GABRIEL JARABA blog

Icono

Una mirada periodística universalista

Una conversación sobre el papa Francisco en Parapanda

zapatos francisco

Existe en una galaxia muy cercana una tierra mítica llamada Parapanda. No es una utopía sino una entopía: un lugar soñado hecho propio en el interior de cada uno de sus habitantes. Cierto es que existe en Granada una Parapanda perceptible con los sentidos exteriores, pero fuera de ella residimos los que nos consideramos verdaderamente parapandeses porque sabemos que lo esencial nunca es perceptible a simple vista.

Como Parapanda es el summum de la civilización, existe en ella una avenida dedicada a Renata Tebaldi y otra a Ángel Rozas, y un impresionante monumento a la memoria de Cipriano García, además de un precioso parque que lleva el nombre de Palmiro Togliatti y una piscina pública con el nombre de Bruno Trentin compuesto en alicatado en el fondo. El lugar donde todos desearíamos vivir, vamos, y cuyo presidente sería José Luis López Bulla si no fuera porque Parapanda es una sinarquía. De modo que, un servidor, también parapandés, no puede tener el placer de votarle para el cargo. Además, bastante tarea tuvo Pepe Luis en su época de secretario general de las Comisiones Obreras de Catalunya en su época más decisiva.

Sabido es que cuando dos parapandeses se juntan surge una discusión muy viva, incluso acalorada, pero siempre prudente y fundamentada. Esto se ha dado otra vez a raíz de la publicación en mi portal Jaraba Intenet de una nota informativa en la que resumía las declaraciones del papa Francisco relativas a su defensa de la laicidad del estado:

EL PAPA FRANCISCO DEFIENDE EXPLÍCITAMENTE LA LAICIDAD DEL ESTADO

Francisco, en las últimas jornadas de su viaje a Brasil, ha hecho una declaración que no  tiene precedentes en la historia del papado: una defensa explícita de la laicidad del estado, que reconoce a todas las religiones y no adopta ninguna posición confesional. Francisco sostiene que la convivencia entre religiones se ve beneficiada por la aconfesionalidad de las instituciones.

Francisco dijo que “la convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del estado, que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad”. Con ello, el obispo de Roma y primado de la iglesia católica romana se sitúa plenamente en el campo de quienes han venido defendiendo la concepción totalmente democrática del estado y al margen de las posiciones más ultramontanas de la iglesia de Roma, sostenidas aún por algunas conferencias episcopales, entre ellas la española.

Francisco se refirió también a la necesidad de que la política y la economía sean también democráticas: “El futuro nos exige una visión humanista de la economía y una política que logre cada vez más y mejor la participación de las personas, evite el elitismo y erradique la pobreza. Que a nadie le falte lo necesario y que se asegure a todos dignidad, fraternidad y solidaridad”.

Hay que notar que las dos declaraciones, tomadas conjuntamente, remiten al lema democrático y republicano “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, ostentado como divisa por los movimientos revolucionarios ilustrados, a los que la iglesia de Roma se opuso continuadamente.

Francisco se refirió también a la tolerancia, bajo la forma del diálogo: “Diálogo, diálogo, diálogo. El único modo de que una persona, una familia o una sociedad crezca es la cultura del encuentro, una cultura en la que todo el mundo tiene algo bueno que aportar y todos pueden recibir algo bueno a cambio. El otro siempre tiene algo que darme cuando sabemos acercarnos a él con actitud abierta y disponible, sin prejuicios. Sólo así puede prosperar un buen entendimiento entre las culturas y las religiones, la estima de unas por llas otras sin opiniones previas gratuitas. Hoy, o se apuesta por la cultura del encuentro, o todos pierden”.

Si bien desde el Concilio Vaticano II la Iglesia Católica Romana había adoptado la mayor parte de los principios que inspiran las sociedades democráticas –sin aplicarlos en su propia estructura– esta es la primera vez que un Papa declara explícitamente su adhesión a los principios de la revolución democrática.

(Publicación original en mi web).

Y tras esta publicación, tercia López Bulla recogiéndola en su blog Metiendo bulla, seguida de sus consideraciones:

Querido Gabriel, estoy de acuerdo con lo que escribes sobre Francisco. Y diré algo más: creo que, desde el campo de los intelectuales de izquierda, has sido el primero en situarnos, desde los primeros andares de Bergoglio como Pontífice (el que construye puentes)  –sin papanatería alguna—  el carácter de la personalidad de este hombre.

Francisco ha llamado a la juventud a «armar lío», y como no es un Capitán Araña predica con el ejemplo organizando una fenomenal zapatiesta. Es posible, pues, que veamos cosas interesantes.

A mi juicio, Francisco ha abierto una potente cesura con la doctrinal tradicional de la Iglesia en sus declaraciones sobre la «laicidad del Estado». (¿Te imaginas la cara que pondría Palmiro Togliatti si lo hubiera oído?) Es, por tanto, una ruptura en firme de los vestigios del constantinismo que siempre estuvo en estado de latencia. Más todavía, la relación entre laicidad del Estado y el diálogo inter religioso es además una interferencia contra el resurgir agresivo de los movimientgos fundamentalistas que campan también en el corazón de Europa.

¿Dónde quedan ahora las tesis de Ratzinger, suscritas por Rouco y sus hermanos, acerca del acomodo y supeditación de las leyes civiles a los planteamientos de la Iglesia catóica? ¿Dónde quedan ahora aquellos que voceferan para asegurar su fe?

Y, comoquiera que todavía hay mucho de qué hablar (y más que se hablará porque Francisco dará seguramente mucho más de sí), me pregunto sobre el destrozo que este hombre ha hecho a todos los que, durante siglos –católicos, luteranos, anglicanos, etcétera–  han demonizado al maestro de Sant Andrea in Percussina, Nicolás Maquiavelo.

Querido Gabriel, ¿durará mucho este «nuevo ciclo» que se abre, al menos en Roma y sus ampliosalrededores? Te saluda, con repiqueteos en la espalda, JLLB.

(Publicación original en Metiendo bulla, blog de JLLB).

Atendiendo pues a la etiqueta propia del diálogo parapandés, he respondido así a la interpelación de mi conciudadano, esta vez en una misiva publicada directamente en su blog, titulada significativamente

DEL ANATEMA AL DIÁLOGO

Querido tío Pepe Luis:

Ciertamente, como dices Francisco ha dado un paso al margen del constantinismo que muchos añoran y que Karol Wojtyla quiso recuperar, y con el que sueña gran parte de la conferencia episcopal española. Aunque posiciones semejantes estaban recogidas ya  en la constitución pastoral de la iglesia en el mundo de hoy, emitida durante el Concilio Vaticano II. Tengo en las manos el libro que la recoge, publicado en catalán en 1965, por la editorial Estela de nuestros añorados Alfonso Carlos Comín y Josep Verdura y me doy cuenta de que hay que explicar a los jóvenes que actualmente se sitúan en la izquierda que un día existieron en nuestro país revolucionarios que se reclamaban “comunistas en la iglesia, cristianos en el partido”, según la frase memorable de Comín.  Los actuales gestos y palabras de Francisco ponen en una situación difícil a los ultras de su parroquia –valga la redundancia— y pondrían también en ella a los reanimadores del anticlericalismo de izquierdas si no fuera porque aquellos tienen mejor oído para detectar las amenazas a su status quo.

¿Cuánto durará ese inesperado “aggiornamento”? Muchas gentes laicas creen que no se trata más que de gestos, porque la estructura jerárquica y su autoritarismo no pueden permitir que la iglesia de Roma cambie. Pero yo considero que el rasgo principal de las personas progresistas es precisamente la confianza en que las cosas pueden cambiar.  El “cuanto peor, mejor” conduce siempre a lo peor. Aunque lo de Francisco fueran gestos, en la sociedad compleja (la sociedad de la comunicación) no se da puntada sin hilo: los gestos han abierto nuevos horizontes a menudo insospechados (Gorbachov, Mandela, Obama) y lo que unos consideran mera apariencia otros lo analizan como indicaciones para el diálogo.

Las fuerzas resistentes al cambio suelen identificar mejor la naturaleza de lo que algunos progresistas consideran mera gesticulación. Las sentinas ultramontanas han colocado a Francisco en el punto de mira, y muchos de sus habitantes no tienen empacho en hablar de “sede vacante”, es decir, que no le reconocen como papa. Le consideran entregado a la teología de la liberación e incluso líder de la mítica logia masónica vaticana, en unos delirios basados en el  género literario cultivado por Leo Taxil, los Protocolos de los Sabios de Sión y el supremacismo blanco de la ultraderecha estadounidense. Pero a  ningún progresista le conviene que Francisco fracase, por el mismo motivo que hoy celebramos que Juan XXIII triunfara en cierta medida y por lo menos marcase distancias considerables con Pio XII.

Francisco no es lo que se suele llamar “un cristiano progre” aunque es progresista en ciertos aspectos, como el que ha motivado la información que reproduces, y conservador –o muy conservador— en otros, como él mismo ha aclarado en la última rueda de prensa celebrada durante  vuelo de regreso de Brasil a Roma, respecto a la ordenación de las mujeres, el aborto o la contracepción. Pero ha renunciado a la retórica de enfrentamiento, en esos asuntos y otros, limitándose a reclamarse de la ortodoxia (la ortodoxia actual, provisional). En el caso de las personas gays, por ejemplo, y su renuncia a juzgarlas o rechazarlas, ha sido consecuente con su llamada al diálogo como actitud central. Y es esa actitud dialogante y no beligerante la que puede terminar provocando cambios en las capas más duras de la estructura, pues los partidarios de esos cambios se encuentran dentro de ella. La acogida a los negros que malvivían en naves abandonadas del Poblenou por parte de una iglesia del barrio ha funcionado como una seda, y su rector, el cura periodista Francesc Romeu se ha acogido a la actitud de Francisco para justificarla, sin que del arzobispado haya surgido el menor reparo. Recuérdese lo sucedido hace años con los sin papeles que ocuparon Santa Maria del Mar y los pescozones que sufrieron los rectores de la basílica, mossèn Vidal  y mossèn Bigordà, otrora puntos de referencia de la parroquia de Sant Medir cuyo papel en la fundación de las CC.OO. catalanas fue importantísimo.

La iglesia de Roma deberá cambiar en lo referente a sus ideas sobre la concepción y contraconcepción, el sacerdocio (y episcopado) femenino y tantas otras cuestiones que se presentan como fruto de su magisterio pero cuya justificación teológica es problemática o incluso endeble. Tales cambios no vendrán concedidos desde la cúpula sino inducidos por los miembros de la estructura y por el abandono de la feligresía y, lo que es más importante, por la pérdida de influencia cultural. Y ese proceso de cambio va a beneficiar a todos. No solamente a los laicistas, que se librarían de presiones indebidas sobre el legislativo y el ejecutivo, sino a los propios creyentes de otras denominaciones, puesto que una consideración más positiva del catolicismo por parte del cuerpo social atraería la atención del público sobre la fe cristiana.

Los “soldados derrotados de Montini”, como se definió Jordi Pujol respecto a su condición de católico en pleno wojtylismo, nos alegraremos de una evolución semejante, incluso, como es mi caso, desde referentes católicos no romanos. Los beligerantes del integrismo lanzarán, de momento, una guerra de guerrillas para hacer tropezar a Francisco con sus propias palabras y acciones. Es de esperar que los puristas de la izquierda laica no ayuden, con la amplitud de miras que les caracteriza, a la tarea de zapa que se elabora en las sentinas ultramontanas. Para ello hay que confiar en el cambio y apoyarlo, porque no puede hacer más que beneficiarnos a todos.

(Publicación original en Metiendo bulla).

De momento, el diálogo entre el sindicalista y el periodista ha quedado aquí, en espera de que tercie otro parapandés o vecino de las tierras cercanas. Su utilidad pudiera ser poner en evidencia que mientras en el Vaticano suceden cosas que pueden influir de un modo u otro en la conciencia de gentes de todo el planeta en cuyas manos está conseguir que otro mundo sea posible, las izquierdas están mirando hacia otro lado, olvidando que se puede pasar “del anatema al diálogo” como sucedió hace 50 años, según el título de un libro de Roger Garaudy, pionero entonces del diálogo cristiano marxista, y que mi tío Pepe Luis ha utilizado para titular mi respuesta.

Nota bene: los parapandeses somos gente sensata y prudente pero no por ello menos afectuosos. Por eso, los de edad comparativamente menor solemos llamar tío a nuestros mayores, y ellos, a su vez, nos consideran sus sobrinos. Son signos de buena crianza inscritos en una profunda creencia: el género humano es la internacional.

(Continúa el diálogo. Turno: López Bulla)

DE PARTE DE MAQUIAVELO AL PAPA FRANCISCO

Las declaraciones de Francisco sobre la laicidad del Estado, contra la corrupción y el llamamiento a la juventud para que «arme lío» de rotundo contenido rupturista no han tenido igual correspondencia con relación al papel de la mujer en el seno de la Iglesia. Es, pues, lógico que el entusiasmo femenino no tenga el mismo diapasón que el demostrado por otros sectores. Me ahorro explicar el carácter y la amplitud de las declaraciones de Francisco pues han sido magníficamente relatadas por el maestro Gabriel Jaraba en  Del anatema al diálogo.
Cierto, Francisco es conservador a la hora de abordar la «cuestión femenina en la Iglesia». Que es como decir la igualdad de hombres y mujeres en una concreta comunidad. Para un no creyente como un servidor es un problema –otro más, naturalmente–  de democracia real. Más todavía, una cosa es (como es mi caso) estar al margen de las religiones y otra ser indiferente a la naturaleza (autoritaria o democrática) no tanto de las religiones como de las estructuras eclesiásticas de éstas. No soy, pues, indiferente a esto último.
Ahora bien, una persona que ha puesto encima de la mesa la cuestión de la laicidad del Estado es un renovador de mucho alcance que ha eliminado una potente «creencia muerta» y potencialmente lo puede ser más todavía. Algo de eso dijo Maquiavelo: «Porque un cambio siempre deja abierto el camino para otro» (1). Suponemos que Francisco ha leído a Maquiavelo, aunque desconozco si forma parte de la legión de compañeros de cofradía que denigraron ad nauseam al famoso secretario florentino. Abro paréntesis, también –desde la acera de enfrente–  algunos compitieron con el ardor guerrero de los jesuitas: «Uno de los argumentos de la acusación que en el curso de los procesos de Moscú formuló Viscinsky, el gran acusador, en su alegato contra Kamenev, quien había sido embajador de la URSS en Roma y que se había apasionado con la lectura de Maquiavelo, fue el haber escrito un prefacio de El Príncipe» (2). Cierro paréntesis.
Pues bien, si Francisco ha leído sin prevenciones a Maquiavelo también recordará aquello de «Porque el que introduce innovaciones tiene como enemigos a todos los que se beneficiaban del ordenamiento antiguo, y como tímidos defensores a todos los que se beneficiarán del nuevo» (3), una máxima que vale para todas las organizaciones religiosas y laicas. O sea, Francisco debe estar al tanto. De los primeros –esto es, de los enemigos—  podríamos decir con el florentino que «estas fracciones nunca se mantendrán pacíficas mientras tengan sus propios cardenales».  Y de los segundos tampoco debe olvidar que históricamente algunos tímidos defensores se convirtieron andando el tiempo en unos chaqueteros, pongamos que hablo de Woytila y Ratzinger, centristas en el Vaticano II y extremistas en el post concilio.  Visto lo visto, Francisco debe proceder, la forma es cosa suya, a una profunda renovación organizativa de toda la institución. Porque lo que ha dicho en Brasil puede haberse visto como un casus belli  no sólo por el fenómeno curial sino por el epifenómeno de órdenes religiosas, congregaciones y hasta por sacristanes ya sean de pueblo o de capital.
Seamos claros: de la formulación sobre la laicidad del Estado se desprenden consideraciones de mucho ringorrango. No es un planteamiento abstracto. Es tan concreto que, por ejemplo, nos interpela a nosotros a preguntar: así las cosas, de las que nos felicitamos, ¿qué carácter debería tener el Estado Vaticano? ¿No sería coherente, tras lo dicho por Francisco, que el Vaticano desapareciera en tanto que Estado?
Francisco, en su condición de Papa, es un hombre poderoso. Pero, también le es aplicable lo que aconsejaba Tácito en los Anales XIII.19: «Que no hay nada más débil e inestable que la fama del poderoso que no nace de su propia fuerza». De lo que se desprendería lo siguiente: debe usar la verticalidad no democrática de la Iglesia para construir gradualmente un sujeto plenamente democrático.
De los apoyos que reciba Francisco dependerá si se abre un «nuevo ciclo» o no. De momento las navajas de Albacete parecen estar en alto contra Francisco: algunas guildas vaticanas y sus franquicias en el exterior intentarán impedir este nuevo itinerario que plantea, en diversos campos, el papa Bergoglio. Y no está descartado que, visto lo visto, pueda reproducirse la maniobra que puso en marcha la curia contra Celestino V encumbrando al sinvergonzón de Bonifacio VIII.

Notas

(1)  Nicolás Maquiavelo. El Príncipe, Capítulo II. Colección Austral, página 38.

(2)   Giuliano Procacci. Introducción El Príncipe. Colección Austral. Página 10

(3)   Nicolás Maquiavelo. El Príncipe, Capítulo VI. Colección Austral, página 57.

