archivos

Archivos para

El fantasma de Tarradellas torna a sortir a passejar

tarradellas suarez

Deu ser cosa de la tardor, estació que convida a la nostàlgia malencònica, o de la proximitat de la festa dels Fidels Difunts, que convoca esperits i fantasmes, que retorna el record de Tarradellas, pel cantó menys esperat. Repunta una certa reivindicació de Tarradellas, si no de la figura sí de l’episodi històric que va protagonitzar, a partir d’un editorial de Vicent Partal al diari digital Vilaweb. Politics make strange bedfellows, diu la dita, i vet aquí com convergeixen en l’admiració tarradelliana certs independentistes d’ara i els socialistes de sempre.

L’argument de Partal és interessant. L’estat espanyol diu que la consulta pel dret a decidir i el procés sobiranista són impossibles perquè la llei no els permet, però el cas del retorn de Tarradellas demostra que quan cal les estructures i les mentalitats centrals canvien d’opinió en un tres i no res: la necessitat d’integrar Catalunya en el procès de transició a la democràcia va fer que una institució republicana com la Generalitat de Catalunya fos assimilada per la nova legalitat postfranquista. El periodista valencià té raó: l’entossolament de les elits madrilenyes és tan persistent i dur com fungible en cas de necessitat. Hi ha un antecedent encara més dramàtic i sagnant: el lliurament a una potència estrangera d’una part del territori nacional espanyol, la província del Sahara, quan així va convenir. Els saharians, que comptaven amb document nacional d’identitat i nacionalitat espanyola, representants a les Corts i totes les prerrogatives legals pròpies dels ciutadans espanyols, van quedar convertits d’un dia a l’altre en membres d’un altre estat estranger pel simple fet que aquest va ser fidel a l’estratègia dels escacs que diu que l’amenaça és més forta que la seva execució. Els nacionalistes espanyols que criden a la repressió indiscriminada de tot intent de seccessió del territori nacional, Corcuera i Belloch inclosos, farien bé en recordar aquell malaurat 1976 i alhora la seva pulcritud en rentar-se les mans respecte a la sort dels saharians i el seu intent de bastir una república independent. Tan espanyols eren fins aquell any com espanyols som els catalans en el present.

Dissortadament, la memòria ens il.lustra també sobre la naturalesa de l’operació que va fer de Josep Tarradellas, d’un perfecte desconegut per a la majoria de catalans, president de la Generalitat. La raó per la qual Tarradellas va ser importat a Espanya, aval.lat per Adolfo Suárez, el rei i l’operació democràtica espanyola no va ser tant la integració de Catalunya com la contenció de les esquerres. Perquè Tarradellas va ser cridat per complir una missió: les esquerres del PSUC i el PSC havien guanyat les eleccions a Catalunya i calia evitar que la victòria política esdevenís hegemonia sociopolitica. Tarradellas no va venir a salvar Catalunya sino a salvar el cul de les dretes dominants a les institucions i l’economia que s’abocaven a la nova etapa democràtica amb la por de veure crèixer un procès d’esquerranització del país com el que s’estava donant a Itàlia, on el partit comunista més important d’Europa inquietava el capital transnacional i l’OTAN.

Durant el seu exili a França, Josep Tarradellas havia fet mèrits suficients per a poder rebre l’encàrrec. El vell president mirava amb recel tots els moviments que duien al catalanisme i l’agitació popular a recuperar força, organitzar-se i posar unes bases sociopolítiques molt diferents a les de la Catalunya republicana. Des de Saint Martin le Beau, Tarradellas es lliurava a una intensíssima campanya d’enviament de cartes personals als més diferents personatges i grups, orientada a desprestigiar uns, entabanar altres i dividir a tots. Dos personalitats van ser conscients del risc que això suposava per al moviment democràtic català, Josep Benet i Jordi Pujol. El primer buscava la reconciliació nacional entre els catalans vençuts a la guerra i els qui, havent lluitat amb els vencedors o estat afavorits en alguna mesura per la desaparició del règim republicà, seguien essent catalanistes en una o altra mesura. El segon volia construïr un nou moviment popular catalanista ben allunyat de les formes, pràctiques i imatges de l’era Macià-Companys, fins el punt que ambdós presidents no eren esmentats per ells ni tan sols per a mantenir l’escalf sentimental residual del catalanisme vençut. Tots dos sabien que, més lluny o més aprop de dinàmiques com el compromís històric italià, l’esperit tarradellià esberlaria les prometedores dinàmiques unitàries en curs.

