Julian Assange y el parto de los montes

 

Julian Assange, el fundador de Wikileaks, debutó ayer en el canal de televisión ruso Russia Television con su programa El mundo del mañana, tal como había venido anunciando. Se trata de un canal privado que se considera muy próximo a Vladimir Putin o, por lo menos, a los intereses oficiales rusos en materia de propaganda dirigida al exterior.

El primer programa fue una entrevista a Hassan Nasrallah, el jefe del movimiento chiita libanés Hezbollah, considerado un “terrorista” por Estados Unidos, Israel y la Unión Europea.

Assange realizó la entrevista desde Inglaterra, donde permanece bajo arresto domiciliario, con Nasrallah, quien se comunicó “desde un lugar secreto en Líbano”, y seguirá haciéndolo con todas las que constituirán el nuevo programa, titulado El mundo de mañana. Assange dijo que pretendía entrevistar, a lo largo de 10 capítulos, a “iconoclastas, visionarios y expertos de poder” en busca de analizar el futuro de la comunidad mundial.

La entrevista fue, en la práctica, una oportunidad para que el dirigente del movimiento terrorista justificase su posición y acciones, hiciese propaganda contra Israel y adoptase posturas concomitantes con la estrategia rusa en el tablero mundial, en un momento que la posición de este país se encuentra comprometida por su actitud ante el conflicto de Siria.

Con independencia de lo que cada cual pueda pensar sobre la situación de Rusia, resulta chocante que un defensor de la libertad de expresión vaya a parar a la televisión oficialista de un país en el que todavía no se ha resuelto el caso del asesinato de la periodista Anna Politkovskaia, asesinada después de haber comprometido muy gravemente en público el papel de Putin y sus antiguos colaboradores del KGB en la guerra de Chechenia.

Pero el escarnio es todavía mayor cuando la emisión inaugural de Assange es una entrevista a Nasrallah, quien, en el preciso momento en que la posición de Rusia respecto a la situación de Siria se sostiene cada vez más precariamente, se dedicó a proferir argumentos en apoyo de esa dictadura que le sostiene.

Quienes creímos que Wikileaks era un ejercicio sano de transparencia informativa vemos ahora con tristeza cómo su impulsor no ha sido capaz de mantener su independencia y se ha aproximado a un centro de poder que no es precisamente un dechado de pluralismo. Y más tristeza da ver que se configura una nueva división del mundo en bloques, en la que el antiguo bloque soviético trata de aparecer como un contrapeso “progresista” al mundo capitalista, buscando aliados entre la izquierda no socialdemócrata, los regimenes autoritarios árabes y tercermundistas y los diversos populismos. Es inquietante ver cómo, en medio de esta estrategia, mucha gente progresista que vive en países democráticos está reincorporando un lenguaje de guerra fría, sin matices, alimentado descaradamente por señores de horca y cuchillo.

Por lo que respecta a Julian Assange, haber caído en la trampa que alguien le tendió no le exime del significado de este significativo movimiento. Cuando uno está metido en un tinglado como Wikileaks no se va a la cama con dos señoras al término de una conferencia, a no ser que sea un idiota, un ignorante en la historia del espionaje o un presuntuoso de marca mayor.

Cada cual tiene derecho a patearse su prestigio como desee, pero es bien cierto que los dioses ciegan a quienes quieren perder, sobre todo cuando creyeron ser periodistas y en realidad eran otra cosa. Ya iremos viendo qué cosa exactamente. De momento, el parto de los montes ha tenido lugar y, en vez de un ratón, ha arrojado un ejemplo de que los riesgos para la democracia no vienen solo de los centros de poder del capitalismo neoliberal sino de los señores de la guerra que tratan de atraer a sus siniestras causas a la gente progresista. Con Assange de palanganero.

(El vídeo de más arriba contiene el programa entero doblado al español).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s