estás leyendo...
Política

La caverna se quita la máscara

los rojos no usaban sombrero

Me había prometido a mi mismo no regodearme en las delicias del sabor retro de la derechuza española. Es esta una sustancia adictiva, que proporciona un placer momentáneo –la contemplación de la persistencia de la barbarie en personas que se creen civilizadas–pero cuyos efectos son letales: profusión de risotadas sin la consiguiente ejecución de las medidas políticoadministrativas pertinentes para que el pensamiento salvaje no pase a la acción. Tómese por tanto el presente escrito como una señal de peligro, a procesar políticamente, y no como mero regodeo.

Empieza Esperanza Aguirre advirtiendo acerca del peligro de que se formen soviets en los distritos de Madrid. No caerá esa breva. Un servidor, durante el tiempo que fue vecino de esa villa y en tanto que militante comunista organizado, se esforzó en pro de ello cuanto pudo pero no se atrevió a esperar el éxito. Es maravilloso: vota la gente y el fantasma de los soviets se aparece a las señoras. Ni el mismísimo Houdini pudo imaginar mejor truco de magia. Continúa una concejala de una localidad valenciana, temerosa de que comience la imposición del catalán, la quema de conventos y la violación de monjas, no se sabe si por este orden. Uno es consciente de que la sombra del caloret es alargada y, para qué nos vamos a engañar, del tonillo con que las señoronas, llámense Aguirre o Santamaría, utilizan para reñir al servicio en sus manifestaciones –día tras día, semana tras semana, Dios bendito– ha sido configurado en las laringes y las mentes de las clases dirigentes españolas. Pero sería de esperar que una cierta capa de modernización, fruto de la revolución científico técnica, imprescindible para la renovación del sistema capitalista, hubiera por lo menos atemperado las pulsiones más killer de quienes piensan que los países son su propiedad inmobliliaria y no el solar de la nación (o el escenario determinado de la lucha de clases, como ustedes prefieran y sin ánimo de ofender).

No es asunto privativo de los madriles semejante acaloramiento. En la propia Barcelona, la cúpula de la Guardia Urbana se hace dengues ante la perspectiva de la nueva presidencia consistorial, con lo cual es de suponer que en las sentinas en que ciertos miembros y subcuerpos de la entidad policial habitan se bullirá de inquietud ante el arribo de una nueva era: ya no será como en la gran ciudad del tango, exactamente lo inverso de la copla que canta que cuando llega la noche la ambición descansa y el músculo duerme. Sobre todo el músculo.

Pero dejen ustedes que me regodee. Sin haber sido nombrada todavía alcaldesa, Ada Colau va al encuentro de los trabajadores de Movistar encerrados en la sede de su empresa para manifestarles su solidaridad activa, al mismo tiempo que la presidencia española cesa al delegado del gobierno en Valencia, imputado por corrupción. Son estas, si  ustedes quieren, estampas de lo pinturero que resulta el transcurrir de los tiempos. Porque el delegado gubernamental no es otro sino el caballero sobre cuyo hombro sollozó Rita Barberá una vez hubo exclamado el histórico “¡qué hostia, qué hostia!”. No menos pintorescos son los dimes y diretes que circulan por los actuales encuentros empresariales barceloneses acerca de la alcaldesa electa, en los que se percibe aquel viejo y conocido olor que resulta de la mezcla de Prat de la Riba y de Martínez Anido. De la mezcla de los ectoplasmas de sus espectros, quiero decir, pues Barcelona está adquiriendo, no hace más que dos o tres días, un tinte astral que reclamaría el concurso de Mario Roso de Luna si no fuera porque nuestro teósofo ancestral se encuentra cuidando de la chiquillería terrena desde el Oriente Eterno.

Lo de la urbana, permítanme ustedes, es realmente notable. No sólo porque recuerda la cuasi úlcera de estómago que llegó a criar Joan Saura merced al regalito de José Montilla –“fets i no paraules”– sino porque nos retrotrae a otra cuestión lamentablemente olvidada: la creación, en los inicios de la democracia municipal, de una unidad musculada –en capacidad informativa y operativa– a cargo de Angel Abad, hermano del primer concejal del PSUC en el consistorio. La semilla sembrada por el viejo activista comunista terminó en los lodos actuales una vez fueron estos propiciados por otras manos. Lo digo por mor de advertir a los entusiastas recién llegados de que el sueño de la acción genera monstruos. Sobre todo la acción revertida.

El culmen de la situación, sin embargo, ha corrido a cargo de la ex ministra Ana Palacio. La señora ve en la posibilidad de la acción política que se desprende de la voluntad popular cierta nostalgia propia del Estado Islámico. He ahí, en suma, la concepción de la democracia que de ella tiene el nacionalismo español, imperialista, etnicista y totalitario. He dicho totalitario. Porque yo puedo combatir desde el liberalismo la pretensión teocrática y neonazi del islamismo militante. Siendo comunista, también el liberalismo me pertenece, pese a quien pese. Palacio habla desde un soi disant liberalismo y no hace más que revelar el pánico que un atisbo  de movimiento social provoca en las clases dirigentes.

Ahí está el detalle, como diría Cantinflas. Corremos el riesgo de chotearnos ante todas esas salidas de tono y considerarlas inanidades de damas ociosas y descolocadas. Se trata, en cambio, de la voz profunda que brota de los mecanismos, sistemas y lógicas de opresión, destinada a sembrar desazón y esparcir miedo allá donde existe inquietud y duda. El voto popular expresa una intención y la estructura de la democracia la concreta en una acción. Ante este imperativo democrático cae la careta de quienes se declaran liberales y no son otra cosa que opresores, si no totalitarios. Los fantasmas con que pretenden asustar a la gente no son otra cosa que recursos torpes para legitimar el amedrentamiento de la ciudadania como forma de gobierno.

Reflexionen los catalanistas sobre las semejanzas que presentan estas reacciones reaccionarias y los dengues que les provoca el ascenso de Ada Colau. Piensen los demócratas que aspiran a un cambio sociopolítico que nunca tuvieron tal pájaro en mano como el presente. Y si los comunistas y socialdemócratas revolucionarios o reformistas, o los liberales demócratas, no llegasen a ser conscientes de que el pánico entre la derechuza abre un boquete de oportunidad política, caiga sobre ellos la ira de los dioses.

No hay pues más que una tarea: desalojar el próximo noviembre a estos sinvergüenzas del poder. También para los independentistas catalanes. ¿O es que creen que van a negociar un proceso de emancipación con semejantes bárbaros?

 

Acerca de gabrieljaraba

Periodista, escritor y profesor universitario. Investigador de Internet.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

BIENVENIDOS A MI BLOG

DR. GABRIEL JARABA
Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Soy un periodista senior en ejercicio desde 1967, con experiencia en prensa, radio, televisión e internet. Me dedico a tareas académicas y de activismo social como Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente sirvo como profesor en esa Universidad; en la Cátedra Internacional UNESCO Unaoc UniTwin de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural, la Cátedra UNESCO de MIL para el Periodismo de Calidad, la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

Soy analista de la información y los medios en la Fundació Periodisme Plural y escribo en el diario Catalunya Plural. Hago investigación en comunicación, en redes sociales de internet y en humanidades digitales. Elaboro métodos de impulso de la creatividad y de gestión mental.

Autor de los libros Periodismo en Internet (Ed. Robinbook); Twitter para periodistas (Ed. UOC); Youtuber (Ed. Redbook) y ¡Hazlo con tu smartphone! (Ed. Redbook) y coautor de otras obras sobre comunicación y educación.

Como ciudadano promuevo el apoyo a Naciones Unidas en la perspectiva de Una Sola Humanidad, como colaborador de la ONG internacional World Goodwill – Buena Voluntad Mundial.  Soy miembro de la European Transpersonal Association y del Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona. Propongo un universalismo inclusivo basado en el humanismo y desde el catolicismo que ejemplifica el papa Francisco, y soy feligrés de la parroquia de Santa Anna.

Entre los 50 mejores blogs periodísticos

GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

Analista de la información y los medios en:

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 145 seguidores

SOY PROFESOR E INVESTIGADOR EN:

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Profesor e investigador

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

Professor de periodisme i comunicació

CATEDRA INTERNACIONAL UNESCO UNAOC UNITWIN DE ALFABETIZACIÓN MEDIÁTICA Y DIÁLOGO INTERCULTURAL

Profesor y Secretario Internacional para el Diálogo Intercultural

CÁTEDRA RTVE-UAB

Investigador

OBSERVATORIO PARA LA INNOVACION DE LOS INFORMATIVOS EN LA SOCIEDAD DIGITAL

Colaborador

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

Profesor

MENTOR

Corresponsal en España

INSTITUT DE PSICOLOGIA TRANSPERSONAL DE BARCELONA

Consultor

CERTIFICACIÓN PROFESIONAL EUROPEA EN PSICOTERAPIA Y PSICOLOGIA TRANSPERSONAL

COLABORO EN AIKA. Diario de Innovación y Tecnología en Educación

FOCUSED Revista sobre educación y medios

mayo 2015
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A %d blogueros les gusta esto: