GABRIEL JARABA blog

Icono

Una mirada periodística universalista

El oficio de periodista: cómo escribir con eficacia

facucom uab

El verano es un tiempo en que, para amenizar y variar el ocio, solemos imaginar alguna nueva actividad, cómo perfeccionar una habilidad o planear cosas para el inicio del próximo curso. Por si entre los lectores se encuentra alguna vocación periodística, o personas que deseen perfeccionar su escritura para comunicar mejor, os ofrezco aquí un fragmento de mi libro “Periodismo en internet. Cómo escribir y publicar contenidos de calidad en la Red” en el que explico las bases de la escritura periodística.

Los periodistas son profesionales de la comunicación pero no todos quienes comunican son periodistas. A menudo vemos en la televisión personas que dicen ser periodistas y son presentados como tales, pero que en realidad se dedican a otras actividades, como relaciones públicas, publicidad, moda o la opinión en tertulias y espectáculos de infoentretenimiento; incluso hay que hablan a cámara o hacen preguntas y que no son periodistas sino presentadores. Los trabajos relacionados con la comunicación son muy variados pero el periodismo es una profesión muy determinada que no debe ser confundida con otras.

El periodismo es trabajar con información, pública y publicada. Un detective, por ejemplo, opera con información, pero no para hacerla pública sino para proporcionársela a un cliente privado. La información periodística, además de pública, debe ser fiel a la realidad y por tanto, contrastada. El periodista, pues, es alguien que trabaja con fuentes de información, contrasta la información que de ellas extrae y la sirve al público a través de los medios informativos.

La información con la que trabajan los periodistas es información de actualidad: noticias. Los fines específicos de la información de actualidad son: dar cuenta de acontecimientos de interés general, de modo imparcial, fiable, independiente.

Acontecimientos de interés general: cosas que interesan a todos o a casi todos. Hay, por supuesto, información especializada (deportes, bricolaje, arte) que también está incluida en ese interés, si está tratada periodísticamente.

Imparcial: que está únicamente al servicio del público, y no responde a intereses de partes, como empresas, agentes económicos u otros, instituciones, intereses políticos o comerciales, etc. Y por tanto, que esta información ha sido confeccionada de manera independiente sin inclinarse interesadamente hacia los intereses de una parte u otra, por legítimas que sean.

            Fiable: la información ha de ser elaborada de un modo que se aproxime al máximo a los hechos, en la medida que ello sea posible. Ello se consigue contrastando las diversas fuentes informativas implicadas, para comparar versiones, advertir contradicciones y hallar coherencias, de modo que de ello resulte un relato periodístico lo más objetivo posible.

Independiente: la objetividad total no puede ser conseguida, porque la comprensión de las cosas y el relato de los hechos son siempre actos subjetivos. Pero puede lograrse, y exigirse de un periodista, que sea independiente. Es decir, que no escriba según intereses de una parte implicada ni tratando de favorecer deliberadamente un interés que no sea servir información fiable a su público.

Podemos ahora dar una definición de periodismo:

Periodismo es la comunicación periódica de un hecho (acontecimiento) que acaba de ocurrir o descubrirse, o que tiene previsto suceder en un futuro más o menos próximo, a un público masivo o especializado, a través de los medios de comunicación. Mar de Fontcuberta, La noticia. Pistas para percibir el mundo. Paidós, Barcelona, 1989.

Y esa comunicación debe ser realizada bajo los parámetros citados relacionados con la fiabilidad.

La fiabilidad de la labor del periodista viene obligada no solamente por su ética profesional sino por la misma razón de ser de su oficio. La información, además de ser un servicio o un producto, es sobre todo un derecho democrático. Las constituciones y las legislaciones democráticas recogen el derecho a la información, es decir el derecho a recibir información fiable y veraz y el derecho a emitirla y distribuirla. El titular de ese derecho no son los medios de información, el gobierno o las instituciones sino los ciudadanos mismos. La información no es de los periódicos o las televisiones, es tuya y mía, y los periodistas no están al servicio de las empresas propietarias de los medios sino que son los administradores del derecho público y democrático a la información. Grave responsabilidad –¡y magnífico estímulo!—a menudo olvidada, menoscabada y pisoteada. Ser periodista es tener el honor de administrar sabiamente un derecho democrático fundamental.

Si todo esto te parece grandilocuente, espera un momento. Vivimos en un mundo complejo y confuso, al que Internet ha venido a traer más complejidad y confusión. Antes el problema era la falta de información y ahora lo es su sobreabundancia. Por la red circula todo tipo de mensajes, datos, informaciones, una maraña de palabras, imágenes, conceptos que se entretejen hasta producir la mencionada “infoxicación. Los periodistas somos, precisamente, los profesionales de la información, la gente que sabemos recoger, seleccionar, editar y disponer información fiable. Internet es, como ha dicho Alejandro Piscitelli –un clarividente científico social argentino—el “mar de los sargazos” y en ese mar enredado de algas y hierbajos flotantes los pilotos que debemos indicar el camino somos –deberíamos ser—los periodistas.

            Hacer periodismo en internet es ayudar a que la gente disponga de información fiable, contenidos de calidad y materiales relevantes para que puedan vivir mejor porque disponen de mejores opciones para conocer y por tanto decidir.

Sabemos ya, pues, qué es lo que hace (¡o debería hacer!) un periodista. Veamos ahora con qué herramientas lo hace y cómo lo hace.

El material de trabajo del periodista es la vida misma. La vida de las personas se materializa en acciones. Lo que interesa al periodista es lo que hace la gente. Una vez asistí a un seminario de formación en el que lo más valioso que aprendí fue esto: “¿Qué le interesa a la gente? Lo que hace la otra gente”. Punto. Los periodistas contamos a la gente lo que hace la otra gente. Pero se lo contamos mejor que los chismosos, chafarderos o rumoreadores: lo hacemos de manera fiable para que puedan obtener provecho. Un periodista es alguien que tiene una curiosidad insaciable por la vida de la gente. ¿Un cotilla? No, un explorador. El país más exótico en el que pasan las cosas más raras es nuestro vecindario. Los periodistas somos los exploradores de esa tierra extraña que es el mundo cercano y cotidiano en el que vivimos todos.

La primera herramienta de trabajo del periodista es la curiosidad. Cuando yo era niño leía un tebeo en que aparecía un periodista, El repórter Tribulete, que en todas partes se mete. Era una historieta humorística cuyo protagonista trabajaba en un diario llamado El Chafardero Indomable. ¡Qué maravillosa cabecera para un diario! El periodista es un curioso irreductible que se pregunta qué está sucediendo y porqué. Tu mejor cualidad para hacer periodismo en internet es tu curiosidad, tus deseos de saber, de conocer, de averiguar.

El periodista no tiene suficiente con averiguar, saber, conocer. Tiene deseos irrefrenables, además, de contar. Ver, oir y contar, ese es nuestro oficio. Queremos saber lo que sucede para contarlo a los demás, eso nos diferencia de otras profesiones que tratan con la información y el conocimiento. La segunda herramienta del periodista es la habilidad de contar lo que pasa.

Y lo que llegamos a conocer lo contamos de un modo determinado: mediante un modo peculiar de explicar y narrar. Los periodistas utilizamos la escritura periodística, también llamada redacción periodística, como modelo y técnica de comunicación. Entendemos como escritura no únicamente disponer palabras en un papel sino también producir vídeos, audios, fotografías, infografías y cualquier medio lingüístico que permita construir un relato estructurado. Un periodista es un redactor, alguien que va, ve y oye, y lo cuenta de manera estructurada, comprensible y comunicable.

            La escritura periodística es nuestra herramienta. Y también nuestra arma de lucha, la expresión de nuestra identidad profesional y una cierta manera de estar en el mundo. Pero el periodista, cuando escribe informativamente, debe desaparecer detrás del texto. No somos los protagonistas, sino los lectores a quienes servimos.

Para poder servir a los lectores hemos de escribir periodísticamente de manera comprensible. El problema es que vivimos en una sociedad en que no se nos ha formado para expresar nuestras ideas con claridad. Escribimos de manera confusa porque pensamos confusamente. Nos creemos espontáneos pero en realidad somos caóticos. Es una realidad que hay que afrontar y aprender a partir de ella.

La escritura periodística, una prosa funcional

La escritura periodística se caracteriza por su objeto: que el mensaje se entienda con eficacia y rapidez. Que sea inmediatamente inteligible.

La escritura periodística se basa en las 3 C:

  • Claro
  • Conciso
  • Concreto

Estas son las características del estilo periodístico: claro, conciso y concreto. Estas 3 C, con las 6 W (que conoceremos más adelante) constituyen el armazón sobre el que se sostiene el lenguaje informativo y, por extensión, los lenguajes propios de la escritura periodística.

El periodista profesional se hace mediante un proceso de aprendizaje y desarrollo de un lenguaje 3C.

Escribir con claridad significa:

Conocer los hechos y comprender las ideas.

Ser transparente en su exposición.

La escritura periodística se caracteriza por su transparencia. Es como un cristal: debe permitir ver claramente lo que hay al otro lado, y traerlo a este lado de manera igualmente clara. El peligro es un lenguaje turbio y pobre.

Este es el mayor riesgo del periodista, usar un lenguaje turbio y/o pobre. Hay que dedicar grandes esfuerzos a perfeccionarse en esto. El peligro no es la “manipulación”, el “poder” o las “conspiraciones”, el peligro para el periodista es la falta de claridad en su capacidad de ver y en su capacidad de contar. Nunca me cansaré de insistir que nuestros antecedentes escolares y culturales juegan en nuestra contra. Además leemos poco y por tanto no estamos acostumbrados a la lectura de textos de calidad.

Escribir con concisión significa:

  • No enrollarse.
  • Escribir con frases cortas.
  • Usar verbos activos.
  • Sintaxis directa.

La mejor técnica para conseguir la claridad y concisión informativas en una frase es, antes que nada, fijar la atención en el verbo, que es la pieza clave de cualquier frase y, por tanto, de cualquier idea que trate de reflejar fielmente un hecho.

En un texto periodístico siempre pasan cosas. El verbo es el eje de la frase periodística, sea un titular, una entradilla o un texto. Escribimos contando cosas que pasan.

Para informar, los verbos han de ser:

  • Dinámicos.

Activos: evitar las frases pasivas y las formas reflexivas. Evitar las frases en negativo.

Dinámicos: siempre hay un protagonista, un sujeto de la noticia, alguien que hace algo o a quien le pasa algo.

Para escribir con concisión hay que seleccionar las palabras. No enrollarse quiere decir elegir las palabras indispensables, apropiadas y significativas para comunicar lo que se desea.

Sintaxis directa quiere decir escribir por este orden: sujeto, verbo y predicado (y recordar que entre sujeto y verbo no hay coma).

Escribir así no empobrece la expresión, al contrario. En periodismo, la regla es: menos es más. Menos texto pero más significativo. Menos texto pero más ordenado y claro.

Escribir con concreción quiere decir escribir de algo que se conoce y que se es capaz de explicar, algo identificable inmediatamente por el lector.

La escritura periodística es una escritura de hechos que suceden, de acontecimientos. Un acontecimiento es un hecho de interés público.

La concreción en la escritura periodística implica asimismo escribir con datos estructurados. Eso significa poner por delante lo más importante, y ordenar el relato de los acontecimientos de mayor a menor.

Un periodista es un escritor profesional. Es alguien a quien se le paga por escribir, o que al menos lo pretende. Escritor profesional no es el que luce un plumaje vistoso con una supuesta escritura artística sino el que es capaz de explicar con eficacia y conseguir que se le entienda.

Arroja pues por la borda tus falsas pretensiones literarias y escribe con las 3C. Utiliza una prosa funcional, para lo que debes:

  • pensar las palabras
  • elegir las más significativas
  • combinarlas del modo más eficaz.

El modo más seguro de aprender a escribir bien es leer mucho. Leer:

  • los periódicos de referencia
  • las webs de esos periódicos y otras webs informativas
  • libros periodísticos escritos por clásicos del oficio
  • literatura realista

Si tienes la mente despierta y vocación periodística, la calidad de los textos literarios y periodísticos se te pegará a la piel sin que te des cuenta. Insisto: la gente escribe mal porque no lee, o no lee textos de calidad, o no lee durante suficiente tiempo. Y si te da pereza leer, no insistas y dedícate a otra cosa.

Todo sobre mi libro “Periodismo en internet”.

Comprar el libro en línea (15€).

Relacionado: Los 10 mandamientos del ciberperiodista.

Imagen: Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB.

 

 

 

Archivado en: Periodismo, , ,

2 Responses

  1. Miguel Aznar dice:

    Las 6 W quedaron colgadas…

    Las que aquí le anoto son un poema de Kipling dedicó a su hija cuando era pequeñita:

    I keep six-honest serving-men
    (They taught me all I knew);
    Their names are What and Why and When
    And How and Where and Who.
    I send them over land and sea,
    I send them east and west;
    But after they have worked for me,
    I give them all a rest.
    I let them rest from nine till five,
    For I am busy then,

    As well as breakfast, lunch, and tea,
    For they are hungry men:
    But different folk have different views;
    ‘ I know a person small –
    She keeps ten million serving-men,
    Who get no rest at all!
    She sends ‘em abroad on her own affairs,
    From the second she opens her eyes –
    One million Hows, two million Wheres,
    And seven million Whys!

    ¿Le sirven estos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

BENVINGUTS AL MEU BLOG PERSONAL

Sóc un periodista senior en exercici des de 1967, amb experiència en premsa, ràdio, televisió i internet. Actualment serveixo com a professor a la Càtedra Internacional UNESCO d'Educació en Informació i Mitjans i Diversitat Cultural, com a Secretar Internacional per al Diàleg Intercultural, i al Gabinet de Comunicació i Educació de la Universitat Autònoma de Barcelona,, en el qual sóc investigador i docent. Formo part de l'Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona, en el qual sóc co-director de la formació en psicologia transpersonal que s'hi imparteix, i posseeixo la certificació europea en la matèria, concedida per l'European Transpersonal Association.
GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Saül Gordillo, un dels pioners de la web 2.0 a Catalunya i director de Catalunya Ràdio, manté un ranking de periodistes i comunicadors catalans, llistat de referència que recull més d’un miler de professionals classificats segons el seu nombre de seguidors a Twitter i la seva quota d’influència a Klout. Jo hi figuro en el lloc 923 (sobre 1.045) amb 1.333 tuitaires seguidors i un 62 (sobre 100) de quota d’influència a Klout.

AMNISTIA INTERNACIONAL

BUENA VOLUNTAD MUNDIAL

EL FUNDAMENTO ESPIRITUAL DE LAS NACIONES UNIDAS

MÉS WEBSITES MEUS

A Aquest blog publico les meves reflexions i informacions sobre les meves activitats i les qüestions que m'interessen. La documentació central sobre el que faig la trobareu a GABRIEL JARABA ONLINE, web que a més publica diàriament informació d'actualitat. A MASONERIA CÍVICA publico temes maçònics, i a UNIVERSALIS, qüestions humanistes, espirituals i transpersonals. MIra els seus RSS tot seguit:

EL MEU TWITTER

  • Periodista no és qui té el títol sinò qui pensa i actua com a periodista, i ho fa professionalment. Si un alumne ho fa ho és @amandasfranch 2 days ago
  • Quan un estudiant diu que és "projecte de periodista" no és lloablement humil sinò que rebaixa el seu perfil professional @amandasfranch 2 days ago
  • Els estudiants de periodisme no s'han de definir com a "projecte de periodista" sino per les seves habilitats i virtuts @amandasfranch 2 days ago
  • Anotad lo que valen los ebooks y cuando el IVA pase del 21% al 4% ved si han bajado de precio. Y luego lloran y maldicen la tecnología. 2 days ago
  • RT @JMPEREZTORNERO: @GabrielJaraba @aikaeducacion en el futuro, no habrá educación sin pantallas. Así que toca que la educación esté en tod… 1 week ago
Follow Me on Pinterest
julio 2014
L M X J V S D
« May   Ago »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 62 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: