Por qué Catalunya será independiente

????????????????

Hace mucho tiempo que le sigo la pista a José Antonio Donaire, una de las primeras personas vinculadas a la política que entendieron Interent,  a diferencia de lo que suele ser moneda corriente en el gremio, con ejemplos tan clamorosos como el de Pere Navarro y excepciones tan honrosas como Miquel Iceta. Donaire, ex diputado en el Parlament, ex concejal de Sant Feliu de Guíxols y profesor en la Universitat de Girona, ha publicado un post en su blog en el que da diez razones por las que Catalunya será independiente. Cada una de ellas merece una reflexión profunda y un desarrollo de las razones que se desprenden, pero se pueden resumir en un solo argumento: la acción política es sobre todo un relato. Sin un relato no hay avance en el campo político y social. El desarbolamiento de las izquierdas arranca de la pérdida de un relato con vocación de hegemonía. Vocación de hegemonía no quiere decir insistencia en una idea fija sino capacidad de detectar las corrientes sociales de fondo y articular un discurso propio que las incluya, las trascienda y las oriente hacia un fin. La socialdemocracia en Europa retrocede porque ha perdido el relato y la percepción de las corrientes de fondo, las fuerzas que se pretenden a su izquierda creen que basta con martillear la idea, el ecologismo político cree percibir las corrientes cuando estas ya han cambiado.

Las razones de Donaire:

1. Hace unos años, los independentistas dudaban y los unionistas no. Los primeros soñaban un escenario que veían improbable (e incluso impracticable) y los segundos estaban instalados en la seguridad y la certeza que su vía era la única posible. Hoy los independentistas no dudan y los unionistas vacilan. Hasta el más acérrimo defensor del status quo sospecha que las cosas no pueden mantenerse como hasta ahora.
2. El independentismo ha atraído la inteligencia del país. Los profesores universitarios, los economistas, los periodistas, las profesiones liberales, las clases medias urbanas son abiertamente independentistas. No es un reducto friki, sino un think tank que elabora escenarios, proyectos, argumentos. Que fabrica ideas. De hecho, la mayor parte del talento catalán es partidario de la independencia.
3. Contrariamente a la visión externa, el proceso ha sido claramente bottom – up. No es un plan urdido en el Palau de la Generalitat, sino un movimiento ciudadano que ha eclosionado después de un estado latente. Una parte muy importante de la sociedad se ha organizado, ha trabajado y ha forzado al Gobierno a dar un paso que no deseaba dar. No es la apuesta de unos partidos, sino de una sociedad.
4. El independentismo ha usado las redes sociales de forma muy hábil. Ocupan la red de forma natural, crean vínculos muy tupidos, densas conexiones de intereses comunes y comparten virales, argumentarios y críticas. Creo que la independencia es un proceso esencialmente 2.0, porque esta lógica bottom – up sería mucho más complicada sin una estructura en red. Los trending topic, los hashtag que triunfan y los vídeos virales son siempre independentistas. De hecho, la principal sorpresa es el absoluto silencio de la otra orilla, el vacío en la red del no.
5. El catalanismo es un proceso transversal. Campesinos, clases medias, botiguers, personas en paro, Pérez, Pujol, Martínez, Puig, Hassan, radicales antisistema, neoliberales conservadores, socialdemócratas, democristianos… Tal vez ésta sea una de las debilidades más evidentes, porque no es posible articular un proyecto compartido más allá de la proclamación de un nuevo estado. Pero se ha creado un compromiso tácito de prioridades: Primero, el estado y luego, todo lo demás.
6. La televisión y la escuela sí han participado en este proceso. Ambas están alineadas desde hace tiempo en esta dirección. Como todas las escuelas y todas las televisiones del mundo tienen un relato. Todas las televisiones optan por una determinada visión ideológica y todas las escuelas deciden unas opciones y por tanto renuncian a otras. En algunas ocasiones, me ha molestado un determinado discurso en un programa de radio pública o podría poner alguna enmienda a un texto puntual de un libro escolar  de historia.
Pero son notas a pie de página. Es absurdo considerar que hemos llegado a este punto porque ha habido un lavado de cerebro colectivo. Y no solo porque la cuota de pantalla de TV3 no llega al 20%. Si esta hipótesis fuese cierta, los 40 años de manipulación fascista habrían borrado cualquier rastro de catalanidad.
7. Una parte de los independentistas aceptan la versión del Dorado: Todo va a ir bien después del 9 de noviembre. Pero la mayoría de ellos son conscientes de los obstáculos. Hasta el más militante admite que habrá una transición convulsa y no son pocos los que admiten que Cataluña no entrará en la Unión Europea. Y este escenario no disuade a casi nadie. Lo que creo que se ignora “desde fuera” es que la mayor parte de los catalanes están dispuestos a tirar adelante contra viento y marea.
En este juego de póquer entre Gobierno y Govern, el equipo de Rajoy espera pacientemente que se desmonte el castillo de naipes cuando lleguen las primeras malas noticias. Ignoran que el porcentaje de catalanes que están dispuestos a pagar el peaje es inmenso. Tal vez por su práctica en este hábito.
8. El plan B es imposible. La presión de las otras comunidades, la ausencia de un pacto de estado, el rédito electoral del anti-catalanismo y el coste electoral del pro-catalanismo hacen inviable la única solución posible, una respuesta Cameron. No habrá una tercera vía porque el coste electoral de un gesto no compensa la probabilidad de una secesión según los (creo) equivocados cálculos de Madrid. “No hagamos nada porque al final no pasará nada”.
9. España es una marca quemada. Es la Power Balance, el Windows, el Monsanto, el Lehman Brothers, el dentista que recomienda chicle con azúcar, el relaxing café con leche y el “Ma-to” de Belén Esteban. España no seduce a los españoles, no es una marca paraguas de futuros y de iniciativas. Y no hay un proyecto alternativo de España al que aferrarse, y ya es vista más como un lastre que como una ilusión.
10. Soy muy malo haciendo predicciones. Y casi siempre me equivoco. Pero no veo el más mínimo síntoma de alteración de una crónica anunciada: Consulta prohibida – elecciones plebiscitarias – contundente victoria de la coalición del sí – proclamación unilateral de la independencia. Y sí, el Estado activará el 155 e inhabilitará al President. Pero la presión internacional y la presión popular harán insostenible ese escenario. Y mientras el tren se acerca, el Gobierno mira confiado en medio de la vía, con los ojos como platos y una digestión rumiante.
Llegados a este punto, tal vez lo más sensato es asumir el proceso y empezar a gestionar la secesión y el país resultante, y las necesarias relaciones entre los dos nuevos estados. Tanto España como Cataluña tendrán entonces mucho trabajo: Decidir qué clase de futuro quieren construir, conjuntamente y por separado.

Asiento a los diez argumentos y aporto el mío. La consecuencia de esa situación obliga a la izquierda a redefinirse, reformularse y reproponerse. Y ello solamente se puede hacer en una reelaboración paulatina del campo organizativo de las izquierdas, que pasa no por un filtraje de purezas ideológicas o de búsqueda de referentes supuestamente sólidos sino por la disposición a encontrarse grupos diversos en campos comunes o por lo menos próximos.

Y a hacer frente algo de lo que no se habla pero que aparecerá con fuerza: el lerrouxismo, que no es el españolismo de ciertos sectores de derecha e izquierda durante la transición sino algo muy parecido a lo que fue la corriente que siguió a Alejandro Lerroux en la república: gentes que se presentan como progresistas –y que se sienten como tales– que se posicionan al margen de la cuestión nacional argumentando que es asunto de “la burguesía” y que pretenden confundir el internacionalismo con el apatridismo que juega a favor del nacionalismo dominante.

Personalmente, un servidor votará por la independencia, con vistas a la consecución de una República de Catalunya futura. Precisamente porque, como se dijo una vez, “el marco nacional es el marco de la lucha de clases”. Para combatir mejor a los Millet y Montull y sus aliados y para acabar de una vez con esta pesadilla de la hegemonía del franquismo sociopolítico redivivo que tiene bloqueadas y secuestradas las energías de nuestro(s) país(es). Los patriotas españoles deberían apoyarnos para poder liberarse ellos también.

Sectores en los que confío, de cara a esta perspectiva:

Sumant.cat, corriente de Esquerra Unida i Alternativa, liderada por Jordi Miralles, Mercè Civit y Fèlix Alonso.

Societat.cat, revista digital de izquierdas.

Avancem.cat, corriente del PSC liderada por Joan Ignasi Elena.

Nova Esquerra Catalana

Socialistes pel dret a decidir, corrent liderada per Toni Comín

Nou Cicle,i sobre tot, Raimon Obiols.

7 Comments

  1. Molt bo Jaraba! L’únic que fa el govern espanyol és negar la democràcia a un poble, i això als demòcrates no crec que els agradi gaire. I ho fan perquè en realitat només són l’oligarquia que va triomfar i deixar impune a tots els franquistes. No són demòcrates, han aconseguit que ho semblin però en el fons votar cada 4 anys per escollir un president i després fa tot el contrari del que ha promès no és ser demòcrata sinó ser un lladre de l’opinió pública i dels vots.

    Ens veiem a Multimèdia profe!

    1. Gràcies pel teu comentari, Ramon. El que passa ara és simplement la conseqüència de com es va fer la transició: amb l’exèrcit i el bunker (matança d’Atocha) amenaçant uns demòcrates que no tenien prou força per imposar la democràcia. Entre altres coses, com demostra la majoria actual de govern, la que va tenir Aznar (8 anys) i la que repetiria el PP ara mateix, perquè hi ha un franquisme sociològic que s’ha imposat al poble espanyol.

  2. ………… Consulta prohibida????………. Si los ayuntamientos soberanistas convocan en su sede a los votantes con las listas del padrón, si en los no soberanistas se convoca a la gente en los locales de ERC o de IU o de CiU, sin listas pero a votar con su DNI, …………crees que va a venir la policía a retirar las urnas………….. y salir en la foto en todo el mundo?……………………creo que la consulta se convocará y se hará, ……… con incidentes …………pero se hará…………saldrá lo que salga y este parlamento de hoy, este gobierno de hoy declarará la independencia………… creo que esta Navidad seremos otro pais.

  3. El lerrouxisme fa temsp esta instal.lat a catalunya.Fins ara era potestat de Ciutadans.Ara la previsible espanyollitzacio del PSCPSOE portarà a un escenari interessant.Ciutadans haurà de sortir de la seva ambigua posicio social i enfrontar-se a dos contrincants professionals als que ells havien fins ara menjat molt espais:PP i PSOE.

    1. Gràcies pel teu comentari, amic. A Catalunya parlem de lerrouxisme com a mínim des de 1976, quan es va fundar aquí una delegació del desparegut Partido Socialista Andaluz dirigit per Alejandro Rojas Marcos. Però en realitat el que hem anomenat així era simplement espanyolisme. El lerrouxisme va representar, als anys 30, un importantíssim i influent corrent republicà que es presentava, davant treballadors i intel.lectuals, com a una força radical republicana d’esquerres. Fa falta molta intel.ligència política per crear un veritable lerrouxisme a la Catalunya del segle XXI, i pocs dirigents polítics hi ha capaços de fer-ho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s