archivos

Archivos para

Diez recomendaciones para iniciar el curso con entusiasmo

janus-7

En el año natural coexisten dos inicios de año, el de enero y el de septiembre. Me gusta; ese inicio postveraniego seguido de un replay invernal me parece algo muy estimulante. Como la naturaleza es sabia, esos dos reinicios son mucho más provechosos que el rutinario cambio de calendario anual. Si no nos hubiéramos convertido en analfabetos simbólicos gracias a la nueva cultura literalista que se cree ilustrada y en realidad anda deslustrada, celebraríamos la existencia de Jano, el dios de la doble cara, patrón del mes de enero (januarius) y de todos los inicios, comienzos e iniciaciones.

Me he entretenido en apuntar algunos de esos consejos prácticos que tanto os gustan, de cara a la primera ídem de nuestro querido Jano en versión septembrina.

  • Disfruta de las energías ilusionantes que trae el nuevo curso. Sumergirse en su estímulo permite cargar baterías y renovar el entusiasmo meses más allá. Es una situación muy especial que nos invita al goce de la perspectiva, la ilusión del descubrimiento y el placer de recontactar con nuestras propias fuerzas y capacidades.
  • Sumérgete con pasión en el entorno habitual recuperado. Sé un urbanita totalmente inmerso en el entorno ciudadano. Recupera el bus, el metro, el taxi y si conviene, la moto o el coche. En contra de lo que muchos tiquismiquis pseudonaturistas creen, la ciudad tiene una valiosa y potente energía positiva: la que resulta de la agrupación de muchas mentes propias de las gentes de buena voluntad. Como rezaba un dicho medieval: el aire de las ciudades hace hombres libres.
  • Abre un nuevo cuaderno de notas. Que sea una libreta maja, Moleskine o similar, de colorines y si es posible con goma atrapapáginas. Dedica esta libreta a mantener y fomentar tu entusiasmo inicial, que con el paso del tiempo decae. Anota tus planes para el curso, tus objetivos, hallazgos: todo lo que redunde en agrupar y fortalecer tus ilusiones, capacidades, habilidades y metas. Tiene que ser un cuaderno de bitácora que sintetice tu derrotero durante el curso que empieza.
  • Como se ve por los anuncios de la tele, las editoriales comienzan a proponer colecciones de todo tipo: construir maquetas, aprender a dibujar, tanques, buques y automóviles, labores del hogar y artesanías más o menos artísticas. Aprovecha para hacer algo más creativo y provechoso: consigue un libro en blanco –es decir, un album, de “album”, una cosa en blanco, en latín– y confecciona con él el álbum de tu vida tal como es ahora mismo. Fotos recortadas de diarios y revistas (o impresas de internet) con personajes o asuntos que te interesen o estimulen; breves párrafos o frases de cosas que te han llamado la atención o que tú mismo propongas; recuerdos de lugares significativos para tí que te den buen rollo (carteritas de cerillas, posavasos, sobres de azúcar, postales, flyers); fotocopias de fotos de tu colección familiar… Para tener ante ti la imagen viva de cómo es y cómo debería ser tu vida ideal.
  • La vida ideal con la que soñamos se está desplegando ahora mismo ante nuestra vista. Nuestras acciones, en estos precisos momentos, serán decisivas para inclinarla en una dirección determinada. Gocemos de la magnífica oportunidad de sentirnos dueños de nuestro destino. La libreta potente y el álbum esclarecedor son las dos armas tangibles que tenemos para hacerlo. Las intangibles son la ilusión, el entusiasmo y la determinación.
  • Durante las fiestas de Navidad nos proponemos seriamente que con el comienzo del año estudiaremos inglés e iremos al gimnasio. Y luego pasa lo que pasa. Piensa ahora: qué nuevas acciones podría emprender en este inicio de curso, cosas que querría hacer y hasta ahora no he hecho. Fíjate que he dicho querría y no debería. ¿Qué acciones concretas podrían marcar una diferencia entre lo que he vivido hasta ahora y lo que viviré a partir de ahora?
  • Toma una hoja de papel y anota, en dos columnas paralelas, tus fortalezas y tus debilidades. Observa cómo hay una relación entre unas y otras. A lo mejor tus fortalezas no son tan fuertes; a lo mejor lo que consideras debilidades podrían ser grandes cualidades si estuvieran bien orientadas. Reflexiona sobre esto y en otra hoja vuelve a escribir dos columnas paralelas como las anteriores, pero transformando los conceptos después de haber sido revisados de este modo.
  • La vida es una partida de poker. Lo que decide una partida no es la cantidad de cartas buenas que tengas sino cómo juegas tus bazas. Anota la lista de tus cartas malas. Ahora analízalas y haz una ficha con cada una de ellas. Apunta en cada ficha: ¿cómo podría convertir esta carta mala en una carta buena? Y ahora haz una tercera anotación: resume los procesos de transformación de cada carta mala, sintetízalos y construye a partir de la síntesis un programa de acción.
  • No todo es esfuerzo, objetivos y logros en la vida. Mucho de lo más importante surge en la no acción, que no es inacción sino un modo distinto de actuar. En este sentido es importante el descanso, el placer y el gozo de la vida, de las cosas, de la gente y del mundo. Apunta: ¿con qué disfruto? ¿Disfruto lo suficiente con ello? ¿Con qué me gustaría disfrutar y no lo hago? ¿Cómo voy a hacer para lograrlo? Y la pregunta clave: ¿lo que me gusta disfrutar y aquello con lo que disfruto realmente en este momento me conduce a una vida más satisfactoria, plena y realizada?
  • La vida no es ganar o perder, gozar o padecer. La vida es vivir, el sentido de la vida es vivirla con sentido. ¿Qué es lo que tiene sentido para ti ahora y aquí? Si tienes la respuesta lánzate a fondo a ello. Si no, sigue buscando.

Feliz inicio de curso, queridos y queridas.

 

En defensa de Pokemon Go: no son zombies y usted no ha entendido nada

Pokemon go 3

No sé si debemos agradecer a Pokemon Go que haya vuelto una determinada versión de la polémica entre apocalípticos e integrados. Vistos algunos insospechdos repliegues de la obra de Umberto Eco, especialmente en el campo divulgativo, especulativo y de la ficción literaria, no sé si hoy un servidor sostendría tan vigorosamente como cincuenta años antes lo que parecían ser sus posiciones de entonces. Los tecnoescépticos de hoy, como Evgeni Morozov o Byung-Chul Han, han llevado la cuestión mucho más allá, en el marco de una crítica general a las destilaciones tecnoculturales del neoliberalismo que –ahora sí– tocan el núcleo de la cuestión. Lo que permanece, asombrosamente después de todo este tiempo, es la incapacidad de comprender el alcance de hechos propios de lo que podemos seguir considerando cultura pop, una incapacidad que demuestra no un elitismo cultural sino una superficialidad manifiesta que se suele atribuir, en cambio, a los amantes de los tebeos, los videojuegos, la música poprock y el entretenimiento digital.

A partir de la recepción de Pokemon Go, veamos algunos errores de perspectiva propìos de la visión elitista que se considera la única con derecho a nobleza  y al mismo tiempo de la visión trivial que ni siquiera se reconoce como tal.

ANDAN COMO ZOMBIES. “Van por ahí, como zombies, absortos en el móvil”. No están alelados, están atentos; no están aisladamente absortos, están concentrados en una actividad dinámica. Pokemon Go es nada más pero nada menos que una gymkama, un juego que se basa en recorrer la ciudad pasando determinadas pruebas durante el transcurso y superando situaciones imprevistas. El hecho de que esta gymkama tenga que ser seguida mediante el móvil obliga a mantener la atención en su pantalla, pero al tener que avanzar en el recorrido del juego, es necesario también desplegar una atención dinámica y periférica al mismo tiempo. De este modo, esta práctica lúdica es un estupendo entrenamiento de las facultades de la atención y la concentración, ejercidas dinámicamente y en entornos imprevistos, lo que obliga a desarrollar la atención adaptativa. Ya se ha visto la incongruencia de censurar a Pokemon Go porque sacaba a los jóvenes a las calles, cuando antes se les criticaba que permaneciesen sentados en casa jugando a videojuegos; ahora vemos cómo se pasa por alto una práctica que se contrapone a y puede subsanar la preocupante tendencia a ese déficit de atención de los niños y adolescentes, precisamente porque fomenta esa facultad. ¿En qué quedamos?

SUFREN Y PROVOCAN ACCIDENTES. “No miran por donde andan, tienen accidentes y los provocan”. No miren ustedes hacia los pokemoneros para encontrar gentes que sufren y provocan accidentes al usar el móvil sino hacia los automovilistas adultos, en general y en toda España. Un 38 por ciento de los conductores usa indebidamente el móvil mientras conduce. El abuso del alcohol junto con la distracción por conducir usando el móvil están a la cabeza de los accidentes de circulación que se producen en nuestro país. Los tropezones o despistes de los que hemos tenido noticia son los gajes propios de quien se inicia en una práctica nueva, como caerse de la bicicleta cuando se aprende a pedalear, y enseguida se corrigen. La mala costumbre de usar el móvil en el coche por parte de los grandullones es, en cambio,un vicio tan arraigado que se precisa de un curso para recuperar puntos del carnet de conducir para empezar a ser consciente de ello.

PODRÍAN DEDICARSE A ALGO PROVECHOSO.Ya lo hacen: juegan a un juego creativo. “Niño, ya que sales al Pokemon podrías ir a echar unos cuantos currículums”. “Y tú podrías hace lo mismo cuando te vas a tomar cañas por ahí”, podría responder el joven. Los “ni-ni” fueron inventados hace mucho y no por la subcultura juvenil sino por un sistema incapaz de  suministrar empleo decente a una amplia mayoría de la población y una educación comprensible por los adolescentes hijos de trabajadores. El ocio es un espacio tan formativo como el negocio, y toda actividad educativa debe tener presente una dimensión lúdica, puesto que el juego aporta elementos de crecimiento personal que ninguna otra actividad humana puede proporcionar.

SON ABSORBIDOS POR EL TOTALITARISMO DIGITAL. La crítica más sólida al presente momento de desarollo de internet es la que lo considera el brazo de intervención del neoliberalismo para imponer no solamente su hegemonía cultural sino conseguir que un sistema de control totalizador sea autoimpuesto a través del fomento del narcisismo y de una concepción deformada de las relaciones sociales. Aparentemente parece una buena idea pero en el fondo responde a la misma lógica que la crítica de la Unión Soviética al rock. En el fondo de muchas críticas al neoliberalismo se pueden hallar algunas reticencias al propio liberalismo democrático y las sociedades abiertas, y en el escepticismo de Evgeni Morozov hallo a veces cierta falta de digamos práctica de vivir en una sociedad democrática. Hay algo de melancólico en las distopías que parece más el lamento de unas capas burguesas ilustradas que pierden poder que la visión de fuerzas renovadoras ascendentes, empezando por Huxley y acabando por Orwell. La tradición progresista, tanto en versión revolucionaria como reformista, es, en cambio, amiga del desarrollo tecnológico y de la alianza entre el intelecto, la tecnología y la fuerza de cambio social. Estoy convencido de que se ha aceptado el pensamiento orwelliano de manera demasiado acrítica; para empezar, su visión de la retaguardia republicana española durante la guerra fue, por decirlo caritativamente, equivocada. La visión de Eco al plantear la polémica apocalípticos-integrados fue poner de manifiesto la existencia de excesivas subjetividades en posiciones que se reclaman objetivas.

ES UN ENTRENAMIENTO PARA LA DOMESTICACIÓN SOCIAL. ¿Y qué no lo es? Toda sociedad pretende prevalecer y perpetuarse. La cuestión reside en el grado de autonomía que ostenten los indivíduos y la complejidad de las instituciones sociales en cuanto favorecedora de la misma. A estas alturas, la implantación global del superespectáculo futbolístico debería hacer dudar antes de atribuir funciones de control a los nuevos fenómenos de la cultura digital. Hace pocos años muchos sectores se lamentaban de la supuestamente perniciosa influencia de la televisión en los jóvenes; ahora mismo, los observatorios especializados indican una constante caída de audiencias juveniles y adolescentes. Son ahora “las pantallas” las que preocupan a quienes ven en la cultura pop un elemento de domesticación social, y por tanto cabe preguntarse cuándo y por qué serán reemplazadas como objeto de tal preocupación.

Puesto que la literatura nos habla más de las realidades humanas que las ciencias sociales, podemos ver que la acusación a los fenómenos de cultura popular como elementos disruptores de la convivencia social y la estructura de la personalidad viene de muy lejos. De hace quinientos años, si atendemos a el Quijote. Según la narración, Alonso Quijano enloqueció porque los libros de caballerías –el entretenimiento cultural pop de la época– hicieron que “se le derritiesen los sesos”, fuera esto lo que demonios pudiera significar. Durante cinco siglos se ha admitido que el “derretirse los sesos” de don Quijote era un mal a considerar seriamente, tan seriamente como hoy usamos otro término tan científico como ese: “zombies”. Por favor, señores.

BIENVENIDOS A MI BLOG

DR. GABRIEL JARABA
Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Soy un periodista senior en ejercicio desde 1967, con experiencia en prensa, radio, televisión e internet. Me dedico a tareas académicas y de activismo social como Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente sirvo como profesor en esa Universidad; en la Cátedra Internacional UNESCO Unaoc UniTwin de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural, la Cátedra UNESCO de MIL para el Periodismo de Calidad, la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

Soy analista de la información y los medios en la Fundació Periodisme Plural y escribo en el diario Catalunya Plural. Hago investigación en comunicación, en redes sociales de internet y en humanidades digitales. Elaboro métodos de impulso de la creatividad y de gestión mental.

Autor de los libros Periodismo en Internet (Ed. Robinbook); Twitter para periodistas (Ed. UOC); Youtuber (Ed. Redbook) y ¡Hazlo con tu smartphone! (Ed. Redbook) y coautor de otras obras sobre comunicación y educación.

Como ciudadano promuevo el apoyo a Naciones Unidas en la perspectiva de Una Sola Humanidad, como colaborador de la ONG internacional World Goodwill – Buena Voluntad Mundial.  Soy miembro de la European Transpersonal Association y del Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona. Propongo un universalismo inclusivo basado en el humanismo y desde el catolicismo que ejemplifica el papa Francisco, y soy feligrés de la parroquia de Santa Anna.

Entre los 50 mejores blogs periodísticos

GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

Analista de la información y los medios en:

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 145 seguidores

SOY PROFESOR E INVESTIGADOR EN:

CATEDRA UNESCO DE MIL Y PERIODISMO DE CALIDAD

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Profesor e investigador

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

MENTOR

CERTIFICACIÓN PROFESIONAL EUROPEA EN PSICOTERAPIA Y PSICOLOGIA TRANSPERSONAL

agosto 2016
L M X J V S D
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031