo inclusivo basado en el humanismo y desde el catolicismo que ejemplifica el papa Francisco, y soy feligrés de la parroquia de Santa Anna.

Entre los 50 mejores blogs periodísticos

GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

Analista de la información y los medios en:

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 144 seguidores

SOY PROFESOR E INVESTIGADOR EN:

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Profesor e investigador

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

Professor de periodisme i comunicació

CATEDRA INTERNACIONAL UNESCO UNAOC UNITWIN DE ALFABETIZACIÓN MEDIÁTICA Y DIÁLOGO INTERCULTURAL

Profesor y Secretario Internacional para el Diálogo Intercultural

CÁTEDRA RTVE-UAB

Investigador

OBSERVATORIO PARA LA INNOVACION DE LOS INFORMATIVOS EN LA SOCIEDAD DIGITAL

Colaborador

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

Profesor

MENTOR

Corresponsal en España

MASTER EN PERIODISMO DE VIAJES

Profesor y tutor

MASTER EN GESTION DE LA COMUNICACION POLITICA Y ELECTORAL

Profesor

INSTITUT DE PSICOLOGIA TRANSPERSONAL DE BARCELONA

Formador y coordinador de la formación

CERTIFICACIÓN PROFESIONAL EUROPEA EN PSICOTERAPIA Y PSICOLOGIA TRANSPERSONAL

COLABORO EN AIKA. Diario de Innovación y Tecnología en Educación

FOCUSED Revista sobre educación y medios

CULTURA MASÓNICA

MASONERÍA CÍVICA, mi blog masónico

FUNDACIÓ L’ALTERNATIVA

enero 2019
L M X J V S D
« Dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
A %d blogueros les gusta esto: