DÍA A DÍA/ Vuelve la mili

La supresión del ser vicio militar obligatorio en España suele ser considerada como un gran logro democrático. Fue la última oleada de un antimilitarismo paneuropeo erigido en ideología central de las clases medias y populares, que desembocó en la eliminación de las levas en casi todos los países. Pero ahora descubrimos que existen grupos de jóvenes tanto en el Reino Unido como en España que han decidido regresar a los antiguos modos y se van a hacer la mili con el Estado Islámico: prácticas de fuego real con blancos humanos vivitos y coleando. Nihil novum: mientras cierto sector punkizante en Euskal Herria clamaba contra el militarismo al mismo tiempo llamaba a “hacer la mili en ETA”.

El regreso de la mili en versión hardcore tiene la virtud de esclarecer las mentes: la mili es mala o buena según con quién se haga, piensan sus partidarios. Ojalá la sinceridad de los islamistas criados en las democracias liberales nos ayude a darnos cuenta de una vez por todas de una gran verdad. Que la banalidad del mal que teorizó Hannah Arendt se basa en el desprecio a la democracia. Luego todo son opciones posibles.

* *

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s