Al seu torn, Josep Tarradellas es distingia per una actitud fonamental: despreciava profundament tots els líders, personatges i grups polítics de l’interior. De la mateixa manera que el seu capteniment durant la seva presidència va ser un despreci encara més profund i un menysteniment encara més palés envers els seus consellers i les organitzacions polítiques representatives del vot dels ciutadans. A tots ells els considerava uns aficionats en el millor dels casos i uns irresponsables perillosos en general. Les noves formes de cultura, sociabilitat i activitat política sorgides en una Catalunya molt diferent a la que havia deixat en 1939 li eren del tot desconegudes i en desconfiava profundament. Temia i fins i tot respectava, però, el poder madrileny, potser perquè de l’experiència de la guerra i l’exili havia tret una sola lliçó: només compta l’imperi de la força, i la raó ha de pactar amb ella per sobreviure.

Mai he aconseguit explicar-me certa passió tarradellista per part del socialisme català. Ni tan sols puc fer-ho tenint en compte que Tarradellas era un anti Pujol, no només per contramodel sinó per voluntat pròpia. Quan el PSC s’adona que Pujol i CiU l’hi han robat la cartera intenta bastir un front antipujol amb elements molt diversos, des de sindicalistes i militants molt bregats fins sectors burgesos barcelonins –i molts col.laboracionistes del règim anterior– que consideraven un parvenu al qui els va plantificar Banca Catalana als nassos. A Pujol el traïen el seu mal caràcter, una malfiança crònica i una gasiveria d’altra banda generalitzada entre la seva gent, però el seu fonament ètic era de pedra picada. Però Tarradellas era un extraterrestre perillós, sense cap víncul personal ni emocional amb la gent amb la qual havia de conviure. Avui els qui van formar part del front catch all antipujolista animat pel PSC semblen zombies, quan l’organització socialista ha llençat per la borda tots els aliats intel.lectuals, culturals, opinionmakers i estenedors de ponts que podien haver fet d’ella un veritable partit socialdemòcrata i no una oficina d’administració d’interessos de funcionaris de l’administració local (precisament el retret que Ségolene Royal va fer al PS quan va ser candidata, tot identificant perfectament el mal). En mig de l’actual zombie walk, els socialistes segueixen admirant qui va llençar la primera palada de terra sobre la seva tomba.

Diuen amics meus socialistes, gent que estimo, que Tarradellas va aconseguir implantar la Generalitat quan Pujol estava disposat a acceptar un consell polític mal engiponat institucionalment. Certament, la jugada va ser mestra, però també un consell de govern provisional ben articulat i fidelment representatiu de l’estructura de forces polítiques del país hagués pogut convertir-se en Generalitat sense cap impediment legal. No hagués estat gens menyspreable una traducció al govern executiu d’una Assemblea de Catalunya passada pel vot popular. En mig d’aquell joc de trilers, Josep Tarradellas va donar forma a una institució que des d’aleshores du un llast que pesa encara, va escamotejar la voluntat popular i va tancar els camins que haurien pogut donar a l’autonomia catalana veritables formes i dinàmiques de sobirania.

Ara, però, Tarradellas i la seva Generalitat són un espectre. La Generalitat que compta és aquella a la qual s’accedeix a travès de les urnes. No sé si la necessitat que es transforma en virtut farà algun dia que la casta extractiva estatal de Madrid faci una altra giragonsa. De moment, Rajoy confia en que el seu sentit franquista del temps polític, l’escanyament del.liberat i dosificat i la crisi econòmica facin baixar el que considera un suflé. Nacionalistes espanyols que passen per ser d’esquerres són partidaris exactament del mateix. La bala a la recàmera és la suspensió de l’autonomia i la inhabilitació del president de la Generalitat. Però la ment de la casta extractiva no està preparada, perquè no ha fet en cent anys, per trobar-se cara a cara amb un nou 1898. Cediria com ho va fer aleshores al Carib i més tard al Sahara i amb la Generalitat tarradelliana? L’error de les forces catalanes fóra creure que, com aleshores, Espanya és un estat feble. I un estat membre de l’OTAN no és feble. Vegeu Turquia.

Que cierren las escuelas de negocios

El think tank de economistas de la organización patronal española propone que los trabajadores se jubilen a los 70 años y que se recorte la prestación del desempleo. Otro grupo semejante pidió dos días antes que el despido fuera gratis durante el primer año de trabajo en la empresa. Uno se pregunta para qué sirven las escuelas de negocios, los postgrados y masters en administración de empresas, las instituciones donde se forma a los líderes económicos si, de todo el corpus de conocimiento que dicen gestionar, lo único que sacan en claro es lo de siempre: explotar a los trabajadores, esquilmar a los proveedores, escatimar a los clientes y sustraerse al interés público. Vistas así las cosas, pues claro que hay crisis: carecemos de capitalistas dignos de tal nombre, capaces de crear y gestionar la riqueza de las naciones, y en su lugar tenemos simples negreros. Que cierren las escuelas de negocios y que en su lugar abran escuelas de gladiadores, de más antigua solera.

* *

Que se mueran los feos

Dicen los datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) que existen 736.249 beneficiarios de alguna de las ayudas que contempla la ley de ayuda a la dependencia,  2.338 usuarios menos de los 738.587 que se encontró Mariano Rajoy  hace 21 meses, en diciembre de 2011, cuando tomó posesión como presidente del Gobierno. Las informaciones periodísticas hacen todo tipo de consideraciones al respecto, y destacan el colapso de hecho de este sistema de ayudas, tras los recortes presupuestarios efectuados en él.

Aparece entonces la fúnebre evidencia de que si no hay dinero para aligerar esa fila de centenares de miles de personas con derecho a ayuda por dependencia –ancianos, impedidos, enfermos graves– es porque durante la espera la naturaleza ha seguido su curso y se ha producido el “hecho biológico”, que es como los periodistas aludíamos al advenimiento de la Parca al escribir sobre Franco, en aquellos tiempos del cuplé. Se comprende entonces el sentido profundo del marianismo como concepción central de la gobernanza. El tiempo no lo cura todo, pero algunas cosas sí. (Y si se presentara de nuevo le volverían a votar. Vivan Los Sírex).

* *

Dos niñas

Mientras la policía francesa deporta a una niña romaní de 15 años y a su familia por residir ilegalmente en aquel país, las autoridades griegas encuentran en un campamento marginal a una niña rubia como el oro en poder de una familia con la que no le une ningún vínculo de sangre. En un extremo del continente europeo la opinión pública debate las proporciones entre la regulación del derecho a la residencia y el derecho a no ser discriminado por razones de etnia, y en otro aparece con toda su crudeza lo que parece ser un indicio de la trata de personas. Así, las legítimas polémicas chocan con realidades enormemente complejas en las que se entretejen factores humanos difícilmente encasillables en las argumentaciones al uso. El problema de los debates de ideas es que estas no suelen coincidir con las realidades, por naturaleza huidizas, lo que equivale al problema de las ciencias sociales, pensadas en una época en la que gracias al positivismo reinaba la ilusión de que el pensamiento y los hechos podían superponerse con exactitud.

La izquierda quiso una vez, desesperada por el derrumbe de antiguas certezas ya insostenibles, erigir un ensayo de moral civil universal cuya aplicación práctica de urgencia se ha dado en llamar corrección política. Pero la brecha entre ideas y realidad continúa ahí, y por ella se cuela un pragmatismo implacable que ahora está en manos de la extrema derecha populista y mañana de quién sabe. Esa extrema derecha no puede ser derrotada con discursos cívicos sino con política, que es el arte de hacer posible lo que es deseable y necesario. Si no es así, surgirán más brechas de confusión en las que brotarán dramas humanos tan terribles como complejas son las realidades que la corrección política se empeña en ocultar. Porque la corrección política es el nombre presentable que adopta la impotencia de la ciencia social aplicada.

* *

Fu Man Chu en el barrio de Salamanca

El falso cura que asaltó la casa de Bárcenas era en realidad un etarra acabado de liberar gracias al Tribunal de Estrasburgo, que dictó una sentencia inspirada por Leire Pajín, ejecutora de las insidias de Zapatero y sus dakois del Liang Shang Po. Estaba loco, sí, porque Bárcenas no guarda nada de nada, qué va, no tiene ni pendrives ni discos duros ni blandos, en realidad su cargo de tesorero en el PP era una tapadera, porque a quien llevaba las cuentas era a Millet y Montull, quienes son los que financian la deriva independentista de Artur Mas, que también es miembro del Tribunal de Estrasburgo en sus ratos libres. El asaltante vestía clergyman porque había sido sometido a un lavado de cerebro en el monasterio de Montserrat, ya se sabe que Artur Mas es un maestro en las malas artes del adoctrinamiento y el abad de Montserrat es el guru de una secta destructiva ultracatalanista. Ello es debido a las conexiones del independentismo con el terrorismo internacional que maneja a distancia Corea del Norte: el diplomático internacional del régimen norcoreano es un catalán de Tarragona, Cao de Benós, comunista y catalanista, como lo fue el PSUC y la ideología dominante en la universidad y la izquierda catalanas. De ahí viene la célula leninista que opera en TV3 y que ha adaptado al Club Súper 3 los métodos de adoctrinamiento publicados en el Komsomolskaia Pravda en una serie que si la recortabas y coleccionabas te daba derecho a comprar un bote de leche condensada en los almacenes GUM. Despechado por no poder participar en la cumbre mediterránea, Mas envió al terrorista loco a casa de Bárcenas para obligar a su esposa a poner una estelada en el balcón y comenzar así un proceso de asalto al estado de derecho que obligase a las fuerzas constitucionales a intervenir para detener esa quimera. Aún no sabemos si no hubiera sido mejor que tal propósito hubiera tenido éxito, porque el estado de ánimo en el país respecto a la necesidad de detener esa deriva quimérica es unánime: véase como coinciden en ello las secciones de opinión de El Mundo, La Razón y El País.

* *

El periodismo romántico, el Herald Tribune y la camiseta de Jean Seberg

jean seberg

Desde ayer, el International Herald Tribune se llama International New York Times. Con ello, el periódico de referencia neoyorquino quiere potenciar su marca a nivel mundial, apoyándose en un diario que nació hace 126 años fundado por el propietario del New York Herald, James Gordon Bennett Jr., para mantener informados a los americanos que vivían en Europa.

Entonces se llamaba Paris Herald y en 1924, tras la muerte de su fundador, pasó a ser la edición europea de The New York Herald Tribune. El nombre de The International Herald Tribune lo recibió en 1967, tras un acuerdo del The Herald Tribune, The New York Times y The Washington Post. En 1991 The Herald Tribune abandonó el proyecto y en 2003 lo hizo The Washington Post, quedando como único propietario The New York Times.

Para los periodistas de mi generación, la prensa extranjera estaba envuelta de cierto hálito encantador, especialmente Le Monde y el Herald Tribune. El primero, con las crónicas de José Antonio Novais, su corresponsal en España, y las de Marcel Niedergang, que prestaba atención a menudo al movimiento antifranquista de nuestro país. Cuando yo tenía 16 años, Joan de Sagarra, admirado por muchos lectores jóvenes por su acidez crítica, me aconsejó que si quería ser periodista lo primero que debía hacer era leer cada día Le Monde. He cumplido a rajatabla su recomendación desde entonces hasta hoy mismo, 47 años después. En la era de internet se hace difícil entender la sequía informativa que padecíamos entonces quienes estábamos apasionados por la información. Para aquellos jóvenes, las cabeceras de los periódicos no eran productos sino símbolos, y los periódicos democráticos internacionales, testimonio y esperanza de libertad.

El Tribune, a su vez, adquirió un tinte romántico ante nuestros ojos a partir de la aparición de Jean Seberg en la película À bout de souffle, de Jean Luc Godard, en la que aparecía como una joven vendedora del periódico, vestida con una camiseta que reproducía su cabecera. Más extraño resulta ahora, en plena opulencia audiovisual, comprender que una generación anterior buscase en cierta cinematografía de dificil acceso tanto alimento estético como ético. Pero fueron pequeños episodios como estos lo que nos aproximó al encanto y la atracción del periodismo a quienes deseábamos hacer de él nuestra profesión.

Jean Seberg y su camiseta hicieron del Herald Tribune un icono más de la panoplia de cultura pop que se extendía desde las faldas al aire de Marilyn Monroe hasta la cubierta del Sergeant Pepper’s Lonely Hearts Club Band, pasando por la minifalda de Mary Quant y la moda de Carnaby Street. La muerte de la actriz en extrañas circunstancias (se dice que en una acción de represalia encubierta a cargo de servicios de inteligencia norteamericanos, por el apoyo de Seberg a los movimientos de derechos civiles y de liberación de los negros) hizo de Jean Seberg un mito que aún persiste, y lo citaba ayer Quim Monzó en su columna de La Vanguardia, porque los héroes mueren jóvenes y son siempre recordados si se inmolan en defensa de la justicia, adquiriendo la aureola de los santos laicos que han sido víctimas inocentes. Ahora que se habla de beatificaciones vale la pena recordar que el progresismo laico también tiene santos inocentes, que pueblan un cielo particular en el que habitan, al lado de Jean Seberg, Sacco y Vanzetti, Joe Hill, Andreu Nin, Joan Peiró, Rosa Luxemburg, Julius Fucik, Rudi Dutschke, Jim Morrison y John Lennon.

Los vendedores de periódicos de nuestro país no eran heroínas rubias de cine como Jean Seberg sino trabajadores precarios, que tenían prohibido por el gobierno franquista vocear los titulares de los diarios y se limitaban a cantar las cabeceras. Los jóvenes periodistas románticos españoles pugnábamos por entrar en unas redacciones en las que todavía había subdirectores que lucían corbata negra en memoria de Adolf Hitler, chivatos de la policía y paniaguados de los ayuntamientos. Soñábamos con vivir en un mundo como el que dio origen a la música de los Beatles y las películas de Godard pero habitábamos un lugar en el que, desde nuestras mesas de redacción, asistimos impotentes al agarrotamiento de Puig Antich y el fusilamiento de Txiki y Otaegi. Y a esto de ahora le llaman crisis del periodismo…

Edición en línea del International New York Times

Edición conmemorativa del fin de etapa del International Herald Tribune

Jean Seberg en la Wikipedia

Madres y padres

Al defender aquí  ayer el derecho a estar orgulloso de la propia patria y a la obligación cívica de respetar el patriotismo de los demás algún lector debió de entender que yo criticaba el independentismo catalán; qué se le va a hacer si hay quien lee un artículo periodístico de opinión como si fuera la etiqueta de una lata de sardinas. Difícilmente puedo hacerlo ya que soy partidario de la independencia de Cataluña. A lo que me opongo es a herir los sentimientos de otras personas y a vulnerar los legítimos sentimientos de pertenencia; se trata de algo tan sencillo como no desear para los demás lo que uno no desea para sí. El problema es que la mala educación avanza sin cesar y hay quien cree que para defender lo propio vale ofender lo ajeno. Pues no; hay líneas que no se deben traspasar, y menos por los periódicos. Divulgar la paternidad del hijo de una dirigente política catalana me parece igualmente ruín,ni siquiera cuando el supuesto padre es un ex ministro. No defiendo con ello a la dirigente ni a su partido, del cual no solamente discrepo sino que trato de combatir sino el derecho a la intimidad, especialmente en el caso de la infancia. Son cosas elementales, la de ayer y la de hoy, sin las cuales no existe una sociedad civilizada.

* *

Asco de ser español

“Si llego a saber que se armaría este pollo, no lo digo ni loco”, ha declarado el cantante Albert Pla respecto a su afirmación previa de que ser español le daba asco. Un servidor siempre ha sostenido que la clave de bóveda por la que se ha venido abajo el sistema educativo de nuestro país está en que se ha venido educando a los niños en la ignorancia de que los actos tienen consecuencias. De este modo, el arrojo suicida típico de la adolescencia suele tener cierta perversa prolongación en las vidas de muchos adultos. Por eso acaba resultando normal que un niño se cisque en la madre de otro niño y luego se sorprenda de que el chiquillo reaccione ciscándose en la suya. Lo peor, sin embargo, es que el resto de la chiquillería asiste a la escena sorprendida y maravillada de la reacción del ofendido. “¡Nos tienen manía!”. Sí, nene, pero por otras cosas, no por las chiquilladas de los memos.

* *

No olvidan y no perdonan

Escribí  una vez en este blog que la adustez con que se expresa el ejecutivo del PP no es únicamente cuestión de carácter: existe toda una concepción del amedrentamiento como política de gobierno. Pero está claro también que uno es hijo de quien es hijo, y ahí tienen ustedes a esas damas que hablan como hablan porque han sido educadas para reñir a las criadas. Ahora toca el turno de reconvenir a los cineastas porque “hacen películas malas”. Protéjame Dios de un gobierno metido a crítico de espectáculos; Stalin estaría encantado si levantara la cabeza, ante semejante exhibición de diktat estético. Pero no sólo se trata de reprensión sino de venganza. El “no a la guerra”, ¿recuerdan? No olvidan y no perdonan.

* *

Per una relectura adulta de Harry Potter (carta a un alumne)

Benvolgut alumne i amic,

No sé si cal tancar l’etapa Harry Potter de la teva adolescencia. Potser seria milor fer-ne una relectura a partir de la nova situació adulta, amb l’esperit obert i aprofundint en la gran riquesa simbólica, filosófica i ética de la saga. Per orientar-t’hi, caldria que llegíssis El héroe de las mil caras, de Joseph Campbell. Aquesta és una obra cabdal per entendre quina és l’història eterna que hi ha al fons dels relats heroic-simbòlics. Aquest antropòleg va fer una lectura molt acurada de Vladimir Propp, un investigador que, als inicis del cinema, es va submergir en els contes tradicionals rusos per tal de trobar-hi les constants (quan estudiïs semiótica ja t’hi trobaràs). George Lucas es va inspirar en l’obra de Campbell; va pasar una temporada a casa seva abans d’escriure La guerra de les galàxies.

Sigue leyendo

¿Te acuerdas de cuando bebíamos agua?

“¿Te acuerdas de cuando bebíamos agua?” decía un anuncio de gaseosas que salía por la tele hace unos cuantos años ¿Te acuerdas de cuando nos reíamos con Jesús Gil y Gil? El caballo Imperioso y todo eso. Antes, Ruiz Mateos, que te pego, leche. La cara chusca de un populismo que parecía una estampa tardía del Celtiberia Show de Luis Carandell y resultó no ser tanto una reminiscencia sino una prefiguración. Aquellos polvos trajeron estos lodos, y la antipolítica que representó aquella irrupción en la escena de la administración ha acabado en delincuencia probada y condenada. El saqueo de Marbella aparece en las sentencias judiciales con todo su esplendor pero no se colige de ello una ejemplaridad política que no ya los progresistas sino simplemente los demócratas están obligados a poner de relieve. En cambio, se trata el asunto como si fuera un mero episodio judicial, un tibio epílogo de un caso atípico. Ello explica, tanto como los polvos primigenios, la naturaleza del lodazal actual. Dice una encuesta publicada que a medida que el caso Bárcenas pasa a segundo plano, la intención de voto al PP permanece. Rajoy tiene razón en su aplicación del fraguismo pragmático: gobernar es resistir.

Vendrá un día en que miraremos el tiempo actual con la misma sensación de extrañeza somnolienta con que ahora contemplamos la era del gilismo en los gobiernos locales. Quizás las mantillas de ciertas ministras nos parezcan lo que ahora el traje de Superman ruizmateico. Quizás hayamos acabado de comprender que la antipolítica no es contrapolítica sino ademocracia. Pero lo terrible es que ahora los demócratas callan.

* *

Terremoto de marca España

El riesgo de mostrarse crítico con el concepto y propósito de la “marca España” es entrar a formar parte de cierto coro de aguafiestas y tricoteuses al 50 por ciento que incurren en el defecto de burlarse del patriotismo de los otros. Pero ciertamente mueven a reflexión las dificultades que el patriotismo español tiene para desmarcarse de los parámetros que, desde los inicios del desarrollismo y la reformulación del franquismo tradicional a cargo de Fraga Iribarne, se han consolidado como paradigma de la exhibición del legítmo orgullo de pertenencia a una nación. Véase como ejemplo ciertas sensibilidades de ciertos articulistas de El País como Javier Cercas pero también de Rosa Montero y Jorge Martínez Reverte.

Se precisa pues objetivar cualquier intento de crítica al respecto. Y tenemos suerte de que, como decían los ilustrados, la Naturaleza es sabia. Los movimientos sísmicos de la costa mediterránea frente al delta del Ebro, muy probablemente producidos por el almacén submarino de gas, vienen a ser muy ilustrativos de la doble naturaleza de los intentos de posicionar esa nueva “marca España”: capitalismo de casino, desbarajuste legal, insolvencia tecnológica y descaro general. Que alguien empiece a tirar el hilo de Florentino Pérez y sus implicaciones en la empresa petrogasística, y continúe investigando la estructura del artilugio financiero y hallará un modelo en miniatura de los comos y porqués de la transformación de España en los últimos 20 años.

* *

BIENVENIDOS A MI BLOG

DR. GABRIEL JARABA
Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo.

Soy un periodista senior en ejercicio desde 1967, con experiencia en prensa, radio, televisión e internet. Me dedico a tareas académicas y de activismo social como Doctor en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente sirvo como profesor en esa Universidad; en la Cátedra Internacional UNESCO Unaoc UniTwin de Alfabetización Mediática y Diálogo Intercultural, la Cátedra UNESCO de MIL para el Periodismo de Calidad, la Cátedra RTVE-UAB para la Innovación de los Informativos en la Sociedad Digital y en el Gabinete de Comunicación y Educación de la UAB.

Soy analista de la información y los medios en la Fundació Periodisme Plural y escribo en el diario Catalunya Plural. Hago investigación en comunicación, en redes sociales de internet y en humanidades digitales. Elaboro métodos de impulso de la creatividad y de gestión mental.

Autor de los libros Periodismo en Internet (Ed. Robinbook); Twitter para periodistas (Ed. UOC); Youtuber (Ed. Redbook) y ¡Hazlo con tu smartphone! (Ed. Redbook) y coautor de otras obras sobre comunicación y educación.

Como ciudadano promuevo el apoyo a Naciones Unidas en la perspectiva de Una Sola Humanidad, como colaborador de la ONG internacional World Goodwill – Buena Voluntad Mundial.  Soy miembro de la European Transpersonal Association y del Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona. Propongo un universalismo inclusivo basado en el humanismo y desde el catolicismo que ejemplifica el papa Francisco, y soy feligrés de la parroquia de Santa Anna.

Entre los 50 mejores blogs periodísticos

GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

Analista de la información y los medios en:

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 145 seguidores

SOY PROFESOR E INVESTIGADOR EN:

CATEDRA UNESCO DE MIL Y PERIODISMO DE CALIDAD

GABINETE DE COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN UAB

Profesor e investigador

UNIVERSITAT AUTÒNOMA DE BARCELONA

MASTER EN COMUNICACIÓN Y EDUCACIÓN

MENTOR

CERTIFICACIÓN PROFESIONAL EUROPEA EN PSICOTERAPIA Y PSICOLOGIA TRANSPERSONAL

octubre 2013
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031