Archivado en: Religión, , ,

4 Responses

  1. Como católico, considero a Bergoglio un Papa “light”. Un Papa a la medida de un mundo profunda y encarnizadamente anticristiano. Sus comentarios casuales, tan bien recibidos por la prensa (autentico germen del mal que invade al mundo moderno) y las masas alienadas por la tecnología y el consumismo, son baladís, cargados de demagogia y llenos de ambigüedades. Es, como lo define el el historiador italiano, Roberto de Mattei, “un personaje de telenovela”.

    • Gracias por su comentario, Máximo, y bienvenido a este blog. La suya es una valoración comprensible pero seguro que existen otros católicos que, basándose en la misma fe, opinan lo contrario. En todo caso, considerar “un personaje de telenovela” a un sucesor de Pedro es ciertamente llamativo. Pero quizás todo juicio sea todavía prematuro: estoy seguro de que todavía nos quedan muchas cosas por ver al respecto.

      • He visto este blog hoy, así que ha pasado más de dos meses y muchas cosas fuertes con relación al papa Francisco, pero ello me permite afirmar, sin lugar a dudas, que Francisco no es un papa light.Creo que ningún jesuita es light y menos si es Papa.

      • Tienes razón, Roberto. Creo que Francisco tiene en mente un modelo de reforma de su iglesia, con la medida justa para que a pesar de suscitar resistencias no termine en fracaso. Probablemente llevar a cabo las conclusiones del Concilio Vaticano II y ajustar algún qué otro aspecto. Llegados aquí, se verá si la reforma es suficiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

BENVINGUTS AL MEU BLOG PERSONAL

Sóc un periodista senior en exercici des de 1967, amb experiència en premsa, ràdio, televisió i internet. Actualment serveixo com a professor a la Càtedra Internacional UNESCO d'Educació en Informació i Mitjans i Diversitat Cultural, com a Secretar Internacional per al Diàleg Intercultural, i al Gabinet de Comunicació i Educació de la Universitat Autònoma de Barcelona,, en el qual sóc investigador i docent. Formo part de l'Institut de Psicologia Transpersonal de Barcelona, en el qual sóc co-director de la formació en psicologia transpersonal que s'hi imparteix, i posseeixo la certificació europea en la matèria, concedida per l'European Transpersonal Association.
GABRIEL JARABA BLOG ha sido incluido en la relación de 50 blogs para periodistas sobre periodismo en español, publicada por eCuaderno.

AL RANQUING DE PERIODISTES I COMUNICADORS CATALANS CURAT PER SAÜL GORDILLO

Saül Gordillo, un dels pioners de la web 2.0 a Catalunya i director de Catalunya Ràdio, manté un ranking de periodistes i comunicadors catalans, llistat de referència que recull més d’un miler de professionals classificats segons el seu nombre de seguidors a Twitter i la seva quota d’influència a Klout. Jo hi figuro en el lloc 923 (sobre 1.045) amb 1.333 tuitaires seguidors i un 62 (sobre 100) de quota d’influència a Klout.

AMNISTIA INTERNACIONAL

BUENA VOLUNTAD MUNDIAL

EL FUNDAMENTO ESPIRITUAL DE LAS NACIONES UNIDAS

MÉS WEBSITES MEUS

A Aquest blog publico les meves reflexions i informacions sobre les meves activitats i les qüestions que m'interessen. La documentació central sobre el que faig la trobareu a GABRIEL JARABA ONLINE, web que a més publica diàriament informació d'actualitat. A MASONERIA CÍVICA publico temes maçònics, i a UNIVERSALIS, qüestions humanistes, espirituals i transpersonals. MIra els seus RSS tot seguit:

EL MEU TWITTER

  • Periodista no és qui té el títol sinò qui pensa i actua com a periodista, i ho fa professionalment. Si un alumne ho fa ho és @amandasfranch 2 hours ago
  • Quan un estudiant diu que és "projecte de periodista" no és lloablement humil sinò que rebaixa el seu perfil professional @amandasfranch 2 hours ago
  • Els estudiants de periodisme no s'han de definir com a "projecte de periodista" sino per les seves habilitats i virtuts @amandasfranch 2 hours ago
  • Anotad lo que valen los ebooks y cuando el IVA pase del 21% al 4% ved si han bajado de precio. Y luego lloran y maldicen la tecnología. 2 hours ago
  • RT @JMPEREZTORNERO: @GabrielJaraba @aikaeducacion en el futuro, no habrá educación sin pantallas. Así que toca que la educación esté en tod… 5 days ago
Follow Me on Pinterest
julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Introduce aquí tu correo electrónico para recibir actualizaciones de este blog.

Únete a otros 62 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: