Estoy hecho un “paio”

l'ascensor

Nunca nadie me ha llamado payo, ni siquiera mis amigos gitanos. Parece que no gusta ser considerado payo, en un mundo de sueños en el que lo gitano mola artísticamente (y no tanto cuando tienes que ganarte la vida): “Es payo y yo soy gitano, y tengo sangre de reyes en la palma de la mano”, cantaba el llorado Manolo Escobar en su Porrompompero, aunque él fuera un eximio ejemplo de la payez almeriense que se vino a Badalona a currar en la obra a mediados de los 50. Pero me estoy convirtiendo en un “paio” de pro gracias al blog PAIOS Catalans, en el que PAIOS son las siglas de Periodistes Apocalíptics, Integrats, Optimistes i/o Solidaris. El blog, gracias a su editor, Andreu Farràs, redactor jefe de política en El Periódico y profesor de la UAB, se ha convertido en el más representativo de la profesión periodística catalana, o al menos de aquel sector de la profesión que todavía se reconoce en los maestros de una generación que lo llevó a la cumbre poco antes de que los editores de prensa fuesen sustituídos o dirigidos por inversores financieros que odian a los periodistas y los desprecian a ellos y a los lectores de sus propios productos.

Pues resulta que PAIOS tiene la enorme amabilidad de reproducir mis artículos en los que escribo mis reflexiones sobre el periodismo, la profesión y la industria de los medios. Así tengo el honor de codearme con gente como José Sanclemente, Cristina Palomar, Gil Toll, Joan Cañete Bayle, Albert Sáez, Francesc Ràfols, Siscu Baiges, Júlia Sousa, el propio Andreu Farràs y muchos otros compañeros. El último ha sido mi análisis del nombramiento de un nuevo editor para The Washington Post y lo que puede tener de revelador de las intenciones de Jeff Bezos, el propietario del diario que lo comproó a la familia Graham. Y a lo tonto a lo tonto, me encuentro que los lectores de PAIOS me han concedido sus favores –en el sentido más casto del término– poniendo mi modesta firma entre las más leídas del blog. Permitidme que me coloque las medallitas, como el Màgic Andreu (porque si uno no tiene un blog para molar, ya me dirás para qué):

El artículo sobre el Washington Post es el tercero más leído en los últimos 30 días.

Un artículo sobre Oriol Maspons, reivindicando su verdadera figura, el séptimo más leído, en esa misma lista.

— El mismo artículo, el quinto entre los más leídos en toda la trayectoria de PAIOS.

Un artículo sobre Jordi Évole, el décimo más leído, en esa misma lista.

O sea, cuatro hits en un ranking que suma 20 superéxitos.

Ahora se dirán algunos: mira este, qué burro, fardando de una tontería así. Ustedes perdonen, pero es una excusa para invitar a mis lectores a que lean PAIOS, y de paso, visiten los numerosos links que he ido agrupando en el blogroll de mi blog, donde hay temas mucho más interesantes que en el mismo. A quienes les interesa el periodismo, descubrirán en PAIOS muchas cosas ilustrativas de esta profesión y quizás comprendan mejor lo que pasa con los medios.

Y también, qué caramba, es un motivo para estar contento ahora que ya estoy fuera del mercado de la profesión y dedicado a la docencia y al estudio. Recordad que cuando tenía 17 años, en 1967,  ya firmaba autógrafos como batería de Els Tres Tambors (artistas en Discos Belter, autores de Cançó del noi dels cabells llargs, la canción en catalán más famosa aquel año junto con Cançó de matinada, de Serrat). Y eso marca mucho, caramba.

PAIOS Catalans

Los libros publicados por Andreu Farràs: El 23F a Catalunya, El ascensor: charnegos al poder. L’ascensor: l’arribada al poder dels altres catalans. L’oasi català.

(Ilustración: portada del libro L’ascensor, de Andreu Farràs i Pere Cullell.

 

2 Comments

  1. potser els lectors de Paios ho han fet perquè vostè és el penúltim periodista, i dic vostè no per edat, sino per respecte a una ‘rara avis’… un periodista honest.

  2. Els periodistes catalans de la meva generació hem estat generalment honestos, ho hem aprés dels nostres mestres: Josep Pernau, Josep Maria Cadena, Josep Maria Huertas Claveria i tants d’altres. El periodista trapisondista apareix quan la política i el periodisme s’apropen massa i quan l’espectacle suplanta la informació; allà hi ha negoci.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s