Corazón en vez de estrella: Twitter se emocionaliza

twitter emocion

Un simple cambio de icono ha causado rumores de fronda en Twitter. Más bien entre los usuarios más empèñosos de la plataforma, los más identificados con la imagen y estructura minimalistas, sucintas, elegantes y por ello potentísimas de la red del pajarillo. La estrella con la que se marcaba un tuit como favorito ha sido sustituida por un corazón, con el que se indica que un mensaje “me gusta”. ¡Horror, terror y pavor! ¡Twitter se facebookea!, dicen los fundamentalistas (y yo mismo pensé anoche, al descubrir el cambio).

Marcar como “favorito” un mensaje en una red social no es lo mismo que decir que “me gusta”. Lo primero indica que lo distinguimos, lo ponemos aparte, lo guardamos para luego. No hay implicación emocional necesaria en esas acciones, meros prodecedimientos de orden. A lo sumo, dejamos entrever al emisor del tuit que nos hemos interesado por él; a menudo, el favoriteo en Twitter significa esa leve y elegante insinuación.

Esa elegancia de diseño y de función forma parte de la arquitectura semántica y relacional de Twitter desde su fundación. Es una estructura sucinta y minimalista que permite tanto un intenso flujo comunicacional como el contacto puntual entre usuarios, la interpelación, el envío de mensajes, la alusión y la redifusión de los tuits. El paso de favorito a me gusta desequilibra ese diseño global y lo inclina hacia otro modelo.

La introducción del corazón de “me gusta” es un intento de asimilar la lógica de Twitter a la de otras redes sociales. Vine y Periscope, propiedad de Twitter, lo incorporan. Pero la razón de su implantación ha sido el enriquecimiento que Facebook ha hecho de los emoticonos disponibles en su acción “me gusta” que diversifican y matizan el interés demostrado por el mensaje: me gusta, me encanta, me divierte, me asombra… Afortunadamente, la cosa no ha ido más lejos. De momento. Pero el paso significa claramente una aproximación de Twitter a las lógicas de Facebook.

¿Es esto que digo una exageración? ¿Por un simple corazoncillo colorado? No; porque Twitter y Facebook funcionan con lógicas distintas. La fundamental es el eje de sus respectivas estructuras. Facebook es una red simétrica y Twitter no lo es. En Facebook haces “amigos”; seguir a alguien implica ser seguido por él y viceversa. Tus posts aparecen en el muro de tu amigo y los suyos en el tuyo. Quien ingrese en tu vida facebookiana verá tu muro y en él los posts de los amigos que sigues pero no sus muros directamente. Twitter, en cambio, es una red asimétrica. Seguir a alguien no exige ser seguido a su vez. Y todas las comunicaciones emitidas son públicas. En el primer caso, la “amistad” en Facebook implica una cierta familiaridad, y la mayoría de usuarios esperan que quienes les pidan “ser amigos” les conozcan de algo por lo menos. Twitter no es un espacio de encuentro de amigos sino un medio de comunicación. En este último, una expresión emocional (un corazón) si no está fuera de lugar resulta algo incoherente con el marco.

No se hundirá el mundo tuiteriano por un quitamé allá ese corazón. Pero muchos usuarios como yo nos sentimos cómodos en un entorno que por su minimalismo propicia la moderación o por lo menos la economía de gestos. Twitter funciona bien como está, y lo que funciona no se cambia. Los problemas financieros y bursátiles de la firma hay que buscarlos en otro lugar.

News Reputation explica muy bien las repercusiones del error del corazón, con más argumentos y razones técnicas.

En mi libro Twitter para periodistas señalo una serie de buenas prácticas que pueden ser adoptadas no sólo por los profesionales de la información.

Mundo Twitter, de José Luis Orihuela, es la introducción ideal para quienes deseen descubrir esta red.

Ilustración: Mashable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s